Red Voltaire

General Samuel Lara

General brigadier en retiro, presidente de la Federación de Militares Retirados General Francisco J Múgica, AC. Sirvió ininterrumpidamente en el Ejército Mexicano 32 años, en más de 20 unidades en 13 estados de la República.

7 artículos
04. Las Fuerzas Armadas Mexicanas en jornadas electorales 1ro de junio de 2015
El descrédito y desconfianza social a las que han sido conducidas las antaño respetables instituciones del Ejército Mexicano, Fuerza Aérea Mexicana y Armada de México, impone efectuar breve análisis histórico a quienes dedicamos gran parte de la vida a servir a la nación encuadrados en filas; porque las experiencias reviven diversas épocas electorales a partir del licenciamiento del Ejército Federal de la tiranía porfirista luego de dos derrotas consecutivas y la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, cuando los federales entregaron las armas del pueblo a los victoriosos soldados de la insurrección en cumplimiento de los tratados de Teoloyucan –origen del actual Ejército Mexicano–, razón por la cual juramos como herederos de la tradición libertaria mexicana, a costa de la propia vida y desde el instante de nuestro ingreso a las filas del Ejército, cumplir y hacer cumplir la Carta Magna y las leyes que de ella (...)
 
08. El Ejército del pueblo es el de la Revolución Mexicana 2 de marzo de 2015
En su discurso del 5 de febrero durante la ceremonia de aniversario del Día de la Lealtad, el general secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, se refirió a la perversidad de quienes pretenden apartar al pueblo de las Fuerzas Armadas de México. La perversidad no viene de quienes no pueden controlar los medios de comunicación, sino de quienes tienen en su poder las televisoras y los medios a sueldo del Poder Ejecutivo. La perversidad es de quien olvida el origen revolucionario del Ejército Mexicano. Es un error creer que las apariencias físicas de los soldados denotan la igualdad con quienes los mandan. No. Negativo. Lo que hace la diferencia son las acciones de mando: el generalato que mal conduce a los históricos y venerados Juanes, son quienes los llevaron al descrédito, la humillación, al odio de la gente que los idolatraba, que les confió sus armas para que los defendieran, armas de la nación para la protección del pueblo. Los altos mandos de la Secretaría de la (...)