Red Voltaire
«Tendencias del Oriente»

Las cartas estratégicas de Bachar al-Assad

| Beirut (Líbano)
+
JPEG - 22.7 KB

Por Ghaleb Kandil

Las posiciones que el presidente sirio Bachar al-Assad expresó en la entrevista concedida al canal de televisión al-Manar (Hezbollah) son el marco para una nueva fase estratégica, no sólo en Siria sino en todo el conjunto de la región. Ilustran cambios decisivos en la correlación de fuerzas entre el Eje de la Resistencia, por un lado, y la alianza colonialista-sionista y sus servidores, por el otro lado. (Ver fragmentos de la entrevista al final de este trabajo).

El presidente Assad declaró que el cambio de actitud de la población ha hecho perder a los grupos terroristas el entorno popular favorable, lo cual ha permitido al Ejército Árabe Sirio pasar a la ofensiva para recuperar el control de numerosas regiones. Esa tendencia comenzó hace meses y se consolidó cuando los sirios descubrieron el verdadero rostro de los grupos armados: se hallan bajo control de las corrientes takfiristas, cometen crímenes horribles, están orgánicamente vinculados a Israel. La mayoría de los sirios han entendido que su patria es blanco de una agresión extranjera que busca someterla. Esa nueva actitud de la población permitió al ejército emprender una ofensiva general.

En su entrevista, el dirigente sirio estableció nuevas ecuaciones basadas en el principio de una Siria que resiste articulada alrededor de 4 conceptos:

  1. El Estado nacional sirio está decidido a enfrentar toda nueva agresión israelí y a darle respuesta;
  2. La fuerza de disuasión siria se ha fortalecido a raíz de la entrega de nuevas armas cualitativas rusas, entrega que las maniobras y presiones de Occidente no han logrado detener;
  3. Inicio de la aparición de una resistencia popular siria por la liberación del Golán;
  4. El fortalecimiento de la asociación estratégica con la Resistencia libanesa y la participación de esta en los combates como parte de su papel en la lucha contra la alianza israelo-takfirista que trata de ahogarla.

El presidente Assad reafirmó además su visión de la solución política, basada en la voluntad popular y en el veredicto de las urnas, al anunciar que todo acuerdo concluido en el marco de posibles negociaciones será sometido a un referéndum.

Por otro lado, explicó detalladamente la composición de la llamada oposición, que se compone de grupos heterogéneos vinculados a potencias extranjeras. Señaló, con gran serenidad, que la decisión de presentarse él mismo como candidato a la elección presidencial de 2014 dependerá de la voluntad de su pueblo y no de las presiones externas o decisiones tomadas por los occidentales.

El liderazgo de Bachar al-Assad sobrepasa el marco de Siria y toma una dimensión árabe. Él encarna, junto al jefe de la Resistencia sayyed Hassan Nasrallah, el símbolo de la dignidad árabe.

Líbano: El 14 de Marzo y Occidente, responsables de la prórroga del mandato del Parlamento

Por Ghaleb Kandil

La prórroga del mandato del Parlamento [libanés] es objeto de numerosas críticas, incluso de parte de quienes la prepararon entre bastidores durante meses. Esa duplicidad es parte de la mentalidad de la clase política libanesa, que desprecia a la opinión pública.

La principal razón que condujo a la prórroga es la imposibilidad de llegar a un consenso para aprobar una ley electoral, a pesar de 7 meses de negociación dentro y fuera del Parlamento. Está claro que fue Estados Unidos quien impidió todo compromiso porque sabe muy bien que cualquier otra ley que no sea la de 1960 puede debilitar la influencia de Occidente en el Líbano. La embajadora de Estados Unidos, Maura Connelly, expresó claramente esa posición al conminar a sus «aliados» libaneses a organizar las elecciones en base a la ley de 1960. Así que Washington obligó a las Fuerzas Libanesas (FL) de Samir Geagea a retirar su apoyo al proyecto electoral ortodoxo, sin darles ni siquiera el tiempo ni la posibilidad de justificar su brusco cambio de posición ante la opinión pública cristiana.

El proyecto ortodoxo habría permitido a las FL ampliar la envergadura de su bloque parlamentario. Pero no hubiese sido en detrimento de la Corriente Patriótica Libre y sus aliados sino de la Corriente del Futuro y del Partido Socialista Progresista de Walid Joumblatt.

La segunda razón invocada para justificar la prórroga del mandato del Parlamento es la inquietante situación en materia de seguridad. Esta es el resultado de la presencia, en varias regiones libanesas, de grupos extremistas y takfiristas que han podido desarrollarse gracias al entorno propicio que han creado la Corriente del Futuro y su discurso sectario y confesional. Desde el norte del Líbano hasta la Bekaa, zonas enteras se han visto sustraídas a la autoridad del Estado para instalar en ellas campos de entrenamiento para los extremistas sirios y los yihadistas provenientes del extranjero. Chebaa, Wadi Khaled, Akkar, Ersal, Trípoli, son regiones transformadas en retaguardia de los rebeldes sirios. En esas circunstancias resulta difícil organizar elecciones libres.

Recae por lo tanto sobre el 14 de Marzo y sus sponsors regionales e internacionales la entera responsabilidad de la prórroga del mandato del Parlamento y la modificación del calendario de los plazos democráticos.

¿Habrá empezado la primavera turca?

Por Pierre Khalaf

Al verse ante uno de los más importantes movimientos de protesta registrado desde la llegada de su partido al poder en 2002, el primer ministro islamista Recep Tayyip Erdogan parece no saber cómo hacer frente a los acontecimientos. La confusión y la incertidumbre caracterizan sus decisiones mientras comienzan a aparecer divergencias en el seno de su estado mayor político.

