Red Voltaire

Texto íntegro del informe presentado por Hu Jintao en XVIII Congreso del PCCh

| Pekín (China)
+
JPEG - 40.8 KB

Camaradas:

Ahora voy a presentar ante el Congreso el siguiente informe en nombre del XVII Comité Central.

El XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China es un congreso de suma importancia que se celebra en momentos en que nuestro país ha entrado en la etapa decisiva de la culminación de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada. El tema del Congreso es: Manteniendo en alto la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas y tomando como guía la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo, emancipar la mente, sostener la reforma y la apertura, aglutinar las fuerzas y superar dificultades y adversidades, con miras a avanzar con toda firmeza por el camino del socialismo con peculiaridades chinas y luchar por la consumación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada.

En este mismo momento, tenemos una percepción común: en el curso de lucha ardua de más de noventa años, nuestro Partido unió y dirigió a todas las etnias del pueblo chino en la transformación de la vieja China, pobre y atrasada, en una Nueva China que logra cada día más prosperidad y fortaleza, lo que nos presenta un luminoso porvenir de la gran revitalización de la nación china. Nos sentimos doblemente orgullosos de la gran obra histórica que han creado el Partido y el pueblo, nos volvemos doblemente afianzados en el ideal y la convicción por ellos establecidos, y somos doblemente conscientes de la responsabilidad histórica con que carga el Partido.

En la actualidad, se siguen operando cambios profundos en la situación del mundo, del país y del Partido y son algo sin precedentes las oportunidades de desarrollo, los riesgos y los desafíos con que nos enfrentamos. Todo el Partido debe tener muy presentes la confianza que el pueblo deposita en nosotros y el importante encargo que nos encomienda, trabajar con mayor ánimo emprendedor y mayor celo y prudencia, continuar promoviendo el desarrollo de carácter científico, fomentando la armonía social, y mejorando la vida del pueblo y aumentando su bienestar, con el objeto de cumplir las tareas gloriosas pero arduas que nos asigna la época.

I. LABORES REALIZADAS EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS Y BALANCE BÁSICO DEL PASADO DECENIO

El lustro transcurrido desde el XVII Congreso fueron cinco años en que avanzamos con intrepidez por el camino del socialismo con peculiaridades chinas y cinco años en que, superando las pruebas de toda clase de dificultades y riesgos, conquistamos nuevas victorias en la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada.

El XVII Congreso trazó la disposición general sobre el impulso a la reforma, la apertura y la modernización socialista y sobre la materialización del grandioso objetivo de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada. A fin de llevar a efecto el espíritu de dicho Congreso, el Comité Central convocó sucesivamente siete sesiones plenarias para tomar decisiones y disposiciones correspondientes a los problemas de capital importancia que conciernen a la situación en su conjunto, tales como la profundización de la reforma del régimen administrativo, el impulso a la reforma rural y el desarrollo del agro, el fortalecimiento y mejoramiento de la construcción del Partido en la nueva situación, la elaboración del XII Plan Quinquenal y la promoción de la reforma y el desarrollo de la cultura. En el último lustro cumplimos triunfalmente el XI Plan Quinquenal y pusimos en feliz ejecución el XII, logrando nuevos e importantes éxitos en todas las labores.

Desarrollo seguro y relativamente rápido de la economía. Se incrementó en gran medida la fortaleza nacional integral, alcanzando el PIB los 47,3 billones de yuanes en 2011. Los ingresos fiscales aumentaron de forma considerable. La capacidad productiva integral de la agricultura se acrecentó y la producción de cereales creció por años consecutivos. Se hicieron nuevos progresos en la reestructuración sectorial y se afianzó la construcción infraestructural en todos sus aspectos. Se elevó notablemente el nivel de la urbanización y se reforzó la coordinación del desarrollo entre la ciudad y el campo y entre las diversas regiones. Se consiguieron notorios resultados en la construcción de un país innovador y se lograron avances sustanciales en los vuelos espaciales tripulados, la exploración lunar, la inmersión profunda de batiscafo tripulado, la supercomputación, ferrocarriles de alta velocidad, etc. Se desplegó de manera sólida el fomento de la civilización ecológica y se llevaron adelante en todos los aspectos el ahorro de recursos y la protección medioambiental.

Significativos avances en la reforma y la apertura. Se profundizaron de continuo la reforma integral de las zonas rurales, la reforma del sistema de derechos a bosques de propiedad colectiva y la de las empresas estatales, y se cobró un sano desarrollo de las economías de propiedad no pública. Se completaron sin cesar el sistema de mercado moderno y el de macrocontrol y avanzaron a paso seguro las reformas en los terrenos de fisco y tributos, finanzas, precios, ciencias y tecnologías, educación, seguridad social, y servicios médicos, farmacéuticos y sanitarios, así como reformas de las instituciones públicas. La economía abierta de nuestro país alcanzó un nuevo nivel y el volumen global de nuestras importaciones y exportaciones saltó al segundo lugar en el mundo.

Elevación evidente del nivel de vida del pueblo. Se intensificó cada vez más la mejora de la vida del pueblo, así que se aumentó constantemente el empleo en las zonas urbanas y rurales, se incrementaron bastante rápido los ingresos de los habitantes, crecieron de modo seguro los bienes familiares, se mejoraron obviamente las condiciones vestimentarias, alimentarias, habitacionales, de transporte y otros bienes de consumo, ascendieron en gran medida el índice de garantía del nivel de vida mínimo en la ciudad y el campo y la cuantía normativa de la ayuda contra la pobreza en las zonas rurales, así como se elevó de continuo la pensión de vejez básica de los jubilados de las empresas.

Nuevos pasos en el fomento de la democracia y la legalidad. Se siguió promoviendo la reforma del régimen político. Se puso en práctica la realización de la elección de diputados a las asambleas populares conforme a una proporción demográfica igual en las zonas urbanas que en las rurales. Se fomentó sin cesar la democracia en los niveles de base. Se formó el sistema jurídico del socialismo con peculiaridades chinas y se lograron evidentes éxitos en la construcción de un Estado de derecho socialista. Se consolidó y robusteció el frente único patriótico. Se profundizó la reforma del régimen administrativo y se hicieron nuevos progresos en la reforma del régimen y el mecanismo de actuación judiciales.

Subida de la construcción cultural a un nuevo peldaño. Se desplegó a fondo el fomento del sistema de valores clave del socialismo, se promovió la reforma del régimen cultural en todos sus aspectos, se anotaron importantes progresos en la implantación del sistema de servicios culturales públicos, se desarrolló velozmente la industria cultural, se volvieron más prósperas la creación y la producción culturales, y se tornó más variopinta la vida espiritual y cultural del pueblo. Se obtuvieron nuevos éxitos en el fortalecimiento de la salud de todo el pueblo y en los deportes competitivos.

Nuevos progresos en la construcción social. Se elevaron notablemente el nivel de los servicios públicos básicos y el grado de equidad en el acceso a los mismos. Progresó con rapidez la educación y se materializó cabalmente la educación obligatoria gratuita tanto en la ciudad como en el campo. Se consiguieron patentes éxitos en el fomento del sistema de seguridad social, se dejó establecido de manera integral el sistema de seguro de vejez básico en las zonas urbanas y rurales, y se configuró en lo fundamental el nuevo sistema de asistencia social. Se hizo realidad básicamente el seguro médico de cobertura a todo el pueblo y se implantó de manera preliminar el sistema de asistencia médico-sanitaria básica en la ciudad y el campo. Se promovió con celeridad la construcción de viviendas de protección social. Se reforzó e innovó la gestión social, y la sociedad se mantuvo armoniosa y estable.

Nuevas perspectivas en la construcción de la defensa nacional y del Ejército. Se cosecharon importantes éxitos en los cambios militares con peculiaridades chinas. El Ejército impulsó de modo coordinado y fortaleció en todos los sentidos su revolucionarización, modernización y regularización; profundizó sin cesar los preparativos para la lucha militar; aumentó notoriamente su capacidad de cumplir la misión histórica en el nuevo siglo y en la nueva etapa; y realizó de manera excelente una serie de tareas apremiantes, difíciles, peligrosas y pesadas.

Mayor fortalecimiento del trabajo relacionado con Hong Kong, Macao y Taiwan. Hong Kong y Macao mantuvieron su prosperidad y estabilidad, y sus intercambios y cooperación con la parte continental se elevaron a un nuevo nivel. Se impulsó la producción de importantes virajes en las relaciones entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, se logró el establecimiento de lazos completos, directos y recíprocos en materia de transporte, comercio y servicios postales entre ambas orillas, y se subscribió y puso en práctica el Acuerdo Marco de Cooperación Económica (ECFA, siglas en inglés), formándose así una configuración de intercambios omnidireccionales entre ambos lados del estrecho e iniciándose una nueva situación de desarrollo pacífico de las relaciones interribereñas.

Nuevos logros en la labor diplomática. Defendimos con firmeza los intereses del Estado y los derechos e intereses legítimos en ultramar de nuestros ciudadanos y personas jurídicas, intensificamos los intercambios y cooperación con los diversos países del mundo, propulsamos el cambio del mecanismo de gobernanza global, trabajamos dinámicamente por contribuir a la paz y el desarrollo del mundo, y logramos incrementar aún más nuestra representatividad y derecho a opinar en los asuntos internacionales, lo que nos permitió conseguir un ambiente internacional favorable para la reforma y el desarrollo.

Fortalecimiento integral de la construcción del Partido. Se impulsó de continuo la construcción del Partido en su capacidad de gobernación del país y en su carácter de vanguardia; se obtuvieron notables logros en su fomento ideológico y teórico e importantes frutos en el estudio y la práctica de la concepción científica del desarrollo; y se dieron importantes pasos en la reforma e innovación a favor de la construcción partidaria. Se amplió en mayor medida la democracia interna del Partido. Se hicieron progresos sustanciales en la formación del contingente de cuadros y se abrió una nueva situación en el trabajo relacionado con los recursos humanos de excelencia. Se profundizaron tanto la actividad encaminada a crear organismos de base del Partido avanzados y competir por ser militantes sobresalientes como la construcción de organismos del Partido empeñados en el estudio, y se reforzaron constantemente los organismos de base del Partido. El fomento del estilo del Partido y de la moralización administrativa y la lucha contra la corrupción surtieron nuevos resultados.

Mientras tanto, debemos ser conscientes de que en nuestro trabajo aún existen numerosas insuficiencias y en nuestro camino de avance no pocas dificultades y problemas. Los principales son: permanecen agudos los problemas como el desequilibrio, la descoordinación y la insostenibilidad en el curso del desarrollo; dista de ser fuerte la capacidad de innovación científica y tecnológica; la estructura sectorial se halla irracional; la base agrícola sigue siendo débil; se agravan las restricciones provenientes de los recursos y del medio ambiente; son bastante numerosos los obstáculos, derivados de regímenes y mecanismos, que condicionan el desarrollo de carácter científico; son arduas las tareas de profundizar la reforma y la apertura y cambiar la modalidad del desarrollo económico; todavía son bastante grandes la disparidad de desarrollo entre la ciudad y el campo y entre las diversas regiones y la existente en la distribución de ingresos entre los habitantes; van en aumento evidente las contradicciones sociales; son numerosos los problemas que atañen a los intereses vitales de las masas, entre ellos la educación, el empleo, la seguridad social, la asistencia médica, la vivienda, el ambiente ecológico, la seguridad de los productos alimenticios y farmacéuticos, la seguridad en la producción, el orden público, la aplicación de la ley y la administración de justicia, y una parte de las masas vive con bastantes dificultades; en algunos ámbitos existen fenómenos de falta de normas éticas y carencia de credibilidad; unos cuadros se muestran poco capacitados para dirigir el desarrollo de carácter científico, algunos organismos de base del Partido padecen de debilidad y flojedad, un número reducido de cuadros militantes se manifiestan vacilantes respecto al ideal y las convicciones y débiles en cuanto a su conciencia sobre el propósito del Partido, y así resaltan el formalismo y el burocratismo, y constituyen un fenómeno de gravedad la ostentación y el derroche; y en algunos terrenos se nota una fácil y elevada incidencia de la corrupción y otros fenómenos negativos, lo cual nos advierte que es aún severa la situación de la lucha anticorrupción. Respecto a esas dificultades y problemas, debemos prestar suma atención y solucionarlos con mayor seriedad.

Las labores de los cinco años recién pasados componen parte importante de la práctica del decenio de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada que hemos emprendido desde el XVI Congreso.

Durante estos diez años, captando con firmeza y aprovechando de modo adecuado el importante periodo coyuntural estratégico del desarrollo de nuestro país, vencimos una serie de grandes desafíos e impulsamos con todo esfuerzo el socialismo con peculiaridades chinas hacia una nueva etapa de desarrollo. Al entrar en el nuevo siglo y la nueva etapa, en circunstancias en que la situación internacional experimentaba cambios constantes y la competencia relativa a la fortaleza nacional integral se tornaba enconada sin precedentes, profundizamos la reforma y la apertura, aceleramos los pasos de desarrollo y, tomando como coyuntura clave nuestra incorporación a la Organización Mundial del Comercio, transformamos la presión en fuerza motriz y los desafíos en oportunidades, y propulsamos de manera inconmovible el proceso de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada. En el curso del avance, nos sobrepusimos al repentino brote epidémico de la neumonía atípica, y, sobre la base de un resumen concienzudo de la práctica del desarrollo de nuestro país y una comprensión certera de las características de fase de este desarrollo, formulamos a tiempo la concepción científica del desarrollo y otras importantes ideas estratégicas y las llevamos a la práctica en toda la línea, abriendo así un amplio espacio para el desarrollo económico y social. Al pasar el 2008, la crisis financiera internacional acarreó serias dificultades al desarrollo de nuestro país, frente a lo cual, valiéndonos de una evaluación científica y una decisión resuelta, adoptamos una serie de medidas de gran importancia, de modo que en el mundo nuestro país fue el primero en lograr la estabilización de la economía y su consiguiente repunte y acumuló importantes experiencias para encarar eficazmente las embestidas de los riesgos económicos externos y mantener el desarrollo económico seguro y relativamente rápido. Tuvimos éxito en la celebración tanto de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Beijing como de la Exposición Universal de Shanghai; conquistamos victorias trascendentales en la lucha contra el devastador terremoto de Wenchuan, en Sichuan, y otras graves calamidades naturales, y en la rehabilitación y reconstrucción postdesastre; y tratamos adecuadamente una sucesión de importantes incidentes repentinos. Bajo la sumamente complicada situación interna y externa, el Partido y el pueblo, superando duras pruebas, lograron consolidar y desarrollar la situación general de la reforma, la apertura y la modernización socialista, elevar el estatus internacional de nuestro país, realzar la enorme superioridad y la poderosa vitalidad del socialismo con peculiaridades chinas, y fortalecer el orgullo y la fuerza cohesiva del pueblo chino y la nación china.

Durante los diez años recién pasados, hemos conseguido una serie de nuevos éxitos históricos y sentado una sólida base para la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Nuestro país ha hecho ascender el volumen global de la economía del sexto puesto mundial al segundo; ha elevado a otra altura importante las fuerzas productivas sociales, el poderío económico y las fuerzas científicas y tecnológicas, el nivel de vida del pueblo, de los ingresos de los habitantes y de la seguridad social, y la fortaleza nacional integral y la competitividad e influencia internacionales, de ahí que se hayan operado nuevos cambios históricos en la fisonomía del país. De todos es reconocido que se trata para nuestro país de un periodo del desarrollo económico continuado, del perfeccionamiento constante de la democracia, del florecimiento creciente de la cultura y del mantenimiento de la estabilidad social, y de un periodo de gran atención a la garantización y la mejora de la vida del pueblo y de su obtención de más beneficios reales. El hecho de que hayamos podido conseguir tales éxitos históricos se debe a que nos hemos apoyado en la guía acertada de la teoría, la línea, el programa y las experiencias fundamentales del Partido, hemos contado con la profunda y sólida base sentada desde la fundación de la Nueva China, sobre todo, a partir del inicio de la reforma y la apertura, y nos hemos sustentado en la lucha unida de todo el Partido y el pueblo de todas las etnias del país.

Aquí quisiera expresar, en nombre del Comité Central del Partido Comunista de China, ¡sincero agradecimiento al pueblo de todas las etnias del país, a todos los partidos democráticos, todas las organizaciones populares y las personalidades patrióticas de todos los sectores sociales, a los compatriotas de las Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong y Macao, los compatriotas de Taiwan, y los numerosos chinos de ultramar, y a todos los amigos de los distintos países que se interesan por la modernización de China y le brindan su apoyo!

Resumiendo la trayectoria de lucha de los últimos diez años, lo más significativo radica en que, con la persistencia en el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping y el importante pensamiento de la triple representatividad como guía y con el coraje para promover la innovación teórica basada en la práctica, hemos formulado, en torno al mantenimiento y el desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas, una serie imbricada e interconectada de nuevos pensamientos, puntos de vista y conclusiones, hemos configurado la concepción científica del desarrollo y la hemos puesto en práctica. Esta concepción ha sido producto de la integración del marxismo con la realidad de la China actual y las características de la época, y una plasmación concentrada de la concepción del mundo y la metodología marxistas acerca del desarrollo; ha dado una nueva y científica respuesta a importantes cuestiones como la de qué tipo de desarrollo se debe realizar y cómo efectuarlo bajo la nueva situación; ha elevado a un nuevo nivel nuestro conocimiento sobre la ley objetiva del socialismo con peculiaridades chinas; y ha abierto nuevos horizontes al desarrollo del marxismo en la China actual. La misma concepción constituye el logro más reciente del sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas, la cristalización de la sabiduría colectiva del Partido Comunista de China, así como una potente arma ideológica para guiar todo el trabajo del Partido y del Estado. Como pensamiento guía, ella, junto con el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping y el importante pensamiento de la triple representatividad, debe ser mantenida por el Partido durante largo tiempo.

