El gobierno de Azerbaiyán instruyó a su embajada en Washington organizar la presentación a la ‎prensa y a responsables estadounidenses de la versión azerbaiyana sobre la guerra en el Alto ‎Karabaj. Hasta aquí se trata de un procedimiento normal que corresponde al trabajo de cualquier ‎misión diplomática. ‎

Pero la embajada de Azerbaiyán también solicitó a varias firmas de relaciones públicas que ‎presenten artículos ya redactados, escondiendo el hecho que los autores son remunerados por ‎Azerbaiyán. ‎

Según la revista American Conservative [1], esta práctica está lejos de ser nueva [2] y la embajada de Azerbaiyán ‎le dedicó el año pasado 1,3 millones de dólares. ‎

En los artículos de los autores remunerados Azerbaiyán era presentado como una ‎‎«democracia». Ahora lo presentan como un Estado «pacífico». ‎

Las firmas de relaciones públicas implicadas son:

  • el Livingston Group,
  • Stellar Jay Communications, ‎
  • BGR,
  • The Podesta Group y
  • DLA Piper.‎

Los diarios y revistas implicados son: The Hill,

  • el Washington Times,
  • el Daily Caller,
  • la ‎‎National Review,
  • el Washington Post y
  • el New York Times.‎

Estas revelaciones sacan a la luz la verdad sobre la supuesta “neutralidad” de la prensa ‎estadounidense. ‎

Documentos adjuntos


(PDF - 1.1 MB)

[1] “How Azerbaijan is Lobbying Washington to Sanitize its ‎War”, Barbara Boland, The American ‎Conservative, 12 de octubre de 2020.

[2] “Azerbaijan’s ‎American Media “Manipulation””, Casey Michel, 10 de junio de 2016.