Después del mediodía, Erdogan ordenó a las fuerzas del orden retirarse de la plaza y del pequeño parque de Gezi, cuya destrucción anunciada dio origen a la revuelta. De inmediato, miles de personas que agitaban banderas turcas invadieron el lugar en un inmenso clamor de victoria, subrayaba por algunos fuegos artificiales. Horas antes del repliegue, el señor Erdogan había afirmado firmemente que la policía se mantendría en la plaza Taksim «hoy» y «mañana también» porque ese sitio «no puede convertirse en un lugar donde los extremistas hacen lo que les parece».

En ese mismo tono, Erdogan había conminado a los manifestantes a poner fin «de inmediato» a su enfrentamiento con la policía y afirmó, en desafío a los manifestantes, que su gobierno mantendría el proyecto de remodelamiento de la plaza que provocó el estallido de cólera.

Como resultado de una queja presentada por opositores al proyecto, un tribunal administrativo de Estambul suspendió el viernes la parte del proyecto que prevé la reconstrucción de un cuartel de la época otomana y que había provocado la cólera de los manifestantes.

Luego de unas horas de tregua, los enfrentamientos que sacudieron el viernes el centro de la gran ciudad turca se reanudaron en la mañana del sábado y prosiguieron esporádicamente hasta la retirada de la policía. Las fuerzas del orden recurrieron repetidamente al uso de gases lacrimógenos y de chorros de agua a presión en los alrededores de la plaza Takim para dispersar pequeños grupos, que a su vez respondieron lanzando piedras, según pudieron comprobar periodistas de AFP.

Otros enfrentamientos se produjeron un poco más temprano en Besiktas, un barrio de la capital, cuando la policía dispersó cientos de personas que se habían reunido en el lado anatolico de la ciudad para marchar hacia la plaza Taksim y habían cruzado uno de los puentes que atraviesan el Bósforo.

En el seno mismo del poder se levantaron el sábado varias voces para denunciar la desmedida reacción de las fuerzas del orden. Poco antes del repliegue de la policía, el propio presidente turco Abdullah Gull hizo un llamamiento al «sentido común» y a la «calma», juzgando el nivel de la protesta como «inquietante». «En una democracia, las reacciones deben expresarse con sentido común, con calma y, en respuesta, los dirigentes deben desplegar más esfuerzos para prestar un oído atento a las diferentes opiniones e inquietudes», agregó. Antes del presidente turco, el viceprimer ministro Bulent Arinc había presentado «excusas» por los acontecimientos de Estambul. «Más que lanzar gas sobre la gente que dice “no queremos un centro comercial aquí”, las autoridades hubiesen tenido que convencerla y decirle que compartían sus inquietudes», afirmó.

Además de la sociedad civil turca, numerosas ONGs internacionales, Gran Bretaña y Estados Unidos denunciaron la violencia de la represión contra las manifestaciones de Estambul.

Las autoridades turcas no han publicado ningún balance oficial de los enfrentamientos. Amnesty International habló el viernes de «más de un centenar» de heridos y el gobernador de Estambul indicó el viernes que 12 personas estaban hospitalizadas y que al menos otras 63 habían sido detenidas. El ministro del Interior mencionó más de 900 detenciones.

El movimiento comenzó en la madrugada del viernes con la violenta intervención de policía que trataba de expulsar varios cientos de manifestantes que llevaban 3 días ocupando el parque Gezi, en la plaza Taksim, para impedir que 600 árboles fuesen arrancados en el marco de un polémico proyecto de urbanización. Convocados por las redes sociales, los militantes de diversas asociaciones acudieron como refuerzo de los manifestantes y, sobre todo, con intenciones de denunciar la política del gobierno islamo-conservador que ejerce el poder desde 2002.

«Este reinado autoritario tiene que cesar», declaró el sábado a la AFP Sermin Erdemci, un empleado bancario de 37 años que agregó «no se puede reducir las masas al silencio. Queremos vivir en una Turquía laica».

Si bien el ingreso por habitante se ha triplicado en Turquía desde 2002, se acusa al señor Erdogan de mostar tendencias al autoritarismo y de querer «islamizar» la sociedad turca. La reciente adopción de una ley que restringe el consumo y la venta de alcohol suscitó la ira de los medios liberales.

Desde el viernes en la tarde, las protestas que habían comenzado en Estambul se propagaron a otras ciudades del país, como Izmir (en el oeste), Antalya (en el sur) y Ankara, la capital, donde se produjeron enfrentamientos entre la policía y manifestantes que quisieron marchar hacia el parlamento.

La oposición política se hizo eco de esas críticas poniéndose del lado de los manifestantes. «Queremos libertad y democracia en nuestro país», proclamó el sábado el presidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP) Kemal Kilicdaroglu.

El ministro sirio de Información, Omran al-Zohbi, acusó a las autoridades turcas de actuar como terroristas en contra del pueblo turxo y llamó al primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan a presentar su renuncia: «Los reclamos del pueblo turco no ameritan toda esta violencia y si Erdogan es incapaz de usar medios no violentos tendría que dimitir», declaró el ministro sirio, citado por la televisión oficial. Según el señor Zohbi, «Erdogan dirige su país de una manera terrorista y destruye la civilización y los logros del pueblo turco». «Al reprimir manifestaciones pacíficas Erdogan demuestra que está desconectado de la realidad», agregó el señor Zohbi y aseguró que «el pueblo turco no merece todo este salvajismo». (Con AFP y Reuters)