Al poner la mirada en el futuro, nos percatamos de que nuestra implementación honda de la concepción científica del desarrollo reviste trascendental significado real y profunda significación histórica para el mantenimiento y el desarrollo del socialismo con peculiaridades china, y por consiguiente debemos aplicar esta concepción en todo el proceso de nuestra modernización y plasmarla en todos los aspectos de la construcción del Partido. Todo el Partido debe tomar de modo más consciente el impulso al desarrollo económico y social como la primera acepción esencial de la profunda aplicación de dicha concepción; empeñarse con firmeza en la construcción económica como tarea central; persistir en concentrarse en la construcción y entregarse en cuerpo y alma al desarrollo; en lo tocante al desarrollo, poner todo su empeño en el dominio de la ley objetiva, en la innovación de conceptos y en la superación de dificultades; ejecutar a fondo la estrategia de revigorizar el país mediante la ciencia y la educación, la de potenciarlo con la formación de recursos humanos cualificados y la del desarrollo sostenible; acelerar el paso de configurar modalidades, regímenes y mecanismos de desarrollo que correspondan a las exigencias del desarrollo de carácter científico; emancipar y desarrollar sin cesar las fuerzas productivas sociales, y hacer realidad sin pausa el desarrollo de carácter científico, armonioso y pacífico, al objeto de echar sólidos cimientos para el mantenimiento y el fomento del socialismo con peculiaridades chinas. Debemos servirnos más conscientemente de la consideración del ser humano como lo primordial para que sea nuestra posición núcleo en la aplicación a fondo de la concepción científica del desarrollo; tomar siempre la debida materialización, salvaguardia y fomento de los intereses fundamentales de las más amplias masas populares como punto de partida y destino de todas las actuaciones del Partido y del Estado; respetar el espíritu de iniciativa del pueblo; garantizar sus diversos derechos e intereses; y conseguir constantemente nuevos resultados en la materialización del codisfrute de los logros del desarrollo por parte del pueblo y en el impulso al desarrollo integral de la persona. Es preciso que nos valgamos más conscientemente de la integridad, la coordinación y la sostenibilidad para que sean la exigencia básica de la profunda aplicación de la concepción científica del desarrollo, y que llevemos a la práctica en todos los aspectos la disposición general caracterizada por el quinteto, a saber: la construcción económica, la política, la cultural, la social y la de la civilización ecológica, con miras a promover la coordinación entre todos los ámbitos de la modernización, entre las relaciones de producción y las fuerzas productivas y entre la superestructura y la base económica, y desbrozar continuamente un camino de desenvolvimiento civilizado conducente a una producción desarrollada, una vida holgada y un buen ecosistema. Debemos servirnos más conscientemente de la actuación con visión de conjunto como método fundamental de la aplicación a fondo de la concepción científica del desarrollo; atenernos al principio de hacer todo partiendo de la realidad; comprender correctamente y tratar como es debido las trascendentales relaciones existentes en la causa del socialismo con peculiaridades chinas; coordinar el trabajo entre la reforma, el desarrollo y la estabilidad, entre los asuntos internos, la diplomacia y la defensa nacional, y entre la administración del Partido, la del país y la del Ejército; coordinar el desarrollo urbano y el rural, el de unas regiones y el de otras, el económico y el social, el desarrollo armonioso entre el ser humano y la naturaleza, y el desarrollo interno y la apertura al exterior; y concertar las relaciones de intereses de los diversos sectores, con vistas a poner en pleno juego su entusiasmo y esforzarnos por configurar una situación en la que todos y cada uno de los integrantes del pueblo puedan aportar según su capacidad, ocupar cada uno su puesto adecuado y convivir en armonía.

La emancipación de la mente, la búsqueda de la verdad en los hechos, el avance con los tiempos y la actuación realista y pragmática constituyen la más notoria esencia espiritual de la concepción científica del desarrollo. El desarrollo de la práctica jamás conocerá fin, ni la comprensión de la verdad, ni tampoco la innovación teórica. Toda la militancia ha de atreverse a practicar, a cambiar y a innovar, asumir las exigencias del desarrollo de la época, adaptarse a la aspiración común del pueblo, explorar sin desmayo la ley objetiva del socialismo con peculiaridades chinas y dominarla, y conservar siempre el vigor y vitalidad del Partido, así como la fuerza motriz del desarrollo del país, al objeto de abrir enérgicamente en la práctica creativa del Partido y del pueblo perspectivas aún más vastas para el fomento del socialismo con peculiaridades chinas.

II. CONQUISTA DE NUEVAS VICTORIAS DEL SOCIALISMO CON PECULIARIDADES CHINAS

Echando una mirada retrospectiva al impetuoso curso de la historia china a partir de la época moderna y extendiendo nuestra vista al futuro impregnado de esperanzas para la nación china, llegamos a una firme conclusión: para culminar la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada, acelerar el impulso a la modernización socialista y alcanzar la gran revitalización de la nación china, hemos de seguir inflexiblemente el camino del socialismo con peculiaridades chinas.

El camino que seguimos decide la vida del Partido, el porvenir del país, el destino de la nación y la felicidad del pueblo. Es una tarea extremadamente ardua explorar el camino de la revitalización nacional en un país como China, sumamente atrasada en lo económico y cultural. Durante los últimos más de noventa años, nuestro Partido, estrechamente apoyado en el pueblo, ha venido integrando los fundamentos del marxismo con la realidad china y las características de la época, y, siguiendo con independencia y autodecisión su propio camino y habiendo pasado múltiples penalidades y pagado toda clase de precios, ha obtenido grandes victorias en la revolución, la construcción y la reforma, y ha iniciado y desarrollado el socialismo con peculiaridades chinas, con lo cual ha cambiado de raíz el porvenir y el destino del pueblo chino y de la nación china.

El colectivo dirigente central de la primera generación del Partido, con el camarada Mao Zedong como núcleo, condujo a todo el Partido y al pueblo de las diversas etnias del país en la culminación de la revolución de nueva democracia y en el cumplimiento de la transformación socialista, con lo cual dejó establecido el sistema básico del socialismo, e hizo realidad con éxito el cambio social más profundo y más grandioso de la historia china, sentando de este modo la premisa política fundamental y la base institucional para todo el desarrollo y progreso de la China actual. En el curso de la exploración, pese a los graves reveses sufridos, los logros teóricos de creación única y los enormes éxitos obtenidos por el Partido en la construcción socialista proporcionaron valiosas experiencias, preparación teórica y base material para la iniciación de un socialismo con peculiaridades chinas en el nuevo periodo histórico.

El colectivo dirigente central de la segunda generación del Partido, con el camarada Deng Xiaoping como núcleo, al conducir a todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país en la sintetización a fondo de las experiencias tanto positivas como negativas adquiridas en la construcción socialista de nuestro país y al tomar como referencia las experiencias históricas del socialismo en el mundo, adoptó la decisión histórica de trasladar el centro del trabajo del Partido y del Estado a la construcción económica y de llevar a efecto la reforma y la apertura, reveló profundamente la esencia del socialismo, estableció la línea fundamental de la etapa primaria del socialismo, planteó con claridad la idea de seguir un camino propio para construir un socialismo con peculiaridades chinas, respondió de modo científico a una serie de problemas básicos relativos a la construcción de este socialismo y lo inició con éxito.

El colectivo dirigente central de la tercera generación del Partido, con el camarada Jiang Zemin como núcleo, al conducir a todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país en la adhesión a la teoría y la línea fundamentales del Partido, defendió el socialismo con peculiaridades chinas frente a las severas pruebas que suponían la extremadamente complicada situación interna y externa y los graves reveses sufridos por el socialismo en el mundo, y en virtud de las nuevas prácticas, determinó el programa y la experiencia fundamentales de nuestro Partido, definió los objetivos de la reforma y el marco básico del régimen de economía de mercado socialista, e instauró el sistema económico básico y el de distribución en la etapa primaria del socialismo, con lo cual abrió nuevas perspectivas a la reforma y la apertura integrales, impulsó la nueva magna obra de la construcción del Partido y llevó exitosamente el socialismo con peculiaridades chinas al siglo XXI.

En el nuevo siglo y en la nueva etapa, el Comité Central del Partido, captando el importante periodo coyuntural estratégico, propulsó la innovación en materia de práctica, teoría y sistema en el proceso de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada; enfatizó la perseverancia en un desarrollo que considerara al ser humano como lo primordial y que fuera integral, coordinado y sostenible; formuló la edificación de una sociedad socialista armoniosa y la aceleración del fomento de la civilización ecológica; conformó la disposición general de la causa del socialismo con peculiaridades chinas; concentró las energías en garantizar y mejorar la vida del pueblo; propulsó la equidad y la justicia sociales; impulsó la edificación de un mundo armonioso; promovió el fortalecimiento del Partido en su capacidad de gobernar el país y en su carácter de vanguardia; y, en un nuevo punto de partida histórico, logró todo éxito al seguir con firmeza y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas.

En la constante exploración que hemos venido efectuando a modo de relevos en los más de treinta años de reforma y apertura, enarbolamos con toda firmeza la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, sin seguir el viejo camino de enclaustramiento y anquilosamiento ni tomar una ruta perniciosa de abandonar nuestra bandera. El camino, el sistema teórico y el sistema de este socialismo constituyen el logro fundamental que el Partido y el pueblo han conseguido en los más de noventa años de lucha, creación y acumulación, por lo que debemos apreciarlos más que nunca, permanecer siempre adheridos a ellos y desarrollarlos continuamente.

El camino del socialismo con peculiaridades chinas supone: bajo la dirección del Partido Comunista de China y partiendo de las condiciones básicas del país, asumir la construcción económica como tarea central y reafirmarse en los cuatro principios fundamentales y en la reforma y la apertura; emancipar y desarrollar las fuerzas productivas sociales; construir una economía de mercado, una política democrática, una cultura avanzada, una sociedad armoniosa y una civilización ecológica socialistas; y promover el desarrollo integral del ser humano, con el fin de ir haciendo realidad la prosperidad común de todo el pueblo y edificar un país socialista moderno, próspero, poderoso, democrático, civilizado y armonioso. El sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas es uno de carácter científico que abarca la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo, y constituye un mantenimiento y desarrollo del marxismo-leninismo y el pensamiento de Mao Zedong. El sistema del socialismo con peculiaridades chinas incluye el de las asambleas populares como sistema político fundamental; el de cooperación multipartidaria y consulta política bajo la dirección del Partido Comunista de China, el de autonomía étnica territorial, el de autogobierno de las masas en las instancias de base, entre otros sistemas políticos básicos; el sistema jurídico del socialismo con peculiaridades chinas; el sistema económico básico caracterizado por el desarrollo conjunto de las economías de diversas formas de propiedad, con la de propiedad pública como la principal; y todos los demás sistemas específicos, entre ellos los regímenes económico, político, cultural y social, instituidos sobre la base de los sistemas antedichos. Siendo el camino del socialismo con peculiaridades chinas la vía de realización, su sistema teórico, la guía de acción, y su sistema, la garantía fundamental, los tres se integran en la gran práctica de este socialismo, lo cual constituye la característica más destacada que se ha amoldado en la larga práctica de la construcción socialista emprendida por el pueblo bajo la dirección del Partido.

Para construir el socialismo con peculiaridades chinas, contamos con la etapa primaria del socialismo como fundamento general, la construcción en cinco áreas como disposición general, y la materialización de la modernización socialista y la gran revitalización de la nación china como tarea general. El socialismo con peculiaridades chinas no sólo se ha mantenido con firmeza en los principios básicos del socialismo científico, sino que les ha imprimido características chinas bien definidas de acuerdo con las condiciones de la época, ha ahondado, con una visión completamente nueva, en el conocimiento de las leyes que rigen el desempeño del Partido Comunista como gobernante, la construcción socialista y la evolución de la sociedad humana, y ha posibilitado dar respuestas sistemáticas, integrando la teoría con la práctica, a la cuestión fundamental de qué tipo de socialismo debemos construir y de cómo debemos hacerlo en un gran país oriental como China, con una población numerosa y una base pobre, lo cual ha hecho posibles el acelerado desarrollo de nuestro país y la rápida elevación del nivel de vida de nuestro pueblo. La práctica ha demostrado a plenitud que el socialismo con peculiaridades chinas representa el rumbo fundamental del desarrollo y el progreso de la China actual y que sólo con este socialismo puede desarrollarse China.

El fomento del socialismo con peculiaridades chinas supone una tarea histórica tan prolongada como ardua, por lo que debemos estar preparados para emprender una gran lucha dotada de muchas características históricas nuevas. Hemos de persistir sin vacilación alguna en este socialismo y desarrollarlo avanzando con los tiempos, y enriquecer de continuo las particularidades de la práctica, la teoría, la nación y los tiempos actuales, propias de este socialismo.

Para conquistar nuevas victorias del socialismo con peculiaridades chinas en las nuevas condiciones históricas, nos es necesario asumir con firmeza las siguientes exigencias básicas y hacer de ellas la convicción común de todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país.

— - Atenernos a la condición del pueblo como sujeto. El socialismo con peculiaridades chinas es la causa de los centenares de millones de componentes de nuestro pueblo. Es menester desplegar su espíritu como dueño del país; persistir en la administración del país con arreglo a la ley, plan básico con el que el Partido conduce al pueblo en esta administración; y movilizarlo y organizarlo lo más ampliamente posible para que maneje según la ley los asuntos estatales y sociales y las actividades económicas y culturales y que se sume activamente a la modernización socialista, con miras a garantizar aún mejor sus derechos e intereses y su condición como dueño del país.

— - Perseverar en la emancipación y el desarrollo de las fuerzas productivas sociales. Ambos aspectos constituyen la tarea fundamental del socialismo con peculiaridades chinas. Es imperativo persistir en tener como tarea central la construcción económica y como tema clave el desarrollo de carácter científico, y llevar adelante integralmente la construcción en los ámbitos económico, político, cultural, social y de la civilización ecológica, con el propósito de lograr un desarrollo de carácter científico que considere al ser humano como lo primordial y que sea integral, coordinado y sostenible.

— - Impulsar con perseverancia la reforma y la apertura. Éstas constituyen el camino ineludible para mantener y fomentar el socialismo con peculiaridades chinas. Se debe impregnar en todo momento del espíritu reformador e innovador los diversos eslabones de la gobernación del país y del manejo de los asuntos administrativos, persistir en la economía de mercado socialista como rumbo de la reforma y en la apertura al exterior como política estatal básica, e impulsar sin cesar la innovación teórica, institucional, científico-tecnológica, cultural y en otros terrenos, a fin de promover constantemente el autoperfeccionamiento y desarrollo del sistema socialista de nuestro país.

— - Salvaguardar con persistencia la equidad y la justicia sociales. La equidad y la justicia representan la exigencia intrínseca del socialismo con peculiaridades chinas. Sobre la base de la lucha conjunta de todo el pueblo y el desarrollo económico y social, hemos de intensificar la implantación de los sistemas que desempeñen importante papel en la garantización de la equidad y la justicia sociales, y establecer gradualmente un sistema de garantía de la equidad social con la equidad en derechos, oportunidades y reglas como contenido principal, en un esfuerzo por crear un entorno social equitativo para asegurar al pueblo sus derechos a la participación y el desarrollo en pie de igualdad.

— - Seguir con firmeza el camino de la prosperidad común. Ésta es el principio fundamental del socialismo con peculiaridades chinas. Hemos de atenernos al sistema económico básico y el sistema distribuidor socialistas, reajustar la estructura de distribución de la renta nacional, reforzar la función reguladora de la redistribución, y empeñarnos en resolver las disparidades bastante marcadas en la distribución de los ingresos, para que los logros del desarrollo beneficien en mayor medida y de forma más equitativa a todo el pueblo y para que éste marche con paso seguro hacia la prosperidad común.

— - Afianzarnos en promover la armonía social. Ésta es un atributo esencial del socialismo con peculiaridades chinas. Hemos de situar la garantización y la mejora de la vida del pueblo en un lugar más destacado, fortalecer e innovar la gestión social, tratar de modo acertado la relación entre reforma, desarrollo y estabilidad, unir a todas las fuerzas susceptibles de ser unidas, trabajar por que se aumenten al máximo los factores armónicos, y hacer crecer el vigor creativo de la sociedad, asegurando al pueblo tranquilidad y satisfacción en la vida y en el trabajo, a la sociedad seguridad y orden y al país paz y estabilidad duraderas.

— - Persistir en el desarrollo pacífico. Este desarrollo es la opción ineluctable del socialismo con peculiaridades chinas. Debemos atenernos a un desarrollo abierto, cooperativo y de ganar-ganar, desarrollarnos mediante la procura de un entorno internacional pacífico a la vez de salvaguardar y promover la paz mundial a través de nuestro propio desarrollo, y ampliar los puntos de convergencia de intereses con las distintas partes, para impeler la construcción de un mundo armonioso con paz perdurable y prosperidad común.

— - Perseverar en la dirección del Partido. El Partido Comunista de China es el núcleo dirigente de la causa del socialismo con peculiaridades chinas. Ha de mantenerse al servicio de los intereses públicos y gobernar el país en bien del pueblo, potenciar y mejorar su dirección, perseverar en su papel como núcleo dirigente en el dominio de la situación general y en la coordinación de las diversas partes, conservar su carácter de vanguardia y su pureza, aumentar su fuerza creativa, cohesiva y combativa, y elevar su nivel de gobernación con el espíritu científico y democrático y a la luz de la ley.

