Red Voltaire

Órganos de la Seguridad del Estado, respuesta a estrategias de agresión

El martes 23 de diciembre de 1958 fueron interrumpidas las fiestas navideñas de altos cargos del gobierno norteamericano con una reunión encabezada por el presidente Dwight D. Eisenhower para evaluar la situación cubana.

| La Habana (Cuba)
+
JPEG - 34.9 KB

Aunque hubo poco que debatir en el encuentro, el entonces poderoso jefe de la CIA, Allen Dulles, dijo concluyente:

"Debemos impedir la victoria de Castro" y se reservó confesar que hacía meses perseguía ese objetivo de forma radical.

El espionaje estadounidense desde el principio consideró que las extraordinarias cualidades del líder cubano lo hacían imprescindible para el triunfo revolucionario, por lo que su eliminación física era un objetivo fundamental que se mantuvo por más de 50 años a través de 600 planes e intentos de atentados al Comandante en Jefe.

Mientras se efectuaba esa reunión en Washington, el norteamericano Aller Robert Nye fracasó en su intento de engañar a los barbudos en la Sierra Maestra con una fachada de joven idealista que insistentemente quería combatir directamente junto a Fidel Castro, y resultó sospechoso cuando con total impunidad burló el cerco del ejército y se presentó en el campamento rebelde ocultando su verdadera identidad d agente del FBI y francotirador al servicio de la dictadura de Fulgencio Batista.

Cinco días después del encuentro de altos cargos del gobierno norteamericano era detenido Nye, a quien se le ocupó un fusil de mira telescópica con el cual confesó que pensaba asesinar a Fidel Castro en complicidad con el ejército de Batista y el apoyo de los servicios secretos norteamericanos.

La efectividad con que se neutralizó a Nye no fue fortuita y respondía al discernimiento de los máximos jefes de la Revolución, quienes desde la etapa insurreccional concibieron el trabajo en la esfera de la seguridad y para agosto de 1958, el entonces jefe del II Frente Oriental “Frank País” el comandante Raúl Castro, fundó el Servicio de Inteligencia Rebelde (SIR) para investigar y velar por “la seguridad interna o externa del Ejército Revolucionario 26 de Julio”.

Con ese incipiente servicio de seguridad rebelde se sentaron las bases de los futuros Órganos de la Seguridad de mantener la unidad indisoluble con el pueblo y como primera misión garantizar la seguridad de los dirigentes revolucionarios y especialmente preservar la vida del Comandante en Jefe.

Poco después del triunfo, el 13 de enero de 1959 fueron disueltos los cuerpos represivos de la tiranía y por orden de Fidel se estableció en el campamento de Columbia, el Departamento de Investigaciones del Ejército Revolucionario (DIER) que se nutriría por miembros del Ejército Rebelde y de la lucha clandestina, en su inmensa mayoría jóvenes humildes con un nivel escolar primario y no sobrepasaban los 30 años de edad.

El jueves 26 de marzo de 1959 fue un día de gran ajetreo para el Servicio de Inteligencia de la Policía Nacional Revolucionaria —uno de los órganos que junto con el DIER enfrentaban el trabajo enemigo—, porque ese día se desarticuló un plan para asesinar a Fidel, en el que participaron batistianos refugiados en EE.UU.

Días después quedó sin efecto otro intento similar, esta vez con la anuencia del dictador Leonidas Trujillo, de República Dominicana, donde se preparaban acciones con igual fin.

Fidel tomó entonces la decisión de fusionar en un solo cuerpo, el grupo de órganos de inteligencia y contrainteligencia existentes en esos momentos que eran el DIER, el de la Policía Nacional Revolucionaria (G-2 PNR) y el de la Marina de Guerra y al nuevo órgano se le continuó denominando como al primero y se tomó la fecha del 26 de marzo como el de la constitución de los Órganos de la Seguridad del Estado.

Se iniciaba así una larga historia de 58 años de victorias del servicio de seguridad de la primera Revolución triunfante en el hemisferio occidental y que se enfrentaría y derrotaría decenas de estrategias de agresión directa, terrorismo, alzamiento de bandidos, planes de asesinatos de dirigentes y subversión llevada contra la Isla por la CIA.

El propio Allen Dulles, solo estaría en el cargo menos de 3 años después de declarar en aquella reunión navideña de 1958 la necesidad de acabar con Fidel y la Revolución, para lo cual se consagró tratando de repetir la operación que terminó con el régimen progresista de Jacobo Arbenz en 1954.

Pero la derrota de Playa Girón en 1961 selló su destino y tuvo que abandonar su cargo ese mismo año derrotado y humillado. Aunque era solo el comienzo.

Fuente
Agencia Cubana de Noticias
La Agencia Cubana de Noticias (ACN) es una división de la Agencia de Información Nacional (AIN) de Cuba fundada el 21 de mayo de 1974.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.