Según documentos obtenidos por la televisora estadounidense ABC, ex miembros de la ‎administración Obama que ahora trabajan para la administración Biden se enriquecieron increíblemente ‎durante los 4 años de la administración Trump. ‎

Por ejemplo:‎
- Susan Rice, ex consejera de seguridad nacional del presidente Barack Obama y actualmente directora del ‎Consejo de Política Interna, incrementó su patrimonio personal –que era de 13,6 millones de ‎dólares– hasta 149 millones. Susan Rice posee actualmente acciones de Johnson & Johnson, ‎Apple y Microsoft. Además, es miembro de los consejos de administración de Netflix y de la ‎empresa canadiense Enbridge, que se dedica al transporte y distribución de hidrocarburos. Sólo ‎en 2020, los ingresos de Susan Rice se elevaron a 6,7 millones de dólares.
- Ron Klain, quien fue jefe del equipo de trabajo del vicepresidente Joe Biden y hoy es el jefe de ‎gabinete de la Casa Blanca, recibió en 2020 un salario de 2 millones de dólares de la empresa de ‎capital riesgo Revolution.
- Jeffrey Zients, quien fue jefe del Consejo Económico Nacional y es actualmente consejero del ‎presidente Biden, posee una fortuna ascendente a 532,1 millones de dólares y multiplicó por 10 ‎sus ingresos durante los 4 últimos años, siendo miembro del consejo de administración de ‎Facebook.
- Brian Deese, quien fue consejero económico del presidente Obama y hoy es presidente del ‎Consejo Económico Nacional, cobraba 175 000 dólares al terminar el mandato de Obama y ‎pasó a recibir 2,3 millones al entrar en la firma de gestión de inversiones BlackRock.
- Jen O’Malley Dillon, quien fue directora de la campaña electoral de Barack Obama y ahora es la ‎vicejefe del gabinete de la Casa Blanca, trabajó para General Electric, Lyft, Chan Zuckerberg ‎Initiative y (Bill) Gates Ventures. En 2020 tenía un salario de 800 000 dólares.‎
- Jake Sullivan, quien fue consejero de seguridad del vicepresidente Biden y hoy es consejero de ‎seguridad nacional del presidente Biden, posee acciones en Abbott Labs, American Express, ‎Facebook, FedEx, Google, Merck, Visa y Verizon.‎
- Julissa Reynoso Pantaleón, ex embajadora de Estados Unidos en Uruguay y actualmente jefa de ‎la oficina de la Primera Dama, ganó en 2020 1,5 millones de dólares en una firma de abogados.
- Vanita Gupta, ex fiscal a cargo de los derechos civiles y actualmente nominada para convertirse ‎en Attorney General (ministro estadounidense de Justicia) posee 14,8 millones de dólares y sus ‎ingresos de 2020 se elevaron a 1,5 millones de dólares. ‎

Más allá del monto impresionante de estas fortunas también cabe preguntarse cuán ‎‎“independientes” podrán ser en sus juicios los miembros de la administración Biden que provienen de 3 firmas de cabildeo:‎
- Macro Advisory Partners, del ex jefe del Secret Intelligence Service británico (MI6), John Sawers;
- el Albright Stonebridge Group, de la ex secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright;
- y WestExec, la firma de cabildeo creada por el hoy secretario de Estado, Antony Blinken.‎