Tenemos que ser conscientes de que no ha cambiado nuestra condición básica de permanecer y seguir permaneciendo por largo tiempo en la etapa primaria del socialismo, ni la contradicción principal de nuestra sociedad, que es la existente entre las crecientes demandas materiales y culturales del pueblo y la atrasada producción de la sociedad, ni siquiera su estatus internacional como el mayor país en vías de desarrollo en el mundo. En cualquier circunstancia, debemos tener bien presente la condición más importante del país de que éste se encuentra en la etapa primaria del socialismo, y, al impulsar la reforma y el desarrollo en cualquier aspecto, debemos basarnos firmemente en la realidad más importante en el sentido de que nos hallamos en tal etapa. La línea fundamental del Partido es la línea vital para él y para el Estado, por eso hemos de persistir en integrar la asunción de la construcción económica como tarea central con el mantenimiento de los cuatro principios fundamentales y la reforma y la apertura como dos puntos básicos en la gran práctica del socialismo con peculiaridades chinas, y, en vez de subestimarnos a la ligera y portarnos con fatuidad, trabajaremos con solidez por conquistar nuevas victorias para este socialismo.

Con tal que abriguemos los ideales en el corazón y nos afiancemos en nuestra convicción, sin vacilar ni relajarnos ni hacer y deshacer, y luchemos con tenacidad, de manera ardua y sin desmayo, podremos, sin falta, consumar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada en el centenario de la fundación del Partido Comunista de China, y culminar la transformación del nuestro en un país socialista moderno, próspero, poderoso, democrático, civilizado y armonioso en el centenario de la fundación de la Nueva China. ¡Que todo el Partido se afiance en la fe en el camino, la teoría y el sistema del socialismo con peculiaridades chinas!

III. METAS DE LA CULMINACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN INTEGRAL DE UNA SOCIEDAD MODESTAMENTE ACOMODADA Y DE LA PROFUNDIZACIÓN EN TODOS LOS ASPECTOS DE LA REFORMA Y LA APERTURA

Una observación global de la tendencia general internacional y nacional nos indica que nuestro desarrollo sigue en un importante periodo coyuntural estratégico que nos ofrece grandes posibilidades. Debemos hacer una apreciación acertada de los cambios de la connotación y las condiciones de este periodo, aprovechar de modo global las oportunidades y afrontar con aplomo los desafíos, para ganarnos la iniciativa, las ventajas y el futuro, asegurando de esta manera la materialización en 2020 de la grandiosa meta de la consumación de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada.

De acuerdo con la realidad del desarrollo económico y social del país, debemos esforzarnos por cumplir las siguientes nuevas exigencias sobre la base de la meta de dicha edificación establecida por el XVI y XVII Congresos.

— - Desarrollo sostenido y sano de la economía. Lograremos progresos significativos en el cambio de la modalidad de desarrollo económico, y duplicaremos el PIB y la renta per cápita de la población urbana y rural de 2010 sobre la base de una mejora notable del equilibrio, la coordinación y la sostenibilidad del desarrollo. La tasa de contribución de los adelantos científicos y tecnológicos al crecimiento económico va a ascender de manera considerable, permitiendo que nuestro país llegue a figurar entre las filas de las naciones innovadoras. Se materializará en lo fundamental la industrialización, se elevará en gran medida el nivel de la informatización, se observará una notable mejora en la calidad de la urbanización, se cosecharán éxitos evidentes en la modernización agrícola y la construcción del nuevo agro socialista, y quedará básicamente conformado el mecanismo del desarrollo coordinado entre las diversas regiones. Se elevará en mayor medida el nivel de la apertura al exterior y se robustecerá de manera visible la competitividad internacional.

— - Ampliación ininterrumpida de la democracia popular. Se perfeccionará aún más el sistema democrático, se volverán más ricas las formas de la democracia y se desplegarán en mayor extensión el entusiasmo, la iniciativa y la creatividad del pueblo. Se va a aplicar de modo integral el plan básico de la administración del país con arreglo a la ley, terminar de construir en lo fundamental un gobierno regido por la ley, e incrementar de continuo la credibilidad pública judicial, y los derechos humanos se verán respetados y garantizados de manera efectiva.

— - Aumento notable del poder blando cultural. El sistema de los valores clave del socialismo arraigará en la conciencia del pueblo, y las cualidades cívicas y la civilización de la sociedad experimentarán una mejora visible. Los productos culturales serán más abundantes, el sistema de servicios culturales públicos se completará básicamente, la industria cultural se convertirá en un sector pilar de la economía nacional, la cultura de la nación china dará pasos aún más grandes en su salida al exterior, y la construcción de un país socialista fuerte en cultura contará con una base aún más sólida.

— - Elevación del nivel de vida del pueblo en todos los aspectos. Se va a realizar en general la equidad en el acceso a los servicios públicos básicos. Se elevarán notablemente el nivel de educación de todo el pueblo y el de preparación de personas innovadoras, nuestro país llegará a figurar entre las naciones fuertes en personas cualificadas y en recursos humanos, y la modernización educativa se llevará a efecto en lo fundamental. Se logrará mayor avance en el sentido de pleno empleo. Se reducirán las disparidades en la distribución de la renta, se engrosarán de manera constante los grupos de renta media, y se disminuirá en gran cantidad el número de beneficiarios de la ayuda contra la pobreza. La seguridad social cubrirá a todo el pueblo, todos los ciudadanos tendrán acceso a los servicios médicos y sanitarios básicos, el sistema de garantía de viviendas estará básicamente formado y la sociedad será armoniosa y estable.

— - Avances sustanciales en la edificación de una sociedad economizadora de recursos y amigable con el medio ambiente. Quedará básicamente configurada la disposición de la zonificación por funciones prioritarias y preliminarmente implantado el sistema de reciclaje de recursos. Disminuirán en gran medida el consumo de energía por unidad del PIB y las emisiones del dióxido carbónico, y se reducirá notablemente la emisión total de los principales contaminantes. Se elevará la tasa de cobertura forest al, se fortalecerá la estabilidad del sistema ecológico, y se mejorará de manera visible el hábitat.

Para culminar la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada, debemos, con mayor coraje político y sabiduría, profundizar sin pérdida de tiempo la reforma en las importantes áreas, deshacernos resueltamente de todas las ideas, conceptos y lacras de regímenes y mecanismos que estorben el desarrollo de carácter científico, y configurar un sistema institucional que sea completo, científico, reglamentado y de funcionamiento eficaz, para que los sistemas en los diversos dominios se vuelvan más maduros, estables y amoldados. Para perfeccionar sin demora el régimen de economía de mercado socialista, hay que completar el sistema económico básico caracterizado por el desarrollo conjunto de las economías de diversas formas de propiedad, con la de propiedad pública como la principal; mejorar el sistema de reparto basado principalmente en la distribución según el trabajo y acompañado de la coexistencia de diversas modalidades de distribución; hacer valer en mayor grado y en ámbito más amplio el papel básico del mercado en la distribución de los recursos; perfeccionar el sistema de macrocontrol; y completar el sistema de economía abierta, promoviendo así un desarrollo económico más eficiente, equitativo y sostenible. Se ha de impulsar con celeridad la institucionalización, reglamentación y procedimentalización de la política democrática socialista, ampliar en las diversas instancias y en los diferentes terrenos la participación política ordenada de los ciudadanos, y lograr encauzar las diversas labores del Estado por vía legal. Se acelerará el perfeccionamiento del régimen de administración de la cultura y el mecanismo de elaboración y gestión de productos culturales, se implantará en lo fundamental un sistema de mercado cultural moderno y se completará el régimen de administración de los activos culturales estatales, para configurar un entorno de desarrollo cultural favorable a la innovación y creación. Se apresurará la formación de un régimen científico y eficaz de gestión social, se perfeccionará el sistema de seguridad social, se completará la red de servicios públicos y gestión social en los niveles de base, y se establecerán regímenes y mecanismos que aseguren a la sociedad tanto pleno vigor como armonía y orden. Se va a establecer con celeridad un sistema de civilización ecológica y completar regímenes y mecanismos dedicados a la explotación del espacio territorial, el ahorro de recursos y la protección del entorno ecológico, para impulsar la creación de una nueva configuración de la modernización caracterizada por el desarrollo de la persona en armonía con la naturaleza.

Dado que la culminación en el plazo previsto de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada es una tarea muy ardua, todos los camaradas del Partido tenemos que entregarnos por completo a nuestro cometido y batallar tenazmente. El Estado ha de aumentar la ayuda a las zonas rurales y las regiones del Centro y el Oeste apoyándolas en la aceleración de la reforma y apertura, el incremento de la capacidad de desarrollo y el mejoramiento de la vida de la población. Se alentará a las localidades donde se den las condiciones necesarias a seguir llevando la delantera en la modernización y hacer mayores contribuciones a la reforma y el desarrollo de todo el país.

IV. ACELERACIÓN DEL PERFECCIONAMIENTO DEL RÉGIMEN DE ECONOMÍA DE MERCADO SOCIALISTA Y DEL CAMBIO DE LA MODALIDAD DEL DESARROLLO ECONÓMICO

Asumir la construcción económica como tarea central es lo primordial para la revigorización de nuestro país, y el desarrollo sigue siendo la clave para resolver todos nuestros problemas. Sólo impulsando el desarrollo sostenido y sano de la economía, podremos sentar sólidos cimientos materiales para la prosperidad y fortaleza del país, la felicidad y seguridad del pueblo y la armonía y estabilidad de la sociedad. Tenemos que perseverar en el pensamiento estratégico de que el desarrollo es lo que cuenta, sin vacilar en lo más mínimo.

En la China actual, la exigencia esencial de persistir en el principio de que el desarrollo es lo que cuenta radica en el mantenimiento de un desarrollo de carácter científico. El tener como tema principal este desarrollo y como línea principal la aceleración del cambio de la modalidad del desarrollo económico es una opción estratégica que concierne a nuestro desarrollo en su conjunto. En adaptación a los nuevos cambios operados en la situación económica interna y externa, debemos acelerar la configuración de una nueva modalidad del desarrollo económico, desplazar el punto de apoyo de la promoción del desarrollo a la mejora de la calidad y la rentabilidad, poner el acento en estimular en los sujetos de todos los tipos de mercado un nuevo vigor para el desarrollo, potenciar con energía el desarrollo propulsado por la innovación como nueva fuerza motriz, esforzarnos por estructurar un nuevo sistema de desarrollo de los sectores modernos, y dedicar grandes fuerzas al fomento de nuevas ventajas para el desenvolvimiento de la economía abierta, de modo que el desarrollo económico descanse más en la tracción de la demanda interna, sobre todo la de consumo; en la de los servicios modernos y las industrias emergentes estratégicas; en la propulsión del progreso científico y tecnológico, de la mejora de la cualidad de los trabajadores, y de la innovación administrativa; en la del ahorro de recursos y la economía circular; y en la coordinación e interacción del desarrollo entre la ciudad y el campo y entre las diversas regiones, reforzando así permanentemente el vigor ulterior del desarrollo a largo plazo.

Vamos a seguir con firmeza el camino de industrialización de nuevo modelo, informatización, urbanización y modernización agrícola con peculiaridades chinas, e impulsar la integración profunda de la informatización con la industrialización, la interacción positiva entre la industrialización y la urbanización, y la coordinación entre la urbanización y la modernización agrícola, con el objeto de promover el desarrollo sincronizado de todas ellas.

1. Profundización integral de la reforma del régimen económico. La profundización de la reforma es la clave para acelerar el cambio de la modalidad del desarrollo económico. Como el quid de esta reforma está en cómo tratar adecuadamente la relación entre el gobierno y el mercado, es preciso respetar más las leyes objetivas del mercado y poner en mejor juego el papel gubernamental. Hay que consolidar y desarrollar sin vacilación alguna la economía de propiedad pública, llevar adelante las diversas formas para la realización de esta propiedad, profundizar la reforma de las empresas estatales, perfeccionar el régimen de administración de todo tipo de activos estatales, y encauzar una mayor colocación del capital estatal hacia las ramas importantes y los terrenos clave que inciden en la seguridad estatal y la arteria vital de la economía nacional, para potenciar de continuo el vigor, la capacidad de control y la influencia de la economía de propiedad estatal. No titubearemos de modo alguno en estimular, apoyar y guiar el desarrollo de las economías de propiedad no pública, garantizando que las economías de diversas formas de propiedad puedan aprovechar, en pie de igualdad y conforme a la ley, los elementos de producción, participar equitativamente en la competencia del mercado y gozar de igual protección legal. Se ha de perfeccionar el sistema de mercado moderno y potenciar la instauración de mecanismos para el objetivo y los medios políticos del macrocontrol. Vamos a acelerar la reforma del régimen fiscal y tributario, completar el régimen a nivel central y territorial que establece la correspondencia entre los recursos financieros y las facultades operativas, mejorar el sistema de la hacienda pública que promueve la equidad en el acceso a los servicios públicos básicos y la zonificación por funciones prioritarias, y estructurar un sistema de impuestos territoriales, a fin de configurar un sistema tributario que favorezca la optimización estructural y la equidad social. Se establecerá un mecanismo de codisfrute racional de beneficios por cesión de recursos públicos. Se va a profundizar la reforma del régimen financiero; completar el sistema financiero moderno que pueda contribuir a la estabilidad de la macroeconomía y apoyar el desarrollo de la economía real; desarrollar de modo acelerado mercados de capitales de múltiples niveles; impulsar con paso firme la reforma tendente a la mercadización de los tipos de interés y los de cambio; y realizar paso a paso la convertibilidad del yuan en cuentas de capital. Se acelerará el fomento de las instituciones financieras no públicas. Se perfeccionarán la supervisión y el control sobre el sector financiero, se promoverá su innovación, se acrecentará la competitividad de los sectores como la banca, los valores y los seguros y se salvaguardará la estabilidad financiera.

2. Aplicación de la estrategia de desarrollo propulsado por la innovación. La innovación científica y tecnológica, como soporte estratégico para aumentar las fuerzas productivas sociales y la fortaleza nacional integral, debe ser colocada en la posición clave del conjunto del desarrollo del país. Hay que seguir con firmeza el camino de innovación independiente con peculiaridades chinas, proyectar e impulsar la innovación con visión global, incrementar la capacidad de innovación original, innovación integrada y reinnovación mediante la introducción y asimilación de tecnologías del exterior, y prestar más atención a la innovación colaboradora. Vamos a profundizar la reforma del régimen de la ciencia y la tecnología, impulsar la estrecha combinación de la una y la otra con la economía, acelerar el fomento de un sistema estatal de innovación, y esforzarnos por constituir un sistema de innovación tecnológica en el que las empresas sean los protagonistas, el mercado ejerza de guía y la producción se integre con la enseñanza y la investigación. Perfeccionaremos el sistema de innovación del conocimiento, intensificaremos las investigaciones en ciencias básicas, tecnologías de vanguardia y tecnologías para beneficio público, elevaremos el nivel de la investigación científica y mejoraremos la capacidad de transformación de los adelantos, para ocupar posiciones estratégicas dominantes en el desarrollo científico y tecnológico. Ejecutaremos importantes proyectos científicos y tecnológicos especiales estatales y superaremos los cuellos de botella de técnicas significativas. Aceleraremos la investigación, el desarrollo y la aplicación de nuevas técnicas, productos y tecnologías, y fortaleceremos la innovación en la integración de técnicas y en la modalidad comercial pertinente. Perfeccionaremos las normas de evaluación, el mecanismo de incentivación y el de transformación relacionados con la innovación científica y tecnológica. Aplicaremos la estrategia sobre la propiedad intelectual y reforzaremos su protección. Promoveremos la distribución altamente eficaz y la integración global de los recursos de innovación para concentrar la sabiduría y las fuerzas de toda la sociedad en el desarrollo innovador.

3. Impulso al reajuste estratégico de la estructura económica. Esto constituye el rumbo de nuestra acometida principal para acelerar el cambio de la modalidad del desarrollo económico. Para empeñarse en resolver los importantes problemas estructurales que restringen el desarrollo sostenido y sano de la economía, es necesario tomar como puntos prioritarios la mejora de la estructura de la demanda, la optimización de la estructura sectorial, la promoción del desarrollo coordinado entre las diversas regiones y el impulso a la urbanización. Se debe captar con firmeza la ampliación de la demanda interna como punto cardinal estratégico y acelerar la implantación de un mecanismo de efecto duradero destinado a aumentar la demanda de consumo, a fin de liberar el potencial de consumo de la población, mantener el incremento racional de las inversiones y expandir la dimensión del mercado doméstico. Es menester atenerse firmemente al desarrollo de la economía real como base sólida, poniendo en práctica políticas y medidas más favorables para dicho desarrollo; reforzar la orientación que ejerce la demanda; impulsar el sano desarrollo de las industrias emergentes estratégicas y las manufactureras avanzadas; apresurar el cambio de modalidad de las ramas tradicionales y su actualización; promover el desarrollo y robustecimiento del sector servicios, en particular el de servicios modernos; y distribuir y edificar de manera racional las infraestructuras y las industrias básicas. Es preciso construir infraestructuras informáticas de la próxima generación, desarrollar el sistema industrial de tecnologías informáticas modernas, completar el sistema de garantización para la seguridad informática y propulsar la amplia aplicación de las tecnologías de las redes informáticas. Se debe elevar la competitividad en áreas medulares de las grandes y medianas empresas y apoyar el desarrollo de las pequeñas empresas y las microempresas, sobre todo las científicas y tecnológicas. Es necesario ejecutar de continuo la estrategia general de desarrollo regional, poner en pleno juego las ventajas comparativas de las diversas regiones, impulsar con prioridad la explotación del Oeste a gran escala, revigorizar en toda la línea el Nordeste y otros viejos centros industriales, promover con ingentes esfuerzos el despegue de las regiones centrales y apoyar dinámicamente a las orientales para que lideren el desarrollo. Hay que adoptar múltiples modalidades de apoyo, como la del apoyo prestado por sectores homólogos, para brindar un respaldo más enérgico al desarrollo de las antiguas bases revolucionarias, las áreas de minorías étnicas, las zonas fronterizas y las regiones pobres. Se impone planificar de forma científica la magnitud y la distribución de las aglomeraciones urbanas, y reforzar las funciones de las ciudades pequeñas y medianas, así como los pequeños centros urbanos, en cuanto al desarrollo sectorial, servicios públicos, absorción laboral y concentración de población. Se precisa acelerar la reforma del sistema de empadronamiento y propulsar de manera ordenada la incorporación a la ciudad de las personas desplazadas de la agricultura, en un esfuerzo por lograr que los servicios públicos básicos urbanos cubran a toda la población permanente.

