JPEG - 44 KB

En el día de hoy, nosotros, los dirigentes de la Unión Europea (UE) y sus Estados miembros, en consulta con los dirigentes de los Balcanes Occidentales y en presencia de las partes interesadas regionales e internacionales, reiteramos nuestra firme solidaridad con nuestros socios en el contexto de la crisis del coronavirus. En estos tiempos sin precedentes, hemos concluido lo siguiente:

1. Recordando las cumbres de Zagreb en 2000, de Salónica en 2003 y de Sofía en 2018, la UE vuelve a reafirmar su apoyo inequívoco a la perspectiva europea de los Balcanes Occidentales. Los socios de los Balcanes Occidentales han reiterado que su compromiso con respecto a la perspectiva europea de los Balcanes Occidentales es su firme decisión estratégica. La credibilidad de este compromiso depende también de una comunicación clara al público y de la puesta en marcha de las reformas necesarias.

2. La magnitud de la crisis del coronavirus exige unidad y solidaridad por nuestra parte. La UE mantiene el respaldo a sus socios de los Balcanes Occidentales y mantiene su compromiso de apoyar activamente la labor que estos llevan a cabo para combatir el brote de coronavirus y las consecuencias que dicho brote puede generar en las sociedades y las economías.

3. La UE y los Balcanes Occidentales están luchando juntos contra el coronavirus y sus consecuencias. La UE ha movilizado muy rápidamente un paquete de más de 3 300 millones de euros, en beneficio de los Balcanes Occidentales, como se indica en la Comunicación de la Comisión de 29 de abril sobre el apoyo a los Balcanes Occidentales en la lucha contra la COVID-19 y la recuperación tras la pandemia. El paquete incluye apoyo inmediato al sector sanitario, en particular, mediante la entrega de suministros esenciales para salvar vidas y una ayuda significativa para responder a las necesidades de recuperación social y económica de nuestros socios, así como un paquete de ayuda macrofinanciera de 750 millones de euros y un paquete de ayuda del Banco Europeo de Inversiones de 1 700 millones de euros.

4. La actual pandemia nos demuestra cómo la UE y los Balcanes Occidentales están afrontando juntos desafíos comunes. Esta cooperación incluye la adquisición conjunta y el flujo comercial sin restricciones de equipos de protección individuales, garantizando que los bienes esenciales circulen con rapidez a través de los pasos fronterizos de corredor verde que conectan la UE con los Balcanes Occidentales, el suministro por parte de la UE de material de ensayo para verificar el correcto funcionamiento de las pruebas para detectar el coronavirus en los Balcanes Occidentales, así como una estrecha cooperación con los organismos sanitarios pertinentes.

5. El hecho de que este apoyo y esta cooperación vayan mucho más allá de lo que cualquier otro socio ha aportado a la región merece ser de conocimiento público. La UE también reconoce el valioso apoyo que los Balcanes Occidentales han prestado a sus vecinos más cercanos y a la UE durante la pandemia, lo que refleja la solidaridad y el apoyo mutuo en los que se basa la UE. Esta cooperación y coordinación debe continuar en el futuro, incluso durante las fases de salida y recuperación de la crisis.

6. La UE y los Balcanes Occidentales comparten el objetivo de una Europa pacífica, fuerte, estable y unida, sustentada por nuestros lazos históricos, culturales y geográficos y por nuestros intereses comunes en materia política, económica y de seguridad. La UE está decidida a seguir intensificando su actuación a todos los niveles para respaldar la transformación política, económica y social de la región, y se congratula del compromiso asumido por los socios de los Balcanes Occidentales de defender los valores y principios europeos y llevar cabo las reformas necesarias con rigor y determinación. La asistencia de la UE aumentará en función de los avances concretos realizados con respecto al estado de Derecho y a las reformas socioeconómicas, así como el respeto por los socios de los Balcanes occidentales de los valores, las reglas y las normas de la UE.

7. La UE celebra la firme adhesión de los Balcanes Occidentales a la primacía de la democracia y el estado de Derecho, en particular por lo que respecta a la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada y a la buena gobernanza, así como al respeto de los derechos humanos, la igualdad de género y los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Los dirigentes de los Balcanes Occidentales deben garantizar un respeto y aplicación rigurosos de los valores fundamentales, los principios democráticos y el estado de Derecho, incluso mientras sean de aplicación medidas especiales y extraordinarias para contener la pandemia de coronavirus. En estos cimientos se basa la transformación social y la puesta en práctica efectiva de sus reformas. La sociedad civil y los medios de comunicación plurales e independientes, así como la libertad de expresión y la protección de los periodistas desempeñan un papel fundamental en el proceso de democratización.

8. Reforzaremos nuestra cooperación en la lucha contra la desinformación y otras actividades híbridas procedentes, en particular, de actores de terceros países que intentan socavar la perspectiva europea de la región. Es necesaria una colaboración más estrecha para el fortalecimiento de la resiliencia y la ciberseguridad. En este sentido, la comunicación estratégica es fundamental.

9. La UE apoya plenamente el compromiso de los socios de los Balcanes Occidentales con respecto a la cooperación regional integradora y el refuerzo de las buenas relaciones de vecindad, también con los Estados miembros de la UE. En este sentido, sigue siendo importante aplicar los acuerdos bilaterales de buena fe y con resultados tangibles, en particular el Acuerdo de Prespa con Grecia y el Acuerdo de Buena Vecindad con Bulgaria. Se precisa un mayor empeño y determinación en lo que respecta a la reconciliación y la estabilidad regional, así como a la búsqueda y la puesta en práctica de soluciones definitivas, integradoras y vinculantes a las controversias y asuntos bilaterales de los socios que hunden sus raíces en la herencia del pasado, en consonancia con el Derecho internacional y con los principios establecidos, entre ellos el Acuerdo sobre Cuestiones de Sucesión. Celebramos el reciente nombramiento del representante especial de la Unión Europea para el Diálogo Belgrado Pristina y otros asuntos regionales de los Balcanes Occidentales.

