Hunter Biden, el hijo del presidente estadounidense Joe Biden, reconoció ante las cámaras de CBS ‎que una de sus computadoras personales fue confiscada por el FBI. En una entrevista difundida ‎por la televisora estadounidense CBS el 4 y el 5 de abril de 2021, en ocasión de la publicación de ‎su libro Beautiful Things, Hunter Biden hizo además una importante serie de confesiones sobre ‎su vida personal. ‎

La confiscación de al menos uno de los ordenadores personales del hijo del hoy presidente de ‎Estados Unidos había sido revelada por el New York Post en medio de la campaña electoral ‎que precedió la elección presidencial de 2020. En aquel momento, el New York Post reveló ‎también que el ordenador confiscado contenía ficheros que demostraban la participación del hijo ‎de Joe Biden en una trama de corrupción en Ucrania [1].‎

En aquel momento, el entonces presidente Donald Trump, quien había solicitado a las autoridades ‎ucranianas que investigaran al respecto, fue acusado en la prensa estadounidense de haber ‎utilizado su autoridad como presidente para tratar de denigrar a su adversario político. ‎

Tanto el ex director de la Inteligencia Nacional, James Clapper, como el ex director de la CIA, ‎John Brennan, y el sucesor de este último, Michael Morell, denunciaron entonces una «desinformación ‎rusa» y los medios de prensa estadounidenses e internacionales no se atrevieron a ‎divulgar las revelaciones del New York Post… ahora confirmadas por el primer interesado. ‎

James Clapper, John Brennan y Michael Morell trabajaron, todos, para la administración ‎encabezada por Barack Obama, con Joe Biden como vicepresidente. ‎

[1] «En Ucrania, el hijo de Joe Biden conjuga utilidad e intereses personales» y «La corrupción de los Biden», ‎‎Red Voltaire, 14 de mayo de 2014 y 15 de octubre de 2020.