4. Promoción de la integración del desarrollo urbano-rural. La solución adecuada de los problemas de la agricultura, el campo y el campesinado constituye la mayor prioridad de las labores de todo el Partido, mientras la integración del desarrollo urbano-rural es la vía fundamental para solventar dichos problemas. Tenemos que intensificar la coordinación entre el desarrollo de la ciudad y el del campo, incrementar el vigor del desarrollo del agro y reducir paso a paso la disparidad entre las zonas urbanas y rurales, a fin de fomentar la prosperidad conjunta de ambas partes. Persistiendo en la directriz de retribución de la industria a la agricultura por el apoyo recibido, de respaldo de la ciudad al campo y de concesión de más beneficios, reducción de los cobros y flexibilización del control, afianzaremos las políticas de fortalecimiento de la base agrícola, facilitación del desarrollo rural y fomento de una vida campesina próspera, en un empeño por que las amplias masas campesinas se incorporen en pie de igualdad al proceso de la modernización y compartan sus frutos. Aceleraremos el desarrollo de la agricultura moderna e incrementaremos la capacidad productiva integral de la agricultura, con el objeto de garantizar la seguridad del Estado en la reserva de cereales y el abastecimiento efectivo de los productos agrícolas importantes. Perseveraremos en poner en las zonas rurales el punto prioritario de la construcción de infraestructuras estatales y del desarrollo de servicios de interés social, para impulsar en profundidad la construcción del nuevo agro y la ayuda contra la pobreza con recursos para el desarrollo, y mejorar en todos los aspectos las condiciones de producción y de vida en estas zonas. Nos ocuparemos con empeño de impulsar el incremento de los ingresos del campesinado y trabajaremos por mantener su incremento sostenido y relativamente rápido. Vamos a atenernos al sistema básico de gestión rural y mejorarlo; defender conforme a la ley los derechos de los campesinos en su gestión de tierras por contrato, en su uso de solares residenciales y en su compartición de ingresos colectivos; robustecer el poderío real de la economía colectiva; desarrollar la cooperación especializada y la accionaria de los campesinos; formar nuevos sujetos de gestión; fomentar una gestión de escala apropiada y en diversas modalidades; e implantar un nuevo tipo de sistema de gestión agrícola que integre la explotación intensiva, la especialización, la organización y la socialización. Reformaremos el sistema de expropiación de terrenos para incrementar la proporción distribuidora que corresponda a los campesinos en los réditos procedentes del valor agregado de tierras. Hemos de apresurar el perfeccionamiento del régimen y el mecanismo relativos a la integración del desarrollo urbano-rural; hacer hincapié en impulsarla en la planificación urbana y rural, la construcción infraestructural, la prestación de servicios públicos y otros aspectos; y promover el intercambio de los elementos de la ciudad y del campo en pie de igualdad y la distribución equilibrada de los recursos públicos entre ambos, para configurar así una nueva relación entre la industria y la agricultura y entre las zonas urbanas y las rurales, caracterizada por el impulso a la agricultura con el apoyo de la industria, el desarrollo de las zonas rurales con la ayuda de las urbanas, la reciprocidad de beneficios entre industria y agricultura, y la integración urbano-rural.

5. Elevación integral del nivel de la economía abierta. Para adecuarnos a la nueva situación de la globalización económica, tenemos que aplicar una estrategia de apertura más dinámica y activa y perfeccionar el sistema de economía abierta basada en el beneficio mutuo y el ganar-ganar, en la diversificación y el equilibrio, y en la seguridad y la alta eficiencia. Debemos apretar el paso en el cambio de la modalidad del desarrollo de la economía exterior, a fin de impulsar el avance de la apertura hacia el rumbo de optimización de la estructura, incremento de la profundidad y aumento de la rentabilidad. Nos incumbe innovar las modalidades de apertura y potenciar la complementación recíproca entre el litoral, el interior y las fronteras del país en sus respectivas ventajas de apertura, con el fin de constituir zonas abiertas que capitaneen la cooperación y la competencia económicas internacionales, y fomentar áreas líderes de apertura capaces de promover el desarrollo regional. Es imperativo persistir en atribuir igual importancia a la exportación y la importación e intensificar la coordinación entre las políticas comerciales y las sectoriales, de modo que se adquieran nuevas ventajas competitivas en exportación, centradas en tecnología, marca, calidad y servicios, se impulsen el cambio de modalidad del comercio de procesamiento y su actualización, se desarrolle el comercio de servicios, y se impela el desenvolvimiento equilibrado del comercio exterior. Hemos de incrementar la ventaja integral y la rentabilidad global del uso del capital foráneo, y propulsar la integración orgánica de la captación de capitales, la introducción de tecnologías y la atracción de recursos intelectuales del exterior. Al apretar el paso en la aplicación de la estrategia de salir al exterior, aumentaremos la capacidad de gestión internacionalizada de las empresas, con el propósito de formar cierto número de empresas transnacionales de nivel mundial. Debemos coordinar la apertura y la cooperación bilaterales, multilaterales, regionales y subregionales, acelerar la ejecución de la estrategia de zonas de libre comercio, e impulsar la conexión y la comunicación en infraestructuras con los países circundantes. Aumentaremos la capacidad de resistir los riesgos económicos internacionales.

Tenemos que mantenernos firmes en nuestra confianza y ganar la dura batalla de profundizar en todos los sentidos la reforma del régimen económico y acelerar el cambio de la modalidad del desarrollo económico, para llevar el vigor del mismo desarrollo y la competitividad de nuestro país a una nueva altura.

V. PERSEVERANCIA EN EL CAMINO DE DESARROLLO DE LA POLÍTICA DEL SOCIALISMO CON PECULIARIDADES CHINAS Y EN LA PROPULSIÓN DE LA REFORMA DEL RÉGIMEN POLÍTICO

La democracia popular es la brillante bandera que ha venido manteniendo en alto nuestro Partido. Desde el inicio de la reforma y la apertura, al resumir las experiencias tanto positivas como negativas adquiridas en el desarrollo de la democracia socialista, enfatizamos que la democracia popular constituye la vida del socialismo, nos atenemos a que todos los poderes del Estado pertenecen al pueblo, e impulsamos sin cesar la reforma del régimen político, por lo que hemos podido obtener progresos significativos en el fomento de la política democrática socialista así como abrir con éxito y seguir con firmeza el camino de desarrollo de la política del socialismo con peculiaridades chinas, determinando de este modo el rumbo acertado que nos sirve para hacer realidad la más amplia democracia popular.

La reforma del régimen político constituye importante parte componente de la reforma integral de nuestro país. Es imperativo continuar impulsando de manera activa y segura aquella reforma y desarrollando una democracia popular más amplia, más plena y más completa. Debemos persistir en la integración orgánica entre la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la administración de éste según la ley; y, con el aseguramiento al pueblo en su condición de dueño del país como lo fundamental, y con la potenciación del vigor del Partido y el Estado y la movilización del entusiasmo del pueblo como objetivo, vamos a ampliar la democracia socialista, aligerar la construcción de un Estado de derecho socialista y fomentar la civilización socialista en lo político. Se precisa dar mayor importancia al mejoramiento del modo de dirección y de gobernación del Partido para asegurar que éste dirija al pueblo en una administración eficaz del país; prestar mayor atención al perfeccionamiento del sistema democrático y al enriquecimiento de las formas de la democracia para garantizar que el pueblo lleve a la práctica, conforme a la ley y de modo democrático, las elecciones, la toma de decisiones, la administración y la supervisión; y atribuir mayor importancia al desempeño del significativo papel de la administración según la ley en la gobernación del país y la gestión social para salvaguardar la unidad, dignidad y autoridad del sistema legal del país y asegurar al pueblo el disfrute de amplios derechos y libertades según la ley. Hemos de situar la construcción institucional en un lugar destacado, poner en pleno juego la superioridad del sistema político socialista de nuestro país, y tomar activamente como referencia los logros provechosos de la civilización humana en lo político, pero de ninguna manera trasplantar mecánicamente los modelos del sistema político de Occidente.

1. Apoyar y garantizar al pueblo en el ejercicio del poder estatal a través de las asambleas populares. El sistema de asambleas populares constituye el sistema político fundamental que asegura al pueblo su condición de dueño del país. Es imperativo saber valerse de los procedimientos legales para convertir los pronunciamientos del Partido en la voluntad del Estado; y apoyar a las asambleas populares y sus comités permanentes para que desplieguen plenamente sus funciones como órganos de poder estatal, ejerzan conforme a la ley las atribuciones de legislación, supervisión, decisión, nombramiento y destitución entre otras, refuercen la organización y coordinación del trabajo legislativo, potencien la supervisión sobre la actuación del gobierno, el tribunal y la fiscalía populares de las respectivas instancias, y fortalezcan la revisión y la supervisión de los presupuestos y balances finales integrales de los gobiernos. Se elevará el porcentaje de los diputados a las asambleas populares en los niveles de base, especialmente el de diputados obreros, campesinos e intelectuales que laboran en la primera línea, y se reducirá el de los cuadros dirigentes del Partido y del gobierno. Se establecerán en las asambleas populares órganos de enlace de los diputados con las masas, con el fin de mejorar el sistema de comunicación entre ambas partes. Se va a completar el sistema organizativo de los órganos de poder estatal, optimizar la composición de los miembros de los comités permanentes y las comisiones especiales en materia de conocimiento y edad, incrementar el porcentaje de los miembros de dedicación exclusiva, y aumentar la capacidad de los diputados y aquellos miembros de cumplir sus funciones en virtud de la ley.

2. Completar el sistema de democracia consultiva socialista. La democracia consultiva socialista es una forma importante de la democracia popular de nuestro país. Debemos perfeccionar el sistema y el mecanismo laboral de la democracia consultiva e impulsar el desarrollo de esta democracia en amplitud, en múltiples niveles y de forma institucionalizada. Tenemos que valernos de los órganos de poder estatal, las organizaciones de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino en las diversas instancias, las agrupaciones partidarias y las organizaciones populares, entre otros canales, para desarrollar amplias consultas sobre los problemas importantes del desenvolvimiento económico y social y las cuestiones reales concernientes a los intereses vitales de las masas, con vistas a escuchar ampliamente sus opiniones, reunir de la misma manera su sabiduría, aumentar el consenso y potenciar la fuerza convergente. Hemos de mantener y perfeccionar el sistema de cooperación multipartidaria y consulta política bajo la dirección del Partido Comunista de China, poner en pleno juego el papel de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino como importante vía para desarrollar la democracia consultiva, y promover, en torno a los dos temas principales ---la unidad y la democracia---, el fomento de los sistemas de consulta política, supervisión democrática, participación en los asuntos estatales y deliberación sobre los mismos, con el propósito de llevar a mejor término la coordinación de relaciones, el aunamiento de fuerzas, la aportación de consejos y sugerencias y el servicio a los intereses generales. Fortaleceremos la consulta política con los partidos democráticos. Debemos incluirla en el procedimiento de la toma de decisiones, y persistir en llevar a cabo las consultas antes de la toma de decisiones o en el curso de su efectuación, para incrementar la eficiencia de la consulta democrática. Realizaremos a fondo las consultas sobre temas especiales, y las que se realizan entre ramas de actividad análoga, en el seno de los círculos o entre ellos, así como sobre la tramitación de propuestas. Desplegaremos activamente la consulta democrática en los niveles de base.

3. Perfeccionar el sistema democrático en los niveles de base. El que las masas populares lleven a la práctica la autoadministración, autoservicio, autoeducación y autosupervisión en la gobernación de las comunidades urbanas y rurales y en el manejo de los asuntos públicos y las obras de beneficio público a nivel de base constituye una importante forma para que el pueblo ejerza directamente y conforme a la ley sus derechos democráticos. Se impone completar en las entidades de base el mecanismo de autogobierno de las masas, que funciona con pleno vigor bajo la dirección de los organismos de base del Partido; y ensanchar sus alcances y vías y enriquecer su contenido y forma tomando como puntos prioritarios la ampliación de la participación ordenada, el fomento de la información pública, la potenciación de la deliberación y consulta y el fortalecimiento de la supervisión sobre los poderes, con el objeto de asegurar al pueblo el disfrute de derechos democráticos más numerosos y más efectivos. En las empresas y las instituciones públicas hay que apoyarse de todo corazón en la clase obrera para completar el sistema de administración democrática con la asamblea de representantes de los trabajadores como forma básica, con vistas a garantizarles sus derechos democráticos a participar en la administración y la supervisión. Se pondrá en juego el papel colaborador de las diversas organizaciones en los niveles de base para materializarla integración orgánica de la administración gubernamental con la democracia en estos niveles.

4. Impulsar integralmente la administración del país con arreglo a la ley. La administración según la ley constituye la modalidad básica para la gobernación del país y el manejo de los asuntos administrativos. Tenemos que propulsar la implantación de leyes con espíritu científico, la aplicación rigurosa de las leyes, la administración imparcial de justicia, y la observancia de las mismas por parte de todo el pueblo; persistir en la igualdad de todos ante la ley; y asegurar que se obre conforme a las leyes establecidas, se las aplique con rigor y se impongan sanciones a quienes las infrinjan. Hemos de perfeccionar el sistema jurídico del socialismo con peculiaridades chinas, reforzar la implantación de leyes en los dominios prioritarios y ensanchar las vías por las que el pueblo participa en ella de forma ordenada. Debemos llevar adelante el manejo de los asuntos administrativos según la ley, con el fin de lograr efectivamente una aplicación rigurosa, reglamentada, imparcial y civilizada de la ley. Vamos a profundizar en mayor medida la reforma del régimen judicial para mantener y mejorar el sistema judicial del socialismo con peculiaridades chinas, asegurando a los organismos de juicio y fiscalía el ejercicio independiente y justo de sus atribuciones en virtud de la ley. Tenemos que desplegar a fondo la divulgación y educación sobre el sistema legal, fomentar el espíritu socialista de administración según la ley, establecer la concepción al respecto y fortalecer la concienciación de toda la sociedad sobre el estudio, el respeto, el acatamiento y el uso de la ley. Aumentaremos la capacidad de los cuadros dirigentes de emplear el pensamiento y la forma de la administración según la ley para profundizar la reforma, promover el desarrollo, neutralizar las contradicciones y salvaguardar la estabilidad. El Partido ha dirigido al pueblo en la elaboración de la Constitución y otras leyes, por lo que tiene que actuar dentro de los límites de ellas. Ninguna organización o individuo puede gozar del privilegio de situarse por encima de las mismas, y de ninguna manera se permite suplantar la ley por las palabras de algún dirigente, imponer su poder por encima de ella o infringirla en beneficio particular.

5. Profundizar la reforma del régimen administrativo. Esta reforma es una exigencia ineluctable para impulsar la adaptación de la superestructura a la base económica. En consonancia con el objetivo de implantar un régimen administrativo del socialismo con peculiaridades chinas, hemos de promover a fondo la separación entre la administración gubernamental y la gestión empresarial, entre dicha administración y la gestión de los activos estatales, entre las atribuciones de los organismos gubernamentales y las de las instituciones públicas y entre las funciones gubernamentales y las de las organizaciones sociales, para instaurar un gobierno de servicio caracterizado por funciones científicamente instituidas, estructura optimizada, integridad moral, alta eficiencia y satisfacción del pueblo. Es preciso profundizar la reforma del sistema de examen y aprobación administrativos y seguir simplificando la administración y descentralizando los poderes, con miras a impulsar el cambio de las funciones gubernamentales por el rumbo de crear un buen entorno de desarrollo, ofrecer excelentes servicios públicos y salvaguardar la equidad y la justicia sociales. Se va a propulsar con pasos seguros la reforma para la implantación de un régimen macrodepartamental y perfeccionar el sistema de atribuciones y responsabilidades departamentales. Se ha de optimizar la institución de los niveles y demarcaciones administrativos, explorar la reforma en favor del sometimiento del distrito (municipio) a la administración directa provincial en las regiones que reúnan las condiciones necesarias, y profundizar la reforma del régimen administrativo del nivel de poblado y cantón. Es menester innovar modalidades de administración, aumentar la credibilidad pública y la capacidad ejecutiva de los gobiernos y llevar adelante la administración de los resultados de su desempeño. Hay que controlar estrictamente las plantillas de los organismos gubernamentales, reducir el número de sus cargos dirigentes y recortar los costes administrativos. Se impelerá la reforma de las instituciones públicas según su clasificación. Se va a perfeccionar el mecanismo coordinador de la reforma del régimen para planificar y coordinar con visión de conjunto las reformas de gran importancia.

