WikiLeaks acaba de publicar nuevos documentos internos de la Organización para la Prohibición ‎de las Armas Químicas (OPAQ) ‎ [1]‎. ‎

Entre esos documentos se halla un correo electrónico que demuestra que el trabajo del inspector ‎de la OPAQ Ian Henderson fue suprimido del informe sobre Siria por orden de Sebastien Braha, ‎director de la oficina del director general de la propia OPAQ [2].‎

Sebastien Braha es un diplomático francés, considerado «cuadro del Oriente», que fue enviado a ‎trabajar en la OPAQ 3 meses después del supuesto ataque químico de Duma –en Siria– para ‎controlar la investigación de esa organización internacional. ‎

Sebastien Braha (en la foto) precisa en el correo electrónico: ‎

«Sírvase retirar ese documento de los archivos […]. Y sírvase eliminar todo rastro, ‎si existe, de su entrega/conservación/lo que sea que haya en los archivos».

‎ El inspector de la OPAQ Ian Henderson había comprobado que los dos cilindros hallados en el lugar ‎del supuesto ataque químico en Duma no habían sido lanzados desde un avión o un helicóptero ‎sino colocados allí manualmente. ‎

El informe “arreglado” fue utilizado después para justificar a posteriori un bombardeo conjunto ‎contra Siria realizado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia en la noche del 13 al 14 de abril ‎de 2018. ‎

[1] “OPCW Douma Docs”, WikiLeaks, 27 de diciembre de 2019.

[2] «Informe sobre “ataque químico” en Siria ‎fue falsificado en la OPAQ», Red Voltaire, 26 de noviembre de 2019.