Declaraciones y expresiones de posición

Bachar al-Assad, presidente de la República Árabe siria
[Ver la versión completa, en inglés, a través de este vínculo.]
«Muchos sirios fueron engañados al principio. En el extranjero, muchos países no entendían la situación en Siria. Lo que actualmente sucede no es un paso de la fase de defensa a la de ataque. Es una inversión de la correlación de fuerzas a favor de las fuerzas regulares. La primera razón de esa inversión de la correlación de fuerzas se debe en realidad a una inversión del entorno que había acogido a los rebeldes. Algunas regiones habían formado un entorno que acogía a las milicias, no por falta de nacionalismo sino por ignorancia. Muchas personas se plegaron a los grupúsculos terroristas. Creían que se trataba de una revolución contra los aspectos negativos que les afectaban. Fue ese el entorno que cambió. Muchos acabaron abandonando a esos grupúsculos y han vuelto a la vida normal (…) Últimamente, sobre todo después del discurso de Sayyed Hassan Nasrallah, se dijo en los medios árabes y extranjeros que los combatientes del Hezbollah luchan en Siria en defensa del régimen sirio. Entre paréntesis, cuando hablan del régimen en realidad se trata del Estado sirio. Si el Hezbollah quisiera defender Siria, ¿cuántos combatientes tendría que enviar? ¿Varios centenares, mil, dos mil? Estamos hablando de una batalla en la que participan cientos de miles de soldados del ejército sirio y decenas de miles de terroristas, quizás más de 100 000 porque el número de estos va en constante aumento, alimentado por los Estados vecinos. El número de combatientes del Hezbollah en Siria, en comparación con el de terroristas y el de militares del ejército y teniendo en cuenta la superficie de Siria no basta ni para proteger ni el Estado ni Siria. Por otro lado, si dicen que el Hezbollah defiende el Estado sirio, ¿por qué lo hace sólo ahora, en este momento? Los combates comenzaron después del Ramadán de 2011 y se intensificaron en el verano de 2012, fecha de la batalla de Damasco, cuando se anunció varias veces la hora cero del comienzo del ataque y se produjo el asesinato de los 4 oficiales así como varias huidas y deserciones. Muchos creyeron entonces que la caída del régimen estaba cerca pero eso no fue lo que sucedió. Pero el Hezbollah no intervino en aquel momento. ¿Por qué decidió hacerlo ahora? Ese detalle es de primordial importancia. ¿Por qué no hemos visto al Hezbollah en Damasco ni en Alepo? Porque las batallas grandes son las que han tenido lugar en esas ciudades, no en Qoussair. La ciudad de Qoussair es muy pequeña. ¿Por qué no hemos visto al Hezbollah en Homs? Quossair es estratégica. Todas las fronteras son estratégicas para los terroristas. Todas las fronteras son utilizadas para el tráfico de armas y de hombres. Por lo tanto, todas esas acusaciones nada tienen que ver con la cuestión del Hezbollah. Todos esos gritos y lamentos que hemos oído en el mundo árabe así como las declaraciones de los responsables extranjeros –hasta Ban Ki-Moon dijo estar preocupado por la intervención del Hezbollah en Qoussair–, el objetivo de todo eso es estrangular a la Resistencia. Eso no tiene nada que ver con la defensa de Siria. Los progresos que usted ha mencionado desde hace algún tiempo son muy importantes, en Alepo, en Damasco, en la provincia de Damasco y en otros lugares, y no hemos oído ningún lamento. Si se busca un fraccionamiento hay que actuar con decisión. No se pueden librar batallas en todas las regiones sirias y tener a la vez aspiraciones de fraccionamiento y querer tomar un pedacito determinado. El desarrollo de los combates no sugiere en lo más mínimo que alguien quiera una división. Por el contrario, son combates por la preservación de la unidad de Siria, no lo contrario. Lo repito de nuevo. Todos los gritos que llegan hasta nuestros oídos sobre lo que pasa en Qoussair tienen que ver con Israel. El momento de la batalla de Qoussair tiene que ver con el ataque israelí. Lo que quieren es ahogar a la Resistencia. Es una vieja lucha que se presenta cada vez bajo una apariencia diferente. Lo importante no es Qoussair sino la frontera. Quieren ahogar a la Resistencia, en la tierra y en el mar. Es por eso que se plantea aquí una cuestión. Se dice que la Resistencia debería dirigir sus armas hacia el enemigo, y por tanto, hacia el sur. Eso se dijo el 7 de mayo, cuando agentes de Israel en Líbano trataron de desmantelar las comunicaciones de la Resistencia. Dijeron entonces que la Resistencia había dirigido sus armas hacia el interior [del Líbano]. Lo mismo dijeron del ejército sirio, que tenía que luchar en la frontera con Israel. Nosotros dijimos muy claramente que el ejército [sirio] combate al enemigo donde se encuentra [el enemigo]. Lo mismo hace la Resistencia. La intervención israelí a favor de los terroristas y el apoyo que les proporciona tienen dos objetivos: El primero es ahogar a la Resistencia y el segundo es bombardear la defensa antiaérea siria. Son esos sus principales objetivos. El resto no le interesa. Hemos informado a todas las partes extranjeras y árabes que se han puesto en contacto con nosotros que la próxima vez vamos a responder. Por supuesto, ha habido intentos de violaciones israelíes a los que hemos contestado. Pero la respuesta del momento no tiene ningún valor. O sea, la respuesta de carácter político. Si queremos dar respuesta a Israel, tenemos que hacerlo en el plano estratégico. El verdadero cambio en las reglas del combate será cuando el pueblo se dedique a la resistencia popular. Cualquier otro cambio es de carácter temporal, a no ser que vayamos hacia la guerra. El verdadero cambio será cuando la gente optará por la resistencia. Será un cambio radical o dramático. El Estado no crea la resistencia si no se trata de una resistencia espontanea y popular. La resistencia no se fabrica. El Estado sólo puede apoyarla u obstaculizarla en su desplazamiento, como sucede en ciertos países árabes. Pero pienso que el Estado que se opone a la resistencia es un Estado temerario. La cuestión en este momento no es que Siria decidió, al cabo de 40 años, marchar en esa dirección. El hecho que el ejército y las fuerzas armadas estén ocupadas en varios lugares del territorio sirio puede hacer pensar a muchos ciudadanos que su deber ahora es ir en esa dirección para respaldar a las fuerzas armadas en el frente del Golán. Estamos negociando con los rusos sobre diferentes tipos de armas desde hace años y Rusia se ha comprometido con Siria a cumplir sus contratos. Ni la visita de Netanyahu, ni la propia crisis, ni sus condiciones afectarán la entrega de esas armas. Se cumplirán todos los contratos que hemos firmado con los rusos, parte de los cuales ya se ha ejecutado. La decisión de que el presidente se vaya o no es cuestión del pueblo sirio. Cualquiera que hable de ese tema tiene que precisar a quién representa. ¿Representa acaso al pueblo sirio? ¿Tiene acaso un mandato del pueblo sirio? No he leído esa iniciativa. La oí en la televisión. Me alegró mucho que me dieran 20 días y 500 personalidades pero no estoy seguro si fue él [Khatib] o alguien más quien propuso esa iniciativa. No me interesan mucho los nombres. Nuestra delegación participará en la conferencia Ginebra 2 como legítima representante del pueblo sirio. ¿Y a quién representan ellos? Nosotros, al final de la conferencia, regresaremos a Siria. Regresaremos a nuestras casas y regresaremos a la patria de nuestro pueblo. ¿Y adónde regresarán ellos? A los hoteles 5 estrellas, a los ministerios de Relaciones Exteriores de los países que ellos representan –que, por supuesto, no son sirios– para rendirles cuentas. ¿O a los servicios de inteligencia de esos países? Es por eso que cuando participemos en esa conferencia tenemos que saber bien quiénes son esa parte de los que van a sentarse a la mesa. Y digo esa parte porque el procedimiento de la conferencia todavía no está claro. ¿Cuál será el peso de la oposición nacional siria? ¿Cuál será el peso de la oposición y de otros partidos presentes en Siria? Sabemos que vamos a negociar con los países que la apoyan, no con ella misma. Cuando se negocia con el vasallo eso quiere decir que se negocia implícitamente con su amo. Esa es la realidad, que no se puede tapar con un dedo. Esa es la realidad (…) Es pronto aún para hablar de las [elecciones] presidenciales de 2014. Pero si yo siento en mis contactos con los ciudadanos que ellos desean que yo presente mi candidatura a la presidencial, no vacilaré. Pero si siento que el pueblo no quiere, lógicamente no me presentaré a la presidencial. Están perdiendo el tiempo al discutir sobre ese tema (…) Sobre la política de distanciamiento del Líbano en relación con la crisis en Siria, hagamos esta simple pregunta: ¿Ha impedido el Líbano la injerencia libanesa en Siria? ¿Ha prohibido la infiltración de terroristas y el tráfico de armas hacia Siria? Todo el mundo sabe que el Líbano ha sido uno de los actores negativos en la crisis de Siria. El Líbano ni siquiera ha podido protegerse de las consecuencias de esta crisis, como el conflicto en Trípoli y los cohetes que están cayendo en varias regiones. ¿De qué política de distanciamiento estamos hablando en realidad? Cuando la casa de mi vecino se está quemando, yo no puedo decir que ese no tiene que ver conmigo. El fuego puede alcanzar mi propia casa. No creemos que esa política sea admisible en el plano práctico.»