6. Perfeccionar los sistemas de condicionamiento y supervisión del funcionamiento de los poderes. El persistir en controlar los poderes, manejar los asuntos y administrar al personal por vía institucional y el asegurar al pueblo los derechos a la información, la participación, la expresión y la supervisión constituyen una importante garantía para el correcto funcionamiento de los poderes. Es necesario garantizar efectivamente que el poder de toma de decisiones, el de ejecución y el de supervisión se condicionen y coordinen mutuamente, y que los organismos estatales ejerzan sus atribuciones conforme a las competencias y procedimientos legales. Es preciso perseverar en la toma científica, democrática y legal de decisiones, perfeccionar el mecanismo y procedimiento al respecto, poner en juego el papel del laboratorio de ideas e implantar y completar un sistema de exigencia de responsabilidad y de corrección de errores en materia de toma de decisiones. Hemos de escuchar atentamente las opiniones de las masas en la toma de cualquier decisión que ataña a sus intereses vitales, y evitar o rectificar resueltamente toda práctica que los perjudique. Debemos promover la información pública y la reglamentación del funcionamiento de los poderes; perfeccionar el sistema de información pública sobre los asuntos partidarios, gubernamentales y judiciales y sobre las operaciones en los diversos terrenos; completar, entre otros sistemas, los de interpelación, exigencia de responsabilidad, auditoría de responsabilidad económica, dimisión por culpa y destitución; e intensificar la supervisión interna del Partido, la democrática y la ejercida tanto por la ley como por la opinión pública, de modo que el pueblo supervise el poder y que éste funcione a la luz del día. (Continúa)

7. Consolidar y desarrollar el más amplio frente único patriótico. El frente único constituye una importante arma mágica para aglutinar las diversas fuerzas, fomentar la armonía en las relaciones entre uno y otro partido político, etnia, religión o estrato social y entre los compatriotas de dentro y fuera del territorio nacional, y conquistar nuevas victorias del socialismo con peculiaridades chinas. Hemos de mantener en alto la bandera patriótica y socialista, consolidar la base ideológica y política del frente único y abordar acertadamente la relación entre la unanimidad y la diversidad. Adhiriéndonos a la directriz de coexistencia duradera, supervisión recíproca, trato mutuo con el corazón en la mano y estrecha compañía tanto en la gloria como en la desgracia, debemos fortalecer nuestra unidad y cooperación con los partidos democráticos y las personalidades sin filiación partidaria, fomentar la misma voluntad en el pensamiento, en la persecución de los objetivos y en la acción, intensificar la formación de un contingente de personalidades representativas no militantes del Partido Comunista, y seleccionar y recomendar a un mayor número de individuos sobresalientes de entre ellas para cargos dirigentes de los órganos estatales en los diversos niveles. Debemos aplicar cabal y correctamente la política étnica del Partido, mantener y completar el sistema de autonomía étnica territorial, ceñirnos firmemente al tema de lucha unida y de prosperidad y desarrollo conjuntos de todas las etnias, desplegar a fondo la educación en lo tocante a la unidad y progreso étnicos, acelerar el desenvolvimiento de las zonas habitadas por minorías étnicas, y garantizar a éstas sus derechos e intereses legales, con miras a consolidar y desarrollar las relaciones interétnicas socialistas de igualdad, unidad, ayuda mutua y armonía, y promover la convivencia amistosa, la concertación de esfuerzos y el desarrollo armonioso de los diversos grupos étnicos. Es necesario aplicar en todos los sentidos la directriz básica del Partido sobre el trabajo relativo a la religión y poner en juego el papel positivo de las personalidades del círculo religioso y de las masas creyentes en la propulsión del desarrollo económico y social. Hay que estimular y guiar a las personalidades de los nuevos estratos sociales para que hagan contribuciones aún mayores a la causa del socialismo con peculiaridades chinas. Se debe llevar a efecto la política del Partido relativa a los asuntos de los chinos residentes en el extranjero y apoyar a los compatriotas de ultramar, los repatriados y los familiares de todos ellos para que se interesen por la modernización de la patria y la gran causa de su reunificación pacífica y participen en ellas.

El camino de desarrollo de la política del socialismo con peculiaridades chinas es la vía acertada para unir a los cientos de millones de integrantes del pueblo en la lucha común. Hemos de avanzar invariablemente por esta vía, logrando que la política democrática socialista de nuestro país muestre una mayor vitalidad.

VI. IMPULSO SÓLIDO A LA CONSTRUCCIÓN DE UN PAÍS SOCIALISTA FUERTE EN CULTURA

La cultura constituye el fluir de la sangre de la nación y el hogar espiritual del pueblo. Para culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y materializar la gran revitalización de la nación china, es indispensable imprimir un gran desarrollo y florecimiento a la cultura socialista, levantar un nuevo auge en su fomento, incrementar el poder blando cultural de la nación, y hacer valer el papel de la cultura en la guía de los hábitos sociales, la educación del pueblo, el servicio a la sociedad y el impulso al desarrollo. Para construir un país socialista fuerte en cultura, hay que seguir el camino de desarrollo de la cultura del socialismo con peculiaridades chinas; perseverar en el rumbo de servir al pueblo y al socialismo; atenerse a la directriz de que se abran cien flores y compitan cien escuelas; velar por el principio de adentrarse en la realidad, en la vida y en las masas; promover el desarrollo de la civilización socialista tanto espiritual como material; y fomentar una cultura socialista orientada a la modernización, al mundo y al futuro y que sea nacional, científica y popular. La clave de la construcción de un país socialista fuerte en cultura reside en reforzar el vigor creativo cultural de toda la nación. Es preciso profundizar la reforma del régimen cultural, emancipar y desarrollar las fuerzas productivas culturales, fomentar la democracia académica y artística, proporcionar al pueblo un gran escenario cultural y facilitar que todas las fuentes de creación cultural manen abundantemente, con el fin de abrir nuevas perspectivas caracterizadas por un despliegue sostenido del vigor creativo cultural de toda la nación, una vida cultural y social más variopinta, una mejor garantía de los derechos e intereses culturales fundamentales del pueblo, una mejora integral de sus cualidades ideológicas, morales, científicas y culturales, y un incremento continuo de la influencia de la cultura china en el plano internacional.

1. Intensificación del fomento del sistema de los valores clave del socialismo. Como alma dela revigorización del país, este sistema determina el rumbo de desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas. Hay que llevar a cabo un profundo estudio y educación en dicho sistema y aprovecharlo para guiar las corrientes ideológicas sociales y consolidar el consenso de la sociedad. Es preciso impulsar la adaptación del marxismo a las condiciones de China, de la época y de las masas; persistir incansablemente en pertrechar a todo el Partido del sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas y educar al pueblo en este sistema; ejecutar a fondo el programa de investigación y desarrollo de la teoría marxista; construir el sistema innovador de la filosofía y las ciencias sociales; y propulsar la inclusión del sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas en los materiales did ácticos, su introducción en las aulas y su conversión en una manera de pensar. Es menester impartir una amplia educación en ideales y convicciones, con miras a unir y aglutinar a las masas populares bajo la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas. Es necesario fomentar enérgicamente el espíritu nacional y el de la época, llevar adelante una profunda educación en el patriotismo, colectivismo y socialismo, enriquecer el mundo espiritual del pueblo y acrecentar su fuerza moral. Hay que preconizar la prosperidad y fortaleza, la democracia, la civilización y la armonía; la libertad, la igualdad, la justicia y la legalidad; y el amor a la patria, la dedicación profesional, la honestidad y credibilidad y la amistad, cultivando y practicando activamente la concepción de los valores clave del socialismo. Hemos de sostener con firmeza la dirección y el dominio en el trabajo ideológico, mantener el rumbo correcto, aumentar la capacidad de orientación y robustecer las principales ideologías y opiniones públicas.

2. Mejoramiento total de la cualidad moral de los ciudadanos. Se trata de la tarea fundamental para el fomento de la ética socialista. Hay que persistir en la combinación de la administración del país según la ley con la ejercida conforme a la moral, reforzar la educación en moralidad social, ética profesional, virtud familiar y cualidades personales, y desarrollar las virtudes tradicionales de la nación china y la nueva usanza de la época. Al promover la ejecución del proyecto para el fomento de la moralidad cívica, hemos de desarrollar lo verdadero, lo benévolo y lo hermoso a la vez que rechazar lo falso, lo malévolo y lo feo; orientar a la gente en el cumplimiento consciente de las obligaciones legales y las responsabilidades sociales y familiares; construir una atmósfera social en la que se considere glorioso el trabajo y grandiosa la creación; y cultivar buenos hábitos en los que prevalezcan el discernimiento entre lo honroso y lo deshonroso, el aprecio de la integridad moral, la dedicación abnegada y la promoción de la armonía. Desplegaremos una profunda educación especial y llevaremos a cabo un tratamiento correspondiente respecto a los problemas destacados en el ámbito moral, y fortaleceremos el fomento de la honestidad y credibilidad en las actuaciones administrativas y las actividades comerciales y sociales, así como el de la credibilidad pública judicial. Es necesario afianzar y mejorar la labor ideológico-política, poner el acento en la atención humana y encauzamiento psicológico, y forjar un estado de ánimo social de autoestima, autoconfianza, racionalidad, apacibilidad, dinamismo y superación. Se debe profundizar las actividades de masas encaminadas a la promoción de la civilización espiritual, emprender ampliamente el voluntariado e impulsar la actividad de aprendizaje de Lei Feng y la de aprendizaje de las personas modelo de ética y divulgación de sus episodios para que se conviertan en una práctica rutinaria.

3. Enriquecimiento de la vida espiritual y cultural del pueblo. Procurar que el pueblo disfrute de una vida espiritual y cultural saludable y rica constituye un aspecto importante de la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Hay que seguir con firmeza la orientación que tiene al pueblo como centro en la creación y mejorar la calidad de los productos culturales, a fin de ofrecerle mejores y más alimentos espirituales. En adhesión al principio de actuar de cara a los niveles de base y servir a las masas, hemos de impulsar con mayor celeridad la ejecución de los proyectos culturales prioritarios en beneficio del pueblo, intensificar la ayuda y apoyo a las zonas rurales y las subdesarrolladas en su construcción cultural y seguir propulsando la apertura gratuita al público de las instalaciones de servicios públicos culturales. Es necesario implantar un sistema de herencia y transmisión de la excelente cultura tradicional china a favor de su fomento. Se va a divulgar y reglamentar el uso de la lengua hablada y escrita de aplicación general en el país. Es preciso hacer florecer y progresar las actividades culturales de las minorías étnicas. Hemos de desplegar actividades culturales de masas y conducir a éstas en la realización de su autoexpresión, autoeducación y autoservicio en medio del fomento cultural. Se desplegará entre todo el pueblo la actividad de lectura. Se reforzará y mejorará el contenido de las redes realzando la tónica dominante en ellas. Se fortalecerá la gestión social del ciberespacio y se promoverá su funcionamiento reglamentado, ordenado y según la ley. Es necesario librar una lucha contra las publicaciones pornográficas e ilícitas y rechazar los fenómenos triviales y de mal gusto. Hay que popularizar los conocimientos científicos y fomentar el espíritu científico, a objeto de mejorar la formación científica de todo el pueblo. Es menester desplegar ampliamente la campaña de fortalecimiento de la salud de todo el pueblo e impulsar el desarrollo integral tanto de los deportes de masas como de los competitivos.

4. Incremento de la fuerza global de la cultura y su competitividad. El poder y la competitividad culturales constituyen un importante signo de la prosperidad y fortaleza del país y de la revigorización de la nación. Es preciso perseverar en colocar el efecto social en el primer plano y en concertar este efecto con la rentabilidad económica, e impulsar la prosperidad integral de las actividades culturales y el desarrollo rápido de la industria cultural. Se van a fomentar la filosofía y las ciencias sociales, la prensa, la edición, la radiodifusión, el cine, la televisión, el arte y la literatura. Es indispensable potenciar la construcción de las importantes obras culturales públicas y proyectos culturales, completar el sistema de servicios culturales públicos y aumentar la eficacia de tales servicios. Es menester promover la integración de la cultura con la ciencia y la tecnología, fomentar nuevas modalidades operativas de la industria cultural y elevar el nivel de ésta en cuanto a envergadura, desarrollo intensivo y especialización. Es necesario implantar y desarrollar el sistema de difusión moderno e incrementar la capacidad difusora. Se debe redoblar el vigor de las instituciones culturales estatales de beneficio público, perfeccionar la estructura de la administración a cargo de personas jurídicas en las entidades culturales lucrativas y hacer florecer el mercado cultural. Hemos de ampliar la apertura al exterior en los dominios culturales, y trabajar con dinamismo para asimilar y tomar como referencia los logros culturales sobresalientes del extranjero. Tenemos que crear un buen entorno en favor del surgimiento masivo y sano crecimiento del personal altamente cualificado en cultura, formar un plantel de eminencias y maestros, así como un grupo de representantes de la cultura nacional, y encomiar a los trabajadores culturales que hayan hecho aportes sobresalientes. Debemos mantener con firmeza el rumbo por el que ha de marchar la cultura socialista avanzada, adquirir un alto grado de concienciación y autoconfianza respecto a la cultura y avanzar a pasos agigantados hacia la grandiosa meta de edificar un país socialista fuerte en cultura.

VII. FORTALECIMIENTO DE LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL EN MEDIO DE LA MEJORA DE LA VIDA DEL PUEBLO Y LA INNOVACIÓN ADMINISTRATIVA

El fortalecimiento de la construcción social constituye una importante garantía para la armonía y la estabilidad de la sociedad. Debemos, desde la óptica de proteger los intereses fundamentales de las masas populares más amplias, acelerar el completamiento del sistema de servicios públicos básicos, potenciar e innovar la gestión social, y promover la construcción de una sociedad socialista armoniosa. Al fortalecer la construcción social, debemos centrarnos en garantizar y mejorar la vida del pueblo. La elevación del nivel de su vida material y cultural es el objetivo fundamental de la reforma y apertura y la modernización socialista. Por lo tanto, hemos de procurar más beneficios para el pueblo, solventar en lo posible sus preocupaciones vitales, resolver adecuadamente los problemas que más le inquietan y le afectan de manera más directa e inmediata en lo tocante a sus intereses, y obtener nuevos y constantes progresos en el sentido de que todos dispongan de oportunidades de estudio, una retribución por su trabajo, asistencia médica en caso de enfermedad, sustento en la vejez y un lugar donde vivir, todo ello con el objeto de lograr que el pueblo lleve una vida mejor. Para reforzar la construcción social es indispensable propulsar con mayor celeridad la reforma del régimen social. Hay que trabajar en torno a la edificación de un sistema de gestión social del socialismo con peculiaridades chinas, para crear de manera acelerada un régimen de gestión social basado en la dirección de los comités del Partido, la asunción de responsabilidades por parte de los gobiernos, la colaboración de los diversos sectores sociales, la participación del público y la garantía legal; un sistema de servicios públicos básicos que esté bajo la orientación de los gobiernos, cubra la ciudad y el campo y sea sostenible; un régimen de organizaciones sociales modernas caracterizado por la separación entre las funciones gubernamentales y las de dichas organizaciones, la definición explícita de atribuciones y responsabilidades y el autogobierno legal; y un mecanismo de gestión social que compagine la rectificación desde los orígenes, la administración dinámica y el tratamiento de contingencias.

1. Empeño por buena realización de una educación a satisfacción del pueblo. La educación es la piedra angular para la revigorización de la nación y el progreso de la sociedad. Hay que mantener prioritario el desarrollo de la educación; aplicar en toda línea la directriz educativa del Partido; persistir en el principio de que la educación sirva a la modernización socialista y al pueblo; y tomar el fomento moral y la preparación de personas como tarea fundamental de la educación, para formar constructores y continuadores de la causa socialista integralmente desarrollados en lo moral, lo intelectual, lo físico y lo estético. Es menester llevar a cabo en todos los aspectos la formación cualitativa, profundizar la reforma integral del sector educativo, mejorar con empeño la calidad de la enseñanza y cultivar en los estudiantes el sentido de la responsabilidad social, el espíritu innovador y la capacidad práctica. Hay que realizar debidamente la educación preescolar; desarrollar de manera equilibrada la educación obligatoria de nueve años; generalizar en lo fundamental la enseñanza secundaria del ciclo superior; agilizar el desenvolvimiento de la formación profesional moderna; empujar el desarrollo intensivo de la educación superior; fomentar activamente la educación continua; y completar el sistema de formación vitalicia, edificando así una sociedad empeñada en el estudio. Hemos de promover enérgicamente la equidad en la educación; distribuir de forma racional sus recursos, destinándolos prioritariamente hacia las zonas rurales, las fronterizas, las apartadas, las pobres y las habitadas por minorías étnicas; respaldar la educación especial; aumentar las cuantías de financiación a los alumnos de familias necesitadas; y propulsar con dinamismo el acceso igualitario a la educación de los hijos de los trabajadores emigrados del campo, de modo que todos los niños puedan convertirse en personas útiles. Es necesario estimular y orientar a las fuerzas sociales a establecer y gestionar centros docentes. Hay que fortalecer la formación del personal docente, elevar su nivel ético, aumentar su capacidad profesional e incrementar su sentido de honor y de responsabilidad por impartir conocimientos y educar a la gente.

2. Impulso a una colocación laboral de mejor calidad. El empleo es la base de la subsistencia del pueblo. Pondremos en práctica la directriz de colocación de los trabajadores por su cuenta, de reajuste del empleo mediante el mercado y de promoción del empleo y estímulo a la acción emprendedora por parte de los gobiernos, y aplicaremos la estrategia de priorizar el empleo y una política de empleo aún más activa. Es preciso orientar a los trabajadores para que cambien su mentalidad sobre el empleo, estimularles a buscar el empleo mediante múltiples canales y formas, promover el empleo por medio de actividades emprendedoras, y llevar a buen término la labor relacionada con el empleo de los jóvenes, con énfasis en los graduados de enseñanza superior, y la relativa a la mano de obra emigrada del campo, a los habitantes urbanos con dificultades para encontrar trabajo y a los militares licenciados. Hay que reforzar la formación profesional y técnica encaminada a aumentar la capacidad de los trabajadores de encontrar colocación y desplegar actividades emprendedoras, incrementando así la estabilidad del empleo. Se impone mejorar el mercado de recursos humanos, perfeccionar el sistema de servicios al empleo e intensificar el papel que el seguro de desempleo juega para el fomento del empleo. Es necesario completar el sistema de normas laborales y el mecanismo coordinador de las relaciones laborales, y potenciar la supervisión de la garantía laboral, así como la mediación y arbitraje de las disputas en el trabajo, a fin de crear unas relaciones laborales armoniosas.

