Red Voltaire

Los Caballeros de Malta

+

Los Caballeros de Malta tienen su origen en la época de las Cruzadas, guerra internacional entre cristianos y musulmanes renovada hoy en día por Bush, cuyo gobierno ha contado con el respaldo e incluso con la participación de la ultraderecha católica dentro de la cual se ubica esa antigua organización, altamente elitista, influyente en el sector de la filantropía y en la política, y que en el pasado libró cruentas batallas contra el Islam.

La Orden de San Juan de Jerusalén, o Caballeros de Malta, que operaba ya en Palestina hacia 1050, dice ser “una Orden religiosa laica, tradicionalmente militar, caballeresca y nobiliaria”, que cuenta con unos 11 mil miembros en el mundo y “está presente en más de 110 países con sus propias actividades médicas, sociales y asistenciales”. Tienen su sede en Roma, donde gozan de jurisdicción extraterritorial y mantienen relaciones con más de 93 países. Tiene su propio ordenamiento jurídico, expide pasaportes, emite sellos, acuña moneda. Está encabezada desde 1988 por Andrew Bertie que es su Gran Maestre, cargo que detenta en forma vitalicia. (http://www.orderofmalta.org).

Hay tres tipos de caballeros: los de justicia, o profesos y los capellanes conventuales, que hacen votos de pobreza, castidad y obediencia; los caballeros de obediencia, que hacen promesa de guardar las virtudes monásticas en concordancia con sus vidas laicas; y los de tercera clase, caballeros y damas seglares, así como capellanes ad honorem, de diferentes grados y rangos.

Sólo los caballeros de justicia pueden alcanzar altos puestos dentro de la orden y tienen la obligación de "luchar por la fe hasta la muerte. En los primeros tiempos de existencia de la Orden esto se hacía con la espada, ahora la batalla continúa, pero las armas son diferentes, sobre todo espirituales".

Entre sus miembros se cuentan el expresidente de la Cruz Roja Mexicana y de la Cruz Roja Internacional, José Barroso Chávez, así como Thomas S. Monaghan, creador de la fundación privada Dominó y a quien se atribuye haber apoyado a Violeta Chamorro en Nicaragua.

Barroso Chávez, socio mayoritario de Cerillera la Central y expresidente de la Asociación Mexicana de Malta era en 1998 presidente de la Cruz Roja Mexicana y como tal se opuso terminantemente a la difusión del condón como forma de prevención del sida, alegando su supuesta ineficacia, además de que ha apoyado al Comité Nacional Provida, grupo acusado actualmente de manejos fraudulentos de donaciones.

A través de su influencia en el sector filantrópico y hospitalario, en los años 90 Barroso constituyó uno de los principales apoyos de Provida en el establecimiento de proyectos para desalentar a las mujeres que pretenden abortar, además de que en 1985 Barroso fundó el Centro Cívico de Solidaridad que fue uno de los grupos de choque de la derecha católica para oponerse a la libertad de expresión.

Los miembros de los Caballeros de Malta incluyen a diplomáticos y personajes con influencia en el gobierno que pueden tener presencia en países muy distantes entre sí.

Por ejemplo, en 1999, luego de su visita al Papa, el entonces presidente checo Vaclav Havel acudió a la sede de los caballeros de Malta en Roma, y señaló que en las filas de esa orden figuraban “representantes del pueblo checo”, como Norbert Kinsky y Karel Para o el embajador checo en Perú Jan Kopecký.

Precisamente en esa época, el canciller de Perú era también un destacado caballero de Malta: Fernando de Trazegnies Granda, uno de los colaboradores del fujimorismo, y quien ocupó esa cartera de 1998 a 2000, siendo además embajador extrordinario y plenipotenciario de la Orden de Malta en su propio país.

El 25 de noviembre de 1999, durante la primera visita oficial del gran maestre de la Orden a ese país, y “por encargo del Señor Presidente de la República, Alberto Fujimori”, Trazegnies condecoró con la orden de El Sol del Perú a varios personajes de la Orden de Malta, de quienes destacó “los altos valores cristianos en los que se fundamenta y nutre la Soberana Orden Militar de Malta". En la ceremonia respectiva, que fue un claro ejemplo de la inobservancia del laicismo por parte de las autoridades de esa nación, Trazegnies pronunció una encendida apología de la Orden de Malta, de la que resumió su historia, destacando que en la primera cruzada los caballeros de Malta se sintieron “en el deber de participar activamente en la lucha a la que todos los cristianos habían sido llamados por el Papa Urbano II. De esta manera, sin abandonar sus sotanas y escalpelos, toman también las armas y organizan una audaz caballería. Es entonces que se permite que ingresen a la Orden personas que, sin hacer votos religiosos, colaboran en los servicios médicos y militares de la institución....” Luego de abundar en los episodios sangrientos protagonizados por los monjes soldados de la Soberana Orden de Malta, el entonces canciller se refirió a sus obras sociales en el Perú y al convenio de Cooperación que ese país acababa de suscribir con dicha Orden para facilitar sus actividades a través de la Asociación Peruana de Malta.

