Red Voltaire

Hasan Nasrallah desmiente acusaciones de la embajadora de Estados Unidos

| Beirut (Líbano)
+

Fragmento del discurso del secretario général del Hezbollah, Sayed Hassan Nasrallah, pronunciado el 27 de febrero de 2013.

  • El siguiente punto [que voy a abordar]
  • y que es el quinto punto [de mi discurso],
  • tiene que ver con los acontecimientos que se produjeron recientemente en la región fronteriza de Hermel [frontera Siria-Líbano],
  • y más precisamente en Rif al Qusayr [localidad siria cercana],
  • ya que en las ultimas semanas ha habido un gran despliegue mediático sobre esos acontecimientos
  • y que se nos ha señalado porque el Ejército Sirio Libre [mercenarios que se oponen a Bachar al-Assad]
  • supuestamente bombardeó posiciones del Hezbollah en Hermel, donde dicen que yo estaba presente y que fui herido.
  • Asimismo, otra información publicada ayer afirma que en Jdaydat Yabus [punto fronterizo Siria-Líbano] un puesto de mando del Hezbollah supuestamente fue blanco de un atentado
  • y que nuestro hermano el jeque Naim Qassem [secretario general adjunto del Hezbollah] supuestamente fue herido.
  • Por supuesto, todo eso no son más que mentiras totalmente infundadas.
  • Sin embargo, quiere detenerme en la cuestión de al-Qusayr
  • porque hemos entrado ahí en un contexto nuevo y peligroso.
  • No es para repetir lo que ya se ha dicho muchas veces [desmentir las acusaciones de que combatientes del Hezbollah participan en los combates] que menciono esto.
  • Lo que me lleva a abordar el tema es que hemos entrado en un contexto nuevo y peligroso.
  • ¿Cuál es ese nuevo y peligroso contexto?
  • Declaraciones atribuidas a la embajadora de Estados Unidos en Líbano han aparecido en la prensa y no han sido desmentidas.
  • Por supuesto, no han sido confirmadas pero tampoco han sido desmentidas.
  • Según esas declaraciones, [la embajadora] vino a decir a las autoridades libanesas
  • que había un proyecto en el que el Hezbollah y el régimen sirio supuestamente se pusieron de acuerdo
  • para “la ocupación”, según sus palabras, o la “toma de control” de ciertas ciudades “sunnitas”
  • (Desgraciadamente son esos los términos, sectarios, que fueron utilizados. Yo no hago más que repetirlos)
  • situadas en Rif al-Qusayr, cerca de la zona fronteriza de Siria con Hermel [Líbano]
  • para vincular las ciudades sirias fronterizas pobladas por chiitas con las ciudades pobladas por alauitas
  • sin tener en cuenta las actuales fronteras, en un proyecto de redivisión y de creación de un Estado alauita, etc.
  • Cuando se produjeron los hechos de al-Qusayr, hace varios días, hubo combates y los medios los reflejaron con vehemencia,
  • y los combates se extendieron en ese contexto.
  • Naturalmente, eso es nuevo y peligroso.
  • Muchos medios se apoderaron del tema, se hizo un gran escándalo, con amenazas, con intimidación
  • de parte de los responsables de la oposición siria o del Ejército Sirio Libre, responsables aislados verdaderos o supuestos
  • se levantaron, amenazaron, comentaron la situación, hablaron mucho de los incidentes que allí se produjeron.
  • En primer lugar, y abordaré el tema en un instante, lo cierto es que
  • lo que más necesitamos para saber la verdad y adoptar una posición informada y justa
  • es investigar y analizar los hechos:
  • tenemos, ante todo, que considerar los hechos.
  • Cuando un vecino viene a informarnos de la existencia de un proyecto, de un complot,
  • debemos responderle: “Bien, ¿dónde están tus pruebas? ¿Dónde están tus indicios?”
  • “Dame un elemento que justifique [lo que me dices], una información, una fuente. Dame cualquier prueba.”
  • Me extenderé un poco sobre ese tema a través de los siguientes puntos.
  • En primer lugar, digo categóricamente que todo lo que se ha dicho o informado sobre la supuesta existencia de un proyecto o de un complot
  • de ese tipo no son más que mentiras, falsedades y acusaciones calumniosas
  • totalmente infundadas.
  • Eso es lo primero.
  • Lo segundo –y no hay la menor prueba que sostenga esas acusaciones ni el menor hecho–
  • lo segundo es que los hechos en el terreno, de que los hablaré un poco, ¡demuestran lo contrario!
  • Demuestran precisamente lo contrario.
  • En esa región fronteriza
  • nunca los residentes libaneses, en su mayoría efectivamente chiitas,
  • algunos efectivamente miembros del Hezbollah
