Red Voltaire
Biografías

Peña Nieto, Enrique

30 artículos
 
Al maestro con cariño
por Marcos Chávez M.
03. Al maestro con cariño Ciudad de México | 22 de abril de 2013
La brutal represión ejercida por la militarizada Policía Federal en contra de los maestros de Guerrero, el 5 de abril pasado, no es más que otra expresión extrema de la proclividad de un Poder Ejecutivo que se siente iluminado, elegido para llevar a cabo misiones elevadas que considera unilateralmente como sus “razones de Estado” y utilizar los aparatos represivos para tratar de alcanzar sus fines; que por encima de la responsabilidad constitucional del político democrático, del estado de derecho, está dispuesto a emplear insensiblemente la fuerza del poder por encima de las necesidades y el bienestar de la población; que está inclinado a sofocar por medio de la violencia a los que no aceptan sumisamente alinearse a sus dictados y el orden que pretende remodelar, según su exclusiva perspectiva principesca; que antes de servirse de la razón, de analizar y valorar las heterogéneas posturas de la sociedad, de negociar, de alcanzar consensos, prefiere descalificar, intimidar, aislar, reprimir, (...)
 
 
 
08. La farsa de la reforma neoliberal de las telecomunicaciones Ciudad de México | 1ro de abril de 2013
La reforma de telecomunicaciones es un engendro curioso. Es presentada por Enrique Peña Nieto como “una iniciativa que se diseñó, se dialogó y se acordó en democracia”, en la que “todas las voces cuentan [porque] son importantes para la construcción de los acuerdos en [un] clima de normalidad democrática”. Que busca “crear una nueva estructura institucional a favor de la competencia”, la “cobertura universal, la inclusión social, buenos precios, calidad en el servicio y en los contenidos”. En la que “el Estado establezca y haga valer su rectoría” sobre los grupos de poder y “la entrega o el retiro de concesiones no responderá a criterios políticos sino a criterios técnicos”, porque lo más importante es “atender las demandas más sentidas de los mexicanos de impulsar reformas transformadoras de nuestra realidad para servir a todo (...)
 
06. La expropiación petrolera: el “líder”, el director y el presidente Ciudad de México | 1ro de abril de 2013
Mientras el Estado laico ha sido atropellado por las visitas de Enrique Peña Nieto a los papas Benedicto XVI y Francisco I (una Iglesia como el águila austriaca, de dos cabezas), con lo que ratifica el catolicismo donde se educó hasta culminar en la universidad del Opus Dei, donde obtuvo su licenciatura en derecho natural (como Felipe Calderón en la Escuela Libre de Derecho…, libre, precisamente, del derecho constitucional); aparte de insistir en borrar la separación de Estado e Iglesia, Peña Nieto también ha ido poniendo las condiciones por medio del Pacto por México para llevar a cabo la contraexpropiación petrolera, que pasará por encima de la memoria histórica de la nación –que no es simple pasado–, que en 1938 Lázaro Cárdenas instituyó contra la privatización que imperaba sobre esos mermados recursos naturales –patrimonio de los mexicanos–, mismos que ahora Carlos Romero Deschamps, Emilio Lozoya Austin y Peña Nieto –el “líder”, el director y el presidente– quieren devolver a los empresarios y al (...)
 
Se confirmó la traición anunciada
por Guillermo Fabela Quiñones
 
La misma historia
por Óscar Enrique Díaz Santos
08. La misma historia Ciudad de México | 10 de marzo de 2013
Desde el gobierno de Miguel de la Madrid hasta el de Ernesto Zedillo, en los inicios de los gobiernos priístas se acostumbró a meter a la cárcel a connotados servidores públicos y a un líder sindical. Generalmente se hizo para que los presidentes entrantes tuvieran legitimidad y credibilidad, aunque ninguno de ellos lo logró. Así, De la Madrid actuó en contra de Jorge Díaz Serrano por un supuesto fraude en la adquisición de barcos petroleros; Carlos Salinas de Gortari le tendió una trampa a Joaquín Hernández Galicia, la Quina, entonces líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, el cual se había enfrentado al presidente entrante y había apoyado electoralmente a Cuauhtémoc Cárdenas; Zedillo no se quedó atrás y procedió jurídicamente en contra de Raúl Salinas. Todos los encarcelados fueron liberados, como si no hubieran cometido los delitos, por el presidente entrante. Simplemente, eran un estorbo para el gobierno en (...)
 
