Red Voltaire
Con una visión de desconcentración

Perspectivas venezolanas 2006

Observar al futuro desde un punto permite avizorar lo que podrá suceder en un determinado horizonte temporal, lo cual siempre tiene que ver con la posibilidad de ocurrencia de eventos que se encuentran fuera de control de quien intenta visualizar lo que está por acontecer. Riesgo que reafirma un dicho indio: « predecir es difícil sobre todo el futuro». Venezuela se encuentra delante de muchas oportunidades y amenazas lo cual hace siempre interesante el ejercicio de predecir lo que viene gestándose en el presente. Estamos por comenzar el año 2006 a pocas horas de la finalización de los cañonazos de celebración y esperanza por mejorar lo ocurrido. Bajo variadas vertientes pudiéramos dimensionar tal perspectiva. Comencemos por el ámbito internacional.

| Caracas (Venezuela)
+
JPEG - 22.6 KB
ANTONIO MARTORELL, exposición Quijotextos, República Dominicana, 2005

La existencia de un y único referente hegemónico mundial centrado en el poder global de USA hace pensar en un panorama delicado para el país. Ya son conocidas las diferencias que existen entre la forma de gobierno entre esa potencia del norte y Venezuela.

La representación del poder imperial acentuará su presión sobre nuestra realidad concreta. Venezuela en el concierto de las naciones latinoamericanas y caribeñas que rechazan las agresiones e intervenciones en sus asuntos internos tendrá que redoblar esfuerzos para hacer valer su independencia y autonomía.

Los cambios que se vienen produciendo recientemente en los procesos electorales de varios países hacen pensar en un giro que se distancie de lo ocurrido a finales del siglo pasado y comienzos del reciente. Gobiernos de tinte más progresista y menos dependientes de la voluntad de los gobiernos del norte han hecho aparición y dan muestras de hacer valer su autodeterminación no sólo en lo estrictamente político sino también en el campo económico.

El así llamado Consenso de Washington quedó para la historia, al igual que el distanciarse cada vez más de las directrices del modelo neoliberal. Países como Brasil y Argentina dieron muestras recientes al cancelar compromisos con el Fondo Monetario Internacional. Los pueblos del continente dejan de lado a la dirigencia que intenta continuar bajo la égida de Estados Unidos.

Se observa una mayor compenetración a nivel de gobiernos del Sur para construir una alternativa autónoma que los unan y complementen en sus decisiones de futuro. En ese contexto las acciones de deslegitimación que se intentaron producir contra Venezuela a través del retiro de las candidaturas para la Asamblea Nacional, el 4 de diciembre pasado, dan una muestra del camino que buscarán los opositores al gobierno durante el año 2006.

Se pretende descalificar a las autoridades de los diferentes poderes como el Consejo Nacional Electoral y la Asamblea Nacional, para luego ir contra el Ejecutivo cumplimiento de las metas para los años anteriores, permitirán dar un piso a esa posibilidad, todo ello junto a una política fiscal y monetaria que coadyuve al logro de continuar con una tendencia hacia la baja de la inflación.

Un elemento referencial que indica también una disminución significativa es la tasa de desempleo que viene bajando desde el pico que se tuvo a raíz del sabotaje petrolero a finales del 2002 cuando alcanzó la cima de 20,7%. Cifra esta que concluyó en diciembre del 2005 en 8,9% la cual se logra por primera vez en los siete años de gobierno.

En términos absolutos la misma diferencia se aproxima al millón y medio de personas menos desocupadas, para diciembre del 2005 el total de las mismas se encuentra en 1.071.304, cifra esta que disminuirá por debajo del millón en la medida que continúe el proceso de crecimiento del aparato productivo nacional, consolidando puestos de trabajo más estables, haciendo que el empleo formal supere ampliamente al informal, para septiembre del 2005 esa diferencia se encontraba en 8,2%.

Otros valores referenciales se encuentran en el nivel de las reservas internacionales las cuales al cierre del año 2005 se encontraban en 29.984 millones de dólares si se incluyen los 732 millones correspondientes al Fondo de Estabilización Macroeconómica, cifra esta que muestra el nivel adecuado para las reservas durante el año por iniciarse.

En esta dirección la reciente modificación de la Ley del Banco Central de Venezuela y la subsiguiente creación del Fondo de Desarrollo (Fonden) han permitido acumular recursos cercanos a los 7,5 y el propio Presidente de la República. Intentan transformar, sin éxito alguno, la debilidad de las organizaciones políticas y la falta de liderazgo nacional en una deslegitimación política, tal de construir matrices de opinión de tipo mediático a nivel internacional siguiendo los patrones de la democracia formal y representativa.

