Red Voltaire
Buscar
Hika Ateneo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13 de septiembre de 2010
Quedan pocos los que, tras haber estado ejerciendo directamente el poder de un Estado, pasan a ser lo que se llama “el poder tras el trono”, privilegiado lugar que ocuparon muchos validos o favoritos. Los historiadores John Elliott y Laurence Brockliss escribieron sobre esos poderes tras el trono (ver el libro El mundo de los validos, editorial Taurus, y que en otro Ex libris reseñaré). Actualmente, Fidel Castro es el poder tras su hermano Raúl. Álvaro Uribe lo quiere ser en Colombia. En México, lo intentó Carlos Salinas (y lo mandaron al diablo). Pero antes lo fue Calles, controlando a Portes Gil, Ortiz Rubio, Abelardo Rodríguez, y cuando quiso seguir siendo el poder tras el trono con Lázaro Cárdenas, éste le salió respondón y lo mandó al exilio.
 
 
15. El Martín Luis Guzmán periodista y villista Ciudad de México (México) | 26 de abril de 2010
En cuanto a libros, con motivo del bicentenario y el centenario, aparecen biografías como la investigada y escrita por Susana Quintanilla. Nos ofrece la trayectoria de Martín Luis Guzmán (1887-1976), villista consumado, quien vivió a caballo entre el periodista y el escritor atrapado en las erupciones de la violencia revolucionaria que arrasó al porfirismo y sus secuelas, como la continuación del antiguo régimen que quiso levantar cabeza en el victorianohuertismo y culminó en la etapa posrevolucionaria obregonistacallista. A éstas sobrevivió Martín Luis Guzmán y sobrellevó la metamorfosis de la paralización que devino en institucionalización, con el último estertor revolucionario-posrevolucionario del cardenismo, para en su senectud caer en brazos del díazordacismo, fascinado por una paz social que exhibió grietas con el aborto del autoritarismo en 1968 y 1971. Así cerró Martín Luis Guzmán su protagonismo que perdura en sus dos grandes (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
Monolitos culturales
por Roberto Hernández Montoya
 
 
 
 
Sobre seres aptos para ser dominados
La utopía del control de los medios
por Tulio Monsalve