JPEG - 30.9 KB

Francia y Alemania reiteran su firme condena del envenenamiento del señor Alexei Navalni ‎sucedido en territorio ruso mediante un agente neurotóxico militar de la familia “Novichok” ‎desarrollado por Rusia. Ayer, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ‎confirmó los resultados de los análisis efectuados por nuestros dos países. ‎

Como ya señalamos en un comunicado conjunto el 4 de septiembre, este terrible intento de ‎asesinato constituye una violación de los principios elementales de la democracia y del pluralismo ‎político. También es un nuevo uso indignante de un arma química, 2 años después de que Rusia ‎utilizara esa arma en territorio británico, en Salisbury, el 4 de marzo de 2018.‎

Ha habido un intento de asesinato en territorio ruso, contra una figura de la oposición rusa, con ‎uso de un agente neurotóxico militar desarrollado en Rusia. ‎

Ante esas circunstancias, Francia y Alemania han demandado varias veces a Rusia aclarar las ‎circunstancias de ese crimen y quiénes lo perpetraron. Por el momento, Rusia no ha aportado ‎ninguna explicación creíble. Consideramos que en ese contexto no existe otra explicación ‎plausible del envenenamiento del señor Navalni que una responsabilidad y una implicación rusas.‎

Sacando todas las conclusiones de lo anterior, Francia y Alemania transmitirán a sus socios ‎europeos propuestas de sanciones adicionales. Esas propuestas apuntarán a personas que, debido ‎a sus funciones oficiales, consideramos responsables de este crimen y de esta violación de las ‎normas internacionales y a una entidad implicada en el programa Novichok. ‎

Francia y Alemania se mantienen en contacto con sus socios con respecto a los pasos a plantear ‎posteriormente en respuesta a esta violación de la Convención Internacional sobre la Prohibición ‎de las Armas Químicas.‎

Francia y Alemania expresan nuevamente al señor Navalni y a sus familiares toda su solidaridad y ‎deseos de pronto restablecimiento. ‎