Red Voltaire
Terrorismo

La Liga Anticomunista Mundial, internacional del crimen

Fundada en Taiwán por Chiang Kai-shek, el reverendo Moon y criminales de guerra nazis y nipones, la Liga Anticomunista Mundial (WACL) fue utilizada primero por Nixon para extender los métodos de contrainsurgencia por el sudeste asiático y América Latina. Siete jefes de Estado participaban entonces en sus reuniones. Más tarde, cobró vida de nuevo en la época de Reagan, convirtiéndose en instrumento del complejo militar e industrial estadounidense y de la CIA durante la Guerra Fría. Se le encargaron entonces asesinatos políticos y la formación de las contraguerrillas en todas las zonas de conflicto, incluso en Afganistán donde estaba representada por Osama Bin Laden.

| Paris (Francia)
+
JPEG - 22.3 KB
4to Congreso de la Liga Anticomunista Mundial

Al término de la Segunda Guerra Mundial, los servicios secretos estadounidenses utilizaron agentes nazis, fascistas y ustachis para crear una red anticomunista, le stay-behind [1]. Si los agentes reclutados en los Estados de la futura Alianza atlántica debían mantenerse en secreto, los de los Estados que habían caído bajo control soviético debían, por el contrario, actuar públicamente. Se creó, por consiguiente, en 1946, una especie de entidad internacional para coordinar la acción de los agentes originarios del Este transferidos al Oeste: el Bloque Antibolchevique de Naciones (Anti-Bolshevik Bloc of Nations, ABN).

Fascistas ucranianos, húngaros, rumanos, croatas, búlgaros, eslovacos, lituanos, etc. se reunieron bajo la dirección de Yaroslav Stetsko. Ex-líder colaboracionista en Ucrania, Stetsko es considerado como responsable de la masacre de 700 personas, en su mayoría judíos, cometida en Lvov el 2 de julio de 1941.

Ocho años más tarde, al término de la guerra de Corea, Estados Unidos reemplaza a Francia en Indochina [2]. El presidente Eisenhower establece un sistema regional de defensa dirigido contra la URSS y China. El 8 de septiembre de 1954, siguiendo el modelo de la OTAN, se crea la OTASE que reagrupa a Australia, Nueva Zelanda, Pakistán, Filipinas, Tailandia, el Reino Unido, y Estados Unidos. El 2 de diciembre se completa el dispositivo con un tratado bilateral de defensa entre Estados Unidos y Taiwán [3].

Paralelamente, la CIA, bajo la dirección de Allen Dulles, estructura los servicios de inteligencia de dichos Estados y establece una organización de contacto entre los partidos anticomunistas de la región. Se constituye así, en torno al mismo Chiang Kai-shek, una Liga Anticomunista de los Pueblos de Asia (Asian People’s Anti-Communist League, APACL).

Además del presidente taiwanés Chiang Kai-shek, la APACL cuenta entre sus miembros a Paek Chun-hee, futuro presidente de Corea del Sur; Ryiochi Sasakawa, un criminal de guerra convertido en millonario y benefactor del partido liberal japonés; y al reverendo Sun Myung Moon [4], profeta de la Iglesia de la Unificación. Figuran también en las filas de la APACL el general Prapham Kulapichtir (Tailandia), el presidente Ferdinand Marcos (Filipinas), el príncipe Sopasaino (Laos) [5], el coronel Do Dang Cong -representante del presidente Nguyen Van Thieu, de Vietnam), etc.

L’APACL se encuentra bajo el control total de Ray S. Cline, entonces jefe de la estación de la CIA en Taiwán [6], y publica el Asian Bulletin, cuya redacción está a cargo de Michael Lasater, futuro responsable del departamento de Asia en la Fundación Heritage [7].

JPEG - 20.3 KB
Fundación de la WACL, en 1967.

La creación de la WACL

Desde 1958, el presidente del Bloque Anti-bolchevique de Naciones (ABN) participa, en Taipei, en las conferencias anuales de la Liga Anticomunista de los Pueblos de Asia (APACL). Cline y Stetsko supervisan la fundación de la Political Warfare Cadres Academy de Taiwán, institución encargada de adiestrar a los cuadros del régimen de Chiang Kai-shek para la represión anticomunista.