La deslegitimación buscada pretende descalificar el proceso interno de transición que vive Venezuela ya fehacientemente pautado en la Constitución de la República Bolivariana (CRBV). Seguir el modelo representativo, según algunos, debe ser la norma sin aceptar la posibilidad de otras formas de transferencia de poder al pueblo. En esa lucha se encuentra el país y deberá el año 2006 mostrar la profundización de un modelo democrático de otra textura que siga los lineamientos de una democracia participativa y protagónica del pueblo. Ese camino requerirá de grandes esfuerzos que vayan más allá del enorme compromiso de la meta ya difícil de alcanzar de los 10 millones de votos para la próxima reelección presidencial a principios de diciembre del 2006. El contexto internacional en América Latina y del Caribe será punto de referencia importante para situar a Venezuela durante el año 2006, de allí la necesidad de profundizar los vínculos históricos y culturales que nos unen a este continente.

Al unísono deberá continuarse con el reforzamiento de las relaciones con países afines a nivel mundial tal de contrarrestar la ofensiva que seguramente provendrá de Estados Unidos para deslegitimar el proceso interno que vive Venezuela. En el plano interno varios aspectos deben considerarse. Comencemos por lo económico. Es conocida la dependencia que tiene el aparato productivo de lo que le ocurra al petróleo. Los precios de ese producto se mantendrán según las mejores estimaciones a los niveles actuales lo que hace necesario mantener una prudencia presupuestaria como la expresada en el instrumento aprobado recientemente por la Asamblea Nacional que tiene entre sus características la de aplicar un presupuesto por proyectos.

Cuestión que permitirá entre otras hacer más eficaz y eficiente el gasto del Ejecutivo Nacional. El nivel adecuado de los precios petroleros impulsará el crecimiento que se viene observando en los últimos nueve trimestres alrededor de 13,2%, lo cual ratifica el 17,9% del año 2004 y el reciente 9,4% correspondiente al 2005. Para el 2006 se espera un crecimiento del producto interno bruto de al menos el 5%, lo que daría, a final de año, un ciclo de doce trimestres sucesivos de crecimiento del producto interno bruto.

En cuanto al fenómeno de la inflación ha venido descendiendo desde un valor de 31,1% en el 2003 para llegar a menos de la mitad a finales del 2005 con 14,4%. Para el próximo año es de esperar que la tendencia pueda seguir disminuyendo en algunos puntos para situarse lo más cercano posible al 10%. Dicha meta requerirá de un esfuerzo continuado tanto desde el punto de vista de la demanda como de la reactivación del aparato productivo interno, sobretodo en lo concerniente a los alimentos. De allí la necesaria continuidad y profundización de los programas ligados a la agricultura y a los procesos de distribución.

En esta dirección la fijación de los parámetros básicos en cuanto a los precios y el control de asignación de la divisa, de lasmillardos de dólares los cuales podrán fundamentar un proceso de capitalización del aparato productivo nacional.

Es necesario recordar la necesidad de revertir la desacumulación que se ha venido observando a partir de finales de los años setenta. La relación inversión con el producto interno bruto que alcanzó casi cerca de un 40% descendió a un 8,3% en el 2003. La utilización de Fonden así como el llamado ¨Plan de Siembra¨ de Pdvsa permitirán en los próximos años revertir dicho proceso de desinversión. De hecho con el uso de los recursos provenientes de nuestra riqueza petrolera se podrán concluir durante el mismo año 2006 una serie de obras de infraestructura a nivel de transporte masivo y electricidad, inversiones estas plenamente visibles a los ojos de cualquier observador desapercibido.

Igualmente en el campo de los servicios primarios de agua, saneamiento y hábitat se continúan haciendo esfuerzos que permitirán a lo largo de los próximos años cubrir el déficit de infraestructura y servicios. Este esfuerzo se amplia en la labor social que se ha venido desarrollando en los últimos tres años después de superado el sabotaje petrolero. Inversiones que permitirán continuar ampliando el potencial productivo ligado al petróleo, el gas, la petroquímica y otras industrias básicas en estado de creciente deterioro y desinversión que se buscaba como aliciente para un proceso de privatización ahora revertido en las nuevas circunstancias del nuevo régimen que surgió a partir del cambio de gobierno el 6 de diciembre de 1998.

JPEG - 12 KB
ANTONIO MARTORELL, exposición Quijotextos, República Dominicana, 2005

En el ámbito social las perspectivas del año 2006 pasan necesariamente con una consolidación y profundización de las Misiones.

Dos de ellas aparecen como pilares de la consolidación, se trata de la Misión Barrio Adentro la cual tendrá un aspecto nacional y otro a nivel internacional. En cuanto al nacional con el mantenimiento del nivel de servicios de atención primaria con Barrio Adentro I, y el paso a Barrio Adentro II con las llamadas clínicas populares y posteriormente alcanzar un ulterior nivel con los hospitales especializados. Al unísono la Misión Mercal deberá consolidar y profundizar tanto en volumen cuanto en calidad la distribución de alimentos a precios accesibles a la población de menores recursos e incluso atender ciertos estratos de los sectores medios de la población.