Samir Geagea, jefe de las Fuerzas Libanesas
«El único poder capacitado para crear un equilibrio de fuerzas entre el Líbano e Israel es el ejército libanés. Pero es el Hezbollah el que impide que el ejército asuma su función. El Hezbollah tiene por lo tanto que hacerse a un lado para que mejore la situación en Líbano. Yo reconozco que ese partido logró ventajas tácticas sobre Israel y que cuenta con combatientes valerosos. Pero no tiene derecho a decir que fue él quien obligó Israel a retirarse de Beirut. Eso no es verdad. Todo el mundo sabe que el acuerdo del 17 de mayo lo que obligó Israel a retirarse. ¿Y de qué victoria de julio de 2006 está hablando si aquello nos costó más de mil muertos y miles de millones de daños materiales? Decir que sin la presencia del Hezbollah Israel hubiese invadido el Líbano es engañar a los libaneses.»

Walid Sukkariyé, diputado sunnita del Hezbollah
«Los que agredieron el ejército [libanés] en Ersal quieren que la región esté libre de toda presencia del Estado para poder ellos enviar armas a Siria. El Frente al-Nusra es capaz, si quiere, de cometer actos de sabotaje en Líbano. El comportamiento del Estado [libanés]sobre el tema de los refugiados sirios es muy negativo. Los ha autorizado a instalarse en todo el territorio. De esa manera, al-Nusra puede infiltrarse en Líbano.»

