Red Voltaire
Señal de Alerta

Noviembre y el pus que brota en Perú

| Lima (Perú)
+
JPEG - 70.1 KB
¡Imposible dejar de notar el copioso dinero en campaña!

La corrupción es tan natural en nuestro país que NO llama la atención. Es parte del fallido ADN social del Perú. Hemos navegado desde antes de la Colonia, pasando por la República, hasta los días presentes, en la ciénaga hedionda de políticos sucios, hombres y mujeres venales, leyes con nombre y apellido, gobiernos claudicantes, racismo a granel y desde muy arriba hacia abajo, en proditora suma: la colección más infame y oprobiosa que pueda graficar la miseria moral de un país.

Los dineros de Odebrecht, por cuantía enorme y notoria, eran imposibles de obviarse o sentirse porque gestionaban espacios en los medios, carteles de propaganda, presentaciones múltiples. ¿Puede descartarse la existencia de pagos o bonificaciones a quienes participaron de sus goces? Da la impresión que eso no es posible. Ciertamente quienes actuaron de buena fe y con sinceridad o emoción, debieron haberse cuestionado el zafarrancho de recursos porque callar o hacerse los bobos, también los mancha y ensucia.

Cuando hay corrupción es menester castigar o flagelar a los delincuentes. Se sabe que ellos también arman construcciones legales y trapisondas en tribunales y juzgados. ¿No varió Alan García su postura frente a la inscripción con sus siglas para decir con desfachatez cínica que eso “no significaba nada”?

Y el resto por el estilo.

La semana que pasó fue pródiga en revelaciones. Esta vez ha sido la señora Susana Villarán la supuestamente vinculada a dineros otorgados por Odebrecht y la versión viene de capitostes que probablemente posean cómo ratificar cuanto dijeron. La situación de la ex alcaldesa es, por decir lo menos, brumosa.

Gracias a la intercesión manipuladora e inescrupulosa del Apra por Alan García Pérez, a los que integran esa colectividad, se les achaca vocación para el robo, monra y estafa. Aunque sea injusto es una realidad que ni los más recalcitrantes dogos alanistas pueden negar: para el resto del Perú los del partido de la estrella, son simples rateros. Cincuenta o sesenta años de haber sido, de un modo u otro, columna y trinchera en la lucha por un Perú libre, justo y culto, terminaron con el señor que apenas si llegó al -6% en las elecciones del 2016.

¿Qué ocurrirá con los que estaban en otro lado del espectro, específicamente al lado de la señora Villarán? Hay oleadas anímicas, dinámicas de opinión y tsunamis políticos que son imposibles de rebatir en el corto tiempo. Fabrican máculas, echan sombras de sospechas y el asunto empeora si los ruidosos ahora carecen de explicaciones convincentes.

Habida cuenta del tiempo transcurrido y las circunstancias de entonces, me es posible ratificar lo que escribí hace casi tres lustros:

“Tengo un gran respeto por mis múltiples amigos marxistas genuinos y que aún dan fe a las bondades de este credo. Pero, tengo también, un profundo desprecio por todos los embusteros que le dijeron al país desde hace más de 30 años que ellos eran la solución que venía en libracos, folletitos de quiosco y discursos inflamados. Estos viven a cuerpo de rey y son sus propios amigos de la izquierda proletaria quienes les increpan su modus vivendi y falsedad monstruosa.”

«Rebuzna la izquierda caviar»

Advirtió don Manuel González Prada:
«El Perú es un organismo enfermo, donde se aplica el dedo, brota el pus.»

Herbert Mujica Rojas

Herbert Mujica Rojas Autor de la columna Señal de Alerta y responsable de Páginas Libres, periodista peruano, analista político y ensayista en temas geopolíticos, ambientales, seguridad documentaria y otros vibrantes acápites de su país y Latinoamérica. Escribió en el 2007 el libro ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas!
Es posible conectar con él al teléfono (+51) 9-9918-0913.

 
Falta AG... (Animal Gordo)
Señal de Alerta
 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Páginas Libres
Victoria Villalobos: a la maestra con cariño
por Jorge Smith, Socios
 
Páginas Libres
¡Denuncia a 4 jueces TC por delito e infracción constitucional!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
¡Evasión tributaria es un forado siniestro!
por Luis Alberto Latínez, Socios
 
Páginas Libres
TC actual ¿violó el 5-4-2016 cosa juzgada del 14-6-2013?
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
Elizabeth López, testigo ocular
por Jorge Smith, Socios
 
Señal de Alerta
Falta AG... (Animal Gordo)
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
¿Y la transformación del Estado?
por Germán Lench Cáceres, Socios