Red Voltaire

Tradición, Familia y Propiedad

+

El conservadurismo de Juan Pablo II y el radicalismo de la derecha religiosa encabezada por Bush están atrayendo las simpatías de grupos que en los años 60 se ubicaban en el extremo ideológico del anticomunismo de corte católico, como es Tradición, Familia y Propiedad, que opera en países de América Latina, Europa y Estados Unidos.

Algunas de las facciones y grupos en que se ha subdividido hoy en día esa organización, comparten con los movimientos “provida” su lucha contra el laicismo y contra la libertad y diversidad sexual, a la vez que apoyan de manera entusiasta la guerra de Irak y la lucha del gobierno estadounidense contra gobiernos y políticos de la izquierda en todo el mundo.

Anticomunista y preconciliar

Tradición, Familia y Propiedad, fue fundada en 1960 en Brasil por Plinio Correa de Oliveira (1908-95), quien desde los años 30 era activo participante en movimientos de la extrema derecha católica, abogado, diputado y profesor universitario de Sao Paulo, que trazaba sus orígenes en la corte del último emperador brasileño, Dom Pedro II, y por el sacerdote jesuita Walter Marieux, quien fue director del secretariado internacional de las Congregaciones Marianas.

Luego de su fundación, TFP se extendió en Argentina, Australia, Brasil, Bolivia, Canadá, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú, Portugal, España, Uruguay y Venezuela, entre otros países. En 1990 estaba presente en 22 países y estableció como su órgano oficial de difusión la revista Catolicismo, a la vez que identificó como uno de sus principales libros de culto Revolución y Contrarrevolución, escrito por su fundador.

En Portugal, ha adoptado el membrete de Centro Cultural Reconquista; en Canadá el de Young Canadians for a Christian Civilization; en Bolivia, Jovenes Bolivianos pro Civilizacion Cristiana; en Francia, Association Française pour la Défense de la Tradition, Famille et Propriété. En España, TFP ha adoptado varios nombres, como Tradición Familia y Propiedad Covadonga, SOS Familia, Asociación Cultura Santísima Virgen de Fátima, Centro Cultural Reconquista y Caballeros de la Virgen del Nuevo Mileno. En el Reino Unido hay también un grupo local de TFP que ha organizado protestas contra la “televisión inmoral”.

De acuerdo con Searchlight (marzo de 2003), Thomas Monaghan, caballero de Malta, fundador de Pizzas Domino y promotor del activismo conservador en Centroamérica, ha mantenido cordiales relaciones con Tradición, Familia y Propiedad, organización “fascista” que, señala Searchlight, apoyó a los gobiernos militares de Pinochet en Chile y de Videla en Argentina.

En Argentina uno de sus fundadores fue el profesor Mario Amadeo, del Movimiento Nacionalista Argentino, quien fue embajador de su país en Brasil (1967) y en las Naciones Unidas, y luego fue miembro del Consejo Pontificio de Justicia y Paz. Uno de sus dirigentes fue Cosme Beccar Varela, miembro de una de las principales familias de ese país y socio de una de las mayores firmas de abogados en Argentina.

En Brasil, TFP ha recibido el apoyo de personajes de la aristocracia, como el Príncipe Bertrand de Orleáns y Braganza, quien en mayo de 2001 visitó Miami invitado por la Comisión de Estudios Por la Libertad de Cuba. Antes, había estado en Washington, donde dictó conferencias en las que “analizó y denunció las actuales estrategias de las izquierdas políticas y eclesiásticas continentales, con el papel protagónico de Cuba comunista, de las narcoguerrillas colombianas y de otros movimientos revolucionarios.”