Los Caballeros de Malta han tenido presencia también en Cuba desde 1952 y luego en el exilio cubano de Miami. Brindaron su apoyo a los balseros que estuvieron detenidos en 1994 y 95 en la Base Naval de Guantánamo, hoy famosa por servir como cárcel a prisioneros de guerra del régimen de Bush.

Las cruzadas de Reagan

Steve Askin, autor de varios trabajos sobre la derecha estadounidense caracteriza a los Caballeros de Malta como “una sociedad honoraria que data del tiempo de las Cruzadas, ha sido rehabilitada en el siglo XX como un club para los industriales de extrema derecha (en especial durante la época del presidente Reagan) y es una fuente de apoyo a las acciones militares encubiertas y cuasimilitares en el mundo en desarrollo. Entre sus miembros estadounidenses se encuentran muchos de los católicos conservadores más prominentes, los Buckleys (el publicista William y el ex- senador James); el antiguo director de la CIA, William Casey; el antiguo secretario de Estado, Alexander Haig, y el antiguo secretario de la Tesorería, William Simon. Destacados Caballeros de Malta europeos (ayudados algunas veces por sus pares de los Estados Unidos) colaboraron con los alemanes nazis, los italianos fascistas y los españoles falangistas”.

En los 80 se mencionaban en Estados Unidos además a los siguientes como personajes vinculados a los Caballeros de Malta :

Francis Vincent Ortiz, Jr.: embajador de Estados Unidos en varios países: Barbados y Granada, en 1977; Guatemala, de 1979 a 81; Perú, de 1979 a 1981; y en 1983, en Argentina.

Patrick J. Frawley, Jr., también Caballero de la Orden de San Silvestre. Promotor de proyectos derechistas, como la Cruzada Cristiana Anticomunista.

Paul-Louis Weiller, amigo íntimo de Richard Nixon, ha sido miembro del consejo directivo de Renault y de otras corporaciones industriales francesas.

Almirante James D. Watkins, quien fue jefe de operaciones navales con Reagan.

Thomas Bolan: consejero de Human Life Foundation , de la cual fue directora Priscilla Buckley, exfuncionaria de la CIA y editora ejecutiva de National Review.

Jeremiah Denton: en los años 80 fue senador por Alabama, prisionero de guerra en Vietnam, de 1965 a 73, asesor de Pat Roberson de 1978-80. En 2004, formó parte del grupo de veteranos que apoyaron a Bush-Cheney en su campaña.

Frank Shakespeare, quien fue embajador en Portugal en la época de Reagan y posteriormente embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede. Hace dos décadas participó en las ambiciosas operaciones de propaganda de la CIA contra los regímenes socialistas. Ha sido consejero de la Fundación Heritage y ha ocupado puestos ejecutivos en la industria de las comunicaciones, entre ellos el de presidente de CBS-TV Services.

Alejos Arzú

Un tema importante en la historia de los Caballeros de Malta es su apoyo a la contrarrevolución centroamericana a través de personajes como el guatemalteco Roberto Alejos Arzú, y de instituciones privadas como la Fundación Amicares.

Alejos Arzú ha tenido una larga trayectoria como activista de la derecha: “En 1959, el poderoso empresario azucarero Roberto Alejos Arzú, puso a disposición de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) su extensa finca La Helvetia para que en ella se entrenaran tropas cubanas y mercenarios anticastristas.”

“De esos terrenos, ubicados en el departamento occidental de Retalhuleu, partieron hacia Puerto Cabezas, Nicaragua, los comandos que se embarcaron para lanzar la fracasada invasión de Bahía Cochinos...”.

Roberto Alejos Arzú es tío de Alvaro Arzú Wilson, quien en los 90 fue presidente de Guatemala y que a su vez es hermano de Mercedes Arzú, fundadora del grupo provida Family of Americas.

Alejos fue uno de los personajes que hace dos décadas protagonizaron el acercamiento con el gobierno conservador de Reagan, desde la época de su campaña. Anteriormente, Alejos se había quejado de que "La mayoría de los elementos del Departamento de Estado probablemente son procomunistas, están usando los derechos humanos como argumento para promover la socialización de estas áreas. Hemos llegado al punto de temer más al Departamento de Estado que a la infiltración comunista. O bien Carter es un presidente totalmente incompetente o es decididamente un elemento comunista”

En abril de 1980, se llevó a cabo con el patrocinio de Alejos una reunión en la que participaron miembros de Young Americans for Freedom, la Fundación Heritage, Moral Majority, Young Republicans National Federation, la American Conservative Union y Conservative Digest. En la época de Reagan, Alejos estableció buenos contactos con congresistas y funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos e incluso llegó a reunirse con el propio Reagan, quien no dudó en apoyar decididamente a un gobierno que se manifestaba tan anticomunista como violador de los derechos humanos.