Las misiones educativas deberán continuar elevando el escalón alcanzado por Robinson I al declarar en octubre pasado el territorio nacional libre de analfabetismo. El paso subsiguiente del nivel de primaria deberá estimular el esfuerzo realizado, tal de movilizar a los niveles superiores de las Misiones Ribas y Sucre pudiendo involucrar cada vez más a una población al margen del sistema educativo.

Las necesidades que solicita el impulso productivo ya calculado para la inversión pública y privada en los próximos años pondrá en tensión las capacidades existentes tanto de personal técnico como profesional, de no atacarse rápidamente dichos sectores de manera masiva junto al esfuerzo que realiza la Misión Vuelvan Caras, la insuficiencia del factor humano calificado podría convertirse en un cuello de botella importante. En el corto plazo este fenómeno ya aparece como visible en el ámbito agrícola, en ciertos subsectores de la manufactura así como igualmente en los proyectos del sector petrolero, gasífero y petroquímico, para no mencionar al metalúrgico y forestal.

De no resolverse el problema del trabajador técnico esas insuficiencias podrán resultar en retrasos importantes a la hora de ejecución de la multiplicidad de grandes, medianos y pequeños proyectos ya identificados. El combate contra la pobreza y la lucha a favor de la inclusión social han sido el norte de la política iniciada por el actual gobierno, afianzadas luego bajo los preceptos de la CRBV.

En esa dirección una vez superados los retrasos ocasionados por el Golpe de Estado de abril del 2002 y el sucesivo sabotaje petrolero de finales de ese mismo año y principios del 2003, se ha podido recuperar la senda de tales principios. En cuanto al total de pobres extremos, pobres no extremos y total de pobres, bajo la perspectiva de una medición absoluta utilizando el ingreso monetario sin correcciones debido a las Cuentas Nacionales, ese porcentaje que alcanzaba en el año 2000 un 40%, llegó a un máximo de 55% luego de los acontecimientos arriba señalados en el segundo semestre del 2003 y se encuentra en el 2005 en un 38,5%, comenzando la cuesta de descenso que se trató de evitar a finales del 2001. A finales del 2005 se observa una caída del número de pobres extremos, con un decrecimiento de los pobres no extremos.

Efectos importantes tendrán tanto la disminución del desempleo, la atención del gasto a los sectores más desposeídos, las transferencias gratuitas que los mismos reciben, el aporte directo de la Misión Mercal, y finalmente, entre otros, la disminución de la tasa de inflación a un 14,4% anualizado para el 2005.

Esta tendencia de mejorar las condiciones de inclusión social y política de la mayoría de la población venezolana continuará siendo uno de los ejes fundamentales del esfuerzo a realizar por pagar la deuda social acumulada en las últimas décadas del viejo régimen de la Cuarta República, una vez recuperadas las condiciones de crecimiento del aparato productivo como claramente dejan sentados los índices superiores al 13% en los últimos nueve trimestres.

No hay duda que el índice correspondiente a las condiciones sociales de vida seguirá mejorando cualitativa y cuantitativamente tal de sacar a los pobres extremos e indigentes de esa zona de exclusión y también disminuir progresivamente las condiciones de vulnerabilidad de quienes se encuentren en zonas de pobreza moderada. La política de inclusión seguirá de esa manera como un punto clave y fundamental al lado del aumento del nivel de conciencia revolucionaria para así empoderar al pueblo en su lucha por la independencia y autodeterminación. Otro elemento a considerar es la distribución espacial de actividades en el territorio nacional. En ese sentido la estrategia de descentralización desconcentrada comenzada en el Plan 2001-2007 ha adquirido una concreción adicional con la identificación de áreas como las llamadas Granero, Galpón, Lago, sin dejar de lado lo relativo a la Zona Centro Norte Costera, el área marítima de frontera con el Caribe, y la no menos importante Amazónica de Venezuela.

El Eje Norte Llanero ha pasado a constituirse en una columna vertebral del desarrollo endógeno que se quiere impulsar, este eje que abarca una línea superior a los mil kilómetros desde la frontera con Colombia en el Táchira hasta llegar al Delta del Orinoco en el occidente del país apenas abriga a unos cuatro millones de personas con un potencial de duplicación de dicha población en el mediano plazo. Como eje estructurante endógeno va ha permitir reconstruir el tejido de infraestructuras que alcanza a los sistemas de transporte masivo de carga y pasajeros, a completar el sistema eléctrico nacional a partir de las fuentes hidroeléctricas de energía del Río Caroní, a la integración de las fuentes de gas con los centros de consumo industrial y doméstico, así como el establecimiento de las redes de oleoductos que unen la industria petrolera con las fuentes de extracción.

