Red Voltaire

La compañía CST Global especializada en el reclutamiento de mercenarios y el criminal de guerra Israel Ziv nos escriben

Una de las compañías más importantes en el mundo especializada en el reclutamiento de mercenarios y según los casos, efectuando este trabajo únicamente por dinero o por cumplir con mandatos encomendadas por el Estado de Israel, ha reaccionado airadamente al artículo que publicamos al respecto. Está polémica nos da la ocasión de dar algunas precisiones más a nuestros lectores.

| Beirut (Líbano)
+
JPEG - 23.9 KB
Israel Ziv

Después de haber publicado un breve artículo «Israel se moviliza para socorrer a su aliado Gadafi» la compañía Global CST especializada entre otras cosas en el comercio de mercenarios de guerra y el director de la misma, el Mayor General retirado Israel Ziv (foto) nos han enviado una carta amenazadora redactada por sus abogados, el consultorio Mackrell International (leer dicha carta abajo).

En su carta Global CST no pone en tela de juicio los crímenes que han cometido en América Latina o en Osetia del Sur, lo único por lo cual protestan es que ellos desmienten toda relación actual con el coronel Gadafi.

Las informaciones que nosotros hemos publicado tienen dos fuentes: por un lado la información dada por un periodista del diario [israelí] Yediot Aharonot, por otro lado el sitio web israelí Inyan Mercazi. Estas informaciones han sido retomadas, desarrolladas y ampliamente difundidas por los medios de comunicación [audiovisuales] como la televisión árabe Al-Jazeera de Qatar o la televisión iraní PressTV emitiendo en inglés.

Estas informaciones confirman que Israel utiliza sus vínculos privilegiados con el coronel Gadafi para fomentar una guerra civil en Libia y abrir así una puerta de entrada a la injerencia de la OTAN en África del Norte.

En la entrevista que otorgó al canal de televisión France24, el coronel Gadafi no ocultó un solo momento que las operaciones militares que él dirige actualmente contra los rebeldes en su país están calcadas de la operación militar "plomo endurecido", que fueron efectuadas precisamente por Israel contra el territorio palestino de la banda de Gaza.

El desmentido de Global CST llega justo en el momento en que esta compañía viene de ser objeto de una seria investigación por su intervención e implicación en Guinea [África] y ha escapado de poco a severas penas y sanciones. Global CST está acusada entre otras cosas de haber violado las reglas de exportación de armamento y capacitación cuando dio apoyo al régimen de Guinea cuando éste estaba bajo sanciones [internacionales]. En definitiva, Global CST fue castigada simplemente con un llamado al orden de las "obligaciones deontológicas" a respetar en la trata de mercenarios.

Es necesario hacer una precisión aquí: el general Moussa Dadis Camara se amparó del poder en Guinea a finales de 2008. En mayo de 2009, este general confió la creación, instrucción y equipamiento de su Guardia Presidencial a Global CST por un monto de 10 millones de dólares por año. El 28 de septiembre de 2009, sus soldados dirigidos por Global CST, dispararon sobre los manifestantes opositores que protestaban en Conakry, matando al menos 157 personas. Mientras que el régimen de Moussa Dadis Camara era condenando a unanimidad por las naciones del mundo, una investigación fue abierta en Israel acerca del rol jugado por Global CST [en estas matanzas].

Esta compañía, implicada en el comercio de mercenarios como lo hemos señalado, era dirigida por el mayor general retirado Israel Ziv y el antiguo comandante de la policía de Tel-Aviv David Tzur, ambos beneficiaron del apoyo inesperado del antiguo ministro de Relaciones Exteriores, el social-demócrata Shlomo Ben-Ami, del antiguo ministro adjunto de Defensa, Ephraim Sneh, y del antiguo embajador de Israel en Francia, Nissim Zvili.

Con la ayuda de estas personalidades y de sus informaciones secretas, Global CST no fue sancionada. Según el diario israelí Haaretz, Global CST se había metido en Guinea para apoyar los negocios del traficante de diamantes Benny Steinmetz, quien ha contratado al ex -Primer Ministro Ehud Olmert como empleado [1]. Por su lado, Global CST y sus excelentes abogados lanzaron una campaña de propaganda para hacer creer que el compromiso de la compañía negociando con mercenarios en Guinea era… la perforación de pozos para suministrar agua potable a las aldeas.