Bertrand posee el título de Príncipe Imperial de Brasil, siendo hermano y heredero del Príncipe Don Luis, actual Jefe de la Casa Imperial de Brasil. Ambos son tataranietos del último Emperador de Brasil, Don Pedro II. El Príncipe Don Bertrand desciende de la Casa Real de Francia y, en línea directa, de San Luis IX de Francia (1214-1270), el Santo Rey Cruzado. Nacido en Mandelieu, Francia, en 1941, estudió en el Colegio de los Jesuitas de Río de Janeiro y se graduó de abogado en la Escuela de Leyes de la Universidad de São Paulo, Brasil. Su padre, Don Pedro Henrique de Orleáns y Braganza -quien hasta su fallecimiento fue el Jefe de la Casa Imperial de Brasil- confió la formación social y política de Bertrand al Profesor Plinio Corrêa de Oliveira. Al igual que su hermano, Luis, Bertrand es un destacado miembro de TFP, además de que “Fiel a la doctrina tradicional de la Iglesia, toma parte en numerosos movimientos que defienden la vida del ser humano desde el momento de la concepción.”

En Colombia, un comunicado emitido en enero de 1999 por las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) citaba los siguientes datos acerca de actividades paramilitares por parte de TFP:

“La Unión de Bananeros de Antioquia -Uniban- había realizado en 1986 contactos con Ytzhak Maerot Shoshani, representante de una empresa israelí, que suministraba material bélico al Ministerio de Defensa de Colombia. Por intermedio de Soshani llegó al país el mercenario Yair Klein, representante de una empresa que ofrecía asesorías en materia de seguridad. Su arribo no fue registrado en extranjería. El israelí dictó cursos de entrenamiento en Puerto Boyacá, a los paramilitares, que al poco tiempo serían autores de las masacres de marzo de 1988, en Urabá (La Hondura y La Negra). A su llegada a Colombia, el contacto de Klein en Bogotá había sido el Mayor Isauro Hernández Hernández, miembro de la XX Brigada y de la organización ultraderechista Tradición Familia y Propiedad...”. Por su parte, en 1988 Klein salió de Colombia hacia Honduras, con el fin de dar instrucción a los contras nicaragüenses, patrocinados por Estados Unidos.

A su vez, la Sociedad Colombiana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, TFP, publicó en El Tiempo, de Santafé de Bogotá, y en El Universal, de Cartagena, el 31 de mayo de 1995, lo mismo que en el Washington Time, el 22 de junio del mismo año, y en el Diario de Las Américas, de Miami, el 2 de julio de ese año, un desplegado titulado Si el Estado no lucha contra el crimen narco-guerrillero, se dejará dominar por él. En él, TFP exigía a las autoridades colombianas actuar con mayor energía ante el narcotráfico y la guerrilla que, de acuerdo con TFP actuaban conjuntamente. Decía el desplegado que Colombia ha concedido a la guerrilla una “impunidad sistemática”, en lugar de reprimirla “como ordena la ley”.

En México, en los años 60 hubo vínculos entre TFP y un grupo anticomunista violento que fue el MURO, Movimiento Universitario de Renovadora Orientación. Con el triunfo de la derecha en las elecciones del año 2000, exmilitantes del MURO y de sus derivados de los años 70, arribaron a importantes cargos en el gobierno mexicano.

Acerca de la presencia de Tradición, Familia y Propiedad en Costa Rica, en el número de septiembre-octubre de 1998 de Construyendo, leemos que “El martes 18 de agosto, durante una charla en San José de Costa Rica, una señora contó que miembros del grupo Tradición, Familia y Propiedad se le habían llevado a un hijo menor de edad y que le había costado “Dios y ayuda recuperarlo”, dijo, además, que estaba aterrorizada porque el muchacho cumpliría 18 años y Tradición, Familia y Propiedad lo andaba rondando para llevárselo del todo. Al día siguiente, aparecieron dos miembros de Tradición, Familia y Propiedad que, en actitud increíblemente agresiva, dijeron, durante otra charla, ser calumniados y que tenían el apoyo de la jerarquía de la Iglesia en Centroamérica”.

En el mismo artículo se señalaba que “Tradición, Familia y Propiedad es una organización peligrosísima” y advertían sobre su estrategia de presentarse como devotos de la Virgen de Fátima.