  • –y no hace falta buscar pruebas de eso, yo mismo lo he dicho en televisión–
  • nunca esos residentes libaneses, absolutamente nunca hasta ahora,
  • y no existe ese proyecto para el futuro
  • pero enfatizo “hasta este momento” porque hablo precisamente sólo de hechos demostrados,
  • nunca esos residentes han querido ni tratado de controlar la menor ciudad sunnita,
  • o más bien habitada por sunnitas,
  • en ningún lugar de toda esa región. Soy categórico.
  • En tercer lugar, lo que realmente pasó es precisamente lo contrario:
  • En realidad, es la oposición armada quien, en los últimos meses
  • se ha esforzado por hacerse del control de ciudades pobladas por libaneses chiitas.
  • Son los mercenarios [sirios] quienes han atacado [a los chiitas libaneses] para obligarlos a emigrar, se han apoderado de sus casas e incluso han quemado varias.
  • Por ejemplo, eso sucedió en la ciudad de Oum Damamé.
  • Esa ciudad es conocida, y es también de público conocimiento que sus pobladores tuvieron que emigrar y ahora son refugiados, ya sea en la zona fronteriza de Hermel [en Líbano].
  • ¿Por qué no van ustedes [los periodistas y medios de prensa] a interrogarlos?
  • Pregúntenles, “¿Dónde están sus casas?”
  • “¿Dónde están sus bienes?”
  • “¿Quiénes han ocupado sus tierras y acaparado sus bienes?”
  • Si pasásemos en revista esas zonas chiitas, descubriríamos que
  • algunos barrios chiitas situados en aldeas y pueblos poblados en su mayoría por sunnitas han sido tomados por asalto y que sus habitantes [chiitas] han tenido que huir.
  • También hay muchos ejemplos de eso
  • pero no voy a entrar en todos los detalles.
  • Así que lo que está sucediendo es lo contrario [de lo que dicen ciertos medios].
  • Lo que está sucediendo, lo que ha sucedido en los últimos días,
  • y ustedes han podido verlo en televisión en ciertas declaraciones y llamados publicados en YouTube y ha sido reflejado en algunos medios
  • es exactamente lo contrario: hay importantes grupos armados de cientos de hombres
  • que trataban por todos los medios de obligar a esos habitantes [chiitas] a abandonar sus casas para apoderarse de ellas
  • y liquidarlos, [que trataban] de poner fin a sus vidas, a su presencia en esa región.
  • “Ustedes los chiitas no tiene derecho a estar aquí –consideran los mercenarios– así que váyanse al otro lado de la frontera.”
  • Lo que está sucediendo, libaneses, pueblo, sirios,
  • personas del mundo entero que siguen la situación en el mundo árabe,
  • lo que está sucediendo es lo contrario [de lo que dicen ciertos medios].
  • Por lo tanto, que allí sucede actualmente,
  • es que los habitantes de esos poblados que se han quedado allí [a pesar de los ataques]
  • no han recurrido a las armas –desde el principio– más que para defenderse. Y eso es lo expliqué anteriormente.
  • Es [sólo] para defender sus [propias] vidas [contra los atacantes].
  • [Para defender] sus casas,
  • sus bienes,
  • sus tierras.
  • Y esas familias viven en esas tierras desde hace cientos de años,
  • no desde hace decenas de años.
  • Y es consecuencia de los [acuerdos] Sykes-Picot [que dividieron el Medio Oriente entre Francia e Inglaterra en 1916] que vinieron y modificaron las fronteras
  • de manera que [esas familias chiitas libanesas] se vieron un día en territorio sirio teniendo la nacionalidad libanesa.
  • Y esos habitantes tienen derecho
  • a defender sus vidas [contra los mercenarios que los invaden],
  • a defender sus bienes, a defender su existencia, su presencia.
  • Ese derecho es reconocido unánimemente por toda persona dotada de sentido común.
  • Y si hablamos del Islam, los sabios musulmanes reconocen unánimemente ese derecho
  • y quien muere en ese empeño [la defensa de su propiedad y su vida] es un mártir.
  • Eso lo reconocen unánimemente los sabios musulmanes.
  • Y toda la gente con sentido común ha respetado ese derecho [sagrado] a través de la historia [de la humanidad].
  • No hace falta ninguna fatwa para proclamar ese derecho elemental.
  • Eso es lo que está sucediendo.
  • Eso es lo que pasa.
  • Por supuesto, en respuesta [al defender legítimamente] esos [libaneses] no agreden a nadie.
  • No atacan a nadie, no matan civiles, no invaden las tierras de los demás,
  • no roban el dinero de nadie, contrariamente a lo que hacen los mercenarios.
  • Todo lo que piden es no ser agredidos.
