JPEG - 26.7 KB

Seis meses después de la explosión del 4 de agosto [de 2020] en el puerto de Beirut, con saldo de ‎cientos de víctimas e importantes daños materiales, Francia y Estados Unidos reafirman su pleno ‎apoyo al pueblo libanés. ‎

Como hemos hecho desde la explosión, principalmente con las Naciones Unidas, con nuestros ‎socios y con la sociedad civil libanesa en el marco de las conferencias de apoyo del 9 de agosto y ‎del 2 de diciembre [de 2020], Francia y Estados Unidos seguirán aportando ayuda urgente al ‎pueblo libanés, principalmente en los sectores de la salud, la educación, la vivienda y ayuda ‎alimentaria. ‎

Francia y Estados Unidos esperan también rápidos resultados en la investigación de las causas de ‎la explosión. La justicia libanesa debe trabajar con toda transparencia, al abrigo de toda ‎interferencia política. ‎

La conmemoración de los 6 meses de ese trágico suceso subraya la necesidad urgente y vital de ‎que los responsables libaneses pongan por fin en práctica su compromiso de formar un gobierno ‎creíble y de trabajar por la realización de las reformas necesarias, conforme a las aspiraciones del ‎pueblo libanés. Esos actos concretos siguen siendo absolutamente necesarios para que Francia, ‎Estados Unidos y sus socios regionales e internacionales se comprometan a aportar al Líbano un ‎apoyo suplementario, estructural y de largo plazo. ‎