La academia es el equivalente asiático del Psychological Warfare Center de Fort Bragg (USA) y de la School of Americas de Panamá [8]. Progresivamente, la CIA forma una red de grupos políticos y de instructores en contrainsurgencia a escala mundial. En 1967, la ABN y la APACL se fusionan y adoptan la apelación de Liga Anticomunista Mundial (World Anti-Communist League, WACL) y extienden sus actividades al conjunto del «mundo libre». Entre los nuevos miembros se encuentran Los Tecos, también llamados Legión de Cristo Rey, formación fascista mexicana creada durante la Segunda Guerra Mundial. La Liga conoce una primera etapa de auge durante los años 73-75, cuando Richard Nixon y su consejero de Seguridad Henry Kissinger ocupan la Casa Blanca.

JPEG - 24.6 KB

Su financiamiento es generosamente asegurado mediante la Iglesia de la Reunificación. Sin embargo, esta realidad deja de ser públicamente reconoda a partir de 1975. El reverendo Sun Myung Moon afirma entonces haber roto sus nexos con la Liga, pero sigue ejerciendo su liderazgo a través de su representante japonés Osami Kuboki.

El papel de la WACL en la aplicación de los planes Phoenix (1968-1971) y Cóndor (1976-1977), incluyendo el asesinato de miles de sospechosos de simpatizar con el comunismo en el sudeste asiático y América Latina, no está aún lo suficientemente documentado.

La Operación Phoenix fue probablemente aplicada en Vietnam por la Joint Unconventionnal Warfare Task Force del mayor general John K. Singlaub, más tarde presidente de la WACL. Sin embargo, Singlaub ha negado siempre su implicación en esa operación.

JPEG - 25.4 KB

Por otro lado, el general Hugo Banzer, que impuso su dictadura en Bolivia de 1971 a 1978, presidió la sección latinoamericana de la WACL. Banzer organizó un plan de eliminación física de sus opositores comunistas en 1975. El Plan Banzer fue presentado como un modelo a seguir durante una reunión latinoamericana de la WACL, en Asunción, en 1977, en presencia del dictador paraguayo, el general Alfredo Stroessner. Una moción dirigida a proceder, de la misma forma, a la eliminación en toda América Latina de los sacerdotes y religiosos adeptos de la teología de la liberación fue presentada por la delegación paraguaya y adoptada por la conferencia mundial de la WACL, en 1978 [9].

Tampoco se conoce a ciencia cierta el papel de la WACL en la estrategia de tensión que impactó Europa durante ese periodo. El francés François Duprat, fundador de Nuevo Orden; el italiano Giorgio Almirante, fundador del MSI; el español Jesús Palacio, fundador de CEDADE; el belga Paul Vankerhoven, presidente del Círculo de Naciones, y otros como ellos, militan en la WACL. Y es la Liga la que saca clandestinamente de Italia a Stefano delle Chiaie [10], buscado en Italia por terrorismo, y lo envía a Bolivia, entonces bajo el régimen de Hugo Banzer, donde se le nombra inmediatamente segundo de Klaus Barbie a la cabeza de los escuadrones de la muerte.

La documentación es poca también en lo tocante al papel de la WACL en la guerra de Líbano. Se sabe, cuando más, que reclutó a los mercenarios integrados a las filas de las milicias cristianas del ex-presidente Camille Chamoun, en 1975, semanas antes del estallido del conflicto.

JPEG - 32.1 KB

A su llegada a la Casa Blanca, en 1977, Jimmy Carter desea poner fin a las sórdidas prácticas de sus predecesores. Nombra al almirante Stanfield Turner jefe de la CIA y se dedica a eliminar los regimenes autoritarios de América Latina. Es una época difícil para la WACL, que deja de recibir el financiamiento de sus miembros. Esta se convierte entonces en guarida de los anti-Carter, se prepara para días mejores y establece espontáneamente relaciones con la principal organización anti-Carter de Estados Unidos, la Coalición Nacional para la Paz por la Fuerza (National Coalition for Peace Through Strength).

Ese frente de rechazo emana del American Security Council, que el presidente Eisenhower designaba con el término de «complejo militar e industrial» [11]. Sus copresidentes son el general Daniel O’Graham [12], que participó con George H. Bush en la reevaluación de la amenaza soviética en la Comisión Pipes -llamada Team B [13] -, y el general John K. Singlaub [14].