Entre sodálites y anticastristas

En Perú, Tradición, Familia y Propiedad ha estado representada por Tradición y Acción por un Perú Mayor y entre los personajes peruanos de los que se ha dicho que han tenido vínculos con TFP se cuenta Francisco Tudela, vicecanciller y primer vicepresidente de Alberto Fujimori. El 11 de mayo de 2003, la publicación Psirrosis (versión electrónica) publicó un reportaje titulado “Nazis en el gobierno. ¿Quién es realmente Francisco Tudela Van Breugel Douglas?”, donde lo definían como un “filonazi convicto y confeso”. Dicho reportaje detallaba que Tudela estudió en el Colegio Marista de San Isidro, “en la época en que apareció el grupo falangista “Escalones Juveniles Nacionalistas”, fundado por Luis Figari. “Precisamente, junto con éste fundó luego Tudela una sucursal de la secta católica de extrema derecha Tradición, Familia y Propiedad”.

Otro articulista peruano (Jack T. Manggio “Secuestradores secuestrados”; mimeo) ha comentado que Figari, quien hoy es célebre como cabeza de los sodálites, era entonces estudiante de Derecho en la Universidad Católica y que junto con Pedro Benvenuto y Murrieta y Jorge Cáceres publicaba la revista Tradición y Acción, órgano de la rama peruana de la ultraderechista Sociedad de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad.

De acuerdo con el mencionado reportaje de Psirrosis: “Alrededor de 1973, aparece en la P.U.C. y Cayetano el grupo de derecha radical "Dios y Patria". En el 74, varias facciones de este movimiento se independizan y toman otros nombres: la política "Confederación Nacionalista de Juventudes", y "Sodalitium Vitae", de índole religiosa. Luis Figari pertenecía a ésta última.”

De acuerdo con esa versión, el Sodalicio tenía vínculos con un grupo de oración llamado “Falange” y la revista Presencia ocupaba el lugar de Tradición y Acción, con la colaboración del sacerdote Harold Griffiths, ya fallecido, y a quien el reportaje mencionaba como asesor espiritual del Sodalicio.

En Uruguay, el grupo Tradición y Acción por un Uruguay Auténtico Cristiano y Fuerte, que se identifica como una derivación de TFP, ha organizado campañas contra Tabaré Vázquez, para “salvar” a ese país del “peligro comunista”. En un desplegado publicado por ese grupo con motivo de las elecciones de noviembre de 1999, se decía que “Tabaré Vázquez está asociado a la "Izquierda Católica" y a comunistas, socialistas y tupamaros” y “se identifica con la utopía marxista de soñar con el advenimiento de un "hombre nuevo", al margen de y contra Dios”.

Luego del triunfo de Tabaré Vázquez en 2004, en otro desplegado publicado en el diario El País, el susodicho Tradición y Acción por un Uruguay Auténtico, Cristiano y Fuerte, responsabilizaba de esa victoria a la cúpula de los partidos tradicionales por haber decretado "el desaparecimiento de la derecha, del anticomunismo" y por "el menosprecio y olvido de los temas candentes relativos a la familia, aborto, uniones homosexuales, a la propiedad y libre iniciativa", opción que “...simplemente no existió" en las recientes elecciones nacionales "porque nadie osó representarla",contrariamente a Estados Unidos "donde los temas de moral social ocuparon papel principal y decidieron la elección".

El escrito criticaba también a la Conferencia Episcopal del Uruguay, por utilizar "un lenguaje laico y terrenal, muy acorde con el usado por la izquierda actual", al abogar, por ejemplo, por "una sociedad más justa y solidaria" y "por un humanismo integral" donde "los excluidos recuperen la dignidad".

