JPEG - 30.9 KB

Irán está dispuesto a colaborar estrechamente con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para dejar solucionado el problema de sus desarrollos nucleares, manifestó el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Ali Larijani.

«Irán tiene las más serias intenciones de asimilar las tecnologías nucleares con fines pacíficos y considera que es su legítimo derecho -declaró Larijani a periodistas el viernes en el aeropuerto «Mehrabad»-. Asimismo reconocemos que la asimilación de esas tecnologías debe realizarse bajo el control del OIEA y para ello estamos dispuestos a cooperar».

Ali Larijani había regresado de Viena donde mantuvo conversaciones con el director general del OIEA, Mohammad El Baradaei, sobre el arreglo del problema nuclear iraní.

Señaló que «Irán siempre había cumplido y sigue cumpliendo las exigencias del OIEA pero, al mismo tiempo, nunca admitirá que se le imponga voluntad ajena».

«En este caso, la ’troika’ europea (Gran Bretaña, Francia y Alemania) funciona como un catalizador -prosiguió-. Pero ese papel también lo podrían desempeñar otros países que acogen con comprensión la postura de Irán en el proceso de negociador y podrán prestar a Irán el apoyo político necesario».

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní también mencionó las nuevas iniciativas encaminadas a solucionar el problema de los desarrollos nucleares de Teherán. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, pronto propondrá esas iniciativas a la «troika» europea.

«Irán proseguirá con sus actividades nucleares civiles bajo el control del OIEA y lo convencerá de que los planes de Teherán son pacíficos y transparentes», añadió Larijani.

Anteriormente, Larijani había manifestado que la «República Islámica de Irán y muchos otros países no estaban de acuerdo con que el círculo de participantes en las negociaciones sobre la problemática nuclear iraní estaba limitado a tres países de la Unión Europea».

Moscú, por su parte, ha expresado su apoyo a las conversaciones entre Irán y la «troika» europea y comentó que el «potencial de ese formato no estaba agotado ni mucho menos». Al mismo tiempo, la parte rusa mantiene que la «decisión sobre la conservación o modificación del formato existente la deben tomar los propios participantes en el proceso».

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 29 agosto 2005