3. Aumento de la renta de la población por todos los medios posibles. Para lograr el codisfrute por el pueblo de los logros del desarrollo, debemos profundizar la reforma del sistema de distribución de ingresos, conseguir simultanear tanto el crecimiento de los ingresos de la población con el desarrollo económico como el incremento de las remuneraciones laborales con el de la productividad del trabajo, y elevar la proporción de los ingresos de la población en el reparto de la renta nacional y la de las remuneraciones laborales en la distribución primaria. Tanto en ésta como en la redistribución, hay que tener en consideración la eficiencia y la equidad al mismo tiempo y prestar más atención a esta última en la redistribución. Se perfeccionará el mecanismo de distribución primaria consistente en la participación de elementos como el trabajo, el capital, la tecnología y la administración en el reparto según sus respectivos aportes, y se completará con mayor celeridad el mecanismo regulador de redistribución que toma la recaudación tributaria, la seguridad social y los pagos de transferencia como medios principales. Se profundizará la reforma del sistema salarial en las empresas, los organismos administrativos y las instituciones públicas, y se promoverá en aquéllas el sistema de consulta colectiva sobre salarios, a fin de proteger los ingresos generados por el trabajo. Se acrecentarán por múltiples canales los ingresos de la población en concepto de bienes. Hay que reglamentar el orden en la distribución de ingresos, proteger los ingresos legales, aumentar los de las personas con rentas bajas, regular los excesivamente elevados y suprimir los ilícitos.

4. Impulso con visión de conjunto a la construcción del sistema de seguridad social en la ciudad y el campo. La seguridad social constituye un sistema básico para garantizar la vida del pueblo y regular el reparto social. Es preciso persistir en la directriz de cobertura total, garantía básica, multiplicidad de niveles y sostenibilidad, y tomar por prioridad la intensificación de la equidad, la adaptación al desplazamiento de la población y el aseguramiento de la sostenibilidad, para culminar por completo la construcción de un sistema de seguridad social que cubra a toda la población urbana y rural. Vamos a reformar y mejorar el sistema de seguros sociales en las empresas, los organismos administrativos y las instituciones públicas, integrar el sistema de seguro de vejez básico y el de seguro médico básico para la población urbana con los destinados a la rural, lograr gradualmente la transferencia íntegra y efectiva de las primas del seguro de vejez a cuentas bancarias individuales, realizar la coordinación nacional de las pensiones básicas de vejez y establecer un mecanismo de determinación de la cuantía de la seguridad social y otro de su reajuste regular que tengan en cuenta a los distintos grupos de personas. Debemos ensanchar los canales de reunir fondos para la seguridad social, y crear un sistema de inversión y gestión de los fondos de seguros sociales, con el fin de garantizar la seguridad de ambos fondos y mantener e incrementar su valor. Hemos de perfeccionar el sistema de asistencia social, completar el de bienestar social, apoyar el desarrollo de las causas filantrópicas, y llevar a buen efecto la labor de dar trato preferencial a los exmilitares veteranos o inválidos, los familiares de los mártires y los de los militares en servicio, y de ofrecer colocación a los desmovilizados. Vamos a instaurar un sistema de viviendas que integre la oferta en el mercado con la garantía gubernamental, y reforzar la construcción y gestión de viviendas de protección social, con el propósito de satisfacer la demanda básica de las familias necesitadas. Persistiremos en la igualdad entre el hombre y la mujer como política estatal básica y garantizaremos los derechos e intereses legítimos de las mujeres y los menores. Para enfrentar activamente el envejecimiento demográfico, debemos desarrollar con energía los servicios y la industria en favor de la tercera edad. Completaremos el sistema de seguridad social y de servicios para los discapacitados, garantizando en efecto sus derechos e intereses. Mejoraremos el régimen de administración de la seguridad social en su operación, y erigiremos un sistema de servicios de acceso más fácil y rápido para la población.

5. Elevación del nivel de salud del pueblo. La salud es una exigencia ineludible para promover el desarrollo integral del ser humano. Siguiendo con perseverancia el rumbo de servir a la salud del pueblo y el principio de tomar la profilaxis como medida principal, dar prioridad a las zonas rurales y atribuir igual importancia a la medicina tradicional china que a la occidental, y actuando conforme a la exigencia de garantizar la asistencia médica básica, fortalecer los organismos médico-sanitarios de los niveles de base y crear mecanismos pertinentes, hemos de propulsar prioritariamente una reforma integral en materia de la garantía de asistencia médica, el servicio médico, la sanidad pública, el suministro de medicamentos y el régimen de supervisión y control, y mejorar la política relativa a la salud de los nacionales, con miras a ofrecer a las masas servicios sanitarios públicos y de asistencia médica básica, que sean seguros, eficaces, asequibles y baratos. Vamos a completar el sistema de seguro médico para toda la población, crear mecanismos de garantía y asistencia para pacientes de enfermedades graves y excepcionalmente graves, y perfeccionar los mecanismos de respuesta a las emergencias sanitarias públicas y de prevención y control de enfermedades graves. Se consolidará el sistema de medicamentos básicos. Hay que completar las redes de servicios médicos y sanitarios en los niveles de aldea, cantón y distrito y el sistema de servicios sanitarios en las comunidades urbanas, profundizar la reforma de los hospitales públicos y estimular el establecimiento y gestión de centros médicos por parte de las fuerzas sociales. Se impone apoyar el desarrollo de la medicina y la farmacia tradicionales de China y las de las minorías étnicas. Es indispensable acrecentar la capacidad de servicio del contingente de médicos y sanitarios y potenciar el fomento de su ética y comportamiento profesionales. Se reformarán y perfeccionarán los regímenes y mecanismos de supervisión y control de la seguridad de los productos alimenticios y farmacéuticos. Se desplegará la campaña patriótica de salubridad y se fomentará la salud del pueblo en lo físico y psicológico. Hay que mantener la planificación familiar como política estatal básica, mejorar la calidad de los cuidados pre y posnatales y perfeccionar paulatinamente la política demográfica, con el fin de promover un desarrollo demográfico equilibrado a largo plazo.

6. Fortalecimiento e innovación de la gestión social. Para elevar la cientificidad de esta gestión, es obligatorio potenciar el fomento de ésta en cuanto a leyes, regímenes y mecanismos, capacidades, filas de personas cualificadas e informatización. Vamos a mejorar el modo de prestación de servicios públicos por los gobiernos, fortalecer la construcción del sistema de gestión y servicio sociales en los niveles de base, incrementar la función de servicio de las comunidades urbanas y rurales, intensificar las responsabilidades de las empresas, las instituciones públicas y las organizaciones populares en dicha gestión y servicio, conducir las organizaciones sociales a un desarrollo sano y ordenado, y hacer valer plenamente el papel básico de las masas en su incorporación a la gestión social. Es menester perfeccionar e innovar la gestión y los servicios respecto a la población flotante y los grupos de personas especiales. Hemos de tratar de manera correcta las contradicciones existentes en el seno del pueblo; crear y completar el mecanismo de protección de los derechos e intereses de las masas orientado por los organismos partidarios y gubernamentales; perfeccionar el sistema de atención a las reclamaciones presentadas en persona o por correo y el de trabajo caracterizado por la coactuación entre la mediación popular, la administrativa y la judicial; y agilizar y reglamentar los canales por los cuales las masas expresan reclamaciones y que coordinan sus intereses y garantizan sus derechos e intereses. Debemos crear y completar el mecanismo de evaluación de riesgos para la estabilidad social como base de la toma de decisiones trascendentales. Es preciso intensificar la construcción básica del sistema de seguridad pública y para la seguridad en la producción de las empresas, a objeto de impedir la incidencia de accidentes graves y de proporciones excepcionales. Tenemos que fortalecer y mejorar la dirección del Partido sobre la labor de seguridad pública, fiscalía y justicia, y redoblar el empeño en la formación del contingente de estas ramas para que asuma efectivamente su atribución, responsabilidad y misión como constructor y defensor de la causa del socialismo con peculiaridades chinas. Vamos a profundizar la edificación de una sociedad segura, perfeccionar el sistema de prevención y control tridimensional en materia de orden público, intensificar la garantía básica para la labor judicial, y prevenir y castigar, con arreglo a la ley, las infracciones y delitos, con el fin de garantizar la seguridad física y material de las masas populares. Hemos de perfeccionar la estrategia de seguridad estatal y su mecanismo de trabajo, y mantenernos altamente alerta y prevenir con toda firmeza las actividades de secesión, infiltración y subversión de las fuerzas hostiles, salvaguardando de forma efectiva la seguridad del Estado. Cuando todo el Partido y el pueblo de todo el país entren en acción, podremos crear, sin falta, una situación dinámica en la que todos asumamos la responsabilidad por la armonía social y disfrutemos en común de una sociedad armoniosa.

VIII. VIGOROSO IMPULSO AL FOMENTO DE LA CIVILIZACIÓN ECOLÓGICA

El fomento de la civilización ecológica constituye un programa de largo alcance que concierne al bienestar del pueblo y el futuro de la nación. Frente a la severa situación en la que los recursos ejercen un papel cada vez más restrictivo, la contaminación medioambiental es grave y va en degeneración el sistema ecológico, debemos establecer un concepto de la civilización ecológica de respeto, adaptación y protección a la naturaleza, situar el fomento de esta civilización en un plano relevante y plasmarlo en todos los aspectos y todo el proceso de la construcción económica, política, cultural y social, en un esfuerzo por construir una China hermosa y conseguir que la nación china se desarrolle de manera permanente. Manteniendo con firmeza la política estatal básica de ahorro de recursos y protección medioambiental, y la directriz de dar primacía al ahorro y la protección y considerar la recuperación natural como lo principal, tenemos que impulsar con énfasis el desarrollo verde, circular y bajo en carbono, formar una configuración de espacios, estructuras sectoriales, modalidades de producción y modos de vida en favor del ahorro de recursos y la preservación del medio ambiente, y revertir la tendencia de deterioro del ecoambiente en los orígenes mismos, con miras a crear para el pueblo un buen entorno de producción y de vida y contribuir a la seguridad ecológica global.

1. Optimización de la configuración de explotación del espacio territorial. Como el territorio nacional es el portador del espacio para el fomento de la civilización ecológica,debemos apreciarlo por cada pulgada. De acuerdo con el principio de equilibrio entre población, recursos y medio ambiente y de conjugación entre los resultados económicos, los efectos sociales y la rentabilidad ecológica, tenemos que controlar la intensidad de la explotación de los espacios, reajustar su estructura y promover la creación de un espacio de producción intensivo y altamente eficiente, un espacio de vida adecuado y habitable y un espacio ecológico con paisajes pintorescos, dejando más márgenes de recuperación para la naturaleza, más tierras cultivables para la agricultura y un hogar agradable con cielos azules, tierras verdes y aguas limpias para nuestra posteridad. Cabe acelerar la ejecución de la estrategia de zonificación por funciones prioritarias, impulsar a las diversas zonas a desarrollarse estrictamente según las funciones prioritarias que se les han definido, y lograr una configuración científica y racional de la urbanización, del desarrollo agrícola y de la seguridad ecológica. Vamos a aumentar la capacidad de explotación de los recursos marítimos, fomentar la economía marina, proteger el entorno ecológico del mar, defender resueltamente los derechos e intereses marítimos del Estado y hacer del nuestro un país fuerte en materia marítima.

2. Impulso en todos los sentidos al ahorro de recursos. Éste es un medio fundamental para proteger el entorno ecológico. Es necesario utilizar ahorrativa e intensivamente los recursos, promover el cambio radical de las modalidades de su utilización, potenciar la administración de su ahorro en todo el proceso de la producción, circulación y consumo, y rebajar en gran medida la intensidad del consumo de energía, agua y suelo, con el fin de aumentar la eficiencia y rentabilidad de la utilización. Hay que propulsar la revolución de la producción de energía y la de su consumo, poner bajo control el volumen total de éste, fortalecer el ahorro energético y la disminución del consumo, y apoyar el desarrollo de las industrias ahorradoras de energía y bajas en carbono y el de las energías nuevas y renovables, con el fin de garantizar la seguridad energética del Estado. Es preciso potenciar la protección de fuentes de agua y la administración del consumo hídrico total, empujar el reciclaje del agua y construir una sociedad ahorradora de este recurso. Hay que mantener estrictamente el límite de alarma para protección de las tierras de cultivo y controlar con rigor el uso del suelo. Se impone reforzar la prospección, la protección y la explotación racional de recursos minerales. Se debe desarrollar la economía circular, y promover, en el proceso de la producción, circulación y consumo, la reducción del consumo de recursos, la reutilización de materiales y el reciclaje de residuos.

3. Intensificación de la protección del ecosistema natural y el medio ambiente. Un buen entorno ecológico constituye los cimientos fundamentales para el desarrollo sostenido del ser humano y la sociedad. Cabe ejecutar los importantes programas de rehabilitación ecológica, aumentar la capacidad de elaboración de productos ecológicos, llevar adelante el tratamiento integral de la desertificación, la degeneración de tierras en pedregales y la pérdida de agua y suelo, ampliar la superficie de los bosques, lagos y humedales y proteger la biodiversidad. Es necesario acelerar la construcción hidráulica, para incrementar la capacidad rural y urbana de prevención de inundaciones, de resistencia a sequías y de drenaje. Vamos a potenciar la implantación de un sistema de prevención y reducción de desastres, y aumentar la capacidad de prevención y resistencia a catástrofes meteorológicas, geológicas y sísmicas. Persistiendo en el protagonismo de la prevención y en el saneamiento integral y poniendo el énfasis en la solución de los problemas ambientales relevantes que perjudican la salud de las masas, intensificaremos la prevención y el tratamiento de la contaminación del agua, la atmósfera y el suelo. Adheridos al principio de responsabilidad común pero diferenciada, al de equidad y al de capacidad respectiva de cada país, trabajaremos junto con la comunidad internacional para afrontar activamente el cambio climático global.

4. Potenciación de la construcción de sistemas relativos a la civilización ecológica. Para proteger el entorno ecológico, hemos de basarnos en la implantación de sistemas. Debemos englobar el consumo de recursos, los daños ambientales y la rentabilidad ecológica en el sistema de evaluación del desarrollo económico y social, y establecer sistemas de metas, métodos de examen y mecanismos de premios y sanciones que encarnen las exigencias de la civilización ecológica. Instauraremos un sistema de explotación y protección del espacio territorial, y mejoraremos los sistemas para la más estricta protección de las tierras cultivables, la más severa administración de los recursos de agua y la más rigurosa preservación del medio ambiente. Vamos a profundizar la reforma tarifaria y tributaria de los productos de recursos naturales, y crear un sistema de usufructo retribuido de recursos y otro de compensación por daños ecológicos, ambos capaces de reflejar la oferta y la demanda en el mercado y el grado de carencia de los recursos y de interpretar los valores ecológicos y la compensación para futuras generaciones. Debemos desplegar activamente el ensayo de la transacción de la energía ahorrada y de los derechos de emisión de carbono, de emisiones contaminantes y de agua. Hay que fortalecer la supervisión y el control del medio ambiente, y completar el sistema de exigencia de responsabilidad por incumplimientos en la protección del entorno ecológico y el de compensación por daños ambientales. Nos incumbe reforzar la divulgación y la educación en materia de la civilización ecológica y reforzar en todo el pueblo la conciencia sobre el ahorro de recursos, la protección ambiental y la ecología, con vistas a amoldar un hábito social de consumo racional y crear una buena atmósfera de cuidado al entorno ecológico. Hemos de apreciar con mayor conciencia la naturaleza y proteger con mayor dinamismo la ecología, en un afán por marchar hacia una nueva época de civilización ecológica socialista.

IX. (...)

X. ENRIQUECIMIENTO DE LA PRÁCTICADE "UN PAÍS CON DOS SISTEMAS" E IMPULSO A LA REUNIFICACIÓN DE LA PATRIA

Tras su retorno a la patria, Hong Kong y Macao han emprendido el anchuroso camino de la complementación recíproca en las ventajas respectivas y del desarrollo común junto con la parte continental, y la práctica de "un país con dos sistemas" ha sido coronada con éxitos mundialmente reconocidos. En la aplicación de los diversos principios y políticas para con Hong Kong y Macao, el Gobierno central se adhiere al propósito fundamental de salvaguardar la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del Estado, y de mantener la prosperidad y la estabilidad duraderas de estas dos regiones. Al ejecutar integral y acertadamente los principios de "un país con dos sistemas" , "administración de Hong Kong por los hongkoneses" , "administración de Macao por los macaenses" y alto grado de autonomía, debemos integrar orgánicamente la adhesión al principio de "un país" con el respeto a la diferencia entre "dos sistemas" , la salvaguardia del Poder central con la garantía del alto grado de autonomía de las dos Regiones Administrativas Especiales, y la puesta en juego del papel de la parte continental del país como poderoso sostén con el aumento de la propia competitividad de Hong Kong y Macao, sin permitirnos en ningún momento resaltar un aspecto a expensas del otro.