Hechos

  • Las autoridades iraquíes anunciaron el sábado el desmantelamiento de un grupo de al-Qaeda que fabricaba armas químicas, como sarín y gas pimienta, destinadas a la realización de atentados en Irak, Europa y Norteamérica. Los servicios de inteligencia del ministerio de Defensa estaban al corriente de la existencia de 2 fábricas en Bagdad y de una tercera en el interior del país desde el principio [de su instalación], aseguró Mohammed al-Askari, vocero del ministerio, en una intervención televisiva. Según dijo, fueron arrestados 5 miembros de la red extremista, sospechosos de haber concebido esas fábricas, pero no se precisó cuándo se desarrolló la operación. El grupo logró producir gas sarín, un neurotóxico que –en la proporción de medio miligramo– es capaz de matar a un adulto, y también gas pimienta. El grupo desmantelado planeaba utilizar esas armas en el marco de ataques en Irak, pero también iba a usarlo «en un país fronterizo [con Irak], en Europa y en Norteamérica», aseguró el señor Askari. La televisión pública iraquí mostró imágenes de pequeños aviones teledirigidos confiscados por los investigadores, [aparatos] que los militantes pensaban utilizar para lanzar sus ataques.
  • Una estadounidense de 33 años convertida al islam murió en Siria luchando al lado de los rebeldes que tratan de derrocar a Bachar al-Assad, declaró su familia el jueves. Se llamaba Nicole Mansfield y era originaria de Flint, en [el Estado de] Michigan. «Estoy destrozada», dijo su tía, Monica Mansfield Speelman, al ser interrogada por Reuters. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) había precisado que 3 occidentales, entre ellos una estadounidense y un británico musulmanes, que al parecer estaban ayudando a la rebelión, resultaron muertos por el ejército sirio el miércoles en el noroeste de Siria. «Murieron alcanzados por disparos en una emboscada en la región de Idlib y el ejército encontró que llevaban mapas de posiciones militares», indicó Rami Abdel Rahmane, director del OSDH.
  • El constructor ruso de aviones MiG prevé la entrega a Damasco de más de 10 cazas MiG-29 M/M2, anunció el viernes el presidente del grupo, Serguei Korotkov. «En este momento, una delegación siria se encuentra en Moscú para discutir detalles y plazos de ejecución del contrato», explicó el señor Korotkov. A pesar de las presiones internacionales, Rusia se declara decidida a continuar sus entregas de armas y equipos militares a Siria, devastada desde hace más de 2 años por una mortífera oposición.
  • El canal de televisión libanés NTV afirmó haber identificado en las imágenes del encuentro entre el senador estadounidense John McCain y varios jefes rebeldes sirios, difundidas por la prensa, a secuestradores de los rehenes libaneses en Siria. McCain, que reclama más intervencionismo estadounidense en Siria, visitó las zonas controladas por los rebeldes en el norte de ese país, donde se reunió con jefes de la oposición armada.

Revista de prensa

As-Safir (Diario libanés cercano al 8 de Marzo)
Mohammad Ballout, París, 31 de mayo de 2013
Durante su audiencia ante la comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional [de Francia], el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, dirigió un irónico cumplido a Mohammad Raad, el jefe del bloque parlamentario del Hezbollah, calificándolo de «diplomático experimentado». El diputado [francés] Alain Marsaud, se refirió por su parte lo que le dijo el parlamentario libanés durante la reciente entrevista de ambos en Beirut: «Tenemos el mismo enemigo, que es al-Qaeda. En vez de poner al Hezbollah en la lista de organización terroristas, vengan ustedes a aliarse a nosotros.»
El Líbano confesional caracteriza la lectura francesa de la situación en Siria. Laurent Fabius afirmó ante los diputados que la Siria postconflicto no será una república calcada del modelo de Taef sino que, en un país complejo, es necesario respetar el pluralismo preservando a la vez la unidad nacional.

As-Safir , 28 de mayo de 2013
Imad Marmal Los datos que posee el Hezbollah muestran que los grupos extremistas en Siria proyectaban la creación de un «cinturón fronterizo» que ellos controlarían totalmente con profundidad geográfica hacia Ersal y Wadi Khaled, después de tomar el control de las localidades [habitadas por poblaciones] libanesas en la campiña que rodea Qoussair, cuyos habitantes serían empujados al éxodo. Todo ello hubiese cerrado el paso terrestre hacia Homs y habría dejado toda la Bekaa libanesa a merced de los takfitistas.
Paralelamente, el Hezbollah venía observando con atención los intentos de los grupos armados de tomar el control del aeropuerto de Damasco y de la ruta que conduce a esa instalación, [intentos] a los que siguieron los ataques aéreos israelíes contra la capital [siria] y sus alrededores con el objetivo declarado [de Israel] de cortar las líneas terrestres y aéreas de abastecimiento de la Resistencia libanesa. Uniendo todos esos datos, el Hezbollah logró armar el rompecabezas y ver con claridad los contornes del proyecto ofensivo que trata de cerrar paulatinamente la tenaza alrededor de la Resistencia, mediante el control de las líneas terrestres y aéreas de abastecimiento que constituyen su pulmón.
Ante esa situación, Hezbollah se dio cuenta de que no podía vacilar y que había que pasar de la reacción a la acción. Por lo tanto se implicó militarmente en la región de Qoussair en el marco de un «enfrentamiento preventivo», en cooperación y coordinación con el ejército sirio.
No se trataba, para el Hezbollah, de una implicación vinculada a la persona del presidente Bachar al-Assad sino de decisiones estratégicas vinculadas al conflicto con Israel. La Resistencia está en el deber de respaldar el régimen que defiende esas opciones estratégicas, sea cual sea el nombre de quien lo dirige.
Más aún, algunos estiman que al implicarse en Qoussair, el Hezbollah está defendiendo el futuro político de Saad Hariri, que será uno de los principales perdedores en caso de victoria de los takfiristas y si estos llegasen a controlar la escena islámica en Siria y el Líbano, sabiendo que las corrientes extremistas han comenzado desde hace algún tiempo a penetrar en la calle libanesa y ganar influencia en sus círculos de decisión.

