Red Voltaire
10 de febrero de 2013
Parte I: Triquis: pobreza y violencia extremas / Parte II: Triquis: carencia en educación y salud / Parte III: Triquis: autonomía indígena, vigente / Crisis periodística en el primer mundo / Reforma energética, rescate energético / Nos organizamos, resistiremos y venceremos / La cruzada contra el hambre: grotesca parodia / Borrando rostros y salvando vidas / Transparencia gubernamental: autonomía a instituciones o simulación / Operativo de Estado / La Unión Europea busca salvavidas en América Latina / Informar y criticar en el contexto de la violencia / Lincoln: el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo / Parte I: Calderón se fue blindado / Parte II: Estado Mayor Presidencial, sin estrategia ni claridad legal / Parte III: Aumenta el gasto para el Estado Mayor Presidencial / Parte I Sociedad civil solventa responsabilidades del Estado / Parte II: Sociedad Civil juega papel de Estado / Haití, ayuda internacional con resultados insatisfactorios
21 artículos
 
 
 
 
05. Nos organizamos, resistiremos y venceremos Ciudad de México (México) | 10 de febrero de 2013
En estos días de aconteceres diversos, de hambrunas e imposiciones de políticas de exterminio es fundamental estar organizados como especie humana, como integrantes de tal o cual sector, con el objetivo único de defender nuestros derechos; aquellos que costaron sangre, vidas y pérdida de nuestros territorios. El contexto neoliberal en el que nos encontramos, en el que la vida es vista como un servicio que “prestan” los grandes organismos internacionales y las empresas trasnacionales, nos orilla a emprender una jornada incesante de concientización de cada uno de nuestros hermanos, no sólo normalistas, pues todos los sectores hoy en día corremos la misma suerte impuesta con la firma del Tratado de Libre Comercio en sus 2 604 artículos.
Michoacán, Coordinadora Nacional de Estudiantes (...)
 
06. La cruzada contra el hambre: grotesca parodia Ciudad de México (México) | 10 de febrero de 2013
Si el gobierno asignaba sumas cada vez más gruesas en provecho de los hambrientos era únicamente por temor a la agitación revolucionaria. Las migajas del poder [sólo] pretenden conquistar las simpatías del pueblo. Los marxistas se pronunciaban contra las ilusiones tales como la de que era posible agotar, con la cuchara de la filantropía, el mar de la indigencia. El problema no consiste en atenuar las consecuencias de la calamidad social con el movimiento filantrópico, sino eliminar sus causas. La política revolucionaria se mostraba más eficaz que la filantropía. El marxista Axelrod enseñaba que “la lucha efectiva contra el hambre es posible sobre el terreno de la lucha contra la autocracia”. Lavrov [decía]: “la única buena obra posible para nosotros no es la filantrópica, sino la revolucionaria”.
León (...)
 
 
 
 
 
 
12. Lincoln: el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo Ciudad de México (México) | 10 de febrero de 2013
Las dos caras de la democracia son: la democracia representativa o indirecta, nacida de las urnas al elegir representantes; y la democracia directa, que ejerce el pueblo cuando se pronuncia en referéndum y plebiscitos; y cuando se manifiesta públicamente para expresar sus críticas y cuestionamientos contra sus gobernantes y/o contra los abusos de cualquier otro poder, ya sea religioso, económico o cultural. Creada la democracia en Atenas, Grecia, se ha ido transformando. Para iniciar una búsqueda, consultar –de varios autores– La democracia en sus textos; de CM Bowra, La Atenas de Pericles (ambos de Alianza Editorial); de Salvo Mastellone, Historia de la democracia en Europa: de Montesquieu a Kelsen (editorial Revista de Derecho Privado); y de Moses I Finley, Vieja y nueva democracia (Editorial (...)