Red Voltaire
Temas

AfriCom : Control de África

Cerca del año 2013, la cuarta parte del petróleo y de las materias primas que se consuman en Estados Unidos deberían provenir de África. Basado en esa realidad, un tanque pensante israelo-estadounidense –el Institute for Advanced Strategic & Political Studies (IASPS)– aconsejó la creación de un comando militar estadounidense para África: el AfriCom. Ya cerca del fin de su mandato, la administración de George W. Bush inauguró el AfriCom, bajo las órdenes del general afroestadounidense William E. Ward, ex coordinador de la seguridad entre Israel y la Autoridad Palestina.
El anuncio de la creación del AfriCom encontró fuerte resistencia en África, donde ningún Estado aceptó acoger la sede del nuevo comando, que finalmente ha tenido que instalarse en Alemania e Italia.
El fortalecimiento del AfriCom debería articularse alrededor de la base estadounidense de Yibuti, donde ya hay tropas israelíes estacionadas. Se pondrá especial énfasis en el control sobre el Golfo de Guinea. En una primera etapa, por razones de índole diplomática, se adoptaría la estrategia de crear una red de pequeñas bases, en vez de recurrir a la construcción de grandes instalaciones. Washington emprendería también una serie de iniciativas, para darse una imagen más conciliante, aceptando esencialmente que China explote campos petrolíferos en Sudán, y suspendiendo por lo tanto las campañas desestabilizadoras estadounidenses contra ese país.
De forma simultánea, Francia reduciría su presencia militar, la compartiría con otros Estados de la Unión Europea y la pondría al servicio de las operaciones de paz de la Unión Africana. París dispone aún de 9 000 hombres en la región, estacionados en Costa de Marfil, Senegal, Gabón, República Centroafricana, Chad y Yibuti.
En 2011, la OTAN invadió Libia «Bab el Africa» (en español, Puerta de África), entre otras razones para poder instalar allí la principal base del AfriCom.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Uganda y la campaña «Kony 2012»: objetivos que no se pueden confesar Fráncfort (Alemania) | 3 de mayo de 2012
Casi nadie estaría en contra de juzgar, condenar y poner en prisión al ugandés Joseph Kony, culpable de crímenes de guerra en varias regiones de África, pero el comportamiento más que raro de la ONG estadounidense Invisible Children así como su campaña promocional utilizando un manipular video clip ha levantado muchas interrogantes y sospechas. El comportamiento de la ONG confunde la frontera que existe entre acción humanitaria y la instrumentalización política que se puede hacer de esta noble causa, sobre todo cuando esta ONG exige una intervención militar humanitaria. Así para el investigador William Engdahl, la campaña "Kony 2012" es ante todo una campaña de propaganda para promover la presencia militar del AFRICOM, una división del ejército US del Pentágono, en la región más rica en minerales del mundo, antes que China establezca vínculos comerciales en esta zona. La batalla por África está (...)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Entrevista a Saïf Al-Islam, hijo del coronel Muammar Gaddafi
«Con la OTAN o sin la OTAN los “rebeldes” van a perder en Libia»
 
 
 



Artículos más leídos
Genocidio «High-Tech» en el Congo
Genocidio «High-Tech» en el Congo
Las 25 historias «top» más ocultadas en EEUU en el 2006 (V)
 
Washington ante la cólera del pueblo tunecino
Washington ante la cólera del pueblo tunecino
Neocolonialismo. Control de África
 
Medio Oriente: la contrarrevolución de Obama
Medio Oriente: la contrarrevolución de Obama
Seguir controlando los recursos y los pueblos
 
Dulce crudo mío
Dulce crudo mío
Los verdaderos vencedores de la guerra tribal/civil libia
 
Declaración de Nueva Esparta
Declaración de Nueva Esparta
II Cumbre América del Sur-África (Isla de Margarita, Nueva Esparta 26 y 27 de septiembre de 2009)
 
Bajo las bombas, Trípoli no claudica
Bajo las bombas, Trípoli no claudica
Libia, Gadafi y la OTAN neocolonial
 
El Pentágono trocea África en zonas militares
El Pentágono trocea África en zonas militares
Neocolonialismo militar por los recursos naturales