La Cámara Preliminar I de la Corte Penal Internacional (CPI) se declaró competente para juzgar ‎posibles crímenes perpetrados en los territorios palestinos ocupados por Israel desde 1967, ‎incluyendo el este de Jerusalén. ‎

Esta decisión, emitida el 5 de febrero de 2021, concierne única y exclusivamente la competencia ‎de la CPI sin prejuzgar el estatus exacto del Estado de Palestina ni sobre sus fronteras. ‎

La creación de la CPI se basó en la resolución 67/19 de la Asamblea General de la ONU, ‎adoptada el 29 de noviembre de 2012, resolución que reafirma «el derecho del pueblo palestino ‎a la autodeterminación y a la independencia en un Estado de Palestina situado en el territorio ‎palestino ocupado desde 1967». ‎

La decisión de la CPI abre el camino a una condena contra Israel por crímenes de guerra y ‎crímenes contra la humanidad perpetrados contra los habitantes de Gaza y Cisjordania, incluyendo ‎el sector este de Jerusalén.

Queda por precisar si ciertas cláusulas de los Acuerdos ‎de Oslo prohíben o no a la CPI citar a comparecer ante ella o incluso emitir órdenes de captura contra los presuntos criminales, como miembros del ejército y del gobierno de Israel. ‎

Hasta ahora, no se atribuían responsabilidades por los crímenes perpetrados en los territorios ‎palestinos ocupados.‎

Documentos adjuntos