Numerosos responsables de la Liga están vinculados a los comités de campaña para la elección de Ronald Reagan. Para muchos de ellos, el gobernador republicano de California no es un desconocido. En efecto, al final de la Segunda Guerra Mundial, Reagan participó, como vocero de la Cruzada por la Libertad (Crusade for Freedom), en la colecta de fondos para el establecimiento en Estados Unidos de inmigrantes provenientes de Europa oriental que huían del comunismo. Se trataba en realidad de trasladar a los nazis, fascistas y ustachis miembros del Bloque Anti-bolchevique de Naciones (ABN). En cuanto al vicepresidente George H. Bush, se trata también de un amigo. Como patrón de la CIA, fue el jefe de la Operación Cóndor.

La época dorada de la WACL

A partir de la llegada de Ronald Reagan y de George H. Bush a la Casa Blanca, la WACL recupera su antiguo vigor y prosigue su desarrollo. Los contactos anteriores dan sus frutos. El complejo militar e industrial estadounidense se encarga de financiar la creación de una sección estadounidense de la WACL bajo la denominación de Consejo por la Paz Mundial (Council for World Freedom, USCWF). El general John K. Singlaub la preside teniendo como vicepresidente al general Daniel O’Graham. Pero, la cosa no para ahí. El complejo militar e industrial se apodera de la WACL para convertirla en herramienta central de la represión anticomunista mundial. Singlaub se convierte así en presidente de la WACL.

JPEG - 31.4 KB

La Liga actúa en todos los frentes

Para combatir la presencia soviética en Afganistán, el American Security Council [15] financia una sección temática de la WACL: el Comité por un Afganistán Libre (Committee for a Free Afghanistan) con sede en la Fundación Heritage. La operación comienza en ocasión de una visita oficial de Margaret Thatcher y lord Nicholas Bethell, jefe de departamento del MI6, a Estados Unidos y la dirige el general J. Milnor Roberts.

El Comité participa directamente en la ayuda logística a los «combatientes de la libertad», otorgada por decisión del director de la CIA William Casey [16] y administrada por Osama Bin Laden [17]. El enlace entre la WACL y el hombre de negocios saudita lo aseguran el jeque Ahmed Salah Jamjoon -colaborador del emporio saudita de obras públicas Bin Laden Group- y un ex-primer ministro de Yemen del Sur [18].

En Filipinas, es el presidente Ferdinand Marcos quien representa a la WACL. Pero, cuando este es derrocado, en 1986, John K. Singlaub y Ray Cline llegan al país para escoger allí nuevos interlocutores. Crean entonces una unidad paramilitar antiguerrilla y depositan su preferencia en el general Fidel Ramos [19], amigo de Frank Carlucci [20], de George H. Bush y de los Bin Laden.

Para combatir la revolución sandinista en Nicaragua, la WACL instala una base de retaguardia en la propiedad de John Hull en Costa Rica con instructores argentinos. La Liga utiliza también las facilidades que le ofrece en Honduras el jefe del Estado Mayor, general Gustavo Álvarez Martínez, quien recluta mercenarios utilizando como cobertura humanitaria al Refugee Relief International.

En Guatemala, la WACL cuenta con Mario Sandoval Alarcón, líder del Movimiento de Liberación Nacional. Sandoval, quien fue vicepresidente de 1974 a 1978, es el verdadero amo del país pues el general-presidente Romeo Lucas García no es más que un títere. Sandoval crea escuadrones de la muerte que asesinarán más de 13 000 persones en cinco años.

En Salvador, la WACL se apoya en Roberto d’Aubuisson, formado en la academia taiwanesa y beneficiario de la ayuda de los guatemaltecos. D’Aubuisson se convierte a la vez en jefe de la ANSESAL, equivalente local de la CIA, y líder de una organización paramilitar de extrema derecha, el Partido Republicano Nacionalista (ARENA). También crea escuadrones de la muerte y asesina al arzobispo Oscar Romero.

