Red Voltaire
Biografías

Belhadj, Abdelhakim

 
 
« Revista de prensa sobre Siria » #51
Los instructores extranjeros se retiran, llega Al-Qaeda
Los instructores extranjeros se retiran, llega Al-Qaeda 14 de febrero de 2012
El nuevo discurso atlantista coincide con la retirada de numerosos instructores, como ha podido verse en el terreno, y con las declaraciones del egipcio Ayman al-Zawahari (número 1 de Al-Qaeda desde la muerte oficial de Osama ben Laden), quien anunció la llegada de sus hombres. La realidad es que Al-Qaeda ya está en Siria, donde el libio Abdelhakim Belhaj (número 2 de Al-Qaeda) incluso fue visto a la cabeza del Ejército “Sirio” Libre. Toda esta puesta en escena corresponde al cambio de estrategia de la OTAN, que ya renunció a la guerra de baja intensidad y se conformará en lo adelante de subcontratar ciertos actos específicos de terrorismo.
La Liga Árabe ha pedido el envío de una fuerza de interposición de la ONU a Siria, pero lo ha hecho sin precisar cuáles son las fuerzas que los cascos azules deberían separar y sin delimitar una línea de demarcación. Esta proposición, que Siria rechazó de inmediato por tratarse de una violación de su soberanía, proporciona a los occidentales la ocasión que (...)
 
 
 
« Revista de prensa sobre Siria » #08
Rusia retoma la iniciativa
Rusia retoma la iniciativa 17 de diciembre de 2011
La prensa francesa se enorgullece del proyecto de resolución ruso presentado al Consejo de Seguridad de la ONU, interpretándolo como una victoria de Occidente. Según esa versión, Moscú se vio obligado a emprender esa iniciativa para no verse en mala posición en momentos en que el gobierno ruso está siendo acusado de haber “arreglado” las elecciones legislativas rusas y de apoyar los crímenes de lesa humanidad cometidos por orden de Bachar al-Assad.
La prensa anglosajona, sin embargo, prefiere no abordar el tema. Casi ningún diario precisa que el proyecto ruso de resolución retoma un texto que Rusia y China habían presentado en septiembre pasado, o sea antes del doble veto. No hay por lo tanto cambio alguno en la posición rusa sino una firme voluntad de no permitir que los occidentales monopolicen el (...)