Creado en 1999, Tradición y Acción por un Uruguay Auténtico, Cristiano y Fuerte, tiene su sede en Montevideo, en la calle Constituyente 1663, apartamento 502 y uno de sus inspiradores es Gonzalo Guimaraes, quien nació en Mercedes, Uruguay, en 1954, es socio del Círculo de la Prensa del Uruguay, de la Asociación Paulista de la Prensa, en Brasil, y desde 1974, de TFP, además de “investigador asociado en un centro de estudios internacionales de las TFPs, en Säo Paulo, Brasil” (www.amigospais-guaracabuya.o...). También ha sido coordinador del servicio de difusión anticastrista CubDest (www.cubdest.org), que mediante correo electrónico distribuye articulos donde “se analizan, desde Cuba en el Destierro, los más relevantes acontecimientos político-religiosos relacionados con Cuba comunista y con el exilio....”.

Leemos en el currículo de Guimaraes Acquistapace que “se ha convertido en uno de los mayores especialistas en el tema de Cuba comunista, en particular, en lo que dice respecto a las relaciones entre la Iglesia y el régimen de Fidel Castro” y que “además de sus investigaciones y escritos sobre el problema de la Cuba castrista Guimaraes, desarrolla una intensa tarea de asesor de diversas TFPs sobre el mismo tema, habiendo promovido y orientado innumerables pronunciamientos públicos de esas entidades, en sus respectivos países, en favor de la libertad de Cuba”. En noviembre de 1996, Guimaraes asesoró a la Sociedad Chilena de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP), “en su exitosa campaña de denuncia del dictador Castro y su régimen opresivo, por ocasión de su presencia en la VI Cumbre Iberoamericana”; campaña anticastrista que alcanzó gran repercusión internacional”.

Según reportó La República, a fines de septiembre de 2004, TFP organizó un operativo político vía e-mal, de carácter mundial, contra Tabaré Vázquez, de tal suerte que “El 2 de octubre Montevideo se vio invadido por miles de esos e-mails”. Añade esa publicación que “El telefonista y secretario de este grupo es Fernando Montabone”.

En Venezuela, en marzo de 2004 se mencionaban (www.gobiernoenlinea.ve) entre los personajes con antecedentes en TFP a los alcaldes de los municipios de Baruta y Chacao, al este de Caracas, personajes que “Al parecer...aún no se desprenden de su militancia juvenil neonazi en grupos como el tenebroso y afortunadamente exiguo “Tradición, Familia y Propiedad”...”.

Cabe recordar que, con motivo del asalto a la embajada de Cuba en abril de 2002, el munícipe de Baruta, Enrique Carriles Radonski, fue procesado por el valiente fiscal Danilo Anderson, quien en 2004 sería asesinado en un atentado terrorista.

Se ha denunciado, una y otra vez, la intervención de TFP, al lado de otros grupos ultraderechistas en algunos de los principales movimientos contra el gobierno de Hugo Chávez.

En Chile, Juan Antonio Montes dirigió TFP durante más de diez años, de 1985 a 1997. Sin embargo, dicha organización sufrió una escisión y Montes fundó Acción Familia. Entrevistado en 2001 por Catolicismo (que se publica en Brasil), Montes explicaba así las motivaciones de la nueva organización: “ Actualmente Chile está sufriendo -igual que muchas otras naciones de nuestro Continente- una verdadera revolución de carácter fundamentalmente cultural. Tal revolución pretende subvertir todas formas de vida y de pensamiento de pensar de nuestros compatriotas. Como ellas se constituyen en los hogares, al calor de las tradiciones familiares, los anticatólicos procuran de inicio destruir, o por lo menos deteriorar, a la família. Si esta es sólida, la Revolución Cultural no logrará modificar fácilmente las mentalidades. Es por eso que el primer objetivo de la Revolución Cultural consiste en acabar con la familia cristiana. Acción Familia se opone categóricamente a esos propósitos revolucionarios.”

Ante Catolicismo, Montes se refería en ese tiempo al “honor” que tenía Chile de contarse entre los pocos países donde no se permite el divorcio, pero lamentaba que la Cámara de Diputados ya había aprobado un proyecto de ley para permitirlo, lo cual ocurrió con el apoyo “de muchos parlamentarios católicos que no toman en serio la doctrina de la Santa Iglesia...”.

