JPEG - 32.5 KB

I. COVID-19

‎ ‎1. Estamos decididos a seguir trabajando juntos y coordinar nuestra acción para luchar contra la ‎pandemia y sus consecuencias. La situación epidemiológica sigue siendo grave y las nuevas ‎variantes del virus plantean desafíos adicionales. Por ello debemos mantener restricciones ‎estrictas mientras que intensificamos los esfuerzos tendientes a acelerar el suministro de vacunas. ‎

‎2. Por el momento, deben limitarse los desplazamientos no esenciales. Saludamos la adopción de ‎‎2 recomendaciones del Consejo sobre los desplazamientos hacia la Unión Europea y dentro de ‎esta, previendo la posibilidad de introducir restricciones de conformidad con los principios de proporcionalidad y de no discriminación y teniendo en cuenta la situación particular de las ‎comunidades transfronterizas. Hay que garantizar la circulación sin obstáculos de los bienes y ‎servicios dentro del mercado único, recurriendo incluso a vías reservadas para ello en los puntos ‎de paso fronterizos. ‎

‎3. La vacunación ya comenzó en todos nuestros Estados miembros y nuestra estrategia en cuanto ‎a las vacunas ha permitido que todos los Estados miembros tengan acceso a las vacunas. A pesar ‎de ello, tenemos que acelerar urgentemente la autorización de vacunas, su producción y su ‎distribución. También tenemos que reforzar nuestras capacidades de vigilancia y detección para ‎identificar las variantes lo más rápidamente posible, como medio de controlar su propagación, ‎como se indica en la comunicación de la Comisión titulada “El incubador HERA: anticipar juntos la ‎amenaza de las variantes del virus Covid-19”. Apoyamos los esfuerzos adicionales que realiza la Comisión para colaborar con las empresas y con los Estados miembros con el fin de incrementar la ‎capacidad actual de producción de vacunas y de adaptar las vacunas a las nuevas variantes ‎según sea necesario. Apoyamos igualmente los esfuerzos que despliega actualmente la Comisión ‎para acelerar la disponibilidad de las materias primas, facilitar los acuerdos entre fabricantes ‎a lo largo de las cadenas de suministro, examinar las instalaciones existentes para contribuir al ‎incremento de la producción en la Unión Europea y proseguir los trabajos de investigación y ‎desarrollo. Las empresas deben garantizar la previsibilidad de la producción de vacunas y respetar ‎los plazos de entrega previstos en los contratos. Es conveniente fortalecer la transparencia ‎en cuanto al conjunto de esfuerzos desplegados. ‎

‎4. Llamamos a continuar los trabajos sobre una perspectiva común en cuanto a los certificados de ‎vacunación y volveremos a abordar esa cuestión. ‎

‎5. Reafirmamos nuestra solidaridad con terceros países y subrayamos nuestra decisión de ‎fortalecer nuestra respuesta a nivel mundial ante la pandemia. Seguimos estando decididos a ‎mejorar el acceso a las vacunas para los grupos prioritarios en los países vecinos y más allá, ‎en base a principios comunes, y a apoyar una visión global mediante el mecanismo COVAX. ‎Saludamos los primeros planes del mecanismo COVAX tendientes a distribuir vacunas a 92 países ‎de ingresos bajos o intermedios. Nos comprometemos a que la Unión Europea aporte su justa ‎contribución al financiamiento del acelerador ACT.‎

‎6. Continuaremos siguiendo de cerca la situación general y tomando las medidas necesarias. ‎

II. SALUD

‎7. Aunque la crisis del Covid-19 no haya terminado aún, es hora de comenzar a fortalecer nuestra ‎resiliencia futura en materia de salud, desde ahora. ‎

