Red Voltaire
Temas

Cuestiones nucleares

Desde que el presidente Truman decidió lanzar dos bombas atómicas sobre Japón para demostrar a los soviéticos la superioridad militar de Estados Unidos y convencerlos de que no debían volverse contra los anglosajones al término de la Segunda Guerra Mundial, ha habido numerosas iniciativas destinadas a disuadir a Washington de ordenar una repetición de aquellos crímenes. La URSS se dotó de su propia bomba, abriendo así el camino a la proliferación, mientras que los Estados neutrales militaban, por el contrario, a favor de un mundo sin armas nucleares. Se impusieron tratados internacionales que consagran la ventaja estratégica de las grandes potencias y prohíben a las pequeñas todo intento de dotarse de las mismas armas. Estos tratados están siendo utilizados con fines políticos, para acusar –con razón o sin ella– a los Estados que no aceptan la sumisión (Irán, Corea del Norte) y proteger a los socios (Israel, India-Pakistán). En el contexto de la crisis económica estadounidense, el presidente Obama anunció una reactivación de las negociaciones a favor de un mundo sin armas nucleares. Pero numerosas regiones del planeta ya están contaminadas, ya sea porque sirvieron de polígono de pruebas o por haber sido teatro de combates con municiones de uranio empobrecido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pretextos imperialistas para generar más guerra
Un caso grave de iranofobia nuclear
por Pepe Escobar
 
El neocolonialismo occidental continua con sus acciones secretas
Paquistán es el próximo objetivo
por Wayne Madsen
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Artículos más leídos
El submarino inglés
El submarino inglés
Las sofisticadas armas con que se pretende mantener el orden insostenible.
 
14. ¿Energía nuclear para Venezuela?
¿Energía nuclear para Venezuela?
Revisar nuestras opciones
 
Bombas atómicas tácticas
Bombas atómicas tácticas
Municiones nucleares de pequeñas dimesiones
 
Kennedy, el lobby y la bomba
Kennedy, el lobby y la bomba
Hace cincuenta años