Al-Akhbar (Diario libanés cercano al 8 de Marzo), 31 de mayo de 2013
El presidente de la República [Libanesa, Michel Sleiman, no hizo uso de sus prerrogativas –definidas en el artículo 59 de la Constitución– que le permiten posponer por un mes la reunión del parlamento sobre la prórroga del mandato de esa asamblea. La prórroga del mandato de la Cámara equivale a prolongar la crisis que afecta el Líbano desde 2005. Sobre la intención del jefe del Estado de presentar un recurso de invalidación ante el Consejo Constitucional, existen dudas sobre la legalidad misma de ese Consejo y su composición política y comunitaria está calcada de la del Parlamento. E incluso si el Consejo Constitucional aceptase el recurso presentado por el presidente de la República, o por el Bloque del Cambio y la Reforma de Michel Aoun, se agravaría el peligro de vacio parlamentario en la medida en que la decisión de ese Consejo podría publicarse después del fin del mandato de la Cámara.

Al-Akhbar , 30 de mayo de 2013
Jean Aziz
Un sospechoso silencio acogió las declaraciones del ministro Gebran Bassil en las que acusó a «un responsable político de la Montaña» de estar detrás de los disparos de cohetes de la región de Aitate hacia el sur de Beirut.
Fuentes políticas que siguen el asunto hablan de «más que un escándalo» y ofrecen las siguientes precisiones:

  1. Existen, efectivamente, informaciones detalladas y probadas con nombres y datos sobre los lanzamientos de cohetes. Los investigadores disponen de los nombres de varios sospechosos y conocen el lugar donde estaban almacenados los cohetes. No había 3 sino 8 –2 proyectiles cayeron en el sur de Beirut y un tercero explotó en un valle. Las investigaciones demuestran que los sospechosos están vinculados a un responsable político y determinan con precisión el lugar donde se reunían y el lugar de lanzamiento de los cohetes, posterior a su exposición durante cierto tiempo al aire libre para reducir su humedad. El lugar ya había sido utilizado durante la guerra civil para bombardear varias regiones;
  2. Los mismos medios afirman que los lanzamientos de cohetes no pueden disociarse de una serie de incidentes que se han producido en los últimos tiempos. Lo cual fortalece la hipótesis de que ciertos medios partidistas en la Montaña están implicados en la batalla securitaria, militar y política contra las autoridades sirias y sus aliados en Beirut, sobre todo en la parte [de la ciudad]. Los lanzamientos de cohetes no pueden disociarse, por ejemplo, del caso del arresto por el ejército libanés –el pasado 7 de abril en Ain Zhalta– de un grupo de personas acusadas de tráfico de armas a favor del Frente al-Nusra, afiliado a al-Qaeda. Ese grupo fue arrestado en flagrante delito y se produjo un intercambio de disparos con el ejército, durante el cual resultó muerto uno de los traficantes, Ghassan al-Zohr, mientras que otro, Mohammed Serhan, resultó herido. Otras 7 personas fueron arrestadas;
  3. Las mismas fuentes agregan que el lugar de donde fueron lanzados los cohetes es limítrofe con una región donde se mueve un grupo extremista que forma parte del movimiento político predominante en la Montaña. Se trata específicamente del grupo Allam Nasser, muerto el 11 de mayo de 2008 en Choueifat en los combates con el Hezbollah, y de los grupos de Ali Zeineddine y del predicador Ammar, considerados «fundamentalistas drusos»;
  4. Los medios políticos subrayan que los cohetes fueron lanzados el domingo a las 7 de la mañana y que el dirigente político al que aluden los informes se mantuvo en silencio hasta las 21 horas;
  5. El lugar de donde se lanzaron los cohetes está en el perímetro de seguridad que abarca el conjunto del «emirato de la Montaña». Esa región es objeto de una vigilancia permanente por parte del partido político interesado, que observa los movimientos de los vehículos e individuos que entran y salen. Prueba de ello es el incidente que se produjo el 19 de noviembre de 2012: el responsable del perímetro localizó entonces inmediatamente la entrada de 3 autos «extranjeros» provenientes de la «puerta» de Bater y que fueron interceptadas en Bakaata. ¿Cómo podrían entonces circular libremente y sin llamar la atención varios vehículos que transportaban 8, 3 o aunque fuese sólo 2 cohetes, sin llamar la atención?
  6. Los medios previamente mencionados no excluyen la posibilidad de que los lanzamientos de cohetes formen parte de la guerra contra el poder sirio y sus aliados libaneses.

Al-Joumhouria (Diario libanés cercano al 14 de Marzo), 30 de mayo de 2013
Según fuentes de seguridad, en Ersal, en el este del Líbano, hay grupos extremistas que se componen de libaneses y de sirios apoyados por algunos habitantes de la localidad y que tienen como principal padrino al jeque Mustafa Hojeiri, Abu Takié, contra quien ya existen varias órdenes de arresto. Esos grupos salafistas estimaron que el punto de control del ejército atacado el lunes en esa región obstaculizaba grandemente su libertad de movimiento y su logística entre sus bases militares en Ersal y los frentes de la región central en Siria, entre Qoussair y Homs. El ataque contra el punto de control tenía por lo tanto como objetivo abrir la vías de abastecimiento con Siria.
Las mismas fuentes agregan que la institución militar piensa que el ataque tenía 2 objetivos:
El primero era tomar a los militares como rehenes para cambiarlos por los islamistas detenidos en Roumié. El ejército tenía en ese marco informes sobre operaciones que lo tomarían como blanco en todo el conjunto del territorio libanés.
El segundo [objetivo] era implicar al ejército libanés en el conflicto interno y en la guerra sirio-siria para arrastrarlo a una situación similar a la Nahr el-Bared. Prueba de ellos es que los atacantes usaron el mismo modus operandi que ya condujo a la guerra de Nahr el-Bared en 2007. Trataron de tomar por asalto los dormitorios de los militares pero los centinelas hicieron fracasar el ataque al abrir fuego sobre los atacantes.
Si el asalto hubiese tenido exito, decenas de soldados habrían sido asesinados mientras dormían.
La investigación mostró que varios grupos armados estaban apostados en las alturas que dominan el punto de control para apoyar a los elementos que realizaron el primer asalto.

