Red Voltaire

Guillermo Fabela Quiñones

22 artículos
Sigue firme el flagelo de la violencia
por Guillermo Fabela Quiñones
 
Se confirmó la traición anunciada
por Guillermo Fabela Quiñones
 
 
 
 
 
 
 
Sin unidad no habrá cambios
por Guillermo Fabela Quiñones
Ciudad de México (México) | 25 de julio de 2010
Sin un cambio real de estrategia política y económica en 2012, el país se nos acabará yendo al precipicio de la ingobernabilidad. Y entonces no habría otra opción que una dictadura para imponer la paz, pero sería la de los sepulcros por la fuerza de la represión, al gusto de la oligarquía. De ahí el imperativo de que la izquierda consolide una unidad inquebrantable, con madurez y visión de Estado, para lograr esa anhelada transformación de la que depende el futuro de los mexicanos. Se ha llegado a tal extremo de gravedad de los males estructurales que aquejan a la nación, que ya no cabrían soluciones a medias, mediáticas, superficiales, sino remedios que vayan al fondo de los problemas, y esto sólo podría hacerlo una izquierda libre de ataduras partidistas, sectarias, (...)
 
 
 
 
 
Aguas con tanto abuso
por Guillermo Fabela Quiñones
 
 
 
 
 
Promesas al viento
por Guillermo Fabela Quiñones
Ciudad de México (México) | 22 de septiembre de 2009
Cuando no se tiene nada que decir, es muy fácil recurrir a la demagogia más rampante. Eso es lo que hizo Felipe Calderón en el mensaje que dijo a sus invitados al cumplirse los tres años de su administración (de algún modo hay que decirlo). Echó mano de una retahíla de buenos deseos, sin mencionar cómo hacerlos realidad. No podía ser de otra manera, pues sus compromisos con la oligarquía le impiden actuar de manera conveniente para los intereses nacionales. Por otra parte, no es posible creerle que pueda llevar a cabo lo que no quiso hacer cuando las condiciones le eran más favorables. Lo que hemos visto los pasados tres años es un incumplimiento absoluto de las promesas que hizo como candidato. Por eso es impensable darle algún crédito a sus promesas de presidente en completa (...)