Red Voltaire
Buscar
Podemos Aljaraque

Del libro “Entre el deseo y la realidad” del Observatorio de Medios-UTPBA
Sobre lo que podemos y no podemos hablar
04. Sobre lo que podemos y no podemos hablar Buenos Aires (Argentina) | 1ro de marzo de 2008
(Por Gustavo Veiga).- Aunque es demasiado viejo, el adagio mantiene su implacable vigencia: no hay libertad de prensa y sí libertad de empresa. Viene bien reiterarlo porque a menudo nos confunden con invocaciones a una libertad falsa, acotada, funcional a los que se enseñorean en esa selva llamada mercado. ¿O acaso podemos compadecernos de Jorge Fontevecchia y su prédica lastimera cuando cuestiona desde su Editorial Perfil la política del gobierno nacional sobre la distribución de publicidad oficial? El empresario, en aras de esa libertad de expresión presuntamente vulnerada, pisotea otras libertades, como la de sus trabajadores a reclamar mejores salarios y condiciones laborales o en vano presiona para dejar sin efecto una ley nacional, la 12.908 del Estatuto del Periodista (...)
 
Del libro “Entre el deseo y la realidad” del Observatorio de Medios-UTPBA
Sobre lo que podemos y no podemos hablar
12. Sobre lo que podemos y no podemos hablar Buenos Aires (Argentina) | 1ro de marzo de 2008
(Por Gustavo Veiga).- Aunque es demasiado viejo, el adagio mantiene su implacable vigencia: no hay libertad de prensa y sí libertad de empresa. Viene bien reiterarlo porque a menudo nos confunden con invocaciones a una libertad falsa, acotada, funcional a los que se enseñorean en esa selva llamada mercado. ¿O acaso podemos compadecernos de Jorge Fontevecchia y su prédica lastimera cuando cuestiona desde su Editorial Perfil la política del gobierno nacional sobre la distribución de publicidad oficial? El empresario, en aras de esa libertad de expresión presuntamente vulnerada, pisotea otras libertades, como la de sus trabajadores a reclamar mejores salarios y condiciones laborales o en vano presiona para dejar sin efecto una ley nacional, la 12.908 del Estatuto del Periodista (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Quito, 23 de mayo de 2001
Carta de Nela Martínez a sus camaradas comunistas
por Nela Martínez
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Artículos más leídos
Manuela Sáenz, una historia maldicha
Manuela Sáenz, una historia maldicha
Libros: el amor de Simón Bolívar
 
¿Barras bravas u Oenegistas caviar?
¿Barras bravas u Oenegistas caviar?
Columnista invitado: José Maúrtua
 
Israel, un Estado terrorista
Israel, un Estado terrorista
Los responsables de la barbarie tienen que parar la locura en que se encuentran.
 
Las fabricas de Armamento
Las fabricas de Armamento
Luchamos por un mundo sin guerras, lo cierto es que cada día el planeta gasta más en armamento militar
 
El País.es y Rebelión.org frente a frente
El País.es y Rebelión.org frente a frente
Un estudio comparativo de los accesos en internet entre un periódico empresarial y otro alternativo