 
 
 
El vendedor de ilusiones
por Marcos Chávez M.
07. El vendedor de ilusiones Ciudad de México | 24 de febrero de 2013
Puede ser que, después de todo, sea un hombre bueno. Un católico piadoso, honesto. Un político sinceramente preocupado por construir una sociedad de bienestar y equidad aunque en su retórica, que trata vanamente de descalderonizarse y desneoliberalizarse, a menudo se olvida del segundo aspecto. Que existan crédulos que aún confíen en sus promesas pese a la manera legalmente sucia a la que llegó a la Presidencia de la República, en la capacidad del sistema (instituciones y actores que interactúan y ejercen el poder con determinados fines) y el régimen político (partidos, elecciones libres y justas, órganos y normas jurídicas, etcétera, que regulan la lucha y el ejercicio del poder, las relaciones entre los gobernantes y los gobernados) para atender los problemas nacionales y los conflictos pacífica y democráticamente pese a que, contra lo que dicen las elites, funcionen autoritaria y antisocialmente como en el pasado (...)
 
 
 
 
 
06. La cruzada contra el hambre: grotesca parodia Ciudad de México | 10 de febrero de 2013
Si el gobierno asignaba sumas cada vez más gruesas en provecho de los hambrientos era únicamente por temor a la agitación revolucionaria. Las migajas del poder [sólo] pretenden conquistar las simpatías del pueblo. Los marxistas se pronunciaban contra las ilusiones tales como la de que era posible agotar, con la cuchara de la filantropía, el mar de la indigencia. El problema no consiste en atenuar las consecuencias de la calamidad social con el movimiento filantrópico, sino eliminar sus causas. La política revolucionaria se mostraba más eficaz que la filantropía. El marxista Axelrod enseñaba que “la lucha efectiva contra el hambre es posible sobre el terreno de la lucha contra la autocracia”. Lavrov [decía]: “la única buena obra posible para nosotros no es la filantrópica, sino la revolucionaria”.
León (...)
 
¿Cambio de piel y de nombre al PRI?
por Álvaro Cepeda Neri
09. ¿Cambio de piel y de nombre al PRI? Ciudad de México | 3 de febrero de 2013
Es célebre el refrán no es bueno cambiar de caballo a la mitad del río. Tal vez originada en la respuesta de Abraham Lincoln para aceptar su segunda postulación, en 1864, a la Presidencia de Estados Unidos –entonces ya consolidados–, y una vez resuelta la guerra entre el Norte y el Sur, que devendría en la emancipación de los negros, gracias al apoyo del pueblo a la propuesta de Lincoln para la liberación de quienes, hasta Martin Luther King, llevaron hasta sus últimas consecuencias la lucha contra la discriminación racial y la esclavitud. Éste dijo: “Recuerdo la historia de un viejo granjero holandés que, en cierta ocasión, comentó que en medio del arroyo era preferible no cambiar de cabalgadura” (Ensayos, discursos y cartas de Abraham Lincoln; editorial Pax. Recopilación, introducción y comentarios de Don E (...)
 
 
 
 
 
El pacto anti-México
por Pablo Moctezuma Barragán
 
 
 
 
 
07. ¿Televisa detrás del poder peñista? Ciudad de México | 18 de noviembre de 2012
, es decir, el Ministerio Público; al grado de que una de las estrellas de telenovelas de ese poder mediático se matrimonió con el entonces viudo (muerte que generó sospechas por lo misterioso) y fue usada como carnada electorera, una vez que Peña se abrió de capa para imponerse como precandidato y luego candidato único para disputar la Presidencia de la República, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al competir con el Partido Acción Nacional (PAN) y su candidata Vázquez Mota (a la que Calderón estuvo atacando en su intento de imponer a Cordero), y con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que postuló a López Obrador mediante una encuesta (que Cuauhtémoc Cárdenas reprobó, para continuar su animadversión contra el tabasqueño, al que sigue aventando cáscaras de plátano, como la más reciente: le “deseo suerte en la construcción de su partido, pero no le deseo suerte para derrotar al (...)