La publicación británica The Lancet anunció oficialmente, el 5 de junio de 2020, que decidió ‎retirar el artículo contra el uso de la hidroxicloroquina en el tratamiento del Covid-19, artículo que ‎había publicado el 22 de mayo [1].‎

Una hora después, el New England Journal of Medicine, de Estados Unidos, también retiró ‎oficialmente un artículo similar que había publicado el 1º de mayo [2].‎

En el momento de su publicación, ambos artículos [3] ‎‎ [4] sirvieron de justificación a una gran campaña de prensa ‎orquestada por la transnacional estadounidense Gilead Sciences. ‎

Los dos textos supuestamente “demostraban” que medicinas de uso corriente eran inútiles frente ‎al Covid-19, abriendo así el camino a la comercialización de varios productos de Gilead Sciences. ‎

Los artículos “científicos” ahora desechados por The Lancet y The New England Journal of ‎Medicine se basaban en datos provenientes de Surgisphere, empresa fundada por el doctor ‎Sapan S. Desai, cuyo nombre aparece entre los firmantes de ambos “estudios”. El doctor Sapan ‎S. Desai ya se había dado a conocer como promotor de la Ivermectina contra el Covid-19.‎

Antes de la retractación anunciada ahora por The Lancet y The New England Journal of ‎Medicine, el diario británico The Guardian había señalado que los datos de Surgisphère sobre ‎hospitales australianos, datos utilizados en el estudio contra la hidroxicloroquina, eran falsos ‎‎ [5]. ‎

Las retractaciones de The Lancet y The New England Journal of Medicine no permiten ‎determinar qué sucedió realmente. Es posible que numerosos especialistas hayan cuestionado ‎desde el primer momento la publicación de ambos artículos, que sin embargo fueron ‎considerados lo suficientemente “confiables” como para ser publicados. ‎

Queda por aclarar si el doctor Sapan S. Desai es sólo un estafador que engañó a sus colegas o ‎si todo fue una operación de propaganda montada por la transnacional farmacéutica estadounidense Gilead Sciences. ‎

El hecho es que los dos artículos en cuestión iban en el sentido de los intereses de Gilead Sciences, ‎fueron promovidos por el servicio de prensa de la transnacional estadounidense y fueron ‎redactados bajo la dirección del profesor Mandeep Mehra, quien escondió su vinculación ‎personal con Gilead Sciences.‎

[1] “Retraction: Hydroxychloroquine or chloroquine with or ‎without a macrolide for treatment of COVID-19: a multinational registry analysis”, ‎Mandeep R. Mehra, Frank Ruschitzka, Amit N. Patel, The Lancet, 5 de junio de 2020.

[2] “Retraction: ‎Cardiovascular Disease, Drug Therapy, and Mortality in Covid-19”, New England Journal of Medicine, 5 de junio de 2020.

[3] “Hydroxychloroquine or chloroquine with or ‎without a macrolide for treatment of COVID-19: a multinational registry analysis”, Mandeep R. Mehra, Sapan S. ‎Desai, Frank Ruschitzka, Amit N. Patel, The Lancet Online, 22 de mayo de 2020.

[4] “Cardiovascular Disease, Drug Therapy,and Mortality in Covid-19”, Mandeep R. Mehra, ‎Sapan S. Desai, SreyRam Kuy, Timothy D. Henry, Amit N. Patel, New England Journal of ‎Medicine, 1º de mayo de 2020.

[5] “Questions raised over hydroxychloroquine study which caused WHO to halt trials for Covid-19”, Melissa Davey, ‎‎The Guardian, 28 de mayo de 2020.