‎8. Nos esforzaremos por mejorar la coordinación de la Unión Europea, de conformidad con las ‎competencias de la Unión establecidas en los tratados, para garantizar una mejor prevención de ‎futuras situaciones de emergencia sanitaria, prepararnos mejor para enfrentarlas y responder ante ‎tales situaciones. Será conveniente esforzarse prioritariamente por lograr que la Unión Europea ‎disponga de los medios necesarios para garantizar a todos sus Estados miembros vacunas y ‎medios fundamentales en cantidades suficientes, para apoyar el conjunto de procesos de ‎concepción de vacunas y medicamentos seguros y eficaces, incluso a través de inversiones tempranas en las capacidades de producción, y para aprovechar al máximo los megadatos y las ‎tecnologías numéricas en beneficio de la investigación médica y de los cuidados sanitarios. Es ‎igualmente conveniente hacer que avancen los trabajos sobre las proposiciones vinculadas a la ‎unión de la salud y sobre la estrategia farmacéutica, incluso en lo concerniente al acceso a los ‎medicamentos en todos los Estados miembros. ‎

‎9. Invitamos la Comisión a presentar, de aquí a junio de 2021, un informe sobre las enseñanzas ‎obtenidas, hasta el momento, de la pandemia de Covid-19. Ese informe tendrá que abordar ‎también cómo está compartiéndose la información así como la coordinación, la comunicación y ‎la circulación conjunta de mercados, además de la manera de garantizar una capacidad de ‎producción adecuada en la Unión Europea y de conformar reservas estratégicas, manteniendo ‎a la vez la diversificación y la resiciliencia de las cadenas mundiales de abastecimiento médico. ‎Esos trabajos deben ser objeto de seguimiento durante el segundo semestre de 2021. ‎

‎10. La cooperación multilateral mundial es esencial para enfrentar las amenazas sanitarias de hoy ‎y de mañana. Estamos decididos a hacer avanzar la seguridad sanitaria mundial, principalmente ‎fortaleciendo la Organización Mundial de la Salud y trabajando en la elaboración de un tratado ‎internacional sobre las pandemias en el marco de esa organización. En ese contexto, esperamos ‎con interés la cumbre mundial del G20 sobre la salud, que se realizará en Roma. ‎

III. SEGURIDAD Y DEFENSA

‎11. Seguimos estando decididos a poner en aplicación el programa estratégico 2019-2024 ‎siguiendo una línea de acción más estratégica y fortaleciendo la capacidad de la Unión Europea ‎para actuar de manera autónoma. Particularmente en el sector de la defensa, queremos promover ‎los intereses y valores de la Unión Europea y favorecer su resiliencia y su grado de preparación ‎para enfrentar eficazmente el conjunto de amenazas y desafíos que pesan sobre nuestra ‎seguridad. Reafirmamos que, ante una inestabilidad creciente en el mundo, la Unión Europea ‎debe asumir una mayor responsabilidad en cuanto a su seguridad. ‎

‎12. Estamos decididos a cooperar estrechamente con la OTAN, en el pleno respeto de los ‎principios enunciados en los tratados y de lo que el Consejo Europeo ha adoptado, y a fortalecer ‎nuestras asociaciones con las Naciones Unidas y los principales socios regionales. ‎Nos regocijamos ante la perspectiva de cooperar con la nueva administración de Estados Unidos ‎sobre un programa transatlántico fuerte y ambicioso que incluya un diálogo estrecho sobre la ‎seguridad y la defensa. Una Unión Europea fuerte en materia de seguridad y defensa será una ‎carta de triunfo para esta cooperación a nivel mundial. ‎

