Oficialmente, el Pentágono lucha contra los talibanes en Afganistán. Sin embargo, según el ‎‎Washington Post, en realidad está armándolos en secreto para que luchen contra el Emirato ‎Islámico (Daesh), otro “enemigo oficial” de Estados Unidos [1].‎

Pero al mismo tiempo, numerosos testimonios recogidos en diferentes países del «Medio Oriente ampliado», o «Gran Medio ‎Oriente», muestran que el mismo Pentágono que oficialmente ‎lucha contra los yihadistas de Daesh… también los arma en secreto. ‎

Todo lo anterior demuestra que el Pentágono sigue aplicando la estrategia Rumsfeld/Cebrowski, ‎consistente en alimentar «guerras sin fin» para impedir que los países del «Gran Medio ‎Oriente» lleguen a estar en condiciones de oponer resistencia al capitalismo financiero ‎ [2]‎.‎ ‎

[1] “Our secret Taliban air force. Inside ‎the clandestine U.S. campaign to help our longtime enemy defeat ISIS”, Wesley Morgan, Washington Post, 22 de octubre de 2020.

[2] ‎«El ‎proyecto militar de Estados Unidos para el ‎mundo», ‎por Thierry Meyssan, Red Voltaire, ‎‎22 ‎de ‎agosto ‎de 2017.‎