Como se ha mencionado, en algunos casos Tradición, Familia y Propiedad se ha distinguido no sólo por sus ideas extremistas, incluso dentro del propio catolicismo conservador, sino también por su apego a las prácticas paramilitares y por sus tácticas sectarias, consistentes en aislar a sus reclutas, generalmente muy jóvenes y provenientes de la aristocracia, del seno de sus familias.

Atentados, exposiciones y misiles

TFP suele enfatizar su vinculación con el culto a la Virgen de Fátima, pretensión que ha sido rechazada por las autoridades de ese santuario. Dicho grupo cultivó relaciones con el obispo cismático ultraconservador Marcel Lefebvre y con el Ejército Azul, de Fátima, organización de carácter devocional, pero imbuida de la mística anticomunista que tuvo en su origen el culto de Fátima.

De acuerdo con un reporte de inteligencia elaborado en Estados Unidos y fechado el 8 de junio de 1982, "Un día típico de los adeptos de TFP comienza a las cinco de la mañana, con dos horas de gimnasia organizada, seguida por clases de adoctrinamiento formadas por largas horas de estudio de los escritos de Plinio Correa, lecturas de la Biblia en latín y en arameo y luego más gimnasia. Los viernes viajan a sus campos de entrenamiento donde reciben adiestramiento en el uso de armas y el combate cuerpo a cuerpo."

Veinte años después, algunas páginas antisectarios de Internet describían así las actividades de TFP: "Su proselitismo suelen realizarlo entre la clase pudiente, especialmente la nobleza; los seguidores deben entregar todos sus bienes y redactar testamente a favor de la sociedad. Sus miembros viven en comunidades y son alejados de sus familias, a las que acaban por no tratar en cuanto no obtienen de ellas más dinero y medios. Realizan campañas de sensibilización moral, contra el aborto o contra programas televisivos, lo cual les reporta abundantes recursos económicos de algunos sectores católicos".

TFP ha sido condenada por varios países por la jerarquía católica, como hizo el 18 de abril de 85 la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, que denunció su "carácter esotérico", su "fanatismo religioso",, "el culto prestado a su jefe" y la "utilización abusiva del nombre de la Virgen Santísima", rasgos que "no pueden de ninguna manera merecer la aprobación de la Iglesia".

TFP ha enfrentado procesos legales en varios países, como Francia (por la Asociación de Padres Católicos) y España (Sevilla y Barcelona). Fue prohibida en Venezuela, luego de que el 13 de noviembre de 1984 la policía frustró un proyecto de ese grupo para asesinar a Juan Pablo II durante su viaje a ese país.

No era esa la primera vez que se relacionaba a TFP con ataques contra Juan Pablo II, pues a principios de los 80, fueron fotografiados miembros de TFP de esa organización haciendo prácticas de tiro con una fotografía de Juan Pablo II como blanco, durante sus prácticas en campos de entrenamiento de Brasil. En marzo de 1981, los servicios internacionales de prensa reportaron la condena que de ese acto "sacrílego" hizo el cardenal de Río de Janeiro, Eugenio Sales.

El 12 de mayo de 1982, Juan Pablo II sufrió un intento de asesinato por parte del sacerdote lefevrista Juan Fernández Krohn, en su visita a Portugal, y se relacionó a TFP con ese personaje.

Se ha señalado además que a mediados de 1980 miembros el grupo venezolano de TFP “viajaron a los Estados Unidos de Norteamérica con el fin de participar en las acciones conspirativas que la postre dieron con el atentado al Presidente Ronald Reagan en 1981”. (Ernesto J. Navarro: “Tradición, Familia y Propiedad quiso asesinar al Papa en Venezuela”: www.redvoltaire.net).

TFP también ha sido expulsada de Argentina y a partir de la muerte de su fundador ha experimentado varias divisiones.