  • Y yo afirmo y confirmo a esos libaneses y todos los que están allí, y algunos de los cuales son hermanos nuestros [del Hezbollah],
  • les digo: el derecho que la ley [islámica] les concede a ustedes se limita a la defensa, a la defensa de sus tierras, de su sangre, de sus bienes, de sus vidas
  • y a combatir a los hombres armados que les agreden.
  • En cuanto a los civiles, sea a cual sea la convicción [religiosa o política] de ellos e incluso si tienen lazos políticos con la oposición,
  • ustedes no deben atentar contra sus vidas, sus bienes, contra su honor, contra sus tierras.
  • Eso es lo que les digo, lo que les confirmo de nuevo.
  • E incluso cuando combatan a esos agresores armados,
  • están ustedes en el deber de proteger a los prisioneros, de curar a los heridos. Eso les digo y ellos lo saben muy bien.
  • Ellos saben bien que así es cómo se hacen las cosas.
  • Y [saben] que los mercenarios armados que caen heridos deben ser llevados a los hospitales libaneses a través de las aldeas donde hay libaneses que luchan para defenderse.
  • Son realidades, verdades que conocen los habitantes de esa región [fronteriza].
  • Más aún, les digo que durante todas las etapas anteriores,
  • sucedía que hombres razonables y comprometidos [imparciales] presentes en la región intervenían [en esos conflictos para tratar de reinstaurar la paz]
  • porque allí la gente se conoce muy bien, por haber vivido juntos durante cientos de años,
  • así que venían a reconciliar a la gente.
  • Pero al mismo tiempo vinieron mercenarios que no eran de la zona, que no eran de esa región de Siria y que ni siquiera eran sirios.
  • Esos mercenarios consideraban que tenían que luchar allí y que la región no podía seguir así
  • y hacían peligrar e impedían toda posibilidad de reconciliación, de entendimiento que podía existir entre los habitantes de la zona.
  • Yo renuevo hoy mi llamado a los habitantes de esa región
  • a que se esfuercen y aprovechen la menor posibilidad de reconciliación,
  • de entendimiento y de impedir el derramamiento de sangre,
  • de proteger sus vidas, sus bienes y sus tierras
  • y de cerrar el camino a todos los que tratan allí de sembrar la muerte, la sedición y el derramamiento de sangre.
  • Y quiero decirles incluso:
  • No son acaso libaneses quienes están siendo agredidos por esos grupos armados?
  • ¿Qué ha hecho el Estado libanés por los 30 000 libaneses que viven en territorio sirio?
  • Y no todos son chiitas. Provienen de denominaciones y religiones diferentes.
  • ¿Qué ha hecho por ellos el Estado libanés?
  • ¿Qué esfuerzos ha hecho por protegerlos?
  • No pedimos, por supuesto, que el ejército libanés penetre en territorio sirio para defender a los libaneses que viven allí.
  • Pero, ¿qué esfuerzo político se ha hecho? ¿Qué esfuerzos diplomáticos se han desplegado?
  • Esos combatientes armados tiene ayuda de Arabia Saudita, de Qatar, de Turquía y de ese país que tanto aman algunos: los Estados Unidos de América.
  • ¿Y qué hace el Líbano?
  • Todos sabemos que esa oposición y que muchos de esos grupos armados tienen respaldo en tal o más cual lugar, a nivel regional o internacional.
  • ¿Ha habido alguien entre las fuerzas políticas del Líbano o a nivel del Estado
  • que se haya levantado y se haya esforzado por poner fin a esos ataques, a esas invasiones, a esas modificaciones demográficas [forzadas],
  • a esos desplazamientos forzosos de población e incluso a esa limpieza no étnica sino religiosa, sectaria que se está produciendo en la zona fronteriza?
  • ¡Nadie se ha manifestado!
  • Al contrario, algunos se levantan para sermonearnos con sus puntos de vista filosóficos.
  • Uno nos dice que las directivas de aquel,
  • aquel nos habla de proyecto, el de más allá habla de complot…
  • Todo eso son mentiras sin una onza de verdad, sin una onza de verdad.
  • Lo que nosotros queremos para Siria es que Siria se mantenga unida e indivisible,
  • que se mantenga unida.
  • No estamos en lo absoluto con los que quieren dividir Siria
  • porque ese es un gran peligro estratégico que amenaza a toda la comunidad [islámica] y a toda la región y porque ese es un proyecto israelí.
  • Nos oponemos resueltamente a ese proyecto de división [y redefinición de fronteras] y nos negamos a colaborar para ceder ni 200 metros de territorio [de Siria o de cualquier país].