La reconstrucción del sistema de infraestructuras básico deberá ser acompañado por la renovación urbana de las principales ciudades del país no sólo de aquellas grandes ciudades situadas en el Eje Norte Costero sino igualmente de aquellas otras ciudades intermedias que permitirían revertir en el mediano plazo el proceso de concentración urbana que ha venido dándose en el país en las últimas décadas luego de la aparición de la riqueza petrolera a principios del siglo pasado y la subsecuente concentración de la población producto del proceso tardío de sustitución de importaciones que se da a partir de mitad del mismo siglo pasado en la zona central del país.

Si bien es cierto que la reversión de los procesos de concentración poblacional son difíciles de lograr en el corto plazo, las perspectivas para un mediano plazo con un crecimiento de la población proyectada para el 2015 superior a los 30 millones de habitantes hacen pensar en la posibilidad de modificar esa tendencia hacia áreas y zonas urbanas de menor concentración. Esas mismas proyecciones del Instituto Nacional de Estadística estiman una población de 40 millones para el 2034 y de unos 47 millones para el 2050.

Bajo estas premisas es mucho el espacio por ocupar en el territorio nacional de una manera más armónica y equilibrada a la actual, para ello la visión de desconcentración desconcentrada apenas iniciada requiere de un fortalecimiento de los centros urbanos intermedios al igual que una real desconcentración productiva fuera del Eje Norte Costero.

Esta política es básica si se quiere superar los patrones que han regido la distribución poblacional y productiva de cuando menos el último siglo petrolero. Para muestras basta un botón como dice la expresión popular en cuanto a las perspectivas del próximo año que apenas se inicia.

Saber aprovechar las fortalezas que brinda el caso venezolano actual, estando atento a las amenazas que se ciernen sobre el futuro inmediato, así como el seguir atentamente el curso de los acontecimientos que se generarán con las tensiones que podrán fortalecer la transición que vive el país, junto a los cambios que se vienen dando en el contexto internacional particularmente en el ámbito latinoamericano y caribeño, son parte de las esperanzas que tenemos quienes vivimos y luchamos en esta tierra de gracia…

Jorge Giordani

Jorge Giordani Economista, planificador, ministro venezolano de Planificación y Desarrollo.

 
06. Cifras petroleras venezolanas
Cifras petroleras venezolanas
Mantener y desarrollar la industria de hidrocarburos
 
06. 2005, año de la consolidación
2005, año de la consolidación
Se hace conveniente establecer un cierto balance de lo ocurrido
 
04. Proyectos estratégicos para una nueva etapa
Proyectos estratégicos para una nueva etapa
Construir el propio destino
 
03. Estacionalidades de la desocupación venezolana
Estacionalidades de la desocupación venezolana
Por una nueva lógica donde prive el trabajo
 
01. Fondo de desarrollo nacional
Fondo de desarrollo nacional
Un primer gran paso
 
Question

Question es un mensual venezolano, que analiza a fondo los temas políticos y sociales del país y de América Latina con ojos latinoamericanos, en busca de soluciones a los problemas comunes del subdesarrollo y la exclusión social. Question ve la realidad mundial con una visión plural, independiente del llamado proceso de globalización liberal.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

El gran viraje saudita
«Ante nuestra mirada»
El gran viraje saudita
por Thierry Meyssan
La guerra secreta en Grecia
Los ejércitos secretos de la OTAN (XVI)
La guerra secreta en Grecia
por Daniele Ganser
John McCain, el organizador de la «primavera árabe» y el Califa
«Ante nuestra mirada»
John McCain, el organizador de la «primavera árabe» y el Califa
por Thierry Meyssan
Páginas Libres
¡Denuncié y quejé a fiscala de Bambamarca!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Mercado Común del Sur: el largo y difícil camino de la integración
Mercado Común del Sur: el largo y difícil camino de la integración
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire
 
Los «Estados fallidos»
«El arte de la guerra»
Los «Estados fallidos»
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
El verdadero desastre de los Tornado
«El arte de la guerra»
El verdadero desastre de los Tornado
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
La amenaza de ISIS exige una coalición global
La amenaza de ISIS exige una coalición global
por John F. Kerry, Red Voltaire
 
Páginas Libres
Prólogo a Teoría dialéctica del Derecho*
por Miguel Polaino-Orts, Socios
 
¡Castañeda funge de mudo y tonto pero con viveza delictiva!
Páginas Libres
¡Castañeda funge de mudo y tonto pero con viveza delictiva!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios