Red Voltaire
Maniobras

Desarrollo de los ejercicios militares ruso-chinos

El Comandante de las Tropas Aerotransportadas de Rusia, Alexander Kolmakov, ha destacado la actuación de los paracaidistas rusos en los ejercicios militares ruso-chinos «Misión de Paz 2005», primeros en la historia de la colaboración militar entre Rusia y China.

+
JPEG - 22.3 KB

El Comandante de las Tropas Aerotransportadas de Rusia, Alexander Kolmakov, ha destacado la actuación de los paracaidistas rusos en los ejercicios militares ruso-chinos «Misión de Paz 2005», primeros en la historia de la colaboración militar entre Rusia y China. «Las condiciones atmosféricas adversas registradas durante los últimos días no han impedido a los militares rusos cumplir las tareas asignadas», manifestó Kolmakov a RIA «Novosti».

El Comandante confesó estar satisfecho con la forma en que habían actuado las tropas rusas durante la fase activa de las maniobras conjuntas. «La excelente coordinación entre los efectivos rusos y chinos ha probado el alto grado de confianza entre los ejércitos de uno y del otro país», expresó.

La fase activa de los ejercicios ha concluido este jueves en el polígono de Weibei situado a 50 kilómetros de la ciudad china de Weifang. Ha sido calculado ya que la participación de Rusia en las maniobras se valora en 5,5 millones de dólares, según lo informó a RIA «Novosti» el Comandante adjunto del Ejército de Tierra y coordinador de los ejercicios «Misión de Paz 2005», Vladimir Moltenskoi.

El Comandante de la Flota rusa del Pacífico, el almirante Victor Fiodorov, destacó el alto profesionalismo de los marineros y de la infantería de marina de ambos países. «Todo lo que habíamos previsto cumplir lo cumplimos sin ningún tipo de incidentes», dijo Fiodorov agregando que le agradó presenciar la actuación coordinada de los efectivos rusos y chinos.

«Desde luego, habíamos realizado entrenamientos previos y ensayado las acciones conjuntas con la participación de helicópteros», precisó. Durante la fase activa de los ejercicios fueron realizados con éxito lanzamientos del misil teledirigido X-29L «aire-tierra». La misión estuvo a cargo de los aviones Su-30 de la Fuerza Aérea China y los bombardeos estratégicos rusos Su-24.

La fase final había empezado con la aparición de los cazas chinos J-8D. Conforme al guión de las maniobras, los cazas debían lograr la supremacía aérea y apoyar a los bombarderos. Cumplida esa tarea, dos bombarderos chinos H-6H atacaron con bombas y misiles el puesto de mando y los medios de defensa antiaérea del enemigo convencional. Poco después, sobre la zona fue lanzado un grupo de paracaidistas y seguidamente la sobrevolaron dos Tu-95MS del regimiento de bombarderos pesados de la Fuerza Aérea rusa. Según el guión, los aviones habían despegado desde territorio ruso y cubrieron gran distancia para lanzar misiles de crucero contra varios objetivos del «enemigo». Las características de los misiles empleados permiten lanzarlos desde lejos -a casi mil kilómetros de distancia- sin la necesidad de acercarse a la zona de acción de la Defensa Antiaérea del enemigo convencional.

Cuatro bombarderos estratégicos Tu-22M3, así como los Su-24M2 y Su-27 de la Fuerza Aérea de Rusia, arrojaron bombas sobre los medios de defensa antiaérea y el aeródromo del «enemigo» para impedir que dificulte el desembarco aéreo.

El reconocimiento previo de los objetivos a neutralizar antes del desembarco lo había efectuado el avión ruso de alerta temprana A-50. Es un aparato supermoderno capaz de detectar y seguir simultáneamente hasta 50 objetivos aéreos en altitudes de entre 50 y 12,000 metros. El ministro de Defensa de Rusia, Serguei Ivanov, considera que los primeros ejercicios militares ruso-chinos han llevado las relaciones bilaterales a un nivel cualitativamente nuevo.

«Los ejercicios han confirmado el carácter estratégico de las relaciones que mantienen Rusia y China y aportaron un nuevo contenido a la cooperación en el marco de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS),» expresó Ivanov.

El desarrollo de las maniobras fue presenciado por los titulares de Defensa de todos los países miembros de la OCS (Kazajstán, China, Kirguizia, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán).

«Los ejercicios conjuntos han sido excelentes y han robustecido la confianza entre los ejércitos ruso y chino», concluyó el ministro de Defensa ruso. Al cierre de los ejercicios «Misión de Paz 2005», un total de 27 militares chinos y 25 militares rusos serán condecorados con la medalla «Por fortalecer la hermandad combativa», anunció este jueves el portavoz del Estado Mayor coordinador de las maniobras conjuntas. «En la lista de los condecorados figuran el Comandante adjunto del Ejército de Tierra de las Fuerzas Armadas de Rusia, Vladimir Moltenskoi, y el subjefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Liberación de China, Ge Zhenfeng», precisó el portavoz.

La cooperación entre los militares rusos y chinos es garantía de paz en la zona de Asia-Pacífico, declaró el ministro de Defensa ruso Serguei Ivanov en el desfile solemne organizado al cierre de los ejercicios conjuntos. «En el transcurso de las maniobras habíamos conseguido crear una agrupación militar en miniatura», comentó Ivanov. Observó que nunca antes los efectivos rusos y chinos habían participado juntos en ejercicios de tanta envergadura y recalcó que la actuación coordinada de los militares de los dos países sólo había aparentado ser una tarea fácil.

«En realidad, no ha sido nada fácil actuar juntos por primera vez y aprovechar eficazmente las armas», manifestó el ministro y felicitó a todos con el término de los ejercicios militares ruso-chinos «Misión de Paz 2005».

__________________________________________________

Ver video chino de las maniobras militares.
____________________________________________________

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 26 agosto 2005

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.