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

¿Cómo se manipula a los yihadistas? ¿Quién lo hace?
«Ante nuestra mirada»
¿Cómo se manipula a los yihadistas? ¿Quién lo hace?
por Thierry Meyssan
 Patente ruptura del G-20 en Brisbane
Patente ruptura del G-20 en Brisbane
por Alfredo Jalife-Rahme
Del "Plan Yinon" a la "Estrategia Yaalon"
El expansionismo israelí y la balcanización del Levante
Del "Plan Yinon" a la "Estrategia Yaalon"
por Alfredo Jalife-Rahme
Señal de Alerta
Caso Molina: ¿y cómo andamos por casa?
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
China inquieta a Estados Unidos
«El arte de la guerra»
China inquieta a Estados Unidos
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Páginas Libres
¡Rommel venció a criminal asbesto!
por Zully Pinchi Ramírez, Socios
 
Putin se va del G20
Putin se va del G20
por Andreï Sorokin, Red Voltaire
 
Legislador Wilder Ruiz bota a asistente embarazada
Señal de Alerta
Legislador Wilder Ruiz bota a asistente embarazada
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Shanghái y Hong Kong: la nueva dupla bursátil
Shanghái y Hong Kong: la nueva dupla bursátil
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire
 
Juegos Asiáticos: Putin 2, Obama 0
«El arte de la guerra»
Juegos Asiáticos: Putin 2, Obama 0
por Manlio Dinucci, Red Voltaire