Red Voltaire
06 de diciembre de 2009
Fraude, 90 por ciento de preparatorias privadas / Cártel del Golfo: la caída de Los Pitufos / Los ministeriales de Marcelo de los Santos / El principio del fin de “la guerra” contra las drogas / Presupuesto 2010 desdeña grupos vulnerables / Estado paraguayo, demandado ante la CIDH por pueblos indios / Los ejércitos secretos de la OTAN: Operación Gladio / Bartlett, Leonel Godoy y más ataques a periodistas / Una oligarquía centenaria / Los nuevos caciques y el reparto del botín presupuestal / ¿Habrá guerra entre Colombia y Venezuela? / Kasparov y Cómo la vida imita al ajedrez / Oficio de papel: • Emergencia nacional por la pobreza extrema • Son 20 millones de mexicanos sin alimentos • Corrupción y negligencia de gobierno federal
12 artículos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ciudad de México | 7 de diciembre de 2009
El economista estadunidense John Kennet Galbraith escribió alguna vez que “la gente privilegiada siempre prefiere arriesgarse a su completa destrucción antes que renunciar a cualquier beneficio material proveniente de su ventajosa posición. La miopía intelectual, a menudo llamada estupidez, es sin duda una de las razones. Los privilegiados consideran que sus privilegios, por muy atroces que puedan parecer a otros, son un derecho solemne, básico, otorgado por dios. La sensibilidad del pobre a la injusticia es una cosa trivial comparada con la del rico. Así fue el antiguo régimen. Cuando la reforma desde arriba se volvió imposible, la revolución desde abajo se hizo inevitable” (La época de la incertidumbre, Ed. Diana, México, 1979).
 
Ciudad de México | 8 de diciembre de 2009
Para importantes sectores burocráticos del conservadurismo en Washington – cuya óptica de guerra fría aún subsiste– parece haber una similitud, guardadas las proporciones, entre lo que fueron la Unión Soviética y el campo socialista de la década 1980, y Venezuela y la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (Alba). Por esa razón esperarían que, cercando militarmente al país que supuestamente concentra la amenaza a sus intereses (Venezuela), chantajeándolo diplomáticamente y debilitándolo con actividades armadas en su frontera (“guerra de baja de intensidad” estilo Nicaragua en la década de 1980), podrían forzarlo a invertir en seguridad y defensa los recursos que no tiene y, con ello, crearle problemas económicos y políticos hasta hacerlo “implosionar”, como también hicieron con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. No es casual que el término “guerra fría” sea usado por políticos alineados a Washington para describir la situación actual que tiene lugar en los países (...)