Red Voltaire
Buscar
Espejo

 
 
 
03. Señor Peña Nieto, véase en el espejo de Brasil 21 de julio de 2013
De entre los muchas instituciones con autonomía, para dejar a un lado las complicidades con el presidencialismo en turno (ahora con el peñismo sigue ese nexo perverso del Instituto Federal Electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Comisión Federal de Telecomunicaciones y, con el nefasto Laveaga, el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, etcétera), está el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), quien nos acaba de salir con la sesgada encuesta de que ha resurgido la clase media que fue degradada desde el salinismo cuando éste envió su informe amañado a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en noviembre de 1992, sobre el reporte de la pobreza que alcanzaba a la mitad de la población, que por aquel entonces era de un poco más de 81 millones de (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ciudad de México (México) | 8 de febrero de 2010
En este dramático sexenio que va para su cuarto año, necesario para accionar la sustitución presidencial a causa de la renuncia por causa grave (según la Ingeniería constitucional de Sartori) del inquilino de Los Pinos, es necesario volver a las páginas escritas por Francisco I Madero: La sucesión presidencial en 1910, donde se deduce que, sin que esto quiera decir que la historia se repite, las circunstancias analizadas por Madero son muy semejantes a las que hoy imperan. Y que al avanzar el tiempo del binomio gobierno-administración, se anuncian días de tormenta social con conjuro de lo que representan para los mexicanos más conscientes las fiestas de elite para celebrar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución, ocurridos por hambre, desempleo e injusticias (...)
 
 
 
 
15. La Ana de Tolstoi y la Alicia de Carroll Ciudad de México (México) | 26 de agosto de 2012
El británico Charles Ludwidge Dodgson (1832-1881), cuyo seudónimo fue Lewis Carroll, y el ruso Leon Nikolaievich Tolstoi (1828-1910) tienen en común la maestría de sus creaciones literarias en la búsqueda del amor a través del eterno femenino. La sonata a Kreutzer es un magistral himno al “amor-pasión” sensual, sexual; y en Ana Karenina, Tolstoi pone el amor por encima del matrimonio alcanzando las cúspides dramáticas de la tragedia romántica. Y como máximo nexo, que una mujer y un hombre se amen. Y es que Tolstoi aprendió del escritor francés Stendhal (y Rousseau) las soluciones al problema de amor (como precisa Isaiah Berlin en Pensadores rusos, editado por el Fondo de Cultura Económica), teniendo un punto de partida para que Ana simbolice el amor. Objeto de maravillosos guiones cinematográficos, también sigue teniendo lectores amantes de Ana y lectoras que son otras (...)
 
 
 
 
 
 



Artículos más leídos
La dioxina fue lanzada extensamente por los EEUU durante la guerra de Vietnam
La dioxina fue lanzada extensamente por los EEUU durante la guerra de Vietnam
Crímenes de guerra. Niegan en New York demanda de víctimas vietnamitas del agente naranja. Niños malformados siguen naciendo
 
13. Miedo a los otros
Miedo a los otros
Las migraciones invierten el camino y van del Sur hacia el Norte
 
11. El país que quiere existir
El país que quiere existir
Bolivia de pie nunca de rodillas
 
Hacia otra forma de hacer política
Hacia otra forma de hacer política
Cambiar al mundo sin tomar el poder
 
01. Todo lo que usted quiere saber de teleSUR, canal para la integración
Todo lo que usted quiere saber de teleSUR, canal para la integración
Por fin, una televisión multiestatal latinoamericana
 
El anti Hollywood turco denuncia los crímenes estadounidenses
El anti Hollywood turco denuncia los crímenes estadounidenses
El Valle de los Lobos - Kurtlar Vadisi Irak