El Gobierno central va a proceder rigurosamente con arreglo a las leyes fundamentales de las dos Regiones Administrativas Especiales; perfeccionar los sistemas y mecanismos concernientes a su aplicación; respaldar con firmeza a los jefes ejecutivos de estas Regiones y sus gobiernos en el ejercicio de la administración a tenor de la ley y en la conducción de las personalidades de los diversos círculos sociales de allí para que concentren las energías en el desarrollo económico, mejoren efectiva y eficazmente la vida de sus poblaciones, fomenten de modo gradual la democracia y promuevan la armonía con el espíritu de inclusión y de ayuda mutua; profundizar las relaciones económicas y comerciales entre la parte continental y Hong Kong y Macao; propulsar sus intercambios y cooperación en los diversos terrenos; e impulsar la gran unión de los compatriotas de ambas regiones bajo la bandera del amor tanto a la patria como a Hong Kong y Macao, con miras a prevenir y frenar la intervención de fuerzas externas en los asuntos de dichas Regiones. Estamos firmemente convencidos de que los compatriotas de Hong Kong y Macao no sólo tienen la sabiduría, la capacidad y los métodos para administrar y construir bien las dos Regiones Administrativas Especiales, sino también podrán, sin duda alguna, desempeñar un papel positivo en los asuntos estatales, así como disfrutar de la dignidad y la gloria de ser chinos junto con el pueblo de todas las etnias del país.

Solucionar la cuestión de Taiwan y consumar la reunificación completa de la patria es un proceso histórico irresistible. La reunificación pacífica corresponde más que nada a los intereses fundamentales de la nación china, incluidos los compatriotas de Taiwan. Para hacer realidad esta causa se requiere ante todo asegurar el desarrollo pacífico de las relaciones interribereñas. Por lo tanto, se impone insistir en la directriz de "reunificación pacífica y un país con dos sistemas" y en la propuesta de ocho puntos sobre el desarrollo de las relaciones entre las dos orillas y el impulso al proceso de la reunificación pacífica de la patria, aplicar integralmente el importante pensamiento relativo al desarrollo pacífico de estas relaciones, y consolidar y profundizar la base política, económica, cultural y social al respecto, a fin de crear condiciones más plenas para la reunificación pacífica.Debemos atenernos siempre al principio de una sola China. Aunque no se ha alcanzado todavía la reunificación entre la parte continental y Taiwan, el hecho de que ambas orillas pertenezcan a una sola China no ha cambiado nunca, y el territorio y la soberanía estatales nunca han sido divididos ni admiten división. Ambas orillas deben mantenerse estrictamente en la posición común de oposición a la "independencia de Taiwan" y de adhesión al Consenso de 1992, incrementar la comprensión común del mantenimiento del marco de una sola China y, sobre esta base, buscar puntos de acuerdo y archivar las diferencias. Estamos dispuestos a entablar contactos, diálogo y cooperación con cualquier partido político de Taiwan, siempre que no abogue por la "independencia de Taiwan" y se identifique con la pertenencia de ambas orillas del estrecho a una sola China. Hemos de seguir promoviendo los intercambios y la cooperación a través del estrecho; profundizar la cooperación económica a favor de incrementar los intereses comunes; ampliar el intercambio cultural en aras de acrecentar la identificación de la nación china; estrechar los vínculos populares en procura de la compenetración de los sentimientos entre los compatriotas; y promover la consulta en pie de igualdad para fomentar la construcción en lo institucional. Esperamos que ambas partes se esfuercen de manera mancomunada por explorar cómo tratar su relación política en las circunstancias especiales en que el país todavía no ha logrado su reunificación y hacer arreglos justos y razonables al respecto; discutir sobre el establecimiento de un mecanismo de confianza mutua para la seguridad militar interribereña, a objeto de estabilizar la situación en el estrecho de Taiwan; y llegar, mediante consultas, a un acuerdo de paz, con miras a abrir nuevas perspectivas para el desarrollo pacífico de las relaciones entre ambas orillas. Promoveremos con esfuerzo la lucha unida de los compatriotas de las dos orillas, que, por pertenecer igualmente a la nación china y constituir una comunidad que comparte el mismo destino por la consanguinidad, deben cuidarse entre sí, tenerse afecto, confiarse unos en otros, empujar en común las relaciones interribereñas y codisfrutar de los logros del desarrollo. Nos esforzaremos al máximo para llevar a buen término cualquier cosa que sea favorable al aumento del bienestar común de los compatriotas de las dos orillas. Debemos proteger efectivamente los derechos e intereses de los compatriotas taiwaneses y unirnos con ellos para preservar y construir bien el hogar común de la nación china.Nos oponemos con resolución a la intención secesionista de la "independencia de Taiwan" . El pueblo chino no permite en absoluto que Taiwan sea separado de la patria bajo ninguna forma por quienquiera que sea ni por fuerza alguna. Los actos secesionistas que persiguen la "independencia de Taiwan" perjudican los intereses comunes de los compatriotas de los dos lados del estrecho, por lo que se encaminarán inevitablemente hacia el fracaso cabal.Con tal que todos los chinos trabajemos cogidos de la mano, daremos cima, sin duda, a la magna causa de la reunificación de la patria en el proceso de materializar con la misma voluntad la gran revitalización de la nación china.

XI. IMPULSO CONTINUO A LA SUBLIME CAUSA DE LA PAZ Y EL DESARROLLO DE LA HUMANIDAD

El mundo actual está experimentando cambios profundos y complejos; sin embargo, la paz y el desarrollo siguen siendo los temas principales de la época. La multipolarización mundial y la globalización económica evolucionan en profundidad, la diversificación cultural y la informatización social continúan promoviéndose, la revolución científica y tecnológica está ( gestando nuevos adelantos sustanciales, la cooperación global se extiende en múltiples niveles y en omnidirección, la fuerza en conjunto de los países con mercados emergentes y los en vías de desarrollo va en aumento, y la correlación entre las fuerzas en el plano internacional evoluciona en favor de la salvaguardia de la paz mundial, por lo que existen más condiciones favorables para mantener, en términos generales, estable la situación internacional.

Mientras tanto, el mundo sigue siendo muy intranquilo. Subsisten por largo tiempo las repercusiones de la crisis financiera internacional, se aumentan los factores de inestabilidad e incertidumbre en el crecimiento económico mundial, se agrava el desequilibrio en el desarrollo global, están ganando terreno de cierto modo el hegemonismo, la política de fuerza y el neointervencionismo, se producen con frecuencia turbulencias aisladas y se ponen más de relieve problemas globales como la seguridad alimentaria, la de energía y recursos y la del ciberespacio.

La humanidad cuenta con una sola Tierra, y todos los países conviven en un mismo mundo. La historia nos enseña que la ley del más fuerte no es el principio que rige la coexistencia humana, ni que el abuso de la fuerza armada traerá un mundo hermoso. Paz sí, guerra no; desarrollo sí, pobreza no; cooperación sí, confrontación no; y promoción de la construcción de un mundo armonioso de paz duradera y prosperidad conjunta, he ahí el deseo común de todos los pueblos.

Nos pronunciamos por fomentar en las relaciones internacionales el espíritu de igualdad y confianza mutua, inclusión y aprendizaje recíproco, y cooperación y ganar-ganar, para defender conjuntamente la equidad y la justicia internacionales. La igualdad y la confianza mutua suponen atenerse a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas; afianzarse en la igualdad de todos los países, sean grandes o pequeños, fuertes o débiles, pobres o ricos; impulsar la democratización de las relaciones internacionales; respetar la soberanía; codisfrutar de la seguridad; y salvaguardar la paz y la estabilidad mundiales. La inclusión y el aprendizaje recíproco significan respetar la diversidad de la civilización mundial y la variedad del camino de desarrollo; respetar y defender el derecho de todos los pueblos a elegir por cuenta propia sus sistemas sociales y vías de desarrollo; tomar lo ajeno como referencia; y aprovechar las ventajas de otros para subsanar las deficiencias propias, en promoción del progreso de la civilización humana. Y por cooperación y ganar-ganar se entiende preconizar la concienciación sobre la comunidad de destino de la humanidad; tener en cuenta las preocupaciones razonables de otros al tiempo de buscar intereses para el propio país, y promover el desarrollo conjunto de todos los países en el proceso de procurar el desarrollo propio; establecer un nuevo tipo de relaciones de asociación más igualitarias y equilibradas y en aras del desarrollo global; y mancomunar los esfuerzos en la superación de las dificultades y compartir tanto los derechos como las responsabilidades, con miras a aumentar los intereses comunes de la humanidad. China continuará manteniendo en alto la bandera de paz, desarrollo, cooperación y ganar-ganar y se consagrará decididamente a la salvaguardia de la paz mundial y la promoción del desarrollo conjunto.

China seguirá invariablemente el camino del desarrollo pacífico y aplicará con firmeza la política exterior independiente y de paz. Defenderemos con resolución la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del Estado, sin doblegarnos en absoluto ante ninguna presión exterior. Vamos a decidir nuestra posición y política conforme a lo justo o erróneo que sea cada caso, mantener la imparcialidad y hacer valer la justicia. China aboga por resolver de manera pacífica las disputas y los problemas candentes en la esfera internacional, se opone al recurso arbitrario a la fuerza o a la amenaza con su uso, repudia la subversión del poder estatal legítimo de otros países e impugna el terrorismo en todas sus formas. China combate todas las manifestaciones del hegemonismo y la política de fuerza, no interviene en los asuntos internos de otros países, y nunca pretenderá la hegemonía ni practicará la expansión. Persistirá en integrar los intereses del pueblo chino con los intereses comunes de los demás pueblos, participará con postura todavía más activa en los asuntos internacionales, desempeñará su papel como un país grande responsable y afrontará los retos globales junto con los demás países.

China va a seguir invariablemente la estrategia de apertura basada en el beneficio mutuo y el ganar-ganar y propulsar, mediante la profundización de la cooperación, un crecimiento vigoroso, sostenible y equilibrado de la economía mundial. China se dedicará a la reducción de la disparidad Norte-Sur y respaldará a los países en vías de desarrollo en el aumento de su capacidad de desarrollo autónomo. Va a potenciar la coordinación con las principales economías en políticas macroeconómicas, y resolver mediante consultas y de manera adecuada las fricciones económicas y comerciales. Perseverará en el equilibrio entre los derechos y los deberes, participará de forma activa en el gobierno de la economía mundial, promoverá la liberalización y facilitación del comercio y la inversión, y se opondrá a toda forma de proteccionismo. China persistirá en desarrollar integralmente la amistad y la cooperación con los demás países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica. Vamos a mejorar y desarrollar las relaciones con los países desarrollados, ampliar los ámbitos de cooperación, abordar apropiadamente las divergencias e impulsar a establecer con otros países grandes un nuevo tipo de relaciones que se desarrollen de modo duradero, estable y sano. Respecto a los países vecinos, nos empeñaremos en tratarlos con buena fe y tenerlos como socios, consolidaremos las relaciones de buena vecindad y amistad y profundizaremos la cooperación de beneficio mutuo, en un esfuerzo por beneficiar aún mejor a estos países con nuestro propio desarrollo. China va a fortalecer la unidad y cooperación con los demás países en vías de desarrollo, defender junto con ellos los derechos e intereses legítimos de todos estos países, apoyar el incremento de su representatividad y derecho a la palabra en los asuntos internacionales, y ser siempre su amigo confiable y socio sincero. Participaremos activamente en los asuntos multilaterales, apoyaremos a las Naciones Unidas, el G-20, la

Organización de Cooperación de Shanghai y los países BRICS, entre otros, en el desempeño de su papel positivo, e impulsaremos el orden y el sistema internacionales a evolucionar por un rumbo justo y razonable. Llevaremos adelante con pasos sólidos la diplomacia pública y los intercambios humanos, y salvaguardaremos nuestros derechos e intereses legítimos en ultramar. Realizaremos contactos amistosos con partidos y organizaciones políticos de otros países, e intensificaremos los intercambios con el exterior por parte de las asambleas populares, los comités de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, los gobiernos territoriales y las organizaciones populares, asentando así una sólida base social para el desarrollo de las relaciones interestatales. El pueblo chino ama la paz, anhela el desarrollo y está dispuesto a trabajar infatigablemente junto con los demás pueblos por la noble causa de la paz y el desarrollo de la humanidad.

XII. ELEVACIÓN INTEGRAL DEL NIVEL DE LA CIENTIFICIDAD EN LA CONSTRUCCIÓN DEL PARTIDO

Nuestro Partido tiene sobre sí la importante misión de unir y conducir al pueblo en la culminación de la edificación integral de una sociedad modestamente acomodada, en el impulso a la modernización socialista y en la materialización de la gran revitalización de la nación china. Siempre que el Partido sea firme y fuerte y mantenga vínculos de uña y carne con las masas populares, el país conseguirá prosperidad y estabilidad y el pueblo disfrutará de felicidad y bienestar. Tanto la evolución de la situación como el emprendimiento de actividades y la expectativa del pueblo nos demandan empujar en todos los sentidos la nueva magna obra de la construcción del Partido con el espíritu reformador e innovador, y elevar integralmente el nivel de la cientificidad en esta construcción.

Todo el Partido debe tener bien presente que sólo arraigado en el pueblo y creándole bienestar, podrá permanecer siempre invencible, y sólo pensando en peligros eventuales aún en tiempos de paz y teniendo la valentía de progresar, podrá marchar en todo momento al frente de la época. En la nueva situación, las pruebas que afronta el Partido en la gobernación del país, la reforma y la apertura, la economía de mercado y el entorno externo son duraderas, complejas y severas, mientras el peligro de relajación moral, el de falta de capacidad, el de divorcio de las masas y el de corrupción y de otros fenómenos negativos se plantean más agudamente ante todo el Partido. Así que elevar de continuo su nivel de dirección y de gobernación y aumentar su capacidad de resistir la corrupción, de prevenir la degeneración y de contrarrestar los riesgos constituye un tema importante que el Partido debe resolver como es debido para la consolidación de su posición gobernante y el cumplimiento de su misión de gobernar. Todo el Partido debe acrecentar el sentido de la perentoriedad y de la responsabilidad; ceñirse firmemente a la línea principal, que es el fortalecimiento de la construcción encaminada a aumentar su capacidad de gobernación del país y fomentar su carácter de vanguardia y su pureza; persistir en la emancipación de lamente, la reforma y la innovación; perseverar en la necesidad de velar por su propia administración y disciplinarse con rigor; reforzar integralmente su construcción en ideología, organización, estilo, lucha contra la corrupción y por la moralización administrativa e implementación institucional; incrementar la capacidad de autopurificación, autoperfeccionamiento, autorrenovación y autoelevación; y hacer de sí mismo un partido gobernante marxista empeñado en el estudio, servicio e innovación, a fin de asegurar que siempre sea el sólido núcleo dirigente de la causa del socialismo con peculiaridades chinas.

1. Afianzamiento en los ideales y convicciones, y firme adhesión a las aspiraciones espirituales de los comunistas. La fe en el marxismo y la convicción en el socialismo y en el comunismo constituyen el alma política de los comunistas y su pilar espiritual en que se apoyan para salvar cualquier prueba. Para llevar a buen término la construcción ideológica y teórica como fundamento, debemos estudiar el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong y el sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas; estudiar y practicar a fondo la concepción científica del desarrollo; promover la edificación de organismos del Partido empeñados en el estudio; y educar y guiar a los militantes y cuadros para que luchen de modo firme e inconmovible por el socialismo con peculiaridades chinas como ideal común.

Al ocuparnos adecuadamente de la educación en el espíritu del Partido como núcleo, hemos de estudiar su historia; conocer en profundidad las experiencias y lecciones resumidas en la "Resolución sobre algunos problemas históricos" y en la "Resolución sobre algunos problemas históricos de nuestro Partido después de la fundación de la República Popular China" ; desarrollar sus tradiciones y estilo excelentes; y educar y orientar a los militantes y cuadros en la firme adquisición de una correcta concepción del mundo, del poder y de la causa, en el firme mantenimiento de su posición política y en la distinción clara entre lo correcto y lo erróneo respecto de los problemas capitales de principio. Al hacer hincapié en la construcción moral como base, los educaremos y conduciremos para que sean modelos en la práctica de la concepción socialista del honor y el deshonor; que se atengan al espíritu del Partido, presten atención a la conducta y sirvan de ejemplos; y que actúen como demostradores de la moral socialista, abanderados del hábito de honestidad y credibilidad y defensores de la equidad y la justicia, evidenciando con su propio comportamiento la fuerza de personalidad de los comunistas.

2. Persistencia en considerar al ser humano como lo primordial y gobernar el país en bien del pueblo, y mantenimiento constante de los vínculos de uña y carne del Partido con las masas populares. Servir al pueblo es el propósito fundamental del Partido, y considerar al ser humano como lo primordial y gobernar el país en bien del pueblo constituye el máximo criterio para comprobar todas las actividades de gobernación del Partido. En cualquier momento debemos anteponer a todo los intereses del pueblo, asumir su destino y apoyarnos en él para promover el avance de la historia. Ciñéndonos al mantenimiento del carácter de vanguardia del Partido y su pureza, debemos desplegar a fondo en toda la organización actividades de educación y práctica en materia de su línea de masas centradas en la actuación pragmática, honesta y en bien del pueblo; poner el énfasis en resolver los relevantes problemas que suscitan fuertes quejas entre las masas populares; y mejorar nuestra capacidad de llevar a buen efecto el trabajo de masas en las nuevas circunstancias. Perfeccionaremos el sistema de comunicación directa de los cuadros militantes con las masas. Perseveraremos en consultar al pueblo sobre principios de gobernación, en conocer sus necesidades y en pedirle consejos, asimilando sabiduría y fuerza de su gran práctica. Hemos de persistir en lograr la prosperidad del pueblo y la revigorización del país mediante el trabajo sólido; ser valientes en hacer exploraciones y asumir responsabilidades; y realizar más cosas positivas y prácticas a satisfacción del pueblo. Debemos atenernos al estilo de vida sencilla y lucha ardua y al principio de laboriosidad y ahorro; tomar la determinación de introducir mejores prácticas en la redacción de documentos y la celebración de reuniones; rectificar con empeño la mediocridad, pereza, flojedad, suntuosidad y otras prácticas malsanas; y deshacernos decididamente del formalismo y el burocratismo, a fin de lograr unir las voluntades del Partido y del pueblo y promover el estilo gubernamental y las usanzas del pueblo con un excelente estilo del Partido. Apoyaremos a la Federación de Sindicatos, la Liga de la Juventud Comunista, la Federación de Mujeres y otras organizaciones populares en el pleno desempeño de su papel como puente y lazo, para que transmitan mejor la voz de las masas y defiendan sus derechos e intereses legítimos.