JPEG - 6.3 KB
Los generales Harry Aderholt y John Singlaub, miembros del Comité Secreto para la Defensa de la Libertad

Pero el éxito de la WACL provocará también su caída. En 1983, el subsecretario de Defensa Fred C. Iklé [21] crea en el Pentágono un comité secreto de ocho expertos, el Consejo para la Defensa de la Libertad, que preside el general John K. Singlaub [22]. Se sabe que el Comité establece la intervención secreta en Afganistán como modelo que aconseja extender a Nicaragua, Angola, Salvador, Camboya y Vietnam, pero no hay suficientes pruebas documentales sobre los detalles de su acción.

En 1984, Ronald Reagan deja en manos de la Liga en general y de John Singlaub en particular el conjunto del financiamiento privado del Irangate, bajo la autoridad directa del coronel Oliver North en el Consejo de Seguridad Nacional. El estallido del escándalo, en 1987, arrasa con todo y destruye la WACL.

Una lista parcial de los miembros de la WACL elaborada por Scott y Jon Lee Anderson y publicada en Inside the League, (Dodd Mead & Company, 1986) puede ser consultada en nuestra biblioteca electrónica.

[1] Ver: «Stay-hebind: Las redes estadounidenses de desestabilización y de injerencia» por Thierry Meyssan, Voltaire, 20 de julio de 2001.

[2] El ejército francés pierde la batalla de Dien Bien Phu, el 7 mayo de 1954.

[3] Por otro lado, el 29 de enero de 1955, el Congreso da carta blanca al presidente Eisenhower autorizándolo a entrar en guerra para defender Taiwán si la isla es atacada por los comunistas.

[4] Ver: «Révérend Moon, le retour» texto en francés, Voltaire, 26 de marzo de 2001.

[5] El príncipe Sopasaino, vicepresidente de la Asamblea Nacional de Laos, fue interceptado por las autoridades francesas en el aeropuerto parisino de Orly, el 23 de abril de 1971. Llevaba en su equipaje 60 kg de heroína pura.

[6] Ray S. Cline había sido el analista más escuchado con vistas al desencadenamiento de la guerra de Corea. Fue jefe de estación de la CIA en Taipei de 1958 a 1962. Su cobertura era como director de la US Naval Auxiliary Communications Center. Se convierte entonces en subdirector de la CIA gracias a un movimiento de personal provocado por el fiasco de bahía de Cochinos. Publicó un libro de memorias, Secrets, Spies and Scholars, Edotirial Acropolis Books, 1976.

[7] Michael Laseter era el principal responsable de la Iglesia Universal y Triunfante (CUT) de Elizabeth Claire. A mediados de los años 70, la secta se vio en medio de un escándalo cuando se descubrió un arsenal militar en su sede de California. Uno de sus responsables fue nombrado director ejecutivo de la representación de la WACL en Afganistán en los años 80.

[8] La School of Americas (Escuela de las Américas) fue traslada después a Fort Benning, en Estados Unidos. Nuestra biblioteca electrónica ofrece una guía completa de alumnos de la escuela, en francés, de 1947 a 1996.

[9] Esta operación parecer haber sido dirigida en coordinación con monseñor Alfonso Lopez-Trujillo, entonces secretario general de la Conferencia episcopal latinoamericana (CELAM).

[10] Ver: «1980: masacre en Bolonia, 85 muertos», Voltaire, 14 de marzo de 2004.

[11] La Coalición Nacional para la Paz por la Fuerza llegó a reunir 257 miembros del Congreso.

[12] El teniente general Daniel O’Graham fue subdirector de la CIA encargado de las relaciones con las otras agencias de inteligencia (1973-74) y, más tarde, director de la DIA (1974-76). Director ejecutivo del American Security Council, fue uno de los principales defensores del proyecto de «guerra de las galaxias». Fundó High Frontier que presidió hasta su muerte, en 1995.

[13] En 1975, la extrema derecha acusa a la CIA de haber sido penetrada por infiltrados comunistas y de minimizar el peligro rojo. El presidente Ford nombra entonces a George H. Bush como director de la Agencia y autoriza la realización de un contra-chequeo. Richard Pipes establece «El equipo B » que publica un informe alarmista que justificará el reinicio de la carrera armamentista. Hoy se sabe que la Comisión Pipes falseó deliberadamente los datos para abrir mercados al complejo militar e industrial. Sobre ese tema, ver: «Los manipuladores de Washington» por Thierry Meyssan, Voltaire, 11 de enero de 2005, y «Daniel Pipes, expert de la haine» texto en francés, Voltaire, 5 mayo de 2004.

