Red Voltaire
Buscar
Presupuestos Generales del Estado

 
 
 
 
Estados Unidos: del estado de urgencia al estado de excepción permanente Bruselas (Bélgica) | 4 de abril de 2008
El 11 de septiembre no ha sido otra cosa que un pretexto para suspender, primeramente de forma temporal y después definitivamente, numerosas libertades públicas e individuales en Estados Unidos. El sociólogo Jean-Claude Paye analiza la renovación de la Patriot Act, las disposiciones que se mantienen y las que han sido modificadas. Jean-Claude Paye nos muestra que las supresiones de libertades adoptadas en medio del pánico que provocaron los atentados de New York y Washington han adquirido un carácter permanente sin que se produzca por ello una amplia oposición. Esta situación no llegará a su fin con el mandato de George W. Bush como lo demuestra el hecho de que ninguno de los candidatos a la sucesión la ha puesto hasta ahora en tela de juicio.
 
 
 
 
03. Del Estado de partidos al Estado sin partidos: incertidumbre para 2018 12 de enero de 2015
El innovador jurista y maestro de la teoría política Hans Kelsen es hasta hoy el teórico inigualable de la democracia representativa, sobre todo de la democracia parlamentaria, y creador del Tribunal Constitucional; quien en su memorable y perdurable ensayo Esencia y valor de la democracia postuló: “sólo por ofuscación o dolo [obviamente autocráticos] puede sostenerse la posibilidad de la democracia sin partidos políticos. La democracia, necesaria e inevitablemente requiere un Estado de partidos”. A propósito de democracia parlamentaria, a los mexicanos nos urge implantarla para tener un jefe de gobierno diferente del jefe de Estado; sensu contrario al actual y decadente presidencialismo que ya no funciona por la persistente elevación a ese cargo de individuos incompetentes e incapaces por la falta de aprendizaje político; émulos de un cesarismo a la César Borgia, que viene desde que Julio César, traicionando la República, se erige en (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
12. Estado de partidos, igual a democracia indirecta Ciudad de México (México) | 16 de mayo de 2011
La democracia indirecta, por medio de la cual se eligen representantes para ejercer los poderes legislativos y ejecutivos, requiere, por lo general, de partidos políticos. Éstos postulan, de entre sus militantes, a las mujeres y hombres que ofertan sus compromisos y programas para conquistar sufragios de electores independientes; mientras, se supone, cuentan con el voto seguro de los miembros activos de sus partidos. Así que, desde el parteaguas histórico del final de la democracia directa, a caballo entre Atenas (del auge y ocaso de Pericles) y Roma (Republicana), a la creación de la democracia indirecta tras el colapso de las monarquías preconstitucionales y las irrupciones de las conquistas parlamentarias y/o de Congresos integrados por diputados representantes del pueblo, “la democracia, necesaria e inevitablemente, requiere un Estado de partidos” (Hans Kelsen, Esencia y valor de la (...)