Como se ha mencionado, en los últimos años Tradición, Familia y Propiedad se ha estado integrando a los movimientos “provida”, de tal suerte que publicaciones de ese corte hablan con simpatía de ese grupo de orígenes preconciliares.

Por ejemplo, La Cruz de California, en agosto de 1998 elogiaba la campaña de ese “grupo laico católico” contra Corpus Christi, la “obra de teatro blasfema cuyo personaje a manera de Cristo es un homosexual que tiene relaciones carnales con sus discípulos”. Por su parte, la Sociedad Norte-Americana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad, reportaba la campaña “pacifica” de censura contra esa obra en Estados Unidos y en Puerto Rico, al lado de la agrupación América Necesita a la Virgen de Fátima.

En 2002, TFP fue una de las organizaciones que se manifestaron contra la exhibición de la película mexicana El Crimen del Padre Amaro, como ocurrió en Los Angeles, en noviembre de ese año. Como reportó CNI el 18 de ese mes, la película debutó entre gritos de protesta en Los Angeles, cuando un grupo de personas se reunió frente al teatro Galaxy de Hollywood, donde se exhibió el filme, y protestó por lo que considera es una blasfemia contra la Iglesia Católica. "Ellos hicieron un juicio de la Virgen, hicieron un juicio de que la Virgen no se debe respetar y no se debe venerar, ellos fueron los que juzgaron a Dios", dijo a CNN en Español Robert Ritchie, portavoz de la Sociedad Estadounidense para la Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad.

A principios de 2003, TFP y la campaña America Nedds Fatima se lanzaron contra la exposición de Alma López, en el Museo de Arte Popular Internacional en Santa Fe, Nuevo México, a la cual “los reportes de prensa la describen como un collage de ordenador representando a la Virgen de Guadalupe vestida con un bikini y sostenida por un angel femenino con el busto descubierto”.

Señalaba la página internet de TFP en Estados Unidos: “Lo que hace esta exhibición especialmente ofensiva es el hecho que la Virgen de Guadalupe es la Patrona oficial de todas las Américas. Es la poderosa intercesora muy apreciada y querida por el pueblo mejicano (sic). Como aparece como una madre en estado de gravidez, se le considera también como la protectora de las criaturas que aún no han nacido.”

“Esta no es una blasfemia cualquiera", declara el Sr. Robert Ritchie, coordinador de la campaña. "Se dirige a la Santísima Virgen, tan querida por los católicos de todas las Américas, por los que luchan contra el aborto. La artista no pudo haber escogido una imagen de Nuestra Señora más querida, para deformarla.”

Ante ello, la “red anti-blasfemia” de TFP organizó contra la exposición de esa obra una campaña “pacífica y legal” mediante volantes, mensajes de correo electrónico e incluso demostraciones públicas y rezos.

Cabe añadir que en otras ocasiones TFP ha exigido la censura por motivos políticos, como ocurrió en mayo de 1999, cuando se opuso a la celebración del juego de béisbol entre la selección nacional de Cuba y los Orioles de Baltimore, por considerarla un símbolo de la posibilidad de que los dos países lleguen a tener relaciones. De acuerdo con un relato de los hechos: “... unos caballeros muy circunspectos, vestidos de negro sepulcral y luciendo en el pecho bandas de seda púrpura con un león rampante, se te acercan para ofrecerte volantes. Pertenecen a la Sociedad Americana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP). Están en contra de este juego, y su gravedad de enterradores desentona con el desenfado de los aficionados que pasan en alegres gavillas, sin verlos.” (Sergio Ramírez El béisbol mueve montañas La Jornada jueves 6 de mayo de 1999).

En Buenos Aires, en 2000, se denunció la presencia de grupos extremistas, del corte de TFP, que intentaron censurar una exposición de León Ferraro. A fines de 2004 se registraron nuevos incidentes con motivo de la retrospectiva 1954-2004, de ese pintor, “promovidas en primera instancia por el párroco de la Iglesia del Pilar, Rómulo Puiggari”, que posteriormente fueron apoyadas por “la máxima jerarquía católica mediante un volante distribuido en todas las iglesias y medios de comunicación propios y ajenos”, por el cardenal Jorge Bergoglio. (Emilio Marín “Las afiladas tijeras del cardenal no pudieron con un León” en Argenpress).

