Red Voltaire

Agresión contra la prensa siria: grupos armados asesinan a 3 periodistas

+

Tres periodistas sirios y cuatro guardias de seguridad de una estación de televisión local fueron asesinados por un grupo de la oposición armada que destruyó posteriormente los locales de ese medio de prensa sirio, el 27 de junio de 2012.

Nuestros colegas Sami Abu Amin, Zeid Kohl y Mohamed Chammah trabajaban para el canal sirio de televisión vía satélite Al-Ikhbariya TV.

La Red Voltaire expresa por este medio sus más sentidas condolencias a los familiares, amigos y colegas de trabajo de las víctimas y su solidaridad en este doloroso momento.

Anteriormente, dos periodistas de Al-Ikhbariya TV habían resultado heridos en la localidad de Al-Haffah, en la provincia de Latakia, cuando su vehículo fue atacado por un grupo armado.

La agencia de prensa siria SANA reporta que, después de saquear el equipamiento técnico de la estación, los atacantes volaron los edificios, los estudios y las salas de redacción. La violencia de la explosión destruyó el edificio atacado. A pesar de ello, Al-Ikhbariya TV sigue transmitiendo en estos momentos.

Omran al-Zou’bi, ministro de la Información del nuevo gobierno sirio, condenó enérgicamente el ataque contra Al-Ikhbariya TV, acción que consideró consecuencia de la reciente decisión de la Unión Europea de imponer sanciones contra el Organismo de la Radio y la Televisión de Siria.

En marzo pasado, Estados Unidos incluyó la radio y la televisión públicas de Siria en su lista negra de personas físicas y morales objeto de sus sanciones financieras.

Por su parte, la Liga Árabe ha exigido que se suspenda la transmisión de los canales satelitales sirios a través de los satélites Nilesat y Arabsat.

En un intento por borrar la mala imagen del Ejército Sirio Libre que no puede dejar de imponerse en la opinión pública como resultado del ataque contra Al-Ikhbariya TV, los medios de prensa occidentales califican a esa televisión pública de «favorable al régimen» y la acusan de ser un canal «oficial» o «progubernamental».

El canal público francés France 24 no vacila por su parte en afirmar que ningún medio de prensa «independiente» puede tener acceso a Siria. En realidad, y a pesar de las dificultades inherentes a la situación militar, periodistas de más de 200 medios de prensa internacionales han entrado en Siria de manera totalmente legal desde el comienzo de la crisis.

En el momento en que escribimos estas líneas, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) no se ha dignado aún a condenar el brutal ataque contra Al-Ikhbariya TV. Después de recordar que «los medios de prensa no deben ser blancos de [las acciones de] las partes en conflicto», la página web de RSF anuncia, al referirse a Al-Ikhbariya TV: «condenamos con la mayor firmeza la difusión, por parte de los medios, de mensajes que inciten al odio a la violencia contra la población civil». RSF se hace por lo tanto eco de los argumentos que supuestamente justificarían la suspensión de las transmisiones de los canales sirios, pero sin proporcionar la menor prueba que sostenga tales acusaciones.

Según Reporteros Sin Fronteras, ONG financiada por el Departamento de Estado US [1], «Los medios no deben hacerse eco de ningún tipo de propaganda, venga de donde venga», pero la propia RSF califica las acciones del llamado Ejército Sirio Libre como «sublevación prodemocrática».

En su página web sobre Siria, RSF observa además el más profundo silencio sobre el arbitrario bloqueo de los canales de las televisiones sirias. También se abstiene de mencionar la trampa que el ESL, en un intento por desacreditar al gobierno y el ejército sirios, tendió a nuestro colega de la televisión británica Channel 4 [2]. Reporteros Sin Fronteras tampoco menciona el hecho que los miembros del ESL tienen instrucciones de rechazar cualquier contacto con periodistas que hayan entrado en Siria de forma legal.

Ante la decreciente eficacia de su Blitzkrig mediática, los regímenes occidentales y del Golfo ya no hallan otra solución que recurrir al asesinato de periodistas y a la censura mediática como medio de esconder su propia responsabilidad en los crímenes perpetrados contra Siria.

[1] «Le financement de Reporters sans frontières par la NED/CIA», por Diana Barahona, Jeb Sprague, Réseau Voltaire, 7 de agosto de 2006.

[2] «Channel 4 journalist Alex Thomson says Syria rebels led me into death trap», The Telegraph, 9 de junio de 2012

Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.