Red Voltaire

La contrarreforma electoral de Peña Nieto

Desde hace varios meses, Enrique Peña Nieto ha expresado su intención de impulsar una reforma electoral que afectará profundamente la composición del Congreso de la Unión. Su intención es, abiertamente, concentrar mayor poder en la fuerza política mayoritaria (que él espera será el Partido Revolucionario Institucional apoyado por Televisa) al eliminar o reducir las curules que se reparten en el Congreso bajo el principio de representación proporcional.

| Ciudad de México (México)
+

El argumento más fuerte detrás de su proyecto es casi tan burdo como falaz. Se dice que hay muchos diputados y que al eliminarlos existirán ahorros para el erario. Si éste fuera el fin, lo único que se necesita hacer es bajar los salarios y (especialmente) las prestaciones de los legisladores, tales como sus seguros médicos privados. Se argumenta también que tenemos un Poder Legislativo muy grande. Este argumento también cae por su propio peso: el Bundestag Alemán es bastante más grande que la Cámara de Diputados mexicana, pero la población de toda Alemania es mucho más pequeña que la población de nuestro país. Es evidente que el tamaño de nuestro Congreso no es desproporcionado.

La comentocracia, en una reflexión “profunda”, argumentará en las pantallas de televisión (para respaldar y acicalar al presidente) que los legisladores electos por la vía de la representación proporcional no hacen campaña y están lejos de sus electores. Sin embargo, la propuesta de Peña no resuelve tal problema: seguirían existiendo algunos legisladores electos bajo el principio de representación proporcional. Lo único que está detrás de la contrarreforma de Peña es una ambición desmesurada por concentrar el poder en manos de la mayoría. Es necesario presentar alternativas reales a esta contrarreforma. No es necesario descubrir el agua tibia. Ya existen sistemas electorales probados y funcionales que combinan las ventajas del sistema mayoritario (la cercanía y conocimiento entre el representante y los electores) así como las del sistema de representación proporcional (mayor democracia y respeto a la verdadera voluntad popular expresada en las urnas). El sistema alemán, para la conformación del Bundestag, puede ser un ejemplo a seguir. Además de tener las ventajas de los dos sistemas, evita igualmente los problemas de ambos, pues no existen las mayorías artificiales del sistema de mayoría relativa ni la partidocracia o lejanía entre los legisladores y los ciudadanos que supuestamente deriva de la representación proporcional. En el sistema alemán se define la cantidad de diputados de cada partido mediante la representación proporcional expresada en una papeleta o boleta conocida como “voto de partido”. De esta forma un partido que obtiene el 42 por ciento de los votos, tiene el 42 por ciento de los diputados (a diferencia de México, en donde un partido con el 42 por ciento de los votos obtiene el 50 por ciento de los diputados). Sin embargo, el nombre de los diputados que ingresan al Parlamento se define en circunscripciones pequeñas mediante un “voto directo”, es decir, con una papeleta diferente. Es posible que un partido gane más distritos que la cantidad de diputados que le corresponderían mediante una asignación proporcional (probablemente debido a la popularidad o carisma de algún o algunos candidatos específicos de una región del país). En esos casos se crean escaños suplementarios o adicionales, para que el candidato ganador –electo por los ciudadanos– ingrese efectivamente al parlamento, aunque la votación nacional del partido no fuera suficiente (en principio) para asignar a ese diputado por la vía proporcional.

Existen pues, alternativas. Lo que realmente se discutirá será, por supuesto, si México necesita concentrar más poder en manos del partido autoritario que gobernó 70 años o si debe caminar hacia una democracia con verdaderas alternativas políticas. Por otro lado, la contrarreforma electoral será la oportunidad ideal para volver a convertir la comunicación social de los partidos políticos en un jugoso negocio para Televisa y Tv Azteca, que siguen indignados porque, en 2008, mediante una reforma constitucional histórica, se les impidió seguir favoreciendo a algunos partidos y perjudicando a otros. También se les impidió obtener al mismo tiempo una renta millonaria proveniente del erario a cambio de spots de televisión. Peña Nieto, como un personero de las televisoras, trabajará para que se alcance este retroceso histórico.

Durante el fascismo, Mussolini creó la cláusula de gobernabilidad para crear mayorías artificiales y lograr “estabilidad” y “gobernabilidad”. Eso intenta Peña Nieto hoy, y sus consecuencias son previsibles: el abuso, el autoritarismo y la represión contra quienes piensan diferente.

Hace unos años el magnate italiano de los medios de comunicación, Silvio Berlusconi, decidió tomar por asalto el poder político y jugar con su país como si fuera un prostíbulo. Televisa aspira hoy a hacerse del poder político con su telebancada y con su telepresidente, para representar la gran telenovela de la vida nacional como un reality show en prime time (horario estelar) del canal 2. Entonces ¿asistimos a la “italianización” de la política mexicana?

Fuente
Contralínea (Mexico)

09 diciembre de 2012

Sitalá: alcoholismo y muerte por enfermedades curables / Una PGR ¿renovada y confiable? / El sexenio de Calderón y su atroz legado / Estupidez y crimen de García Luna / Otro fantasma recorre el mundo: indignados y encabronados / La consolidación del autoritarismo / DESCA en el Distrito Federal; los pendientes / ¡Firmes! Inestimable reconocimiento / La contrarreforma electoral de Peña Nieto / Salario cae 43.10 por ciento en 6 años / “Desastrosa”, administración de Rodrigo Medina /

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Autores: diplomáticos, economistas, geógrafos, historiadores, periodistas, militares, filósofos, sociólogos… Usted puede proponernos artículos.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Francois Hollande sale del armario
«Ante nuestra mirada»
Francois Hollande sale del armario
por Thierry Meyssan
La exquisita discreción de la USAID y la Casa Blanca
Sembrando la primavera vía SMS
La exquisita discreción de la USAID y la Casa Blanca
por Sergio Alejandro Gómez
El balance de Lakhdar Brahimi
«Ante nuestra mirada»
El balance de Lakhdar Brahimi
por Thierry Meyssan
Páginas Libres
¡Proceso de Amparo contra juez de García!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Señal de Alerta
¡Asaltos al por mayor en Royal Decameron de Punta Sal!
por Herbert Mujica Rojas, Socios
 
Pesadillas para los enemigos de Siria
«Tendencias del Oriente»
Pesadillas para los enemigos de Siria
por Ghaleb Kandil,Pierre Khalaf, Socios
 
Páginas Libres
¡Violación de derechos se resuelve sólo en sentencia!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios
 
Páginas Libres
¡Desde enero Alan buscaba juez a la carta!
por Guillermo Olivera Díaz, Socios