Civilización occidental y cristiana, una de las obras de la exposición, muestra la imagen de un Cristo entre misiles de un avión norteamericano, y data de la época de la guerra de Vietnam, que como la de Irak hoy en día despertó en aquel tiempo el entusiasmo de sectores rabiosamente anticomunistas.

En Estados Unidos, TFP es precisamente uno de los grupos que defienden la agresión contra Irak como una “guerra justa”. En la página Web de la Sociedad Norte-Americana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad podemos leer un trabajo sobre “La Guerra Justa y la Ofensiva Pacifista contra la Soberanía”, fechado el 25 de marzo de 2003 y donde se afirma que “Al mismo tiempo que nuestras tropas luchan con coraje en Irak, las polémicas en torno a la guerra justa y al “unilateralismo” norteamericano continúan. El debate es de suma importancia, porque existe el peligro de que mientras ganemos la guerra terrestre, perdamos la batalla de las ideas en la opinión pública”.

Se critica en ese escrito a los “opositores de la guerra” que “crean un clima emocional que tiende a obstruir el razonamiento claro y a distorcionar (sic) el debate. ... Arguyen que los Estados Unidos no pueden librar la guerra sin la aprobación de las Naciones Unidas y condenan a los Estados Unidos por ser “unilateral”.

En su largo alegato en pro de la guerra de Irak, TFP señala, por ejemplo, que “Según la ley natural la nación no necesita esperar un ataque injusto para ejercer el derecho de defensa propia; una amenaza seria y bien fundada es suficiente para que el país amenazado se defienda mediante un ataque preventivo”. En especial, afirma en la guerra moderna, “dada la existencia de armas de destrucción masiva, el gobierno que esperara a que ocurriera un ataque sería remiso en su deber natural de proteger a su pueblo”. Sostiene asimismo que “las naciones pueden usar la fuerza no sólo en legítima defensa, sino para procurar la reparación de bienes materiales o morales que hayan sido violados”, y que “el derecho de hacer la guerra, que en ciertas circunstancias puede ser un deber, no sólo abarca acciones militares estrictamente defensivas sino que incluye también acciones ofensivas”.

Según TFP, “A pesar de su trágica naturaleza, la guerra da lugar a la práctica de virtudes tales como la fortaleza, la prudencia, la caridad, la abnegación, el heroísmo y el patriotismo”, por lo que la Divina Providencia las utiliza “para ejecutar los decretos de su justicia” y si bien “Las naciones declaran la guerra entre sí por diversas razones. Aún así, las guerras contribuyen invariablemente a los designios de la Divina Providencia. En efecto, sin infringir en modo alguno la libertad humana, la Divina Sabiduría alcanza infaliblemente sus fines con fortaleza y suavidad. Cuando Dios permite las terribles calamidades que trae consigo la guerra, está llevando adelante su plan divino para los hombres en el orden sobrenatural”, además de que, a fin de cuentas, “Las naciones, a diferencia de los individuos, no tendrán vida eterna, por lo tanto son premiadas o castigadas en esta vida... En ocasiones, Dios castiga a ciertas naciones por medio de la acción de otras”. El escrito finaliza rogando a Dios que “garantice a los Estados Unidos coraje en el peligro, constancia en la adversidad y magnanimidad en la victoria”.

Edgar González Ruiz

Edgar González Ruiz Maestro en Filosofía. Investigador y periodista, especializado en la derecha política en México y América Latina. Ha publicado varios libros, como: La Última Cruzada (2001); Los Abascal (2002); Cruces y Sombras (2006); El clero en armas (2007). En 2005 obtuvo el Premio José Martí; en 2006, el Premio Nacional de Periodismo, de México. Colabora en Contralínea.

 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.