Al intervenir, el 28 de septiembre de 2020, en un simposio sobre el derecho internacional ‎marítimo, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan se refirió a los enfrentamientos en el ‎Alto Karabaj. ‎

Después de recordar que desde la disolución de la URSS, hace ya 30 años, Estados Unidos, Rusia ‎y Francia –el llamado Grupo de Minsk– han tratado inútilmente de resolver el conflicto del ‎Alto Karabaj, el presidente turco declaró: ‎ ‎

«Es como si hubiesen hecho todo lo posible por no resolver este asunto. Y ahora vienen ‎a dar lecciones y de vez en cuando profieren amenazas. ¿En qué consisten sus ‎amenazas? ¿Está allí Turquía? ¿Están allí los soldados turcos? Quienes hacen esas ‎preguntas son los mismos que han movido miles de camiones con armas en nuestro sur, ‎sobre todo en el norte de Siria. Quienes hacen esas preguntas son quienes han dividido ‎el norte de Siria y han instalado allí sus bases. Quienes hacen esas preguntas son quienes ‎se han esparcido por toda Siria con los poderes de la coalición.»‎

Reconociendo que Azerbaiyán inició los enfrentamientos, el presidente Erdogan afirmó que ‎‎«Azerbaiyán, que considera que es hora exigir cuentas, ha tenido que tomar la cuestión en ‎sus manos».‎