‎13. Se han tomado medidas importantes para fortalecer las políticas, herramientas e instrumentos ‎de la Unión Europea en materia de seguridad y defensa. Con vistas a profundizar aún más la ‎cooperación en materia de seguridad y de defensa entre los Estados miembros, a incrementar las ‎inversiones en defensa y fortalecer el desarrollo de las capacidades civiles y militares y el estado ‎de preparación operativa en el seno de la Unión, estamos decididos:
- a fortalecer el compromiso operacional civil y militar de la Unión, principalmente mejorando la ‎constitución de fuerzas, haciendo más eficaces la planificación y el mando de la Unión Europea y ‎aplicando con energía la facilidad europea para la paz, que debería alcanzar rápidamente su ‎estatus operativo;‎
- a estimular los Estados miembros a aprovechar mejor las posibilidades de colaboración ‎enumeradas en el marco del Examen Anual Coordinado de Defensa (EACD) y sacar plenamente ‎partido de la Cooperación Estructurada Permanente (CSP) para incrementar las inversiones, el ‎estado de preparación y el desarrollo colaborativo de las capacidades;‎
- a fortalecer la base industrial y tecnológica de defensa europea, sobre todo mediante la ‎adopción, puesta en vigor y aplicación operacional rápidas del Fondo Europeo de Defensa y ‎favoreciendo las sinergias entre las industrias civil, espacial y de defensa, incluso en el sector de la ‎inteligencia artificial y las tecnologías de ruptura, así como la participación de las PME. ‎Esos esfuerzos deberían contribuir a nuestra resiliencia en el marco de las tecnologías críticas y ‎las cadenas de valores estratégicos. Con ese fin, invitamos la Comisión a presentar, de aquí a ‎octubre de 2021, una hoja de ruta tecnológica tendiente a estimular la investigación, el desarrollo ‎tecnológico y la innovación y a reducir nuestras dependencias estratégicas en las tecnologías y ‎cadenas de valor críticas;
- a dar a Europa un acceso seguro a los bienes comunes mundiales (incluidos el espacio, el ‎ciberespacio y la alta mar) y a mejorar la movilidad militar en toda la Unión. ‎

‎14. Teniendo en cuenta la multiplicación y la complejidad creciente de las ciberamenazas, ‎apuntamos a mejorar la resiliencia y la capacidad de reacción de Europa en ese sector y a mejorar ‎el marco de gestión de las crisis en materia de ciberseguridad. Prolongando la estrategia de ‎ciberseguridad presentada en diciembre de 2020, invitamos la Comisión y el Alto Representante a ‎rendir cuenta de la aplicación de aquí a junio de 2021. Además, invitamos los colegisladores a ‎hacer progresar rápidamente los trabajos, en particular los vinculados a la directiva revisada ‎sobre la seguridad de las redes y sistemas de información (directiva SRI 2). Igualmente llamamos ‎a fortalecer la cooperación y la coordinación para prevenir las amenazas híbridas‎, principalmente ‎la desinformación, y responder a ellas, incluso asociando el sector privado y los actores ‎internacionales interesados.‎

‎15. El Alto Representante expuso los esfuerzos actualmente desplegados para preparar ‎orientaciones estratégicas ambiciosas (“la brújula estratégica”) destinadas a orientar la ‎continuación de los trabajos tendientes a alcanzar el nivel de ambición de la Unión Europea ‎en materia de seguridad y defensa. Invitamos el Alto Representante, en contacto con los Estados ‎miembros, a hacer avanzar los trabajos dedicados a la brújula estratégica utilizando todo el ‎abanico de herramientas que tiene la Unión Europea, con vista a la adopción de esa brújula de ‎aquí a marzo de 2022. ‎

‎16. La seguridad y la defensa serán objeto de un examen regular por parte del Consejo Europeo. ‎

IV. VECINDARIO MERIDIONAL

‎17. Hemos debatido sobre la naturaleza política y estratégica de la asociación de la Unión Europea ‎con el vecindario meridional. Reafirmamos las conclusiones del Consejo Europeo de diciembre ‎de 2020 e invitamos el Consejo a hacerse cargo de la aplicación del Comunicado Conjunto y del ‎Alto Representante sobre una asociación renovada y fortalecida con el vecindario meridional ‎con vista a enfrentar los desafíos comunes y aprovechar las posibilidades comunes gracias a un ‎fortalecimiento de la cooperación. ‎

‎***‎

Condenamos firmemente el atentado perpetrado contra una delegación que realizaba una visita ‎de terreno en el marco del Programa Alimentario Mundial en el este de la República Democrática ‎del Congo. Expresamos nuestra profunda simpatía a Italia y enviamos nuestra condolencias a las ‎familias de las víctimas. ‎