10. La estrecha cooperación de los Balcanes Occidentales en el marco de las estructuras regionales existentes ha puesto de manifiesto su valía a la hora de hacer frente a la crisis de la COVID-19. La UE reitera su apoyo a esta cooperación regional integradora, e insta a los dirigentes de los Balcanes Occidentales a que aprovechen plenamente el potencial de la cooperación regional para facilitar la recuperación económica después de la crisis. Para ello se requiere el firme compromiso de toda la región de seguir intensificando la integración económica regional sobre la base de las reglas y normas de la UE, y así acercar más la región y sus empresas al mercado interior de la UE. El desarrollo de estos aspectos, en particular a través del Espacio Económico Regional, puede contribuir a aumentar el atractivo de la región desde el punto de vista de la inversión.

11. Una vez queden atrás las medidas inmediatas para contener la pandemia de COVID-19, se iniciará una nueva fase de cooperación estrecha para hacer frente a los importantes efectos socioeconómicos de la crisis. Sobre la base de la Comunicación del 29 de abril, se invita a la Comisión Europea a que presente un plan económico y de inversión sólido para la región, destinado a estimular las economías al tiempo que se impulsa su competitividad, para conectarlas mejor dentro de la región y con la UE. Las inversiones son de suma importancia para estimular la recuperación a largo plazo de la región y sufragar las reformas necesarias que sigan impulsándola en la senda europea y reduzcan sus disparidades, aportando con mayor celeridad beneficios a la región. Los Balcanes Occidentales habrán de transformarse en economías de mercado operativas, capaces de conectarse plenamente al mercado único de la UE, de crear empleo y oportunidades empresariales que mejoren el clima empresarial y de inversión, y de promover el estado de Derecho. En este empeño, ha de otorgarse un papel destacado a la adhesión de la región a las ambiciones de la UE relacionadas con el clima, de conformidad con el Acuerdo de París, y a la promoción de la Agenda Verde para los Balcanes Occidentales, así como al fomento de la economía digital y al refuerzo de la conectividad en todas sus dimensiones: en el transporte, en la energía, en el sector digital y entre las personas, en particular, en el turismo y la cultura. Asimismo debe prestarse atención al desarrollo social y, en particular, a las medidas en los ámbitos de la salud, la educación y la política social, así como a crear más oportunidades para los jóvenes.

12. La UE y los Balcanes Occidentales comparten una serie de desafíos en materia de seguridad que reclaman una actuación coordinada en los planos individual y colectivo. Coincidimos en impulsar nuestra cooperación en cuestiones fundamentales de seguridad con más determinación y de manera más sistemática, también a nivel operativo. Los socios se comprometen a complementar estos esfuerzos con el desarrollo de instrumentos inclusivos para la cooperación en las fronteras interiores de los Balcanes Occidentales, recurriendo, cuando proceda, a los instrumentos y marcos de la UE.

13. La prevención y la lucha contra el terrorismo y el extremismo, en particular contra la financiación, la radicalización y el retorno de combatientes terroristas extranjeros, requieren especial consideración.

14. La UE y los socios de los Balcanes Occidentales son conscientes de que obtener resultados en la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada es esencial para la transformación política y socioeconómica de la región, y para la estabilidad y la seguridad regionales, que redundan en interés de su población. Se requiere un mayor empeño y una trayectoria sólida en estos ámbitos, sobre la base de los importantes resultados conseguidos a través de las actividades financiadas por el Instrumento de Ayuda Preadhesión.

15. Los socios de los Balcanes Occidentales, cooperando con la UE y entre sí, seguirán actuando con toda determinación contra la trata de seres humanos, el cultivo de drogas, el blanqueo de capitales, el tráfico ilícito de personas y el tráfico de drogas. La lucha contra el tráfico ilícito de armas constituye un excelente ejemplo de cómo podemos aumentar nuestra seguridad al trabajar juntos por un objetivo común.

16. Nuestra cooperación para hacer frente a los retos que plantea la migración, en particular en la lucha contra el tráfico ilícito de migrantes, que ha demostrado su eficacia, continuará desarrollándose y beneficiándose de herramientas como la cooperación con Frontex, EASO y Europol. Los acuerdos pendientes sobre el estatuto de Frontex han de celebrarse sin demora. La UE seguirá apoyando la mejora de la capacidad de acogida en los Balcanes Occidentales.

17. Debe darse prioridad a la seguridad energética, entre otros medios diversificando las fuentes y las rutas.

18. La UE acoge favorablemente la contribución de los socios de los Balcanes Occidentales a las misiones y operaciones de la UE. Con la expectativa de una mayor intensificación de la cooperación en el ámbito de la política exterior y de seguridad común (PESC), la UE reitera su llamamiento a todos los socios a avanzar hacia la plena adaptación a las posiciones de la UE en materia de política exterior, sobre todo en cuestiones en las que estén en juego intereses comunes importantes, y actuar en consecuencia.

19. Con el fin de seguir promoviendo nuestros intereses compartidos, los dirigentes de la UE manifiestan su disposición a revitalizar el dialogo político, en particular mediante el mantenimiento de un diálogo periódico de alto nivel, entre la UE y los Balcanes Occidentales.

20. Celebramos que nuestros socios de los Balcanes Occidentales se sumen a los puntos anteriores.