Red Voltaire
Industria de la retórica política

La Fundación Heritage: pensamiento «listo para servir»

La Fundación no es un think-tank, es decir un laboratorio de ideas, sino una organización militante lista para intervenir instantáneamente en el debate público. Su objetivo no consiste en elaborar y proponer soluciones para problemas políticos, sino en pensar en lugar de los congresistas y dictarles su trabajo legislativo. Siempre estuvo estrechamente vinculada a la administración Reagan y al gobierno Thatcher, ha sabido imponer en los medios de prensa y las asambleas un discurso único y conservador, militarista y seudoliberal. Con un presupuesto de comunicación de 35 millones de dólares anuales, la Fundación Heritage redacta ahora los argumentos de la administración Bush.

| Paris (Francia)
+
JPEG - 14.1 KB

Dick Cheney, actual vicepresidente de los Estados Unidos de la administración Bush hablando en la Fundación Heritage.
________________________________________________

En 1973, Richard Nixon no logra convencer al Congreso para que apoye su proyecto de avión de transporte supersónico. La argumentación preparada a estos efectos por el American Enterprise Institute sólo fue transmitida a los congresistas dos días después de la votación.

Sacando lecciones de este fracaso, dos dirigentes del Partido Republicano decidieron crear una nueva asociación que pudiera no sólo influir en las políticas a largo plazo, sino también en la acción cotidiana, no mediante un «buzón de ideas» para elaborar programas, sino de una maquinaria de guerra para tomar decisiones en el fragor de la acción.

Paul Weyrich, un asistente de extrema derecha en el Congreso [1], et Edwin J. Feulner Jr., presidente del grupo de estudios del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, se dieron a la tarea de buscar patrocinadores para dicho proyecto, para lo que convencieron ante todo al magnate de las cervecerías de Colorado, el barón Joseph Coors, a fin de que aportara 250 mil dólares para iniciar su proyecto.

En breve tiempo encontraron la forma de tener personalidad jurídica y exenciones fiscales. Cuando la situación se estabilizó, denominaron a la asociación Fundación Heritage y obtuvieron la ayuda del banquero Richard Mellon Scaife, quien les transfirió 900 mil dólares el primer año.
La Fundación Heritage propone numerosas publicaciones a los parlamentarios

A pesar de estas entradas de dinero, los inicios de la Fundación fueron laboriosos. Los promotores tenían dificultades para encontrar el estilo que los diferenciara y el modo de actuar que correspondiera a sus objetivos. Paul Weyrich, a quien no satisface un simple conservadurismo, sino que quiere promover cierta forma de integrismo religioso [2], se separa de Feulner par crear, siempre con la ayuda financiera de Joseph Coors, la Free Congress Foundation.
Ambas asociaciones, que se pretenden complementarias, colaboran regularmente como en el caso de la publicación de un imponente programa neoliberal en tres volúmenes, estamos en el año 1988.

JPEG - 16.8 KB
La Fundación Heritage propone una amplia gama de publicaciones destinadas a los parlamentarios y congresistas estadounidenses.

Pero mucho antes, en 1977, a solicitud de Richard Mellon Scaife, Feulner se hace cargo de la presidencia de la asociación. Con extraordinario talento logra reunir a numerosos donantes entre los patrones de las transnacionales opuestos a la política de Carter. La Fundación Heritage se convierte en instrumento fundamental de la campaña de Ronald Reagan hacia la Casa Blanca, y, cuado este gana las elecciones, escoge a diez colaboradores de la Fundación para su equipo de transición.

La Fundación Heritage y la administración Reagan evolucionan en simbiosis [3]. La Fundación es capaz de enviar un fax a siete mil congresistas, asistentes, consejeros ministeriales y periodistas sobre cada tema y su argumentación en menos de 24 horas. Da el punto de vista conservador, define las enmiendas que deben votarse en el Congreso y brinda una retórica acabada, firme y muy conveniente.

Esto le vale a Edwin J. Feulner ser nombrado para la presidencia de la Comisión Consultiva sobre Diplomacia Pública, puesto que ocupará sin interrupción durante los dos mandatos de Reagan y la presidencia de Bush padre.

La Fundación Heritage brinda su ayuda al padre de la «bomba H» (Hidrógeno) estadounidense, Edward Teller, para crear un grupo de presión a favor de la militarización del espacio. Siempre con la ayuda financiera de Joseph Coors, Feulner crea High Frontier, entidad de la que el general Daniel O’Graham asume la presidencia.

Personalidad eminente del complejo militar-industrial, Graham había participado ya en el Equipo B (Team B), que emprendió un nuevo analisís el incremento de la amenaza soviética [4], había presidido la Coalición para la Paz por la Fuerza (Coalition for Peace through Strength), que luchaba por el aumento del presupuesto militar, y había dirigido la sección estadounidense de la Liga Anticomunista Mundial (WACL) [5]. High Frontier publicará la argumentación para hacer favorable el proyecto de la «Guerra de las Galaxias» y asegurará la promoción del mismo proyecto.