Las cosas se complican para el gobierno israelí que no sabría dar una autorización oficial a Global CST para intervenir en Libia cuando el Consejo de Seguridad de la ONU se opone a cualquier apoyo militar extranjero al coronel Gadafi. Global CST tiene pues encargada una misión que no puede [confesar] ni tener la fachada oficial porque contraviene la ley israelí, y es por tal razón que el comunicado israelí se apresura en desmentir esto con fuerza y vigor. Por otra parte, otros grupos israelíes están presentes en el otro campo. Al mismo tiempo, la embajadora de los Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU ha pedido que los mercenarios interviniendo en Libia no sean perseguidos por la justicia internacional. Siempre es bueno tomar precauciones.

El mayor general Israel Ziv, que sus abogados presentan como una personalidad honorablemente conocida en Israel, es el antiguo jefe de operaciones de Tsahal [ejército israelí]. Y fue con ese cargo que jugó un papel muy importante en los crímenes de guerra que cometieron en Líbano en 2006: supervisó los bombardeos que mataron 1,187 civiles y que provocaron el desplazamiento de más de un millón de personas sin contar las 15,000 casas que arrasaron con sus bombardeos.

Estimado Señor:,

En nombre de uno de nuestros clientes, el mayor general (de la reserva) Israel Ziv y de Global CST, le hacemos llegar la siguiente carta conminatoria:

1. El 5 de marzo de 2011, un artículo ridículo, falso y difamatorio fue publicado en el sitio de Voltair [NdT. Error en el texto original] (http://www.voltairenet.org/article1...) afirmando supuestamente que «Global CST ha proporcionado por el momento 50 000 mercenarios africanos al régimen de Khadafi para oponerse a los manifestantes antigubernamentales en Libia.» Además, este artículo infundado y ridículo prosigue afirmando, entre otras cosas, que «El gabinete de Netanyahu ha recurrido a la firma israelí Global CST para mantener el régimen de Khadafi… El régimen de Khadafi paga 2 000 dólares diarios por cada mercenario. Estos últimos reciben 100 dólares diarios y el resto es para Global CST…»

2. Dado el carácter eminentemente absurdo y ultrajante del contenido de este artículo, este último no merece que se le comente de manera seria y documentada. Además, hasta donde sabemos, las autoridades de los responsables israelíes han desmentido de forma integral el contenido de ese artículo, lo que demuestra aún más el carácter erróneo y ridículo de este.

3. Sin renunciar al aspecto general de la presente, es importante mencionar el hecho que este artículo, que carece claramente de todo basamento, emite varias alegaciones sobre personalidades de reputación en Israel y ha sido publicado apresuradamente sin recoger previamente la respuesta de nuestros clientes sobre las acusaciones formuladas contra ellos en ese documento, lo cual constituye de por sí una importante violación de las prácticas periodísticas aceptadas.

4. También es importante resaltar que el mayor general (de la reserva) Israel Ziv es un militar retirado de las Fuerzas de Defensa israelíes que ostenta numerosas condecoraciones y goza de alto aprecio y que no tiene absolutamente ningún vínculo, directo o indirecto, con los sucesos de Libia ni con ninguna de las demás actividades o sucesos que se mencionan en este artículo.

5. La publicación del artículo y de la referencia específica que en él se hace al nombre de nuestro cliente ya ha causado, y causará en el futuro, diferentes daños y perjuicios, a la reputación, así como en el plano económico, a nuestros clientes.

6. En vista de los elementos anteriormente mencionados, exigimos que borre inmediatamente, del artículo y/o de cualquier otro artículo, cualquier referencia a nuestros clientes en un plazo de 24 horas a partir del envío de la presente, así como excusas claras y manifiestas a través del mencionado sitio declarando que no existe vínculo alguno, directo o indirecto, entre nuestros clientes y los hechos o acciones que se mencionan en el artículo.

7. Ante la posibilidad de que nuestra demanda formulada en la anterior sección 7 no sea satisfecha en un plazo de 24 horas a partir del envío de esta carta, hemos recibido de nuestros clientes la instrucción de poner en práctica todos los medios y medidas jurídicas a nuestra disposición en el marco de todas las leyes y jurisdicciones aplicables.

8. Nada de todo lo anterior anulará las denuncias y acciones de nuestros clientes ni constituye una admisión o abandono de alguna denuncia o de cualquier demanda o la renuncia a algún arreglo o indemnización en beneficio de estos, quienes se reservan además todos sus derechos ante cualquier jurisdicción.

Sinceros saludos, ,

Moshe Kahn, abogado.

===

[1] «Inside Intel / Bloody business in Africa» (traducido: Inteligencia desde el Interior / Los Negocios Sangientos en África), por Yossi Melman, diario israelí Haaretz, 31 de diciembre de 2009.

Video propagandístico de Global CST, en la publicidad aparece el actual presidente de Colombia, el Sr. Santos, así como el jefe del ejército colombiano.

Thierry Meyssan

Thierry Meyssan Intelectual francés, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Sus análisis sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

 
Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.