Ad-Diyar (Diario libanés cercano al 8 de Marzo), 31 de mayo de 2013
La intensidad de los combates aumentó en Qoussair ya que más de 11 000 extremistas islamistas, entre ellos 2 000 libaneses de Trípoli, llegaron a la ciudad para enfrentar las tropas leales [al gobierno sirio]. El ex primer ministro Saad Hariri ofreció 150 millones de dólares provenientes de los países del Golfo a la oposición siria, prácticamente dominada ahora por el Frente al-Nusra. Fue el señor Hariri quien ofreció el dinero para que los Estados del Golfo no asuman la responsabilidad directa del apoyo a esa organización, inscrita por la ONU en su lista de terroristas. Además, las transferencias bancarias no vienen directamente de las cuentas de Hariri sino que están a nombre de miembros de las familias Bsat, Itani y Baba.

L’Orient-Le Jour (Diario libanés en lengua francesa cercano al 14 de Marzo)
Scarlett Haddad (31 de mayo de 2013)
Con la creciente tensión en el terreno y el incremento, en los últimos días, de los incidentes en materia de seguridad en Trípoli, Saida, Ersal y en la parte sur de Beirut, todos se hacen la misma pregunta: ¿Existe realmente un riesgo de explosión general [en Líbano]?
Una fuente de seguridad estima que ese riesgo no existe realmente por varias razones, a la vez internacionales y locales.
En el plano internacional no hay, hasta este momento, una decisión de desestabilizar el Líbano y Estados Unidos parece ser el más preocupado en no permitir que el Líbano se hunda en el caos. Otros países, implicados en Líbano y Siria, no son tan categóricos, no porque quieran desestabilizar el Líbano sino porque no están teniendo problemas para utilizar el Líbano en el conflicto que está teniendo lugar en Siria. Sin embargo, a pesar de su influencia, esos países no tienen medios de provocar una guerra en Líbano. Sobre todo, por un lado, porque los componentes libaneses no están dispuestos a meterse en la batalla. Y, por otro lado, porque el ejército [libanés] se mantiene en el medio, asimilando los golpes e impidiendo las fricciones.
La mencionada fuente de seguridad precisa en ese sentido que los enfrentamientos en [la ciudad libanesa de] Trípoli y Saida son parte de un proyecto de desestabilización que está fracasando. Algunas partes realmente quieren provocar una discordia entre sunnitas y chiitas o entre sunnitas y alauitas, principalmente para debilitar al Hezbollah, que está ayudando al régimen sirio, y a la vez para proporcionar a la oposición siria una base de retaguardia en Líbano, donde sus elementos puedan circular con seguridad. Pero, de un lado, esas partes no son las más importantes de la escena sunnita y, de otra parte, no tienen mucho margen de maniobra.
En realidad, explica la fuente de seguridad, el Hezbollah no quiera dejarse arrastrar a un conflicto interno [libanés] para poder dedicarse a lo que considera su prioridad del momento: la lucha en Siria y la protección de «la retaguardia» de la Resistencia. Así que hace todo lo posible para evitar las fricciones allí donde pueda estallar la discordia. En Saida, por ejemplo, donde chiitas y sunnitas son próximos entre sí y donde el jeque Ahmad al-Assir no deja pasar una oportunidad de provocar la discordia, el Hezbollah trata por todos los medios de apagar la mecha. Llegó incluso, recientemente, a aceptar que uno de los miembros de las «Unidades de Defensa» (la formación paralela del Hezbollah abierta a todas las confesiones), un sunnita originario de Saida, fuese inhumado en un cementerio chiita porque el jeque al-Assir y sus hombres se negaron a que lo enterraran en el cementerio sunnita de Saida. El jeque ya había movilizado un centenar de hombres armes. Pero fue inútil porque el Hezbollah había dado instrucciones estrictas de evitar fricciones.
De todos modos, precisa la fuente de seguridad, a pesar de los medios a su disposición y de su virulencia, la capacidad del jeque al-Assir para hacer daño es limitada mientras los palestinos del campamento de Ain el-Heloueh sigan negándose a respaldarlo.

Haaretz (Diario israelí), 31 de mayo de 2013
Israel considera imposible impedir la entrega de misiles rusos S-300 a Damasco pero cuenta con neutralizarlos antes de que sean instalados, según fuentes cercanas al asunto.
El consejero para la Seguridad Nacional israelí Yaakov Amidror, hizo saber a varios diplomáticos europeos, con quienes se reunió a puertas cerradas, que Israel piensa impedir que los S-300 «lleguen a ser operacionales» en territorio sirio.
Las autoridades israelíes estiman que las baterías de S-300, uno de los sistemas de defensas antimisiles más avanzados del mundo, permitirán a los sirios controlar todo el espacio aéreo israelí. Al mismo tiempo, Israel teme que los misiles caigan en manos de los extremistas que operan en Siria. Durante su reciente visita a Sochi, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu trató, sin éxito, de convencer a los dirigentes rusos de que no entreguen los S-300 a Damasco.

