Red Voltaire
05 de Marzo 2019
Frena Pemex venta maliciosa de acciones a un astillero español / Crímenes del pasado, el dilema del proceso de paz AMLO / Impuesto “ecológico”: permiso para destruir el medio ambiente / Urgen limpiar a Pemex / Esteban Moctezuma puso al frente de Conaliteg a implicado en daño patrimonial / El desastre en la administración del patrimonio cultural / El INAH en su 80 aniversario: contradicciones e injusticia laboral / La política científica de López Obrador / Próxima feria en Yucatán: ¿amor al bordado o al dinero? / La huelga en la UAM y la desatención a universidades / El “amor” entre Italia y Francia en los tiempos del imperialismo
11 artículos
 
 
 
 
 
 
 
 
09. Próxima feria en Yucatán: ¿amor al bordado o al dinero? Ciudad de México (México) | 5 de marzo de 2019
A finales del siglo XIX en los pueblos del noroeste yucateco, los dueños de haciendas, junto con los adinerados comerciantes, organizaban las fiestas religiosas y seculares con la vaquería por delante. Cuando no era de índole religioso, el festejo era para recibir a algún mandatario político. Las hijas de éstos eran aquellas mujeres ataviadas distinguidamente con el terno, marcando el ritmo de la música de la vaquería. Difícilmente se podía ver a los peones, a los jornaleros y a sus mujeres, o sea, a la población maya. Los festejos tenían el objetivo de ensalzar la figura del mestizo (“blanco y civilizado”) y no del maya (“rebelde y salvaje”); la cabeza se enaltecía y los pies se encubrían –en el periodo colonial se decía que los indios, la plebe, eran los pies de la república de Yucatán–. Las relaciones sociales de poder se reflejaban, puesto que el hacendado y el comerciante eran quienes tenían los recursos para presentarse frente al Estado como “el pueblo mestizo trabajador, progresista y (...)