JPEG - 80.1 KB

Por orden de mi gobierno y dando seguimiento a mis cartas de los días 3 y 7 de enero de 2020 ‎sobre el ataque terrorista perpetrado en Irak por las fuerzas armadas de los Estados Unidos de ‎América contra el general de división Qassem Suleimani, muerto como mártir, es mi deseo ‎informarle que, en la madrugada del 8 de enero de 2020 (hora de Teherán), la República Islámica ‎de Irán, en el ejercicio de su derecho natural de legítima defensa, conforme al Artículo 51 de la ‎Carta de las Naciones Unidas, las fuerzas armadas del Estado emprendieron y ejecutaron con éxito ‎una ‎respuesta militar mesurada y proporcionada contra una base aérea estadounidense en Irak ‎desde donde se realizó el artero ataque armado que convirtió a Suleimani en mártir. Esta ‎operación, realizada sólo contra blancos militares, fue ejecutada con precisión y no dejó víctimas ‎colaterales entre los civiles ni causó daños a bienes civiles en el lugar. ‎

Como Miembro responsable de la Organización de las Naciones Unidas, la República Islámica de ‎Irán respeta los objetivos y principios enunciados en la Carta de las Naciones Unidas, recuerda su ‎apego a la preservación de la paz y de la seguridad internacionales e insiste en el hecho de que ‎no busca la escalada ni la guerra. ‎

Emitiendo una seria advertencia contra todo nuevo acto de aventurerismo militar que pudiera ‎cometerse contra él, Irán declara que está decidido a seguir, de conformidad con el derecho ‎internacional vigente, defendiendo su pueblo, su soberanía y su integridad territorial contra toda ‎agresión. ‎

Aprovecho esta ocasión para reafirmar el pleno respeto de la República Islámica de Irán por la ‎independencia, la soberanía, la unidad y la integridad territorial de la República de Irak. ‎

Le agradeceré que tenga a bien distribuir el texto de la presente carta como documento del ‎Consejo de Seguridad. ‎

Traducido pot la Red Voltaire