Red Voltaire

Adolfo Gilly: Huerta y su coñac de marca Wilson

Por las páginas del libro Cada quien morirá por su lado. Una historia militar de la Decena Trágica, Adolfo Gilly recrea la canallada golpista que del 9 al 18 de febrero de 1913 culminó con el asesinato de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez. Sus ejecutores fueron Victoriano Huerta y sus matones, encabezados por Aureliano Blanquet, Francisco León de la Barra y Henry Lane Wilson, desde Washington DC, Estados Unidos, precedente de las intervenciones estadunidenses contemporáneas a través de la Agencia Antidrogas , la Oficina Federal de Investigación y la Agencia Central de Inteligencia (todas estadunidenses), para afirmar el expansionismo comercial que sabotea, en complicidad con los nuevos Huertas, nuestro desarrollo y crecimiento económico y sólo favorece a los “Luis García Pimentel, multimillonario jefe del Partido Católico [Nacional], [quien] dio más dinero para la [contra]revolución contra Madero”, y que hoy emulan los Azcárraga, los Salinas Pliego, los Slim, Larrea, etcétera.

| Ciudad de México (México)
+

Para Renato Castillo Félix.

El autor, profesor universitario, historiador y periodista recrea en casi 200 páginas los acontecimientos protagonizados por un borrachín que movió los hilos y se dejó manipular como títere de los intereses estadunidenses y desnacionalizados que imaginaron ser amenazados por Madero. Y muestran los actos y omisiones de quien resultó un mártir, no un político; un apóstol, no un revolucionario, que se puso la soga al cuello por sus decisiones a favor de Victoriano Huerta, su verdugo. Y entrampado en el incumplimiento de sus compromisos, tras el derrocamiento de Porfirio Díaz “…6 meses después quien estaba cercado era ese presidente [Madero] que no había tenido palabra y (…) acosado entre la rebelión agraria organizada en armas en el Ejército Liberador del Sur y la persistencia (…) del antiguo régimen encarnada en los altos mandos del Ejército Federal, en las páginas de la gran prensa y en la opinión de los dueños de la tierra, de la industria y del dinero…”

Victoriano Huerta era un porfirista usurpador y canalla, y Madero lo nombró general y dueño del Ejército Federal. Un borracho de coñac y un ebrio de poder que con el mismo método que usaría Adolfo Hitler, se hizo de la Presidencia del 19 de febrero de 1913 al 15 de julio de 1914. Y al que el historiador (con la colaboración de Tatiana Pérez Ramírez y Édgar Urbina Sebastián) muestra como un perverso que utilizó la traición hasta contra sus compañeros de viaje, golpista para, con su amigo-enemigo Félix Díaz, llevar hasta sus últimas consecuencias la llamada Decena Trágica.

Esta reinterpretación del golpe de Estado está apuntalada con inserciones documentales que intentó la contrarrevolución, y que Francisco Villa y Emiliano Zapata, con el desafío de los gobernadores de Sonora, José María Maytorena; de Chihuahua, Abraham González, y de Coahuila, Venustiano Carranza, que se negaron a reconocer el gobierno de Huerta, rescataron la Revolución de 1910 que culminó con la reforma a la Constitución de 1857 y dio a luz a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917. El texto cuenta con una bibliografía sustentada en archivos, libros, revistas, y periódicos y una entrevista de Odile Guilpain con Carmen Álvarez de la Rosa de Castañeda, además de un índice onomástico que preside al índice general de sus once capítulos.

Fuente
Contralínea (México)

03 de marzo de 2013

¿Combatir la corrupción? / Omisión de la PGR podría liberar a Elba Esther / Oficio de papel: Cuentas y cuentos de Elba Esther / Alerta con las grandes empresas farmacéuticas / La Segunda Sala de la Corte pisoteó la Constitución / La constitucionalidad de las policías comunitarias de Guerrero / La impunidad / Adolfo Gilly: Huerta y su coñac de marca Wilson / La ultraderecha en el nuevo gobierno / Nuevo León: acusan a sacerdote de pederastia / PAN: el resurgimiento de los grupos de ultraderecha / Represores argentinos evaden la justicia / En 25 años, 36 mil 606 feminicidios / Embarazo, principal causa de discriminación laboral contra las mujeres /

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.