Después de comparar las curvas de contagio en 8 países que han adoptado medidas autoritarias ‎‎(cierres de empresas, toque de queda, confinamiento generalizado) y en 2 países que se limitaron a ‎impartir consejos a la población para luchar contra la epidemia de Covid-19, la Univerdad ‎Stanford –en Palo Alto, California– concluyó que no existe una diferencia significativa en los ‎resultados obtenidos. ‎

Los investigadores estudiaron los resultados en Alemania, España, Estados Unidos, Francia, Irán, ‎Italia, Países Bajos y Reino Unido –que adoptaron las medidas antes descritas– y los compararon ‎con los obtenidos en Corea del Sur y Suecia, que se abstuvieron de tomar ese tipo de medidas. ‎

Según la conclusión de los investigadores de Stanford:
«Aunque no pueden excluirse algunas pequeñas ventajas, los decretos de confinamiento obligatorio ‎a domicilio y de cierre de empresas no parecen haber tenido resultados sustanciales sobre el ‎aumento de los casos en 8 países en las primeros fases de la pandemia. Reducciones similares en ‎el crecimiento de los casos pueden obtenerse con cambios de comportamiento mediante ‎intervenciones menos restrictivas.»‎

Documentos adjuntos


EMPIRICAL ASSESSMENT OF MANDATORY STAY-AT-HOME AND BUSINESS CLOSURE EFFECTS ON THE SPREAD OF COVID-19

Eran Bendavid, Christopher Oh, Jay Bhattacharya, John P.A. Ioannidis, 12 de enero de 2021.


(PDF - 817.4 KB)