JPEG - 21.5 KB
Dexter Ingram, experto de la Fundación Heritage, el 26 de septiembre de 2002. Presentación de una argumentación justificativa de la invasión a Irak: Sadam Huseim se disponía a destruir Israel mediante una bomba nuclear.

La Fundación Heritage interviene principalmente en las cuestiones económicas. Populariza el «liberalismo», en realidad una doctrina para desreglamentar la economía, bastante alejada -para sus ojos- del concepto de libertad. Publica versiones de dichas argumentaciones adaptadas al Reino Unido para el gobierno de Margaret Thatcher. Edwin J. Feulner se empeña a fondo también en la Sociedad del Monte Peregrino, que difunde el pensamiento liberal de Friedrich von Hayek [6], y será electo a la presidencia de este grupo internacional de 1996 a 1998 [7].

Para ampliar su financiamiento, la Fundación acepta una subvención de 2,2 millones de dólares de la Fundación Coreana, en realidad servicios de inteligencia surcoreanos (KCIA), controlados por el reverendo Sun Myung Moon, más conocida en el mundo como la secta Moon.

La Fundación Heritage recluta para dirigir sus publicaciones al periodista Roger Pearson, un racista militante de la Liga Anticomunista Mundial y colaborador del Complejo Militar Industrial, que renunciará cuando la prensa revela sus diversas actividades.
La Fundación Heritage apoya la política exterior de Ronald Reagan.

Por otra parte, da albergue en sus locales tanto al Comité para un Afganistán Libre (Committee for a Free Afghanistan), que tiene el apoyo del hombre de negocios anticomunista Osama Bin Laden, como a la Resistencia Nacional de Mozambique (RENAMO).

Las cosas avanzan con mucha mayor facilidad pues William Casey, director de la CIA, es uno de los primeros miembros de la Fundación. Numerosas personalidades se hicieron miembros de la misma, como Richard V. Allen (asistente del presidente Reagan para las cuestiones de Seguridad Nacional), Midge Decter (esposa de Norman Podhoretz, de Commentary), Steve Forbes (Forbes Magazine), Jack Kemp, Lewis E. Lehrman (ex director de Radio Free Europe), Edwin Messe III (secretario de Justicia), Frank Shakespeare (ex director de CBS y embajador ante la Santa Sede), entre otros.

JPEG - 15.9 KB
Alain Madelin político francés, el 11 de abril de 2003 en la Fondación Heritage (foto derecha). Izquierda: propagando sus ideas en Francia.

El regreso de los reaganianos al entorno de George W. Bush dio nuevos bríos a la Fundación Heritage. El secretario de Estado Colin Powell, el vicepresidente Dick Cheney y el propio presidente Bush pronunciaron algunos de sus discursos más importantes en las veladas de la Fundación Heritage.

JPEG - 13 KB
En 2003, los expertos de la Fundación Heritage participaron en 1,000 programas de televisión, en 1,418 programas radiales y publicaron 907 artículos en la prensa escrita.

Con 200 mil donantes millonarios, la Fundación Heritage dispone a partir de ahora de un patrimonio considerable al que se suma un presupuesto de funcionamiento anual para sus investigaciones y publicaciones de cerca de 35 millones de dólares. Emplea a gran cantidad de investigadores y publica síntesis para los congresistas estadounidenses y el público durante los 365 días del año.

En 2003 sus expertos participaron en 1,100 programas de televisión, en 1,418 programas radiales y publicaron 907 artículos en la prensa escrita, mientras que el sitio web recibió 3,6 millones de visitas. Ha publicado igualmente diversas obras como el Index de la economía libre en colaboración con el diario Wall Street Journal. Claro que esta desbordante actividad sin paralelo en el mundo no tiene ninguna relación con la investigación científica, sino únicamente con la propaganda, la cual reivindica.

[1] Paul Weyrich era asistente en el Congreso del senador republicano por Colorado Gordon Allott.

[2] Paul Weyrich es católico greco-melkita.

[3] Ver «Ronald Reagan contre l’Empire du mal» (Ronald Reagan contra el imperio del mal) texto en francés), Voltaire, 7 de junio de 2004.

[4] Ver «Los manipuladores de Washington», par Thierry Meyssan, Voltaire, 11 de enero de 2005.

[5] Ver «La Liga Anticomunista Mundial, internacional del crimen», por Thierry Meyssan, Voltaire, 20 de enero de 2005.

[6] Ver «Friedrich von Hayek, el padre del neoliberalismo», por Denis Bonneau, Voltaire, 30 de enero de 2005.

[7] Ver «Los presidentes de la Sociedad del Mont-Peregrino», Biblioteca Electrónica de la Red Voltaire.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.