3. Desarrollo dinámico de la democracia interna del Partido para aumentar su vigor creador. Esta democracia es la vida del Partido. Hemos de atenernos al centralismo democrático, perfeccionar los sistemas relativos a dicha democracia y promover con ella la democracia popular. Hay que asegurar la condición de los militantes como sujeto, completar el sistema de garantía de sus derechos democráticos, desplegar la crítica y autocrítica, crear en el seno del Partido una camaradería basada en la democracia e igualdad, una atmósfera política favorable para la deliberación democrática y un entorno institucional de supervisión democrática, así como hacer valer los derechos de los militantes a la información, la participación, la elección y la supervisión. En el perfeccionamiento del sistema de congresos del Partido, vamos a aumentar el porcentaje de los delegados obreros y campesinos, aplicar y completar el sistema de mandato de delegados, implementar a título de ensayo el de congresos anuales a nivel de cantón y poblado, profundizar el experimento del sistema de funcionamiento permanente de los congresos en los distritos (municipios o distritos urbanos de este nivel), y practicar el de presentación de propuestas por parte de los delegados. Se debe mejorar el sistema de elección interna del Partido y reglamentar el método diferencial para la nominación y la elección con más candidatos que puestos, a fin de crear un procedimiento y un entorno que encarnen plenamente la voluntad de los electores. Se potenciará el papel de las sesiones plenarias de los comités del Partido en la toma de decisiones y en la supervisión, se perfeccionarán en sus comités permanentes las reglas de deliberación y los procedimientos de toma de decisiones, y se mejorará en los comités del Partido de los niveles territoriales el sistema de votación sobre decisiones surgidas de discusiones relativas a cuestiones importantes y sobre nombramientos de cuadros relevantes. Para ampliar la democracia interna del Partido en los niveles de base, vamos a completar sistemas como el de evaluación periódica de los equipos dirigentes de los organismos por los militantes, y promover, entre otras prácticas, la asistencia de militantes como oyentes a las reuniones de los comités de base del Partido y la asistencia sin derecho a voto de los delegados a las reuniones pertinentes de los comités del Partido de la misma instancia, aumentando así el sentido de principio y la transparencia de la vida interna de la organización.

4. Profundización de la reforma del sistema de cuadros y personal para forjar un contingente vertebral de gobernación altamente cualificado. La clave del mantenimiento y desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas reside en formar un contingente vertebral de gobernación caracterizado por la firmeza política, capacidad profesional fuerte, estilo excelente y ánimo emprendedor. Es preciso perseverar en el principio de administración de los cuadros por el Partido, en el empleo de personas sin distinción de procedencia y el nombramiento por méritos, en la consideración simultánea de la integridad moral y la competencia profesional con prioridad conferida a aquélla, y en la atención a los méritos reales y al reconocimiento general de las masas, así como profundizar la reforma del sistema de cuadros y personal, de modo que en los diversos campos surjan en abundancia cuadros sobresalientes, de los cuales cada uno dé lo mejor de sí y cuyas aptitudes sean aprovechadas al máximo. En la implementación cabal y acertada de la directriz de democracia, transparencia, competencia y selección, ampliaremos la democracia en el trabajo relacionado con los cuadros, incrementaremos la calidad de la democracia, perfeccionaremos la forma de selección competitiva de cuadros, y aumentaremos la credibilidad pública en la selección y el empleo de personal, logrando que los honestos no vayan a ser perjudicados y los arribistas, no beneficiados. Debemos mejorar el mecanismo de examen y evaluación de cuadros e impulsar a los cuadros dirigentes a adquirir un correcto concepto de los méritos administrativos. Hemos de completar el régimen de administración de cuadros, aplicar con rigor la administración y supervisión sobre éstos, fortalecer su formación y selección tanto para los cargos titulares como para los puestos clave en los organismos partidarios y gubernamentales, y mejorar el sistema de funcionarios públicos. Hay que optimizar la dotación de personal para los equipos dirigentes y la composición del contingente de cuadros, poner acento en su preparación y selección en los niveles de base y en la primera línea, y ensanchar para las personas sobresalientes en la sociedad las vías de acceso al contingente de cuadros del Partido y de los gobiernos. Es preciso propulsar la reforma del sistema de personal en las empresas estatales y las instituciones públicas. Se va a reforzar y mejorar la educación y la capacitación de los cuadros para incrementar su calidad y aptitud. Es menester intensificar la preparación y selección de cuadros entre jóvenes excelentes, atribuir importancia a la realización de esta labor entre mujeres y minorías étnicas, y alentar a los cuadros jóvenes a templarse y formarse en las entidades de base y en las zonas de condiciones duras. Vamos a llevar adelante como es debido y en todos los aspectos el trabajo para con los cuadros retirados y jubilados.

5. Perseverancia en el principio de administración del personal de valía por el Partido, y agrupación de las personas sobresalientes de diversos campos en la causa del Partido y el Estado. Abrir múltiples canales para la admisión de numerosas personas de talento provenientes de todas partes constituye una medida fundamental para garantizar el desarrollo de la causa del Partido y el pueblo. Hemos de respetar el trabajo, el saber, la creación y a las personas de valía, agilizar el establecimiento de una disposición estratégica de priorizar el desarrollo de recursos humanos excelentes, y forjar un gigantesco contingente de profesionales altamente cualificados, con objeto de impulsar a China a convertirse de un país grande en uno fuerte en este terreno. Hay que promover de manera coordinada la formación de planteles de recursos humanos excelentes de distintas disciplinas, ejecutar importantes proyectos pertinentes, intensificar la formación de innovadores y emprendedores y el apoyo a ellos, conceder importancia a la preparación de personas con capacidad práctica, y orientar a los talentosos para que se desplacen a la primera línea de producción e investigación científica. Vamos a explotar y utilizar plenamente los recursos humanos nacionales e internacionales, e introducir con dinamismo a personas de valía del ultramar y emplearlas de manera adecuada. Apresuraremos tanto la reforma de regímenes y mecanismos tendentes al fomento de recursos humanos excelentes como la innovación de las políticas al respecto, e instituiremos un sistema de honores estatales, adquiriendo, en lo tocante al sistema de personas calificadas, ventajas de activar su vigor creativo y ganar competitividad en el plano internacional, y creando una situación dinámica en que todos puedan llegar a ser personas útiles y desplegar plenamente sus aptitudes.

6. Innovación en la construcción de los organismos de base del Partido en favor de la consolidación de los cimientos organizativos para su gobernación. Los organismos de base del Partido constituyen los baluartes de combate que unen y conducen a las masas en la puesta en práctica de su teoría, línea, directrices y políticas y en el cumplimiento de las tareas por él asignadas. Debemos llevar a efecto el sistema de responsabilidad por la tarea de construcción de los organismos del Partido; afianzar esta construcción en las comunidades tanto rurales como urbanas; intensificarla en las organizaciones económicas de propiedad no pública y en las sociales; promoverla integralmente en los niveles de base de los diversos campos; ampliar la cobertura tanto de los organismos del Partido como del trabajo de éste; poner en pleno juego su papel de impulso al desarrollo, servicio a las masas, aglutinación de la voluntad del pueblo y fomento de la armonía; y propulsar la construcción de otras organizaciones en los niveles de base valiéndose de la de los organismos de base del Partido. Se completará el sistema de estos organismos, se reforzará la formación del contingente de líderes de los mismos, se intensificará la integración de los recursos para su construcción en la ciudad con los del campo, y se implantará un sistema estable de garantía de asignaciones. Teniendo como tarea principal servir a las masas y realizar el trabajo para con ellas, vamos a intensificar el fomento de organismos de base del Partido empeñados en el servicio. Al poner el acento en el fortalecimiento del espíritu partidario de las filas de militantes y en el aumento de su calidad, debemos potenciar y mejorar su educación y administración, e impulsarles a desempeñar el papel de vanguardia y modelo, mediante el completamiento del mecanismo de efecto duradero de la actividad encaminada a crear organismos de base del Partido avanzados y competir por ser militantes sobresalientes en sus propios puestos de trabajo. Hay que mantener estricta la vida organizativa del Partido, y perfeccionar sistemas como el de análisis periódico del espíritu partidario de los militantes y el de evaluación democrática de los mismos. Se mejorarán la educación, la administración y el servicio para con los militantes entre la población flotante. Es necesario incrementar la calidad de la admisión de miembros en el Partido, poniendo énfasis en la admisión entre jóvenes obreros, campesinos e intelectuales. Tenemos que completar el mecanismo de admisión y expulsión de militantes, a fin de optimizar la composición de la militancia.

7. Firme lucha contra la corrupción para el mantenimiento permanente de rectitud y limpieza, cualidad política propia de los comunistas. Combatir la corrupción y fomentar la política limpia constituye una posición política inequívoca que ha venido manteniendo nuestro Partido, así como una cuestión política de capital importancia por la que se interesa el pueblo. Una solución indebida de esta cuestión dañaría fatalmente al Partido e incluso arruinaría tanto a él como al Estado. Por consiguiente, hemos de ocuparnos con perseverancia de la lucha contra la corrupción y por el fomento de la moralización administrativa, y permanecer siempre en estado de alerta contra la corrupción y la degeneración. Tenemos que insistir en llevar a cabo dicha lucha por el camino con peculiaridades chinas; persistir en la directriz de tratarla tanto paliativamente como de raíz, rectificar este fenómeno de modo integral y simultanear el castigo y la prevención con el acento puesto en esta última; e impulsar en todos los sentidos la implementación del sistema de sanción y prevención de la corrupción, con vistas a lograr que se mantengan íntegros los cuadros, honestos los gobiernos y limpia la política. Es imperativo reforzar tanto la educación en materia de la referida lucha como el fomento de la cultura en lo referente a la moralización administrativa. Los cuadros dirigentes de los diversos niveles, sobre todo los de alto rango, deben observar conscientemente las normas de la moralización administrativa, aplicar de manera estricta el sistema de informe sobre sus asuntos importantes, autodisciplinarse con rigor y a la vez fortalecer la educación y restricción a sus parientes y al personal que trabaja a su alrededor, sin permitirse en absoluto ostentar privilegios. Hay que reglamentar rigurosamente el ejercicio de los poderes, y potenciar la supervisión sobre este ejercicio de los cuadros dirigentes, especialmente los principales. Vamos a profundizar la reforma en áreas prioritarias y eslabones clave, completar las leyes y sistemas anticorrupción, prevenir y controlar los riesgos para la moralización administrativa, y evitar conflictos de intereses, a fin de prevenir y eliminar la corrupción de manera más científica y eficaz. Reforzaremos la cooperación internacional en la lucha contra la corrupción. Ejecutaremos con rigor el sistema de responsabilidad por el fomento del estilo del Partido y de la moralización administrativa. Se debe completar el régimen de control disciplinario y de supervisión, mejorar la administración unificada de las delegaciones pertinentes, y hacer valer mejor el papel supervisor del sistema de visitas de inspección. Tenemos que mantener en todo momento una postura bien severa en el castigo a la corrupción, investigar y sancionar resueltamente los casos de importante cuantía y gravedad, y solventar con esfuerzos los problemas de corrupción ocurridos ante las propias narices de las masas. Castigaremos sin clemencia a cualquier persona involucrada, sea cual fuere su poder o cargo, siempre que viole la disciplina del Partido y las leyes del Estado.

8. Aplicación rigurosa de la disciplina del Partido y defensa consciente de su centralización y unidad. Éstas suponen la base donde descansa la fuerza del Partido, así como la garantía fundamental para realizar el desarrollo económico y social, la cohesión y el progreso étnicos, y la paz y el orden duraderos del país. Cuanto más compleja sea la situación con que se enfrenta el Partido y más ardua la tarea que tiene sobre sí, tanto más necesitamos reforzar el fomento de su disciplina y salvaguardar su centralización y unidad. Los organismos del Partido de todas las instancias y los numerosos militantes y cuadros, sobre todo los cuadros dirigentes principales, deben observar conscientemente los Estatutos y actuar de la misma manera con arreglo al principio organizativo del Partido y las normas de su vida política interna, sin que nadie pueda colocarse por encima de la organización. Es preciso defender decididamente la autoridad de la dirección central; mantenerse altamente identificados con el Comité Central del Partido en ideología, política y acción; aplicar con firmeza la teoría, línea, directrices y políticas del Partido; y asegurar el expedito cumplimiento de las decisiones de la dirección central, sin tolerar en absoluto la adopción de medidas por las instancias inferiores para sortear las políticas de las superiores, el incumplimiento de órdenes y la desobediencia de prohibiciones. Hemos de intensificar la supervisión y la inspección, aplicar con severidad la disciplina del Partido, especialmente su disciplina política, y tratar a conciencia las infracciones, para hacer efectivas tanto la igualdad de todos los militantes ante la disciplina como la ausencia de privilegios en su observancia y de excepciones en su aplicación, formando una potente fuerza que impulse a todo el Partido, de arriba abajo, a avanzar al mismo paso y con espíritu emprendedor.

Camaradas: Es en la culminación de la gran revitalización de la nación china por el camino del socialismo con peculiaridades chinas donde están depositados el ideal y el deseo largamente acariciado de innumerables personalidades de elevados ideales y mártires revolucionarios. En la lucha prolongada y extraordinariamente ardua, nuestro Partido, apoyado estrechamente en el pueblo y a costa de inmensos sacrificios, ha escrito una grandiosa epopeya que conmueve a todo el mundo, ha puesto fin de manera irreversible al miserable destino de perturbaciones interiores, invasiones exteriores y pobreza y debilidad arraigadas que padecía China desde la época moderna, y ha inaugurado de igual manera la marcha histórica de la nación china hacia el desarrollo y robustecimiento crecientes y la gran revitalización, logrando que esta nación, con una historia de civilización de más de cinco mil años, se mantenga erguida con una postura flamante entre las naciones del mundo.

En la nueva expedición, tenemos responsabilidades más importantes y cargas más pesadas, así que hemos de proseguir, con convicciones más sólidas y esfuerzos más tenaces, el cumplimiento de las tres tareas históricas significativas: el impulso a la modernización, la materialización de la reunificación de la patria, y la salvaguardia de la paz mundial y la promoción del desarrollo común.

Frente a la confianza y el importante cometido del pueblo y a las nuevas condiciones y pruebas históricas, el Partido entero debe incrementar la concienciación sobre las adversidades eventuales, conducirse con modestia y prudencia y guardarse de la arrogancia y la precipitación, para mantener la mente constantemente lúcida; acrecentar la mentalidad innovadora, atenerse a la verdad y corregir los errores, para mantener siempre pujante el ánimo; reforzar la concienciación sobre su propósito fundamental, confiar y apoyarse en las masas populares, situándolas siempre en el lugar más importante de su corazón; e intensificar la concienciación sobre la misión, adoptar una actitud realista y pragmática, y fomentar el estilo de vida sencilla y lucha ardua, para preservar en todo momento la cualidad política propia de los comunistas.

La causa del socialismo con peculiaridades chinas es una empresa orientada al futuro, y requiere que los jóvenes con ideales luchen por ella de generación en generación. Todo el Partido tiene que prestar atención, solicitud y cuidado a la juventud, escuchar atentamente su voz, estimular su crecimiento y respaldar sus actividades emprendedoras. Los numerosos jóvenes han de responder activamente al llamamiento del Partido, adquirir una correcta concepción del mundo, de la vida y de los valores, amar siempre a nuestra gran patria, a nuestro gran pueblo y a nuestra gran nación china, y lograr que su juventud brille con esplendor en su entrega a la grandiosa causa del socialismo con peculiaridades chinas.

La causa del socialismo con peculiaridades chinas requiere que todos los hijos de la nación china luchemos unidos con una sola voluntad. La unión representa los intereses generales y hace la fuerza. Todos los camaradas del Partido hemos de asegurar la unión valiéndonos de nuestro firme espíritu partidario, propulsarla mediante la obra común, salvaguardar de forma consciente la cohesión y la unidad de todo el Partido, consolidar la gran unión del pueblo de todas las etnias del país, afianzar la gran unión de todos los chinos, tanto de dentro como de fuera del país, y promover la gran unión del pueblo chino con los demás pueblos del mundo.¡Que enarbolemos la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, nos mantengamos más estrechamente unidos en torno al Comité Central del Partido, luchemos por culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y conquistemos sin cesar nuevas victorias del socialismo con peculiaridades chinas, a fin de crear juntos un futuro más feliz y hermoso para el pueblo chino y la nación china!

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Extendiendo la guerra del gas en el Levante
«Ante nuestra mirada»
Extendiendo la guerra del gas en el Levante
por Thierry Meyssan
¿Yihad global contra los BRICS?
Nuevo "califato" del siglo XXI en Irak
¿Yihad global contra los BRICS?
por Alfredo Jalife-Rahme
Páginas Libres
De charcos, simpatías y admiraciones
Socios
 
Ucrania, objetivo enfocado
«El arte de la guerra»
Ucrania, objetivo enfocado
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Barack Obama se refiere a Ucrania y Gaza
Barack Obama se refiere a Ucrania y Gaza
por Barack Obama, Red Voltaire
 
Señal de Alerta
¿Despilfarro a manos llenas en Cultura?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Geopolítica del Banco BRICS
Geopolítica del Banco BRICS
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire