El Consejo de Guardianes de la Constitución iraní [1] invalidó cerca de 600 candidaturas a la elección presidencial prevista para el 18 de ‎junio de 2021. ‎

Entre las candidaturas rechazadas están las de dos ex aliados, hoy convertidos en adversarios: el ‎ex presidente de la República Islámica, Mahmud Ahmadineyad, y el ex presidente del parlamento ‎iraní, Alí Lariyani. ‎

Las candidaturas aprobadas por el Consejo de Guardianes de la Constitución corresponden a:‎
- Amirhossein Ghazizadeh-Hachemi;
- Abdolnasser Hemmati, gobernador del Banco Central;
- Said Yalili, ex secretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional;
- Mohsen Mehralizadeh, ex vicepresidente;
- el general Mohsen Rezai, ex comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución;‎
- Ebrahim Raissi, jefe de la Autoridad Judicial;‎
- Alireza Zakani, diputado. ‎

Todo parece previsto para favorecer a Ebrahim Raissi ‎(a la izquierda en la foto, con el ayatola Khamenei)‎, el candidato que la agencia de noticias Fars ‎presenta, sobre la base de un sondeo de opinión, como probable ganador de la elección ‎presidencial con el 72,5% de las intenciones de voto.

Ebrahim Raissi estaba considerado hasta ahora como ‎posible sucesor del Guía, Alí Khamenei, con quien está muy vinculado. ‎

[1] No confundir con los Guardianes de la ‎Revolución.