Red Voltaire
Buscar
Fraude fiscal

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Estados Unidos
Un Fiscal no recomendable
por Rigoberto Moncada
Bogotá (Colombia) | 25 de enero de 2005
En medio de una aguda controversia, con cargos por promover prácticas de tortura durante procedimientos policiales, y aún después de las medias respuestas y evasivas ante serias preguntas durante las audiencias de confirmación del Comité Judicial, el Senado de los Estados Unidos se alista a darle aval a la postulación que hace el presidente George W. Bush de Alberto Gonzales para el cargo de Fiscal General. De ser aprobada, como lo indica el hecho de que encuentra suficientes votos favorables, este sería el más alto cargo de gobierno ocupado por una persona de ascendencia latina en la historia del país norteamericano. Este hecho, sin embargo, que pudiera tener alguna trascendencia para los residentes latinos, se ha visto relegada por la discusión pública que suscita la hoja de vida del señor Gonzales y su participación en la planeación de la normatividad que habría de llevar al gobierno estadounidense a romper con los acuerdos de las Convenciones de Ginebra, e inclusive a sugerir su reforma y la (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Artículos más leídos
Eric Toussaint: Banco Mundial o el Golpe de Estado permanente
Eric Toussaint: Banco Mundial o el Golpe de Estado permanente
Entrevista con el autor de un libro riguroso que sitúa las políticas del BM en su contexto político y geoestratégico, develando sus entresijos
 
¡Recurso de Queja!
Señal de Alerta
 
La sociedad mexicana está dividida como nunca en su historia
La sociedad mexicana está dividida como nunca en su historia
La Convención Nacional Democrática reconoce a Andrés Manuel López Obrador como presidente legítimo
 
Bush, Khodorkovsky & Associates
Bush, Khodorkovsky & Associates
Pillaje económico de Rusia
 
El terrorismo se hace presente en Venezuela
El terrorismo se hace presente en Venezuela
Procurador de la Nación asesinado
 
EEUU: Tiemblo por mi país
EEUU: Tiemblo por mi país
El presupuesto de Bush es inmoral, beneficia a los ricos y carga el peso del déficit en los débiles