Alejos ha sido también uno de los dirigentes de los Caballeros de Malta en Centroamérica. El 27 de diciembre de 1984, el Washington Post reportó que de acuerdo con Alejos, representante de los Caballeros en Honduras, la fundación privada filantrópica llamada AmeriCares conjuntamente con los Caballeros de Malta canalizaron más de 14 millones de dólares de ayuda médica a El Salvador, Honduras y Guatemala en los dos años anteriores, y que en Honduras una parte de esos fondos se destinó a los indios miskitos vinculados al apoyo a los contras.

En Honduras, AmeriCares comenzó oficialmente sus operaciones en l985, apoyándose en la presencia y conexiones diplomáticas de los Caballeros de Malta . “Como en el resto de América Central, en Honduras AmeriCares trabaja muy relacionado con los Caballeros de Malta. Apoyan acciones cívico militares y programas contrarrevolucionarios, pero también proporcionan suministros al Ministerio de Salud para clínicas en el país”.

En Guatemala una parte de los fondos mencionados se distribuyó entre las fuerzas armadas, como parte de un programa de reubicación mediante “aldeas modelos”. Según Alejos, “...... el ejército guatemalteco envía medicinas de AmeriCares a la gente de las aldeas modelo a lo largo de la frontera con México”.

Además, la Asociación del Comando Aéreo, de Fort Walton Beach, dijo haber usado instalaciones de los Caballeros de Malta en El Salvador. El general retirado H. C. Aderholt, jefe del grupo de 1500 miembros afirmó que los comandos enviaron comida y medicinas a los Caballeros y que conjuntamente “le dimos buen apoyo al comando aéreo salvadoreño”. Según Aderholt, la asociación mencionada ha distribuido a El Salvador 4.5 millones en comida y medicinas proporcionados por la Christian Broadcasting Network y World Medical Relief. Por su parte, Russ Bellant, en el Detroit Metro Times del 9 de octubre de 1985, señaló dijo que Aderholt dio la versión de que la Christian Boradcasting Network de Pat Robertson había dado a los Caballeros de Malta 2 millones de dólares para operaciones en América Central.

El magnate estadunidense J. Peter Grace, de los Caballeros de Malta, ha dicho que él inició los envíos médicos a Centroamérica en 1983 bajo la idea de que AmeriCares y los Caballeros trabajaran conjuntamente en la región. Grace presidió el American Institute for Free Labor Development (AIFLD), una organización vinculada a la CIA, y también fue miembro del Comité Americano de Liberación del Bolchevismo, grupo también vinculado a la CIA, y que ayudó a exoficiales de la inteligencia nazi a escapar de la persecución.

A principios de los 90, Marvin Bush, hijo del presidente Bush sr, acompañó al segundo envío de AmeriCares a Nicaragua. El cargamento fue recibido por Roberto Alejos, como representante de los Caballeros de Malta. Prescott Bush jr, tío del actual presidente Bush, es miembro de los Caballeros de Malta, y del consejo directivo de AmiCares. Como se ha mencionado, también pertenece a los Caballeros de Malta William Simon, quien además estuvo en el consejo nacional de Prodemca, organización que junto con los Caballeros ha estado involucrada en el apoyo a los contras y a otros sectores de la oposición antisandinista en Nicaragua.

Cabe añadir que en México, luego del sismo de 1985, AmeriCares hizo un envío aéreo de más de un millón y medio de dólares en equipos médicos. Como en otros países, su trabajo ha sido apoyado por los Caballeros de Malta, cuyo presidente ha sido José Barroso Chávez, personaje que a fines de los 90, como presidente de la Cruz Roja, se opuso públicamente a la difusión y uso del condón. La organización SHARE distribuyó en México vacunas de Americares que habían sido rechazadas en Filipinas, como “innecesarias y potencialmente peligrosas”.

........................................................ Fragmentos del libro inédito Cruces y Sombras. Perfiles del Conservadurismo en América Latina.

Edgar González Ruiz

Edgar González Ruiz Maestro en Filosofía. Investigador y periodista, especializado en la derecha política en México y América Latina. Ha publicado varios libros, como: La Última Cruzada (2001); Los Abascal (2002); Cruces y Sombras (2006); El clero en armas (2007). En 2005 obtuvo el Premio José Martí; en 2006, el Premio Nacional de Periodismo, de México. Colabora en Contralínea.

 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.