Red Voltaire

Seudo revelaciones del New York Times: nazis refugiados en Estados Unidos

+

Se trata de una técnica cuyo funcionamiento está ya más que demostrado: la publicación de un informe confidencial sirve para esconder la verdad que supuestamente debería revelar.

Siguiendo ese principio, el New York Times acaba de publicar en primera plana un informe del Departamento de Justicia estadounidense, que se mantuvo en secreto durante 4 años, sobre criminales nazis refugiados en Estados Unidos.

El informe examina varias decenas de casos y aporta sobre estos algunos detalles capaces de impresionar a los lectores, como la conservación de un fragmento del cuero cabelludo de Joseph Mengele, que permite una identificación a través de un análisis de ADN.

En el fondo, la publicidad que se ha dado a ese informe busca presentar como casos individuales lo que realmente fue una política sistemática, cosa que numerosos historiadores ya han demostrado fehacientemente desde hace mucho tiempo.

El Pentágono y la CIA reciclaron un gran número de científicos nazis (Operación Paperclip), muchos de los cuales prosiguieron con toda impunidad la realización de programas de investigación con métodos criminales (esencialmente sobre la guerra biológica y química). Por otro lado, el Pentágono y la CIA también reclutaron a numerosos criminales nazis para reprimir, por todos los medios, a los adversarios de Estados Unidos a través del mundo. Un ejemplo de ello es la

Operacion Cóndor, desarrollada en América Latina durante los años 1970-1980. Por su parte, la URSS también recurrió a los científicos nazis, pero sólo durante un corto periodo de transferencia tecnológica. Moscú nunca autorizó la realización de investigaciones que recurrieran a métodos criminales y expulsó a todos aquellos científicos al cabo de 3 años. La URSS nunca utilizó criminales nazis con fines de represión política.

Debido a su carácter sistemático, la presencia de nazis en el dispositivo imperial de Estados Unidos se prolongó durante generaciones. En 1986-1978, George H. Bush (Bush padre) y Ronald Reagan se rodearon de consejeros políticos nazis convertidos en miembros del Republican Heritage Groups Council.
Más recientemente, las administraciones de Bill Clinton y de George W. Bush (el hijo) recurrieron a los hijos de aquellos consejeros para orientar a varios gobiernos de Europa central y oriental. Por ejemplo, el nazi ucraniano Lev Dobriansky fue consejero de Reagan y, posteriormente, embajador en Bahamas, mientras que su hija Paula Dobriansky –notoriamente vinculada a la CIA– se encargó, por orden del Departamento de Estado, de representar a la segunda generación de nazis en los gobiernos de la Europa Oriental post-soviética. Son estos individuos quienes instalaron las prisiones secretas de la CIA, cuya existencia ha revelado el Consejo Europeo, prisiones en las que se practica la tortura.

El informe publicado por el New York Times se utiliza también para esparcir rumores, o sea acusaciones no demostradas, que pueden ser tanto ciertas como falsas. El informe supuestamente «confirma» la culpabilidad de bancos suizos en el robo de los fondos bancarios de víctimas del nazismo… pero no aporta ningún elemento que pruebe la veracidad de esa supuesta «confirmación». Mientras no se pruebe lo contrario, el supuesto robo no es más que una leyenda que las organizaciones sionistas vienen utilizando para extorsionar a los bancos suizos.

Una vez más, aquello que la prensa dominante nos presenta como una acción de relativa transparencia sobre un hecho del pasado forma en realidad parte integrante de la manipulación de hoy en día.

==

- «Nazis Were Given ‘Safe Haven’ in U.S., Report Says», por Eric Lichtblau, The New York Times, 13 de noviembre de 2010.
- Documento íntegro Striving for Accountability in the Aftermath of the Holocaust disponible en el sitio web del New York Times.
- Versión desclasificada después de haber sido expurgada, entregada al Institut National Security Archives (Universidad de Georgetown)

Bibliografía.

- Secret Agenda: The United States Government, Nazi Scientists, and Project Paperclip, 1945 to 1990, por Linda Hunt (St Martin Press, 1991). Editado en francés como L’Affaire Paperclip - La récupération des scientifiques nazis par les Américains 1945-1990, de Linda Hunt (Stock, 1995).
- Operación Cóndor, Pacto criminal, por nuestra colaboradora Stella Calloni (Fondo Cultural del ALBA, 2006).
- Sobre las acusaciones sin pruebas contra los bancos suizos, ver The Holocaust Industry: Reflections on the Exploitation of Jewish Suffering, por Norman G. Finkelstein (Verso, 2000). Publicado en francés como L’industrie de l’Holocauste: réflexions sur l’exploitation de la souffrance des juifs (La Fabrique, 2001).

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

China sacude la mesa del orden financiero mundial
CUMBRE DEL BANCO ASIÁTICO DE INVERSIONES EN INFRAESTRUCTURA
China sacude la mesa del orden financiero mundial
por Ariel Noyola Rodríguez
El ocaso de la OTAN
El ocaso de la OTAN
por Thierry Meyssan
«Siria está pagando el precio de su independencia»
Entrevista al presidente sirio Bachar al-Assad
«Siria está pagando el precio de su independencia»
por Bashar Al-Assad, Red Voltaire
 
La OTAN y el «golpe» turco
«El arte de la guerra»
La OTAN y el «golpe» turco
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Señal de Alerta
Denuncia penal en Migraciones-Ilo
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Señal de Alerta
Quien escucha a Don Nadie, es Don Ninguno
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
Guadalupe continúa sembrando Patria
Socios