[14] John K. Singlaub fue oficial de la OSS durante la Segunda Guerra Mundial. Creó la guerrilla del Kuomintang de Tchang Kaï-Chek contra los japoneses. Durante la guerra de Corea, fue jefe de estación de la CIA, y más tarde, durante la de Vietnam, dirigió los Boinas Verdes. Posteriormente, fue instructor de contrainsurgencia en Fort Benning. Al pasar a retiro, se convirtió en director de adiestramiento del American Security Council. Fue en virtud de ese cargo que asumió la copresidencia de la Coalición y, más tarde, la presidencia de la Liga.

[15] La Fundación Nacional para la Democracia asume el financiamiento del Comité a partir de 1984. Este entregará entonces parte de los fondos recibidos a organizaciones humanitarias útiles a sus objetivos políticos en Afganistán, sobre todo a Médicos Sin Fronteras, de Bernard Kouchner, y Ayuda Médica Internacional.

[16] Estados Unidos desestabilizó Afganistán de manera deliberada, pero no esperaba la magnitud de la reacción militar de Moscú. Washington movilizó entonces a sus aliados para implicarse en la guerra, no con el objetivo de «liberar» a los afganos sino, explícitamente, para impedir que la URSS pudiera disponer de un paso hacia el mar de Omán.

[17] En 1983, la WACL imprime camisetas con la efigie de Osama Bin Laden y la siguiente inscripción «Support the Afghan Freedom Fighter. He Fights For You!» (Apoye al combatiente afgano de la libertad. ¡Él lucha por usted!).

[18] Osama Bin Laden no es presentado entonces como un creyente musulmán, sino como un hombre de negocios anticomunista escogido por el príncipe Turki, director de los servicios secretos sauditas, para participar, junto a Estados Unidos, en la guerra contra los soviéticos. Bin Laden se ocupa primero de dirigir la construcción de las infraestructuras que necesitan los «combatientes de la libertad», después administra el aprovisionamiento de los mudjahidines extranjeros que se unen a ellos. Osama Bin Laden solamente se transformará tardíamente en creyente musulmán para establecer su autoridad sobre ellos.

[19] El general Fidel Ramos será elegido presidente en 1992. Al terminar su mandato, en 1998, se une al Carlyle Group. Ver: «Le Carlyle Group, une affaire d’initiés» (El Carlyle Group, un asunto de iniciados) texto en francés, Voltaire, 9 de febrero de 2004.

[20] Ver: «L’honorable Frank Carlucci» (El honorable Frank Carlucci) texto en francés, por Thierry Meyssan, Voltaire del 11 de février de 2004.

[21] Fred C. Iklé era el segundo de Caspar Weinberger en el Pentágono. Este combatiente histórico de la guerra Fría es actualmente miembro del Center for Security Policy (CSP), del Project for a New American Century (PNAC) y administrador de la Smith Richardson Foundation.

[22] Este comité incluye a los generles Harry Aderholt y Edward Lansdale, el coronel John Waghelstein, Seale Doss, Edward Luttwak, el mayor F. Andy Messing Jr y Sam Sarkessian.

Thierry Meyssan

Thierry Meyssan Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

 
Bratislava: la cumbre de la mezquindad
Bratislava: la cumbre de la mezquindad
¿Unión? ¿Europea?
 
15 años de crímenes
15 años de crímenes
Del 10 de septiembre de 2001 a nuestros días
 
Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Confirmaciones en Siria
Confirmaciones en Siria
por Thierry Meyssan
Simulacro de paz
Simulacro de paz
por Thierry Meyssan
Señal de Alerta
¡Un momentito!
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
PERUSAT: los retos de una nueva era II
por Iván Izquierdo Elliot, Socios
 
PsyOp: Operación Siria
«El arte de la guerra»
PsyOp: Operación Siria
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
Señal de Alerta
¡Graves irregularidades en la FAP!
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Páginas Libres
PERUSAT: los retos de una nueva era I
por Iván Izquierdo Elliot, Socios
 
13. La traición del Inai, impulsor de la censura
La traición del Inai, impulsor de la censura
por Mauricio Romero, Socios