Red Voltaire
Una voz crítica desde Noruega

El premio Nobel destinado al desarme en manos de sus adversarios políticos

El jurado del Premio Nobel de la Paz sigue ignorando las protestas, que han ido en aumento en los últimos años. Sus miembros se obstinan en entregar el Premio creado por Alfred Nobel a una serie de personajes que no lo merecen. El autor y abogado noruego Fredrik S. Heffermehl denuncia la traición.

| Oslo (Noruega)
+
JPEG - 42.7 KB

Las élites políticas noruegas han acaparado el Premio Nobel de la Paz creado por Alfred Nobel y están usándolo para sus propios fines. Nunca esto se había demostrado tan claramente como en 2012, con la atribución de ese premio a la Unión Europea. En 40 años han hecho de todo para meter a Noruega en la Unión Europea. Después de dos intentos fracasados en ese sentido, rechazados en dos referéndums, el ex ministro de Relaciones Exteriores y ex primer ministro noruego Thorbjorn Jagland, actual presidente del comité del Premio Nobel, acaba de vengarse de sus conciudadanos reacios a entrar en la UE.

Las élites noruegas de hoy rechazan a Alfred Nobel y su visión de una desmilitarización de las relaciones internacionales. Sin embargo, en 1895 sí aceptaron su visión de paz, al extremo que Alfred Nobel confió al parlamento noruego la elección de los laureados del Premio a través de un comité de 5 personas que debían comprometerse a favor de un orden de paz mundial, de «una confraternidad de las naciones», como señaló muy claramente en su testamento. Pero el actual parlamento cree en el poderío militar y, en contra de la voluntad de Alfred Nobel, elige a los miembros del Comité entre sus propias filas. El Premio Nobel de la Paz ha caído en manos de sus adversarios políticos.

El Premio Nobel del año 2012 no ha pasado el examen de Alfred Nobel. La Unión Europea no tiene influencia global ni está a favor de la desmilitarización de las relaciones internacionales. Su objetivo es convertirse en una entidad económica y militar dominante, es un importante exportador de armas y dos de los Estados que la conforman tienen armas atómicas y se oponen por todos los medios al desarme nuclear.

En marzo de 2012, el consejo sueco de vigilancia de las fundaciones advirtió a los miembros del Comité que tenían que volver a leer la voluntad expresada por Alfred Nobel y respetar sus intenciones. Exigió que la fundación sueca pusiera a su subcomisión noruega en su lugar y que ejerciera un control estricto. A pesar de ello, prevaleció la obstinación noruega.

Bajo la protección de estrictas reglas de conservación del secreto, las personas que confieren el Premio Nobel de la Paz han venido comportándose desde hace tiempo como si estuviesen por encima de las leyes. Nunca responden con honestidad a las críticas emitidas y convierten así ese maravilloso Premio Nobel en algo banal y carente de valor. Razón más que justificada para desencadenar la cólera, tanto la de Alfred Nobel y sus campeones de la paz como la de todos los ciudadanos del mundo.

Fuente: Horizons et débats, Suiza.

Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la traducción al francés de Horizons et débats.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Extendiendo la guerra del gas en el Levante
«Ante nuestra mirada»
Extendiendo la guerra del gas en el Levante
por Thierry Meyssan
¿Yihad global contra los BRICS?
Nuevo "califato" del siglo XXI en Irak
¿Yihad global contra los BRICS?
por Alfredo Jalife-Rahme
Señal de Alerta
¿Despilfarro a manos llenas en Cultura?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Geopolítica del Banco BRICS
Geopolítica del Banco BRICS
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire
 
Gaza: el gas en la mirilla
«El arte de la guerra»
Gaza: el gas en la mirilla
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Páginas Libres
Chorrillos: ciudadana Euribe denuncia atropellos
por Margot Euribe Martínez, Socios
 
Páginas Libres
Enérgica protesta ante JNE
por Alejandro Santa María, Socios