Todos los medios de prensa de Ucrania, sin excepción, han sido puestos bajo el control del ‎Consejo de Seguridad y Defensa, anunció el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, el 20 de ‎marzo de 2022. ‎

El Grupo 1+1 Media, propiedad del oligarca Ihor Kolomoiski –padrino de la mafia ucraniana y ‎protector del presidente Zelenski– parece estar a la cabeza de esta toma de control de ‎la prensa ucraniana por parte de Kiev. ‎

Los domicilios de los principales periodistas ucranianos están siendo registrados, principalmente ‎los de aquellos que han investigado casos de corrupción. Algunos de esos periodistas han ‎desaparecido sin que se sepa si han sido arrestados por Kiev o si han preferido pasar a la ‎clandestinidad para no ser detenidos.‎

La toma de control de todos los medios de prensa ucranianos decidida por el gobierno de Kiev ‎coincide con la prohibición de todos los partidos políticos de oposición [1]. ‎

Esas medidas desmienten la interpretación de Occidente, que trata de presentar el conflicto ‎ucraniano como el enfrentamiento entre una supuesta dictadura (Rusia) y una también supuesta ‎democracia (Ucrania). ‎

[1«Kiev prohíbe los partidos políticos de oposición», Red Voltaire, 21 de marzo de 2022.