JPEG - 74.6 KB

Este viernes (11 de octubre de 2019), el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, viajó ‎a Turquía para conversar sobre la preparación de la reunión de los dirigentes de los países de ‎la OTAN que tendrá lugar en diciembre próximo en Londres, en ocasión del 70º aniversario de ‎la Organización. El señor Stoltenberg se reunió con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. ‎Juntos abordaron la adaptación continua de la Alianza y la situación en materia de seguridad en la ‎región. Durante su entrevista con el ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, el secretario ‎general agradeció a Turquía su compromiso con la OTAN y sus numerosas contribuciones. ‎

Durante sus entrevistas en Estambul, el señor Stoltenberg mencionó también la situación en Siria. ‎Subrayando que Turquía tenía preocupaciones legítimas en materia de seguridad, dijo esperar que ‎[Turquía] dé prueba de contención. Se declaró «gravemente preocupado por el peligro de una nueva ‎desestabilización de la región, de una nueva escalada de las tensiones y de una mayor agravación ‎de los sufrimientos humanos», antes de agregar: «Tenemos un enemigo común: Daesh. ‎Hace algunos años, este controlaba numerosos territorios en Irak y en Siria. Cooperando en el ‎seno de la coalición internacional, hemos liberado todos esos territorios así como a millones de ‎personas. No hay que poner en peligro esos avances.»‎

‎«Turquía es una gran potencia en una gran región, lo cual implica una gran responsabilidad», ‎subrayó también el secretario general, quien exhortó a Turquía a evitar toda acción unilateral ‎susceptible de desestabilizar aún más la región y de provocar una nueva escalada de las ‎tensiones. ‎

Durante su visita, el secretario general se entrevistó también con el ministro turco de Defensa, ‎Hulusi Akar.‎