Red Voltaire
Buscar
Silo de Tiempo de Tetuán

 
 
 
Proust: del tiempo perdido al recobrado
por Álvaro Cepeda Neri
15. Proust: del tiempo perdido al recobrado Ciudad de México (México) | 14 de octubre de 2012
Tiempo y espacio que la Física de Isaac Newton (consultar de Paul F Schurmann, Historia de la física; y de Rita G Lerner y George L Trigg, Enciclopedia de la física) resuelve matemáticamente, la literatura soluciona creando un tiempo y un espacio para escenificar poesía y prosa, donde transcurren el amor, las pasiones (antes prohibidas, hoy permitidas como conquistas jurídico-civiles) y cuyas historias, la fantasía y las “razones del corazón que no entiende la razón”, sus autores recrean como novela. Es el caso de A la busca del tiempo perdido, de Marcel Valentin Louis Eugene George Proust Weil, mejor conocido como Marcel Proust (1871-1922). Son siete capítulos en tres tomos, con la traducción de Mauro Armiño que lleva ya cinco ediciones. Se volcó al español desde 1920 hasta 2000. Y en el suplemento del periódico El País, Babelia (17 de junio de 2000), Miguel García Posada hizo una reseña de las diferentes publicaciones (Espasa-Calpe, Alianza, Anagrama, Plaza & Janés) y hoy en espléndida (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Artículos más leídos
El misil ruso Topol-M no tiene equivalente en el mundo
El misil ruso Topol-M no tiene equivalente en el mundo
Defensa: respuestas de peso para todas las agresiones posibles
 
La historia de las miradas
Tomado del libro Relatos del Viejo Antonio
 
Que no se enoje, m’ hijito
Nota de opinión
 
André Gunder Frank
André Gunder Frank
André Gunder Frank
 
La lógica de guerra submarina
La lógica de guerra submarina
La flota rusa de defensa nuclear
 
El largo camino de Haití
El largo camino de Haití
Ahora se han levantado. Nadie debe pedirles que esperen otra vez doscientos años.
 
El verdadero poder que está detrás de Obama
El verdadero poder que está detrás de Obama
Ver video: entrevista con el historiador estadounidense Webster Tarpley
 
Una historia dolorosamente real
Páginas Libres