Ahsam (Diario turco), 30 de mayo de 2013)
Las autoridades turcas arrestaron 12 presuntos miembros del Frente al-Nusra, grupo rebelde sirio vinculado a al-Qaeda en Irak, que planeaban atentados en Turquía y disponían de gas sarín.
Los 12 sospechosos fueron arrestados en Adana, ciudad del sur de Turquía situada a un centenar de kilómetros de la frontera siria.
La policía incautó durante el registro 2 kilos de gas sarín y armas pesadas. Los presuntos miembros del Frente al-Nusra estaban preparando un atentado de gran envergadura y se han presentado cargos contra ellos en un tribunal de la ciudad.

AFP (Agencia France-Presse), 1º de junio de 2013
Por mucho que aplauda a la Unión Europea por el levantamiento del embargo sobre las armas a Siria, Estados Unidos no tiene ningún deseo de armas una rebelión dividida entre moderados y yihadistas, señalan los expertos. Hace meses que el presidente Barack Obama se halla bajo la presión de congresistas republicanos, e incluso de responsables de su propia administración, para que entregue armas a la oposición siria pero se mantiene en una ayuda «no letal» consecuente y apuesta en primer lugar por un arreglo político del conflicto. «En el fondo, Estados Unidos no está interesado en una intervención en Siria y no quiere una aceleración de la guerra», resume Aram Nerguizian, analista del Center for Strategic and International Studies (CSIS) de Washington. «Para Siria, a fin de cuentas, es el presidente (Obama) el que decide», subraya. Y critica de paso «la incoherencia de la política americana [estadounidense] sobre la cuestión de armar o no» a la rebelión, tema sobre el cual se expresan paralelamente y «de manera confusa», según el experto, la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado. La administración estadounidense invoca desde hace meses el riesgo mayor que plantearía la entrega de armas a los rebeldes. Teme que cierto material de guerra, como los lanzacohetes [antiaéreos] Stinger, caigan en «manos equivocadas», o sea en manos de los yihadistas del Frente al-Nusra, aliado de al-Qaeda, que está en primera línea contra las fuerzas armadas de Damasco. El ex embajador estadounidense en Irak, Ryan Crocker, advertía aún esta semana en la universidad de Stanford (California) que su país «no sabía sobre la fraccionada oposición siria lo suficiente como para intervenir o armarla».
Sin embargo, Estados Unidos viene trabajando desde hace meses con la rebelión siria llamada moderada, encabezada por el Consejo Militar Supremo Sirio y el Ejército Sirio Libre del general Salem Idris. Pero «incluso si damos armas al general Idris, ¿cómo impedir que lleguen a manos de al-Nusra?», se pregunta el señor Nerguizian, estableciendo una comparación histórica con «el Líbano durante la guerra civil y Libia e Irak». Su colega Salman Shaikh, director del Brookings Center en Doha, piensa también que «el antecedente de Afganistán fue, por supuesto, instructivo» para los estadounidenses, que han tenido que luchar contra los islamistas que ellos mismos habían armado años antes [para que lucharan] contra los soviéticos. Y mientras más predominan los yihadistas entre los insurgentes sirios menos «podemos jugar ese juego con al-Qaeda, con militantes islamistas que van a desestabilizar la región», advierte el señor Nerguizian.
Aunque la oposición tiene problemas en el terreno, Washington sigue «reticente» a implicarse más, según comprueban por lo tanto analistas y diplomáticos. «Al entregar armas letales, Estados Unidos se vería directamente implicado en una guerra por intermediarios, en particular contra los rusos», quienes –al igual que los iraníes– apoyan indefectiblemente a Damasco, acota el señor Shaik. Washington advirtió el jueves a Moscú sobre las entregas de misiles tierra-aire S-300 al régimen del presidente Bachar al-Assad, recordando a la vez que Rusia tiene un papel diplomático fundamental en la búsqueda de una solución política del conflicto. «Pero si fracasa la diplomacia», teme el señor Nerguizian del CSIS, «Estados Unidos pudiera empezar a armar a algunas facciones y en ese caso se vería una guerra a través de intermediarios que puede durar años».

Fuente
New Orient News

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

¿Cómo se manipula a los yihadistas? ¿Quién lo hace?
«Ante nuestra mirada»
¿Cómo se manipula a los yihadistas? ¿Quién lo hace?
por Thierry Meyssan
 Patente ruptura del G-20 en Brisbane
Patente ruptura del G-20 en Brisbane
por Alfredo Jalife-Rahme
Del "Plan Yinon" a la "Estrategia Yaalon"
El expansionismo israelí y la balcanización del Levante
Del "Plan Yinon" a la "Estrategia Yaalon"
por Alfredo Jalife-Rahme
Putin se va del G20
Putin se va del G20
por Andreï Sorokin, Red Voltaire
 
Legislador Wilder Ruiz bota a asistente embarazada
Señal de Alerta
Legislador Wilder Ruiz bota a asistente embarazada
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Shanghái y Hong Kong: la nueva dupla bursátil
Shanghái y Hong Kong: la nueva dupla bursátil
por Ariel Noyola Rodríguez, Red Voltaire
 
Juegos Asiáticos: Putin 2, Obama 0
«El arte de la guerra»
Juegos Asiáticos: Putin 2, Obama 0
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Comprobado: el Boeing de la Malaysia Airlines fue derribado por un caza de Kiev
Operación de bandera falsa para culpar a Rusia
Comprobado: el Boeing de la Malaysia Airlines fue derribado por un caza de Kiev
por Gordon Duff, Red Voltaire
 
Señal de Alerta
¡Policía encubierta con bombos y platillos!
por Herbert Mujica Rojas, Socios